Monsanto amenaza quemar miles de toneladas de su nueva soja transgénica. M. Longoni

2016/05/23

Conflicto por las regalías - Luego de anunciar que no lanzará nuevas tecnologías en el país hasta que no se le asegure una retribución razonable, la compañía semillera ordenó a sus proveedores la destrucción del nuevo evento transgénico que iba a lanzar este año.

El conflicto entre el gobierno y la empresa Monsanto está escalando a situaciones impensadas. La filial argentina de esa compañía ordenó a sus proveedores de semillas que quemen o destruyan las variedades de soja RR2 Xtend, un nuevo transgénico que se pensaba comercializar en la próxima campaña agrícola. 
Tras esta decisión, deberían quemarse varias miles de toneladas de esas semillas que habían sido producidas sobre 3.000 hectáreassembradas en diferentes lotes de Nidera, Don Mario, ACA, Satus Ager, Sursem y hasta por la Estación Agropecuaria Obispo Colombres de Tucumán. Lo confirmaron a Clarín fuentes de Monsanto y también el presidente de la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), Alfredo Paseyro, quien de todos modos reveló negociaciones de último momento para evitar que la sangre llegue al río. 
La soja Roundup Ready 2 Xtend, que combinaba resistencia al tradicional glifosato y a otro herbicida llamado Dicamba, ya pasó los filtros del Senasa y la Conabia, pero todavía resta un pronunciamiento del Ministerio de Agroindustria para su aprobación definitiva. Por esa razón, Monsanto ya había ordenado comenzar a producir las semillas en el país, pensando en disponer de esa variedad a partir de octubre, con la nueva siembra de la oleaginosa. 
Pero en estos planes está metiendo la cola la creciente pelea entre Monsanto y el gobierno de Mauricio Macri por la vieja demanda del sector semillero de que el Estado le asegure un marco propicio para que quien desarrolla nuevas variedades obtenga por ellas las regalías que le correspondan. En realidad, ambos actores están de acuerdo en que el objetivo a lograr es erradicar la venta de semilla de soja por los canales informales, que no pagan esos derechos. Pero mientras Monsanto avanzó con la implementación de un sistema de control propio en los puertos, el ministro Ricardo Buryaile se puso del lado de los productores que argumentan que ninguna compañía privada tiene derecho a ejercer controles y descuentos compulsivos sobre sus cosechas. Por eso Agroindustria dictó la Resolución 140, que obliga a Monsanto a contra con una "homologación" oficial de su sistema. Mientras esto no suceda, para el Estado no tienen valor legal.
Monsanto, el lunes, emitió un comunicado en el que mostró su decisión a tensar al máximo la cuerda. "Aunque el gobierno de Argentina nos ha hecho saber que están comprometidos a apoyar un entorno propicio para la inversión continua y el desarrollo a largo plazo de la agricultura a través del reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual y el reconocimiento de los contratos privados, las recientes acciones no son coherentes con esa posición", señaló la empresa estadounidense, al anunciar que haría "una revisión completa" de sus planes en el país. La orden de quemar las nuevas semillas transgénicas se inscribe dentro de esa revisión.
Frente a esta actitud, Buryaile replicó que los ejecutivos de Monsanto "creen que están por encima del Estado y por encima del presidente Macri". En declaraciones al diario La Nación, el ministro reconoció que la firma tiene derecho a cobrar el desarrollo tecnológico, pero aclaró que el Gobierno está "en desacuerdo en cómo se pretende llevar adelante" y que "no va a dejar que manejen el comercio de granos" con sus controles compulsivos en puertos y acopios.
Paseyro, en este contexto, reveló a este diario que no están agostadas las vías de negociación y confió en que podría llegarse a un acuerdo en las próximas horas, que incluso podría ser anunciado por Macri en su visita a la Bolsa de Cereales, este jueves por la tarde. "Es necesario un acuerdo, porque si no la decisión de Monsanto va a traerconsecuencia colaterales, porque las otras empresas difícilmente tampoco harán los lanzamientos que tenían previstos".
La posible prenda de paz, según pudo saber Clarín de fuentes del mercado, pasaría por un sistema de transición en el que convivan ambos controles para detectar si una semilla de soja tiene tal o cual tecnología transgénica: el de Monsanto para aquellos productores que lo acepten de modo voluntario, y otros controles del propio Estado para quienes decidan mantenerse al margen, a través del Instituto Nacional de Semillas (INASE).

APOYO AL IPET 51 NICOLAS AVELLANEDA

La Asociación de Productores Rurales invita al evento organizado por el IPET 51 Nicolás Avellaneda, denominado A Puro Motor, a desarrollarse los días 28 y 29 de Mayo en la zona céntrica de la ciudad de Marcos Juárez. Para más info ver el video a continuación.


ACCION GREMIAL. Municipio de Marcos Juárez. Reunión con instituciones por temas de seguridad y tránsito.

La Asociación de Productores Rurales participó de la reunión convocada por el Gobierno de la Ciudad de Marcos Juárez para tratar temas relacionados fundamentalmente al Tránsito y la seguridad. 
La Comisión Directiva de APR agradece al Municipio  la convocatoria y nos comprometemos a continuar trabajando, brindando nuestro aporte para entre todos obtener resultados óptimos. 
A continuación nota con la profesional Sandra Crescente que coordinó la reunión.

 

Informe nivel freatico ciudad de Marcos Juárez. 23/05/2016


FAO y OMS declaran “poco probable” que el glifosato tenga riesgo cancerígeno

Un nuevo reporte de organismos oficiales contrasta con la clasificación que hizo la Iarc hace un año y que generó polémica a nivel mundial.

Una reunión conjunta de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegó a la conclusión de que “es poco probable que el Glifosato represente un riesgo cancerígeno para los humanos por exposición a través de la dieta alimenticia”.

Según informó la empresa Monsanto, esta declaración fue realizada por la reunión conjunta FAO/OMS sobre Residuos de Plaguicidas (JMPR), que emitió un informe de síntesis sobre el glifosato, el diazinón y el malatión. Las conclusiones fueron favorables y diferentes de la Iarc con respecto a los tres pesticidas.

Desde Monsanto destacaron que “la conclusión de la JMPR es consistente con el consenso abrumador de las autoridades reguladoras de todo el mundo y se basa en conclusiones recientes con criterio científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y de la Autoridad de Reglamentación del Control de Pestes de Canadá (PMRA)”.

Y remarcaron que “tan sólo en los 13 meses transcurridos desde la clasificación de la Iarc acerca del glifosato, las autoridades reguladoras en Europa, Canadá, Japón y Australia han reafirmado públicamente que el glifosato es poco probable que cause cáncer. Además, el informe de octubre de 2015 del Comité de Evaluación del Cáncer de la EPA de los EE.UU. también concluyó que el glifosato está clasificado como ‘No es probable que sea carcinógeno para los humanos’".

Conclusiones

En concreto, “la JMPR concluyó que el glifosato presenta una muy baja toxicidad aguda; no está asociado con efectos genotóxicos en una abrumadora mayoría de los estudios realizados en mamíferos; y es poco probable que exista riesgo carcinógeno para los seres humanos por la exposición a través de la dieta de alimentos”.

“Esta conclusión rigurosa se basa en el peso abrumador de la evidencia sobre el glifosato y debería dar mayor confianza a los consumidores de todo el mundo”, destacó Monsanto.

Técnicamente, la empresa aclaró por ejemplo que “el glifosato inhibe específicamente una enzima que es esencial para el crecimiento de las plantas; esta enzima no se encuentra en los seres humanos ni en los animales, lo que contribuye al bajo riesgo para la salud humana y animal cuando se utilizan productos a base de glifosato de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta”.

Y luego reafirmó: “para que quede claro: No hay agencia reguladora nacional / gubernamental en el mundo que considere al glifosato como un carcinógeno”.

Por ello, cuestionó a la Iarc: “pasó por alto décadas de análisis exhaustivo basado en la ciencia por las agencias reguladoras de todo el mundo e interpretó selectivamente los datos para llegar a su clasificación de glifosato. Las agencias reguladoras han revisado todos los estudios clave que fueron examinados por la Iarc - y muchos más - y llegaron al consenso abrumador de que el glifosato no plantea ningún riesgo irrazonable para los seres humanos o el medio ambiente cuando se usa según las instrucciones de la etiqueta”.

TEMA MONSANTO Martín Pavani - APR Marcos Juárez




El Presidente de la APR, Martín Pavani,  habló con Ricardo Agusti sobre el tema Monsanto

El stock avanza a paso lento. Ignacio Iriarte

Al 30 de marzo, el stock ganadero registró un incremento de 1,20 millones de cabezas, un 2,3 por ciento más que el año anterior.

El origen de este aumento se reparte entre la retención de vacas (560 mil cabezas) y el mayor número de terneros destetados (750 mil crías). Esto último producto a su vez del mayor número de vacas y de la mejor relación ternero/vaca, que pasó del 59,7 al 61,5 por ciento.

Este aumento de 1,2 millones de cabezas, considerando una tasa de extracción de equilibrio del 25 por ciento, permite un incremento de la faena nacional –sin afectar el stock– del orden de las 300 mil cabezas, que con un peso medio de 230 kilos por animal daría una producción adicional de carne de unas 69 mil toneladas anuales. Significa un aumento genuino de la producción del orden de sólo 1,60 kilos por habitante, pasando la disponibilidad de carne, sea para exportar o sea para consumir, de los 62 kilos a los 63,6 kilos por habitante y por año. Si no se consumiera domésticamente, esta producción marginal permitiría aumentar las exportaciones en unas 70 mil toneladas anuales. Todo muy modesto.

Si le agregamos a este análisis que la población humana crece en la Argentina a una tasa del 1,2 por ciento acumulativo anual, se verá que la mejora en la producción de carne vacuna, por habitante y por año, crece en términos netos sólo 1,1 por ciento anual.

Al ritmo de crecimiento del stock en el último año, serían necesarios 10 años de crecimiento ininterrumpido para que se pueda consumir entonces 60 kilos y exportar 500 mil toneladas. Frente a este enfoque algo pesimista, puede contraargumentarse que el porcentaje de procreo en los próximos 10 años va a incrementarse y que el peso medio por animal también probablemente aumente. Por lo que esa meta productiva podría lograrse antes de tiempo. Desde el punto de vista de los patrones internacionales y comparando estos dos parámetros con otros países competidores, tanto la tasa de destete como el peso medio son en la Argentina vergonzosamente bajos y lo único que se puede esperar es que mejoren.

A Steven Kay, el prestigioso analista de mercados estadounidense, se le preguntó recientemente en Australia si no era necesaria en ese país una investigación oficial sobre la libre competencia y la transparencia en el mercado de hacienda en pie australiano. Los productores creen ver colusión entre los principales compradores de la industria frigorífica, la cual, al igual que en otros países, registra un avanzado grado de concentración. “No se si es necesario un estudio. En los Estados Unidos, donde tres empresas concentran 80 por ciento de la faena, se han hecho en los últimos 30 años innumerables estudios y no se ha llegado a ninguna evidencia sobre la posibilidad de que los compradores de ganado controlen la oferta, o impongan precios a la baja. Desde mediados de los años 1980, la Usda Packers and Stockyard Program” (PSP), el organismo que vigila la industria frigorífica, ha publicado al menos ocho estudios, con miles de páginas, que no han encontrado evidencia alguna sobre falta de competitividad en los mercados ni conductas desleales. Y los trabajos, al igual que todos lo que hacen las universidades, están muy bien hechos”, admitió Steven Kay.
*Analista de mercados

El negocio del cerdo ¿también tiene patas cortas? Alejandro Rollán

El buen momento que vivió la producción de cerdos en los últimos cinco años se interrumpió. La rentabilidad que exhibió desde 2010, basada principalmente en la disponibilidad de maíz y soja a precios subsidiados (por el efecto de las retenciones agrícolas), comenzó a perder fuerza en diciembre pasado y se detuvo en los últimos meses.

Las dificultades que atraviesa la producción de carne porcina encontró a varias granjas en pleno proceso de expansión o afrontando la amortización de las inversiones, seducidas por la tasa de retorno que el sector reflejó en el último lustro.

El aumento en los últimos cinco meses de más del 50 por ciento en el precio interno del maíz y de la soja, principales insumos en la dieta de los capones, deja a muchas explotaciones porcinas en una situación económica muy sensible. Algunas, inclusive, trabajan a pérdida. Si bien sus protagonistas admiten que eran conscientes de que la rentabilidad de la producción iba a disminuir cuando se eliminaran las retenciones al maíz, no creían que el deterioro iba a ser tan marcado.

“De comida, hoy tenemos un costo de alrededor de 16 pesos por kilo de capón, que sumado al incremento en mano de obra y sanidad dejan el gasto de producción cerca de 18 pesos, lo que hoy se está pagando”, admitió Víctor Gasparini, productor de Oncativo.

Ingreso no deseado

Pero las luces amarillas y rojas que se encendieron en las explotaciones porcinas no sólo tienen al aumento en los costos de producción como el principal causante.

El significativo incremento en las importaciones de cortes en los primeros meses del año sujetó los precios de los animales en pie. En el primer trimestre del año, el ingreso de cerdos desde el exterior se multiplicó por seis: pasó de 338 toneladas entre enero y marzo de 2015 a 2.299 toneladas en igual período de este año.

El resultado: el precio máximo del cerdo vivo cayó 10 centavos en los primeros cinco meses de 2016. En la primera semana de mayo se ubicó en 18,63 pesos por kilo, contra 18,73 pesos a comienzos de enero. Durante ese período, la inflación ajustó los costos entre 15 y 20 por ciento.

Mientras tanto, el consumo promedio de carne de cerdo en el país está en una cifra histórica: 13,76 kilos por persona al año, según el último dato oficial. “La fortaleza que muestra el consumo a nivel país es lo que frena la caída en los precios”, admitió Gasparini.

Brasil es el principal proveedor que están teniendo los frigoríficos locales. La caída en el consumo que muestra el vecino país facilita la colocación de los cortes en Argentina a precios por debajo de los que ofrece el mercado interno.

Además del pedido al Gobierno nacional de restringir las importaciones, como según las asociaciones del sector ocurrió hasta diciembre, los productores reclaman medidas compensatorias. Similar a las que disponen los tamberos.

¿Hasta cuándo estos precios? Pablo Adreani

Esta semana, la soja disponible llegó a cotizar en el Término de Rosario al precio máximo de contrato de 4.075 pesos. Aunque pagos de hasta 4.100 dólares por lotes de gran volumen. En dólares se llegó a pagar hasta 290 dólares para soja disponible con entrega inmediata.

El productor no debe olvidarse que a principios de marzo, la soja disponible cotizó a 218 dólares. Lo más interesante para destacar es que a pesar del gran volumen de negocios durante las dos primeras semanas de mayo, los precios de la soja disponible continuaron con firmeza. Divorciados del mercado de Chicago que, a mitad de semana, ya venía insinuando un cambio de tendencia a la baja.

A esta altura pensamos que la firmeza del mercado en la Argentina se debe a un viejo dicho del sector, “soja que no se compra en cosecha, cuesta mucho más después tratar de comprarla” cuando el productor la metió en su silo bolsa.

En las dos primeras semanas de mayo, la industria aceitera acumuló compras por poco más de un millón de toneladas y por el lado de los exportadores las compras totalizaron 1,1 millones. Sin embargo, el mercado no acusó la teórica baja que debería haber ocurrido por la supuesta presión de la cosecha.

Es que las excesivas lluvias de abril, con el freno de la cosecha, con pérdidas de rendimientos y con una gran merma en la calidad general de la soja, han cambiado el patrón de comercialización del cultivo. Se espera para las próximas semanas un mayor volumen de oferta a los puertos y fábricas de aceites de Upriver .

Si el volumen de oferta aumenta más allá de los 3 millones de toneladas en el periodo, es muy probable que podamos ver una fuerte una caída de los precios de la soja disponible. Esto último sujeto a que el clima permita las tareas de cosecha.

Márgenes negativos

La firmeza en precio de la soja obedece más a las necesidades de contar con soja física por parte de las fábricas que a los márgenes del negocio. En estos momentos el FAS teórico se ubica en el rango de 265/270 dólares. Pero sucede que, en estos momentos la exportación está pagando entre 285 y 290 dólares. Es decir que el precio de mercado está cotizando entre 17 y 20 dólares por arriba del precio que pueden pagar los exportadores. La pregunta del millón es por cuánto tiempo más seguirán pagando este contra margen, que implica lista y llanamente un negocio a perdida.

La última reflexión es para aquellos productores que están sentados arriba de la soja y no la venden ¿No será este el año donde los precios máximos se logran en cosecha? ¿Qué pasaría con el mercado si los estadounidenses tienen un excelente clima y los cultivos consolidan una producción arriba de las 103 millones de toneladas?

Finalmente cuando viene la baja, los mercados no avisan.

Federación Agraria le llevó a Buryaile propuesta de un “bono verde” para productores inundados

Las máximas autoridades de la entidad se reunieron con el ministro de Agroindustria. Quejas por Monsanto.

El presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe; junto al vicepresidente, Ariel Toselli, mantuvieron un nuevo encuentro con el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile.
Según informó la FAA, el objetivo de la reunión fue “dar seguimiento a los temas propuestos vinculados a las cuestiones más urgentes”.
"Le reiteramos varios temas que nos preocupan profundamente, como son las gravísimas dificultades que atraviesan los productores de las economías regionales, con precios que no cubren el costo de producción, abusos y distorsiones en las cadenas”, remarcó Omar Príncipe.
Bono verde
Otros temas que se tocaron fueron “el accionar de Monsanto que persiste en su abuso de posición dominante impidiendo la libre comercialización de la cosecha y la urgente necesidad de que se lleve adelante lo que hemos denominado ‘bono verde’, que consiste en un salvataje y financiamiento para los productores afectados por la emergencia y sus cooperativas”.
Sobre este punto, Príncipe insistió en que "miles de productores se encuentran al borde de tener que abandonar su producción y es necesario que el Ejecutivo lleve adelante un salvataje y financiamiento para los productores afectados por la emergencia y también para sus cooperativas, a los fines de asegurar la continuidad de los ciclos productivos, la producción de alimentos y la permanencia de pequeños y medianos productores en la actividad”.
“Por esto estamos proponiendo el 'bono verde' para que los productores puedan acceder a financiamiento a devolver a cuatro años, con uno de gracia, con tasa subsidiada para los pequeños productores, y que también las cooperativas con las que comercializan y donde adquieren sus insumos sean sujeto de crédito para esos fines”, agregó el titular de la FAA.
Caso Monsanto 
Respecto al conflicto con Monsanto, que en las últimas horas recrudeció con duras críticas de parte de Buryaile y de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Príncipe destacó: “reafirmamos ante el Ministro que la empresa impide la libre comercialización de la cosecha ocasionado notables daños a agricultores, acopiadores y cooperativas, a pesar de las medidas adoptadas por el Ministerio”.
Y añadió: “Esta cuestión nos mantiene en vilo ya que aún no se ha expedido Defensa de la Competencia respecto al abuso de posición dominante y, mientras tanto, la empresa consolida sus pretensiones desconociendo las normas aprobadas recientemente respecto al control y fiscalización de granos en nuestros país. Los tiempos se agotaron y pedimos que el gobierno defina más medidas para frenar a Monsanto".

Inundaciones: Córdoba amplia la emergencia a 6 cuencas del norte

La medida incluye a los establecimientos de las zonas delimitadas que se encuentren por debajo de la cota de 150 metros sobre del nivel del mar.


La Provincia sumaría seis cuencas hídricas, ubicadas en el norte de la provincia, a la 10 que ya están declaradas en emergencia y/o desastre agropecuario por las últimas inundaciones. El pedido fue realizado el miércoles durante una reunión de La Comisión de Emergencia Agropecuaria que coordina el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia, en la que se analizó la situación de las zonas del norte provincial que se vieron afectadas por lluvias intensas y anegamientos.
Luego de la presentación de informes, los integrantes de la Comisión definieron elevar al Ejecutivo para su firma la propuesta de declarar en estado de emergencia o desastre agropecuario a seis cuencas hidrográficas. Se trata de la 14, 17, 20, 22, 23 y 25, que cubren la zona centro-noreste de la provincia.
"La característica principal en este caso se da en el hecho de que la zona delimitada para incluir en emergencia dentro de las cuencas mencionadas, corresponde a partir de la cota de 150 metros sobre el nivel del mar hacia abajo. Esto es así porque los escurrimientos se dan en dirección oeste-este, y los problemas se presentan en las zonas bajas de las cuencas", informaron desde la cartera agropecuaria. De prosperar la solicitud serían 16 las cuencas de la provincia declaradas en emergencia a raíz de las últimas lluvias.
Plazo de presentación
Para productores agrícolas la medida abarca del 18 de mayo al 31 de diciembre del corriente año; para las actividades ganaderas, de tambo y apícolas, corresponde el mismo segmento de tiempo. La recepción de declaraciones juradas de daños comienza a partir de hoy con un plazo límite que se terminará de definir en las próximas horas.
Al igual en las las dos emergencias anteriores, declaradas en enero y abril, la zona afectada no está definida a partir de criterios geográficos de división política, sino que para una correcta inclusión de todos productores afectados, la delimitación del área toma el criterio de cuencas hidrológicas.
Este y centro
El nuevo decreto de emergencia se sumaría a los dos ya promulgados por el Ejecutivo provincial: 30 y 317. Ambos ya homologados por la Nación.
El 26 de abril, la Provincia publicó el decreto 317/16 por medio del cual declara en estado de emergencia o desastre agropecuario en los departamentos del centro y este de la provincia. La medida se extiende a los productores afectados por las inundaciones en las cuencas Carcarañá (norte de la Ruta 2), Río Segundo, San Francisco y Morteros.
Sudeste 
En enero, el Gobierno provincia había declarado la emergencia y desastre agropecuario en seis cuencas, en el sudeste y sur cordobés. Lo había hecho a través del decreto 30/2016. Los beneficios abarcaban a los productores con establecimientos en las cuencas del Río Carcarañá (centro de los departamentos Marcos Juárez y Unión y noroeste del departamento Juárez Celman, al sur de la ruta N° 2); el sistema Vicuña Mackenna; la cuenca del arroyo Santa Catalina; el sistema de Canals; el Río Quinto (Popopis); y el sistema de General Roca.

Estiman un aumento de entre 21 y 25% en la siembra de trigo a nivel nacional


El Gobierno nacional aguarda una implantación de 5,3 millones de hectáreas, 21,3% superior a la campaña 2015/16. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires calcula la superficie en 4,5 millones de hectáreas.

El Ministerio de Agroindustria de la Nación y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires ratificaron este jueves las buenas perspectivas que hay en torno a la campaña triguera que está comenzando.
A través de sendos informes, estimaron subas de entre 21 y 25 por ciento en la superficie que se sembrará con el cereal, en relación al área alcanzada durante la campaña 2015/16.
En Córdoba, la Bolsa de Cereales estimó a principios de mes un incremento de superficie del 31 por ciento.
Datos oficiales
El Informe Mensual de Estimaciones Agrícolas del Sistema Integrado de Información Agropecuaria (Siiagro) del Gobierno nacional sitúa el área de trigo en 5,3 millones de hectáreas, 21,3 por ciento por encima de las 4,3 millones de hectáreas del ciclo pasado.
“El alza respecto al ciclo precedente se fundamenta en la mejora económica que se dan con las actuales condiciones de comercialización, además de la necesidad de implantar cereales de invierno dentro de una rotación racional de cultivos”, destaca el informe oficial.
Sin embargo, advierte que “se debe tener en cuenta que las actuales condiciones en que se desarrolla la cosecha gruesa pueden ocasionar secuelas negativas, como ser el estado de los lotes, transitabilidad de caminos, e incluso la situación financiera de los productores, que pueden dar lugar a modificaciones en la cifra mencionada”.
Bolsa de Cereales
La entidad porteña, por su parte, emitió su Panorama Agrícola Semanal en el que considera que “durante la última semana se dio por iniciada la siembra de trigo correspondiente a la campaña 2016/17 luego de registrarse las primeras incorporaciones de lotes tempranos sobre las regiones NEA, NOA, Centro Norte de Córdoba y Centro Norte de Santa Fe”.
El informe señala que “a pesar de los excesos hídricos registrados en gran parte del centro del país, la intención de siembra del cereal se mantiene y nuestra proyección de área a implantar es de 4,5 millones de hectáreas para este nuevo ciclo que recién comienza, cifra que de concretarse reflejaría un aumento interanual del 25 por ciento”, en relación a 3,6 millones de hectáreas de la campaña anterior.
De todos modos, también formula advertencias: “El retraso en la cosecha de soja, el estado de los accesos a los lotes y la presencia de anegamientos en sectores bajos de los cuadros demora la implantación del cereal que a la fecha cubrió sólo el 1,7 por ciento de la superficie apta”.
“Si bien nos encontramos sobre el inicio de la ventana óptima para la implantación de lotes, la condición de humedad de adecuada a regular que prevalece en esta región podría limitar el incremento en la intención de siembra que se relevó durante la pre-campaña del cereal. Por otra parte, en el núcleo agrícola del NEA se comenzó con la implantación de lotes tempranos, con objetivos productivos como mejorar el control de malezas resistentes y aumentar la participación de cereales en la rotación agrícola. A su vez, en la región afectada por las inundaciones sufridas durante el mes de abril en el Centro-Norte de Córdoba y Santa Fe, la siembra de trigo en la rotación agrícola serviría de herramienta para el control de humedad en zonas que a la fecha continúan con excesos hídricos y napas próximas a la superficie”, analiza la Bolsa de Buenos Aires.

Transporte de granos: ya es oficial el segundo aumento del año en Córdoba

La Secretaría de Transporte de la Provincia publicó en el Boletín Oficial el decreto que eleva un siete por ciento más el costo de los fletes de cargas en la provincia.

En un plazo de dos meses y medio, la tarifa orientativa para el transporte de granos en Córdoba sufrió dos incrementos: a principios de marzo, del 15 por ciento; y ahora, un siete por ciento más.
Este viernes, la Secretaría de Transporte de la Provincia publicó en el Boletín Oficial su resolución N° 59 por la que homologó “el Cuadro Tarifario 2016, con carácter orientativo, conforme lo acordado por los representantes de las entidades que integran el Consejo del Transporte Automotor de Carga Agropecuaria, en el Acta Acuerdo de fecha 10 de Mayo del año 2016”.
Divergencias
Como lo anticipó Agrovoz, este nuevo incremento suma un siete por ciento extra sobre los valores acordados en marzo, lo que implica una suba del 23 por ciento en relación a la tarifa que rigió durante 2015.
El pedido de actualización fue formulado por los transportistas nucleados en la Federación Cordobesa de Transporte Automotor de Cargas (Fecotac), debido fundamentalmente al alza del combustible. Esta entidad llegó a llamar a un paro a sus asociados ante la falta de resolución de sus demandas.
Finalmente, se alcanzó un acuerdo pero con la disidencia de la Sociedad de Acopiadores de Granos, que no firmaron el acta aunque ordenaron a sus asociados cumplir las tarifas. Juan Carlos Giraudo, gerente de esa entidad, le dijo a este medio que, según sus cálculos, la suba del gasoil no impactaba más que en un 3,5 por ciento en el costo general de un flete y que por ello avalaban una recomposición de, como máximo, el cinco por ciento.
Cinco ejemplos
100 kilómetros. El año pasado costaba 172,27 pesos la tonelada. En marzo se elevó a 198,11 pesos y ahora a 211,98 pesos.
200 kilómetros. En 2015, la tarifa era de 260,21 pesos. Aumentó a 299,24 pesos hace dos meses y a 320,19 pesos hace diez días.
300 kilómetros. Subió de 349,61 a 402,05 pesos inicialmente, y ahora llegó a 430,20 pesos.
400 kilómetros. Pasó de 421,06 a 484,22 pesos en marzo, para alcanzar los 518,12 pesos en la actualidad.
500 kilómetros. La tarifa de 2015 era de 442,62 pesos y creció primero a 509,01 pesos y luego a 544,64 pesos.

ESTIMACIONES DE PRODUCCION

2015/16
AREA SEMBRADA 3,4 RINDE 29,5  PRODUCCIÓN 9,6
MILLONES HA QQ/HA MILLONES TN
2014/15

AREA SEMBRADA 4,6 RINDE 28,5 PRODUCCIÓN 12,8
MILLONES HA QQ/HA MILLONES TN
2015/16
AREA SEMBRADA 20,2 RINDE 28,8 PRODUCCIÓN 55
MILLONES HA QQ/HA MILLONES TN
2014/15
AREA SEMBRADA 20,2 RINDE 30,9 PRODUCCIÓN  60,1
MILLONES HA QQ/HA MILLONES TN
2015/16
AREA SEMBRADA 4,2 RINDE 76,7  PRODUCCIÓN 25
MILLONES HA QQ/HA MILLONES TN
2014/15
AREA SEMBRADA 4,7 RINDE 76,5 PRODUCCIÓN 27,7
MILLONES HA QQ/HA MILLONES TN

Una cosecha con final difícil complica al trigo GEA BCR


A esta altura del año, la cosecha de soja solía ser un capítulo viejo y la calidad no era un tema importante. En esta campaña, la calidad sí importa, y todavía resta por cosechar el 10% de la soja de primera en la región. La diferencia de rinde es de 8 qq/ha (43 qq/ha en 2015 vs 35 qq/ha en 2016). De cara a la nueva campaña invernal, el año pasado ya había una clara tendencia del área de siembra de trigo; este año el escenario es difuso. Quedan los lotes huelleados, enmalezados o directamente con soja sin cosechar que no dan lugar a la nueva campaña triguera. Estos factores no sólo generan un retraso en el inicio de la campaña 2016/2017, sino que reducen el entusiasmo por sembrar que había antes del temporal. La relación de precios entre cultivos también es un factor decisivo, por lo que el maíz apunta a ser el gran protagonista en la siembra de la próxima temporada.

El barro retrasará la siembra del trigo 2016/2017 y podría limitarla
Se comenzará a sembrar la semana próxima, pero solo en lotes altos y en muy pocos cuadros de la región. En general, los suelos están lejos de estar preparados para recibir la semilla. Además de los tradicionales controles pre-siembra para malezas, este año se suma la nivelación de la tierra. Las profundas huellas por el paso de las máquinas en húmedo demorarán la largada de las sembradoras. Se suma, además, lotes con soja sin cosechar por falta de piso. La campaña fina se plantea con menor entusiasmo que antes del temporal. Con el uso de variedades más cortas, sin embargo se mantiene la tendencia hacia el aumento de hectareaje respecto a la campaña pasada, ya no sería tan importante.

La campaña récord que no fue, y se quedó arañando los promedios
Lo que pudo ser la campaña de mayor producción de soja en la región se transformó en la del record de granos dañados y húmedos. También de mayor atraso, y de caída de rindes respecto de lo que se esperaba. Las conclusiones de esta campaña en la región señalan los vaivenes del clima, que en una seguidilla de granizadas, excesos pluviales, estrés calórico y excesos pluviales –otra vez- pusieron en jaque la producción. Termina, sin embargo, con rindes en el rango de los promedios históricos, lo que no significa rentabilidades normales ya que los costos de esta cosecha fueron fenomenales. Con un avance de cosecha del 90% en soja de primera y del 78% en soja de segunda ocupación, el promedio de rinde de la región está en 35,0 qq/ha y 28,0 qq/ha, respectivamente.

¿El nuevo maíz dará el batacazo?
A pesar de que la recolección del cereal está retrasada y hay ajustes negativos en los rindes de los tardíos, la opción de hacer maíz en la próxima campaña ya se tantea frente al deteriorado estado que muestran los lotes post temporal. Precios atractivos y necesidades de rotación podrían poner rumbo hacia la mayor campaña de maíz de los últimos 5 años. El avance de cosecha del maíz temprano es del 83% y el rinde sigue estimándose en 93 qq/ha. Los maíces tardíos traen aparejadas dudas en lo que hace a rindes y calidad, tras el temporal. La cosecha se postergará hasta el invierno.




Sin respiro para Merval a pesar del relajamiento de tasas NICOLAS FERRER

La narrativa vigente – Lebacs constriñen al mercado de renta variable - empieza a agotarse en la medida en que el Banco Central comienza el proceso de normalización de tasas. No obstante, la profundización de este último proceso no evitó que ni el dólar ni las acciones mostrasen señales de vida.

El Banco Central parece finalmente haber decidido, ante la aparente desaceleración del ritmo subyacente al alza de los precios, empezar a relajar la política de succión de pesos de la economía instrumentada través de las tasas de interés pagadas por sus letras a corto plazo. Como puede evidenciarse en el siguiente gráfico, la autoridad monetaria, que en las últimas semanas había ajustado parcialmente la curva de tasas, decidió recortarlas en todo el tramo de alternativas ofrecidas por estos papeles. Esta medida coincide con la decisión de limitar la operatoria de Letras del Banco Central para inversores extranjeros, los cuales sólo podrán acceder a aquellas posiciones a partir de 147 días, de manera de limitar la influencia de la entrada de capitales de corto plazo sobre el mercado de dólares.

 

La licitación logró absorber un monto cercano a los 86 mil millones de pesos, cubriendo la totalidad de los vencimientos previos e incrementando el volumen de Lebacs en circulación. El hecho de que ello venga de la mano de una baja de tasas representa cierto grado de aceptación de las expectativas que intenta construir el Banco Central. No obstante, dado el crecimiento del stock de estos papeles - al 15 de mayo las letras en moneda nacional emitidas por el BCRA superan los 533 mil millones de pesos - el recorte de los rendimientos ofrecidos por la entidad deberá seguir adelante con presteza si desean evitarse los efectos nocivos que un crecimiento que estos gastos cuasificales pueden representar. 

Dicha medida no resultó en una reversión en la tendencia bajista marcada por el Merval, cuyo índice general cerró a la baja por cuarta semana consecutiva, acumulando pérdidas cercanas al 9% durante dicho período. Una vez más, la performance negativa fue compartida por el grueso del panel principal, con sólo Tenaris (+2,8%), YPF (+2,1%) y Mirgor (+3%) escapando al retroceso. El viernes, sin embargo, cortó una racha de tres jornadas a la baja, tras que en el día jueves el mercado tocase la media móvil para las últimas 90 ruedas. Coincidentemente, los últimos dos rebotes que el índice Merval registró tuvieron lugar tras alcanzarse dicha marca, como puede verse en el gráfico siguiente:
​​

En otra nota, la salida al mercado del capital de Grupo Supervielle resultó relativamente auspiciosa, pudiendo colocar sus acciones a un precio de u$s 2,20 en Wall Street y $31,6 en el mercado local, recaudando así un monto de alrededor de $3.000 millones. El valor de los títulos se encontró en el límite inferior del rango buscado por la emisora. Al cierre del jueves, los papeles del banco habían subido a $32,1. 

Tanto en el mercado disponible como a término, el dólar continúa sin revertir pérdidas, incluso a pesar de que las colocaciones en pesos hayan marginalmente perdido atractivo. Es cierto que a los valores actuales la moneda local parece padecer de cierto nivel de apreciación excesiva - como muestra el Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral del BCRA – aunque en parte ello vaya de la mano de la política antiinflacionaria. Ante este escenario, la falta de competitividad limita el potencial alcista de los activos locales, considerablemente más caros que el de nuestros pares.


Cuando comparamos la evolución del peso a lo largo de lo que va del año frente al resto de las monedas de la región, podemos ver cómo fue la más depreciada hasta fines de febrero, y desde entonces ha revertido la tendencia, no acompañando la caída registrada por el resto de las divisas en el último mes.


Como consecuencia de la caída de la moneda norteamericana, los títulos públicos pagaderos en la misma vieron su valor en pesos caer – el Bonar X y 2024 cayeron 0,62% y 1,36% respectivamente - a pesar del menor rendimiento de Lebacs. Es de esperarse que en la medida en que este proceso de corrección de tasas continúe, la demanda por bonos se encuentre al alza.

Cabe destacar, finalmente, la repentina caída del volumen operado en cauciones en el Mercado Argentino de Valores, como puede evidenciarse en nuestro Panel de Capitales. Este retroceso a su vez se ve acompañado por un llamativo incremento del número de operaciones realizadas con un plazo de 7 a 14 días, el cuál alcanzó un máximo para los últimos dos meses.​

¿Qué fue lo que pasó con la salida del cepo? EMILCE TERRE

Ene/Mrz’2016 dejó un déficit de 1481 MU$S en operaciones cambiarias, frente a déficit de 1021 y 6850 MU$S en 1° y 3° Trim’15. Destacable: el superávit de la transferencia de mercancías gracias a exportaciones de granos y que buena parte de las mayores ventas de billetes se quedaron en los bancos - el stock más alto en 4 años.

Todos tenían una opinión sobre el mejor modo de manejar los controles de cambio con la entrada del nuevo gobierno. A grandes rasgos, la administración entrante optó por hacerlo “de un plumazo” cuando el 17 de diciembre de 2015 el BCRA liberó el flujo de operaciones corrientes y la compra de divisas para formación de activos externos (compra de dólares) por hasta u$s 2 millones mensuales, posteriormente ampliado a u$s 5 millones –aunque mantuvo la obligación de liquidar exportaciones en el mercado de cambios. 

Como consecuencia inmediata, el dólar oficial trepó casi 40% en una sesión, para cotizarse alrededor de la franja de los 14 a 15 pesos desde entonces. Al respecto, la autoridad monetaria ha aclarado en innumerables ocasiones que no actuará sobre el nivel del tipo de cambio más que en ocasiones muy puntuales donde sus fluctuaciones pudiesen resultar desestabilizantes para la política macro.

El BCRA, en cambio, opta por controlar las tasas de interés como medio de actuar sobre la tasa de inflación, que pretende ubicar en torno al 5% anual “en algún tiempo prudencial”. Para el corto plazo, en tanto, se compromete a realizar todos los esfuerzos pertinentes para ubicarla en torno al 25% para el cierre del año 2016.

Un modo de evaluar el efecto de la salida del cepo cambiario sobre los movimientos de divisas en nuestro país es detenerse a analizar el Balance Cambiario del Banco Central. Para el período enero-marzo del año corriente del documento elaborado por el BCRA sobresalen tres puntos: la virtual suma cero de las entradas y salidas de divisas por Cuenta Corriente, la fuerte salida de capitales del sector privado (Formación de activos externos del sector privado no financiero) y la acumulación de reservas internacionales en manos del banco central por vía del endeudamiento.

Respecto del primer ítem, la cuenta corriente del balance registró un déficit de “apenas” 14 millones de dólares. Dado que todo desbalance entre la cuenta corriente y la cuenta capital será compensado por entrada o salida neta de divisas, la variación de las mismas en poder del BCRA no se explica por la vía comercial sino por entrada de “dólares financieros”, particularmente mediante endeudamiento externo.

Vale aclarar que pese a que la cuenta corriente como un todo la salida de divisas prácticamente ha sido compensada por entrada de dólares, sí se observan cambios muy notables en su composición. En particular, el balance de transferencia por mercancía (exportación e importación de bienes) ha dejado en el primer trimestre un superávit de u$s 3.310 millones, prácticamente el doble que a igual período del año anterior.

Ello se ha debido fundamentalmente a los mayores ingresos del sector oleaginosos y cereales. La entrada de dólares conseguida por exportación de estos productos en el primer trimestre del 2016 han acumulado un total de u$s 6.766 millones, un 69% más que durante el mismo período del año anterior. Por el contrario, los u$s 7.044 millones exportado por del resto de los sectores muestra una retracción del 21% afirmando la dependencia en el sector primario a la hora de equilibrar las cuentas externas. 

Como es sabido, una serie de medidas entre las que se destacan la eliminación o reducción de impuestos a las exportaciones y la eliminación de ROEs, conjuntamente con la depreciación del peso argentino, foguearon las ventas al exterior de productos primarios. Al interior de esta cuenta, además, las exportaciones de cereales tuvieron un fuerte momentum con el inicio de la nueva administración, tal como lo reflejan las cifras oficiales del SENASA.

La cuenta capital y financiera, por su parte, registró en el primer trimestre del año un superávit total de u$s 3.549 millones, producto principalmente de los ingresos netos de divisas en el sector público y el BCRA por medio de préstamos internacionales por un total de u$s 5.841 millones, que fueron parcialmente compensados por la formación de activos extranjeros del sector privado no financiero (SPNF) por un total de u$s 3.572 millones. 

La formación de activos extranjeros de libre disponibilidad del SPNF agrupa toda compra de activos externos –dólares mayormente- y las transferencias netas al exterior por parte de dicho grupo de agentes. A partir de la liberalización de los controles de cambios más duros, este sector adquirió en sólo tres meses un total de casi 3.500 millones de dólares entre enero y marzo, un 89% más que durante el primer trimestre del año previo y el mayor volumen para un primer trimestre del año desde el año 2011. Es para destacar que una buena parte de las compras se sumaron al stock de billetes que permanecen en los depósitos en moneda extranjera de las entidades financieras, por lo que ese stock llegó al nivel más alto desde mediados del 2012; esto es, U$S 11.800 millones.

Del lado del ingreso de divisas al sector público y el BCRA, se destaca en el aumento de las reservas internacionales de este último el ingreso de u$s 5.000 millones por operaciones de pase pasivo en dólares estadounidenses con siete bancos, a un plazo aproximado de un año. Al sector público, en tanto, ingresaron préstamos financieros del exterior por u$s 1.900 millones, de los cuales gran parte (u$s 1.250) se explica por colocaciones de gobiernos locales y otros u$s 300 millones corresponden a desembolsos de organismos internacionales destinados a distintos programas del Estado.

Como resultado neto de todo lo anterior, las reservas internacionales brutas del BCRA sumaron un stock de u$s 29.572 millones a fines de marzo, con un aumento de u$s 4.008 millones.

De momento, el ingreso de capitales externos vía endeudamiento público conjuntamente con una salida de capitales privados y un saldo comercial prácticamente nulo dificulta la sostenibilidad de la estrategia de crecimiento a largo plazo. La esperanza de la administración pública, según manifiesta públicamente, es que comiencen a cobrar relevancia los ingresos de fondos destinados a inversiones en el país, y que el crecimiento al que eventualmente darían lugar las mismas vuelva a colocar al país en el sendero del desarrollo. Para evaluar su exactitud, será menester analizar cómo siguen comportándose las cuentas que componen el Balance monetario en lo que resta del año.​

Se agiliza la soja, pero no llegan el trigo y el maíz GUILLERMO ROSSI

Los mercados externos ampliaron la racha positiva, que en el caso de la soja se extiende ya por 6 semanas consecutivas. La acción de los fondos especulativos volvió a ser crucial. En la zona de Rosario los precios rondaron $ 4.000/ton. En trigo y maíz se empieza a sentir cierto nerviosismo entre los compradores.

El flujo comercial de la soja comenzó a restablecerse, apoyado en el avance de la recolección que permitió la mejora de las condiciones climáticas en los últimos días. Hasta el momento la trilla llega al 65% del área proyectada a nivel nacional, un retraso de 20 p.p. frente al promedio del período 2011-15. Las estimaciones de pérdida se han estabilizado en el rango de 4 a 6 Mt desde las previsiones iniciales, aunque todavía se efectúan ajustes de superficie y rendimientos en distintas zonas del país. En su informe mensual publicado el jueves, el Ministerio de Agroindustria mantuvo su estimación de producción en 57,6 Mt.


Un gran problema de la campaña continúa siendo la alta proporción de granos dañados en las partidas procedentes del centro y norte de Santa Fe y la provincia de Entre Ríos. La situación adquirió tal magnitud que generó un inusual diferencial de precio entre aquellos lotes que reúnen el estándar de condiciones Cámara y la disposición a pagar de las fábricas, que relajan sus exigencias para lograr atraer materia prima hacia sus líneas de producción. En algunos casos, el descuento de precios en la zona de Rosario fluctúa entre $ 50 y 100 por tonelada.

Las exportaciones de soja en grano se están recuperando y podrían marcar un récord histórico en el mes de mayo si el volumen se acerca a 2,8-3,0 Mt, como apuntan los planes de trabajo de las agencias marítimas. En las primeras tres semanas del mes se embarcaron 1,5 Mt, aproximadamente el doble que el total colocado en el exterior en el mes de abril. Por el lado del crushing, todavía sin números oficiales se percibe una mayor actividad que en el mes pasado y una ganancia interanual frente a mayo del 2015, mes en el que diversas plantas no pudieron trabajar con normalidad debido a medidas de fuerza gremiales.

En maíz continúa la preocupación por la demora en la cosecha, factor que impide la llegada del grano a los puertos para poder cumplir con los programas de exportación. El Ministerio de Agroindustria informa que la recolección llega a solo el 28% del área total frente a un 46% a la misma altura del año pasado y 53% de promedio en el período 2011-15. La disparidad regional es enorme. Mientras que en Entre Ríos –zona muy afectada por anegamientos- la superficie destinada a siembras tardías del cereal fue muy baja y la colecta ya supera el 90%, esa proporción se va achicando hacia el oeste y norte del país.

En lo que va de mayo los puertos despacharon cerca de 1 Mt del cereal, frente a expectativas iniciales de embarques por 3 Mt a lo largo de todo el mes. Ante la acumulación de barcos y la insuficiente llegada de mercadería a las terminales, estos números parecen hoy difíciles de cumplir. La situación es ajustada y podría agravarse si no se agiliza a la brevedad el circuito de comercialización. La expectativa está puesta en la cosecha de maíces tardíos, que comenzará a partir de junio. Esto justifica un elevado diferencial entre los valores vigentes en negocios con entrega casi inmediata y las operaciones diferidas a junio, observándose en algunos casos premios de hasta u$s 25/ton que deberían desaparecer en las próximas semanas.
 

La harina de soja al rojo vivo

Los futuros de soja en Chicago acumulan desde marzo ganancias del 24% en un rally que experimentó muy pocas correcciones en su camino ascendente. Al cierre del viernes el poroto lograba sellar su sexta ganancia semanal consecutiva, con resultados favorables en 11 de las últimas 12 semanas. Desde el punto de vista técnico, aparece un llamado de atención en la magnitud del volumen operado en los últimos cinco días, cuyo promedio fue el más bajo desde principios de abril. Esto podría estar señalizando un agotamiento de la tendencia.

La dirección de los precios se vio reafirmada por la acción compradora de fondos especulativos, que ingresaron dinero al mercado con apuestas alcistas. Según datos de la CFTC, el equivalente en toneladas de la cartera neta de los agentes no comerciales que operan en mercados norteamericanos pasó de ventas por 18,4 Mt a una posición larga de 27,1 Mt hasta el día martes. Es un volumen de compras similar a la molienda de la industria aceitera argentina a lo largo de todo un año.
 

Los principales factores por detrás de la conducta de los fondos están asociados a perspectivas a mediano plazo, entre las que se destacan la esperada disminución en la intención de siembra en Argentina y el sur de Brasil en 2016/17, la ajustada disponibilidad de aceites vegetales de cara al próximo semestre y el temor que genera una eventual consolidación del fenómeno de «Niña» en el hemisferio norte, con potencial impacto sobre la campaña de verano de Estados Unidos. Las pérdidas de cosecha en Argentina y Uruguay ocurridas en abril reforzaron las subas.

El aceite trepó con fuerza en marzo, pero la harina lideró las subas a partir de abril. En una carrera prácticamente imparable, sus precios alcanzaron máximos de 18 meses en la tercera semana de mayo. Argentina se ubicó en el centro de todas las miradas, ante la percepción de que las puntas vendedoras en el mercado FOB no se muestran tan agresivas como deberían en esta época del año. El posible desenlace es en favor de las ofertas norteamericanas, dejando en este país una hoja de balance más ajustada que la proyectada inicialmente.
 

En los números de la industria, la situación descripta implica una fuertísima mejora en los márgenes de crushing. Las plantas suelen sanear sus cuentas cuando aumentan los precios de los derivados del poroto, pues se licúan mejor los costos fijos que involucra el procesamiento. En este contexto, en Estados Unidos se avizora un crecimiento del procesamiento de la oleaginosa durante los próximos meses.


¿Importar trigo?

Desde hace varias semanas se viene instalando la discusión sobre la eventual necesidad de recurrir a la compra de trigo procedente del exterior para suplir los déficits de calidad de la última campaña. Esto obedece a la intención de frenar la persistente escalada de los precios, especialmente del cereal con buenos parámetros de calidad industrial. El trigo Cámara viene acompañando la tendencia aunque de forma menos pronunciada. Igualmente, desde principios de año la suba de la cotización en la zona de Rosario supera el 40%, frente a una depreciación de sólo 9% en el tipo de cambio. Esto implica una revalorización en dólares cercana al 30%.

Según datos de la Cámara Arbitral de Cereales, sobre el total de muestras analizadas por el Complejo de Laboratorios de la BCR -unas 790.035 tn- el contenido proteico promedio de la campaña 2015/16 resultó 10,1% sobre base húmeda, guarismo equivalente a 11,6% sobre base seca. El guarismo sería probablemente menor si incluyese producción del sur de la provincia de Buenos Aires. Hasta el momento se estiman compromisos de exportación por 2,5 Mt del estándar 12% de proteína, lo que reduce aún más la disponibilidad interna de materia prima de calidad para la industria molinera. Evidentemente, en el primer tramo del año los participantes del mercado no valuaron apropiadamente la escasez de proteína y gluten que arrojó el último ciclo productivo.

A lo largo de la semana se supo que compradores locales estaban analizando partidas de trigo uruguayo con el fin de iniciar los trámites necesarios para la importación. En principio, las muestras procedentes del país vecino tendrían calidad superior a la media nacional. Sobre finales de la semana trascendió que un molino habría pactado negocios puntuales y por volumen limitado, a modo de prueba. Sin embargo, si la operación logra convencer a otros jugadores de la industria local –el diferencial de precios ronda los u$s 40/tn- desde FAIM estiman un potencial de importación cercano a 200.000 tn.

La noticia hizo un fuerte ruido en el mercado local, acostumbrado a pensar en el comercio exterior solamente como vía de salida de los excedentes. Sin embargo, un eventual programa de importación no afectaría la condición de Argentina de exportador neto del cereal. Lo novedoso es que la necesidad de traer trigo del exterior no responde a faltantes de oferta interna, sino a las dificultades para encontrar trigos de calidad a precios razonables. De hecho, los precios del cereal condiciones Cámara expresados en dólares se ubican en la mitad de los valores que tenían a la misma altura del año 2013, el más turbulento de la historia del cereal.​


La búsqueda de condiciones análogas en el pasado también ocupó la atención de los analistas. Argentina tuvo que recurrir a la importación de trigo procedente de Estados Unidos en julio de 1952 como medida paliativa para cubrir una galopante crisis de abastecimiento en el mercado interno, provocada por una sucesión de malas cosechas y políticas desfavorables para el sector. En el segundo semestre de 1967 volvió a sufrirse una situación de abastecimiento extremadamente ajustada, esta vez debido a errores de cálculo en la producción. Los precios internos superaron largamente la barrera de los m$n 20.000/tn (al cambio de aquel momento, unos u$s 57) y el gobierno decretó la suspensión de las exportaciones a partir del 15 de junio. Esta vez, los proveedores del cereal importado –se adquirieron inicialmente unas 168.000 tn- fueron España y Bulgaria.​

La última experiencia importante tuvo lugar en 1973, también en el segundo tramo de la campaña. En el marco de una grave parálisis de la industria se prohibió la exportación del trigo en stock –entre diciembre y julio se habían embarcado 3,1 Mt- y se autorizó a la Junta Nacional de Granos a buscar trigo en otros países para satisfacer tanto los compromisos asumidos como necesidades internas puntuales. Nuestro país recurrió al cereal norteamericano, adquiriendo en ese origen un total de 470.905 tn entre los meses de agosto y diciembre, según datos del USDA. Debido a los altos precios del segundo semestre de ese año, las compras externas le costaron al país más de u$s 90 M de aquel momento.

Una mirada positiva para los biocombustibles CLAUDIO MOLINA

El Director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno nos contesta varias preguntas. Habla del difícil inicio de año para el biodiesel, aunque prevé un mayor uso de la capacidad instalada y mejores perspectivas en el frente externo. El bioetanol presenta una situación relativamente mejor.

¿Cómo empezó el año para la industria del biodiesel?

La industria argentina tiene una capacidad de producción de alrededor de 4,6 Mt anuales. El año pasado se utilizó alrededor del 40% de ese total, con ventas al mercado interno apenas superiores a 1 Mt y exportaciones por 790.000 t. Este año, la producción de biodiesel será superior a 2,2 Mt, pudiendo llegar a 2,4 Mt, con exportaciones no menores a 1,2 Mt y un uso de la capacidad instalada que puede llegar al 50%.

 

Por el lado del mercado interno el año comenzó mal, ya que luego de la devaluación del peso ocurrida en diciembre pasado los precios internos de los combustibles líquidos y de los biocombustibles se fueron recomponiendo muy lentamente, mientras que el precio del aceite crudo de soja –principal materia prima del biodiesel producido en el país- se ajustó de manera sincrónica. 

Por otra parte, el plazo de pago usual en la compraventa de biodiesel destinado a atender el mandato de corte establecido por el artículo N° 7 de la Ley 26.093 no se modificó y ante la variabilidad del tipo de cambio se produjo un efecto negativo adicional. Todo ello condujo a una reducción significativa de la oferta de biodiesel por parte de las pequeñas y medianas empresas proveedoras, como así también de las fábricas grandes no integradas con aceitera o ubicadas en zonas de economías regionales –que en su conjunto representan el total de dicha oferta de biodiesel en el mercado local-. De esta forma, se impidió el cumplimiento de la obligación de incorporar un 10 % de biodiesel al gasoil mineral. Como si esto fuera poco, a las compañías petroleras integradas les resulta muy conveniente procesar la mayor cantidad de petróleo crudo producido localmente y transferirlo a las refinerías a un precio mucho más alto que el internacional, como así también, dar la mayor utilización posible a la capacidad de refinación de petróleo disponible, en atención a los elevados niveles de crush spreads que se registran en el mercado local, por lo que cuanto menor cantidad de biocombustibles se incorporen a la nafta o el gasoil, aumenta la rentabilidad de las operaciones de aquéllas.

En los últimos dos meses, se viene produciendo un reacomodamiento positivo, pero todavía está muy lejos de alcanzarse un corte con contenido de biodiesel del 10%. Además, no se está cumpliendo con la obligación de corte de un 10 % en el gasoil que consumen las generadoras eléctricas. El Ministerio de Energía ha puesto su foco en todas estas cuestiones, para lograr una rápida inflexión de esta situación.


¿A qué se debe la incipiente recuperación que se advierte en las exportaciones? ¿Hay posibilidades de volver a la UE a corto plazo?

Por el lado de las exportaciones de biodiesel, se registra un buen nivel, motorizado principalmente por la demanda de Estados Unidos, mientras sigue cerrado técnicamente el mercado europeo, luego de que en 2013 se aplicara a nuestro biocombustible un derecho de importación antidumping. Si bien se está tramitando un panel en la OMC por esta cuestión, que ya cuenta con dictamen positivo para nuestro país en primera instancia, se está abriendo una etapa de apelación –que muy probablemente ratificará lo decidido en primera instancia- y recién la UE comenzaría a reducir significativamente o a eliminar dicho arancel extraordinario en 2017, hecho que impediría a nuestro país ir recuperando ese mercado a cortísimo plazo. Días pasados España decidió no renovar las cuotas de distribución de biodiesel en su mercado, hecho auspicioso y necesario, pero mientras la UE no proceda en función a lo descrito antes, será imposible recuperar dicho mercado.

En síntesis, la dinámica exportadora, como comenté antes, proviene de la fluidez de la demanda norteamericana. Incluso, la mayor restricción que tiene Argentina es disponer una cantidad de soja certificada –conocida en el mercado como soja EPA- acorde con los requerimientos de su transformación a biodiesel para exportar a aquel destino. Como comenté antes también, el mercado europeo, en el mejor de los casos, comenzará a recuperarse lentamente a partir del año próximo.
 


¿Qué panorama se vislumbra para el etanol?

La capacidad instalada de producción es del orden de 1,25 M m3 anuales, computando algunas ampliaciones de planta en curso. El año pasado la producción y el consumo interno de bioetanol fue del orden de 800.000 m3, con un aporte del 59% de parte de las cinco destilerías de maíz y de un 41% de los nueve ingenios azucareros. Este año, se agregaron al programa de bioetanol tres ingenios más y se estableció que la oferta para que corten las petroleras debe provenir en partes iguales de los ingenios y de las destilerías de maíz. El consumo interno debe aumentar por encima de 900.000 m3 para ubicarse en torno al millón de m3 anuales. Por el momento, no se exporta bioetanol destinado al mercado de combustibles.

A futuro, el panorama de mediano y largo plazo es positivo. En bioetanol el país implementará el programa Flex Fuel, al estilo Brasil, con cortes superiores al 20% de contenido de bioetanol, aunque todavía no está resuelto si en forma paralela se desarrollará una cadena de valor de alcohol hidratado como en el país vecino. En materia de biodiesel, la generación eléctrica debe cumplir con el corte obligatorio incorporando un 10% de biodiesel al gasoil que usa. El corte irá aumentando lentamente en todos los segmentos, pasando por el 12% (de reciente implementación), luego al 15% y en algunos segmentos de consumo, como transporte automotor de pasajeros y agro, se podría llegar a un 20%.

A cortísimo plazo, es muy necesario que las compañías petroleras resuelvan los problemas logísticos que aducen para no dar cumplimiento al mandato de corte de un 12% de contenido de bioetanol en las naftas.


¿Qué cambios necesitaría el marco regulatorio a nivel local?

Es fundamental que la Autoridad de Aplicación profundice el proceso que viene registrando para hacer más transparente el funcionamiento del Programa Nacional de Biocombustibles, en aspecto de precios, seguridad, calidad, medio ambiente, asignaciones de cupos, etc. En el caso del biodiesel se requiere la eliminación de la Unidad Ejecutiva Interdisciplinaria de Monitoreo, organismo creado en 2012 que a esta altura ha sido tristemente célebre por todos los errores que cometió con sus decisiones y la falta de transparencia que profesó desde aquel momento.

Del mismo modo, resulta trascendente aumentar la inserción de los biocombustibles en la matriz energética argentina. En cuanto al biodiesel, hay que poner en vigencia rápidamente el B10, para pasar luego a B12 y a B20. Para ello, la industria de biodiesel debe consensuar con el Gobierno Nacional, la industria automotriz y las compañías petroleras algunos ensayos representativos y auditados, que eliminen las dudas que algunos actores de estas dos últimas industrias tienen sobre la funcionalidad del biodiesel en esos cortes porcentuales y abran paso a la implementación de dichos programas. En lo personal, no me caben dudas que ello es técnicamente viable.

En cuanto a la generación eléctrica, debe trabajarse activamente para que pronto se cumpla el mandato de uso de biodiesel en un 10%. 

La industria del biodiesel debe invertir para ofrecer al mercado un combustible que mejore la muy buena calidad promedio actual, de manera de reducir eventuales riesgos que se pueden presentar con el uso en porcentajes mayores al 12%, fundamentalmente cuando las temperaturas son muy bajas. 

Se requiere trabajar también para lograr una ley que determine un encuadre estable para el biodiesel, en reemplazo de la Ley 26.942, eliminando las contingencias que quedaron desde la implementación del Programa Nacional de Biocombustibles en 2010.

En materia de comercio exterior de biodiesel, sería muy conveniente eliminar el régimen de derechos de exportación móviles establecido por el Decreto 1719/12 y fijar en cero la alícuota del biodiesel, como la del resto de los bienes industriales. Si bien puede resultar abstracto en ese escenario, sería importante establecer en 360 días el plazo de los permisos de embarque de exportación.

Por el lado del desarrollo del bioetanol, es imperioso lograr que el E12 sea cumplido por las compañías petroleras y que se trabaje en la implementación de un programa Flex Fuel que sea ecuánime, respetando los derechos adquiridos de todos los productores de bioetanol, eligiendo el mejor programa, acorde a las ventajas competitivas de nuestro país en la materia.

Asimismo, es importante que las fórmulas de precio que establezca el Ministerio de Energía para el abastecimiento en el mercado interno sean representativas de la realidad económica de la industria –tanto de biodiesel como de bioetanol-, respetando los costos reales de ella.

Por último, si el Gobierno Nacional no hace uso de la facultad que le otorga el artículo N° 1 de la Ley 26.093, el régimen establecido por esta norma vence en 2021, o sea, dentro de alrededor de cinco años. Por lo tanto, es lógico pensar que en un futuro mediato comenzarán a discutirse cuestiones vinculadas a un nuevo régimen de incentivos de los biocombustibles en Argentina.

En todos los casos, se requieren reglas de juego claras, a largo plazo, con un régimen de promoción sustentable en lo técnico, económico, ambiental y social.


¿Hacia dónde va la industria? ¿Qué escenario se avizora a finales de la década?

Cualquier cambio tecnológico estructural, como el que viene asociado al automóvil eléctrico o a la economía del hidrógeno, requiere muchos años para la reconversión de todo lo que hoy el mundo tiene en materia de plantas de producción de combustibles, parque automotor, redes de transporte, almacenamiento y distribución, etc. 

Por ello, en la transición energética, los biocombustibles son los más eficientes para complementar a los combustibles líquidos. Por lo tanto, opino que su participación aumentará, mientras aparecerán nuevos procesos y productos que mejorarán las performance actual de los mismos, haciéndolos más eficientes. Esto ocurrirá tanto en el mundo como en Argentina.

En todos los casos, la razón exige prudencia. La importancia del petróleo, del gas mineral y del carbón en la economía mundial es muy grande. Ante el nuevo paradigma energético, que implica el cumplimiento de los compromisos que asumieron los países en la reciente COP21 de París, el desarrollo de las energías renovables en general y de los biocombustibles en particular es inexorable. Pero los objetivos que se impongan, para ser sustentables, deben estar acorde al desarrollo tecnológico y a la fluidez en el abastecimiento de materias primas e insumos. Ese enorme esfuerzo que debe hacer la humanidad, no puede concretarse sin un cambio profundo en los hábitos normales de la población mundial, para lograr antes que nada, un uso mucho más eficiente de la energía.

Una propuesta económica ignorada por el gobierno. R Cachanovsky

La historia de 7 economistas que presentamos los lineamientos para enfrentar la herencia k  y fuimos ignorados
Cansado de escuchar estupideces sobre que critico pero no propongo nada o que al gobierno hay que formularle las propuestas en privado, paso a contar una historia no conocida, pero que creo que llegó el momento de darla a conocer y que quienes hablan sin fundamento se llamen a silencio.
Antes que ganara la segunda vuelta electoral Mauricio Macri, convoqué a un grupo de cuatro economistas, entre ellos a mi fallecido hermano Juan Carlos, para redactar los lineamientos de un plan económico para enfrentar la herencia que dejaba kirchnerismo. Ninguno de los economistas pertenecía a alguna fracción partidaria. Ninguno militaba o milita en algún partido político.
Con los primeros que hablé fueron con mi hermano Juan Carlos y con Agustín Monteverde, con quién hacía rato veníamos intercambiando ideas sobre si valía la pena el esfuerzo de emprender esa tarea, y les propuse conformar un grupo y comenzar a trabajar en las medidas necesarias para dominar la herencia k. También fue de la partida otro economista más con quién habíamos hecho un trabajo similar allá por 1988.
A propuesta de uno de los integrantes del grupo inicial luego se sumó otro economista más y dos miembros de la Fundación Libertad y Progreso que conduce Manuel Solanet.
Nos reuníamos todos los jueves a partir de las 18.30 hs. en la casa de mi hermano Juan Carlos o en la casa de otro de los integrantes del grupo para intercambiar ideas sobre cómo enfrentar la crisis que dejaba el kirchnerismo. El documento incluye dos grandes secciones: 1) una descripción de la herencia recibida y 2) qué hacer en materia de gasto público, política impositiva, comercio exterior, etc.
Luego de varios meses de reuniones, correcciones en la redacción del texto y pulir algunas ideas adicionales, comenzó el debate sobre cuál era el mejor camino para dar a conocer el documento. En ese lapso uno de los miembros de la Fundación Libertad y Progreso propuso que no saliera solo con la firma de los 7 economistas que habíamos trabajado sino que saliera con el nombre de la Fundación. Si bien yo me había ocupado de armar el grupo original, no tuve ningún inconveniente para que el documento saliera con el nombre de la Fundación, finalmente era un trabajo para tratar de colaborar con el nuevo gobierno (a esa altura ya había ganado Macri la segunda vuelta) y no era cuestiones de figuraciones sino de formular aportes. Y tampoco era el objetivo buscar puestos en el gobierno, sino contribuir con ideas.
Ya avanzado y casi terminado el documento, vino otro debate. ¿Debíamos dar a conocer en los medios y redes sociales el trabajo o primero se lo acercábamos a los miembros del nuevo gobierno?
Finalmente primó la idea de no difundirlo y enviárselo vía la Fundación a por lo menos media docena de funcionarios que actualmente son ministros u ocupan otros cargos en el área económica del gobierno. Tarea que se encargó de realizar la Fundación Libertad y Progreso.
Algunos agradecieron el envío pero no hubo ningún tipo de feedback para reunirnos e intercambiar ideas. Aclaro que ninguno de nosotros estaba buscando un puesto en el gobierno, era solo el intento de 7 economistas con más de 30 años de profesión que habiendo visto y vivido varios fracasos económicos, intentaba aportar su granito de arena.
Pasado un tiempo prudencial y viendo que las nuevas autoridades no estaban interesadas en intercambiar ideas sobre las medidas a tomar, sugerí dar a conocer el documento en forma pública que había sido la idea original cuando convoqué a Agustín Monteverde y a mi hermano.
En esa parte hubo diferentes posiciones por miedo a perjudicar al nuevo gobierno y se llegó al acuerdo de publicar solo el diagnóstico. Es decir, la descripción de la herencia recibida pero no las propuestas de las medidas a tomar. Personalmente yo era de la idea de publicar todo pero acepté limitarnos a publicar el diagnóstico.
En definitiva, el documento era una descripción de la espantosa herencia económica que dejaba el kirchnerismo y en su segunda parte una propuesta económica que busca volver, dentro de lo posible y a lo largo del tiempo, a los principios alberdianos, padre de nuestra Constitución Nacional, que fueron los que permitieron que Argentina pasara de ser un desierto a una de las potencias económicas a principios del siglo XX.
Lo concreto es que 7 economistas, al final se sumó un economista más con su firma, hicimos los deberes. Se los enviamos por mail a diferentes miembros del actual gabinete de Macri pero optaron por no intercambiar ideas.
Es perfectamente entendible que no les interesara ni nuestro diagnóstico ni nuestras propuestas de volver a los principios de nuestra constitución de 1853/60 y tengan en mente otra propuesta. Pero lo cierto es que se hizo el esfuerzo por diagnosticar y proponer ideas, lo cual a mí, que fui el que tuvo a su cargo armar y coordinar las reuniones del grupo, me queda la conciencia totalmente tranquila que el esfuerzo estuvo hecho y, por lo tanto, me siento libre de apoyar o criticar las ideas del gobierno habiendo previamente intentado ser escuchado por las actuales autoridades.
Debe quedar en claro que esta no es una nota reclamando que el gobierno nos convoque a dialogar. Posiblemente se sientan más cómodos dialogando con el massismo, el radicalismo y el progresismo. Finalmente su ministro de Hacienda Prat Gay proviene de las filas del progresismo y es perfectamente atendible que quieran buscar la solución por ese costado ideológico. Por mi parte sigo creyendo que son más dignos y eficientes los principios de la libertad, la cultura del trabajo, la competencia empresarial, la integración al mundo que el paternalismo estatal que impulsa el progresismo.
En lo personal seguiré bregando por difundir las ideas de un gobierno limitado, que no exprima a los contribuyentes con impuestos para financiar un gasto público monumental, de baja calidad y con todos los condimentos para que la corrupción siga enquistada en el estado. Quiero un estado que le permita a la gente liberar su capacidad de innovación, disciplina fiscal para tener disciplina monetaria y bajar la inflación. Y, finalmente, quiero un país en el cual vuelva la cultura del trabajo. Valor que fue destruido a lo largo de décadas y demolido por el kirchnerismo.
Pasados más de 5 meses desde que asumió el nuevo gobierno es bueno que la gente sepa que antes que asumiera Macri 7 economistas hicimos un primer esfuerzo por colaborar acercando ideas que prefirieron no debatir y descartaron de entrada,
Ahora el camino que queda para todos aquellos que queremos que al gobierno le vaya bien, es solo marcar puntos de vista diferentes cuando se adoptan medidas que consideramos no adecuadas y apoyar aquellas que sí están bien enfocadas, pero siempre centrados en sostener los principios de la libertad que impulsó Juan Bautista Alberdi, tanto en su libro Bases como en el Sistema Económico y Rentístico.
No es aceptando nuestra historia desvirtuada que ha vendido el progresismo que vamos a salir de la decadencia, sino recuperando los valores de grandeza que están en nuestra constitución de 1853/60 y adoptando la audacia de estadistas como un Sarmiento, Pellegrini, Mitre y tantos otros que tomaron las ideas de la generación del 37 para transformar la Argentina en una potencia económica.
 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.