La amenaza invisible

2019/04/17

Estamos en contacto con una gran cantidad de químicos tóxicos, principalmente en nuestros hogares y los más afectados son nuestras embarazadas, nuestros bebes y nuestros niños. El desconocimiento y uso incorrecto de sustancias químicas presentes en el ambiente, los alimentos y medicamentos generan un riesgo de padecer enfermedades e intoxicaciones. El Dr. en Bioquímica, Fernando Manera, autor del libro Una Amenaza Invisible, recorre el país alertando sobre los “Químicos tóxicos de exposición diaria, una amenaza invisible”.

En los últimos años, junto al aumento de la población, también han aumentado una serie de enfermedades degenerativas (tumores, leucemias, linfomas, etc.) y de otro tipo (desmielinizantes, malformaciones congénitas, alergias, hiperquinesis, retardo intelectual, etc.), cuyo origen podría estar vinculado con la exposición que a diario tenemos a diversos productos químicos.

Son muchos los comentarios que vinculan este tipo de enfermedades con la aplicación de productos fitosanitarios, pero los datos epidemiológicos no revelan una mayor prevalencia de estas enfermedades en personas que viven en zonas rurales, o que por su trabajo están directamente ligados a los agroquímicos. Actualmente existe una tendencia a que este tipo de enfermedades se presente con frecuencia en los habitantes de las grandes ciudades, supuestamente más alejados del uso directo de estos productos.

El Dr. Manera demuestra, en sus charlas y en su libro, que muchas sustancias de uso agropecuario, tienen una vasta aplicación fuera del ámbito rural y que existe un abismo entre las exigencias para aplicarlas en el mercado veterinario o fitosanitario y la despreocupación que existe en su utilización como medicamentos o para controlar plagas en el hogar.

Algunos conceptos del Dr. Manera que expone en su libro y sus charlas.
“Desde que apareció el ser humano convivimos con los químicos, pero hace unos 100 años atrás comenzamos aumentar el número y comenzamos a necesitar cuidar nuestros alimentos, protegerlos con conservantes para que no se deterioren y también necesitamos productos fitosanitarios ( conocidos como agroquímicos) para producir más cantidad. Todo eso termino formando un mundo químico que hoy nos rodea. Si tenemos los conocimientos adecuados, cuando utilizamos los químicos lo hacemos con bajo riesgo para nosotros. La cantidad de agroquímicos que tenemos en el hogar, de los que no se dice nada -algunos de ellos prohibidos desde hace décadas en el campo agronómico porque se demostraron que había ciertos riesgos- y sin embargo nosotros lo hemos seguido usando en el hogar sin que diga absolutamente nadie nada”.

“Dentro del hogar estamos usando a diario compuestos químicos de uso agropecuario, que por ejemplo en las publicidades de insecticidas mata mosquitos y estos productos, se puede ver el mosquito, los niños presentes, la mascota, etc. y el protagonista toma el tarro insecticida y tira en cantidad. Bueno ese químico es de uso rural y está aplicándose en presencia de la familia, están todos. O sea, hasta la misma publicidad tiende a la confusión de la persona”.

“Hay en una ecuación que es simple: el riesgo de que un químico te traiga problemas depende del grado de toxicidad que tenga el químico, pero por el tiempo de contacto. Yo puedo tener un químico que tiene baja toxicidad, pero si el tiempo de contacto que tengo es muy prolongado, hace que el riesgo aumente muchísimo. Por ejemplo: la famosa pastilla evaporable para el mosquito o ese papel que se dobla, se enciende y larga humo. Bueno, esos químicos logran una concentración dentro del ambiente suficiente por 7 horas para matar un insecto. O sea, va a estar mi familia durante 7 horas respirando un químico de uso agronómico que me entra por vía respiratoria y por vía dérmica. Sí lees bien adecuadamente la etiqueta, te dice que no tenés que ponerlo a menos de dos metros y medio de la cabeza de la persona más próxima y que tenés que dejar una puerta o una ventana abierta y nadie hace eso, lo ponen sobre la mesa de luz y cierran todo para estar mucho más protegidos. Vamos a estar expuestos durante un montón de horas a un químico que es de uso agronómico y entonces hace que el riesgo aumente”.

“Los aerosoles repelentes, estos deben ser aplicados en el centro de la habitación hacia arriba y deben dejarse actúa en el espacio durante 1 hora y media, para que así este se difunda y se asiente, y no entre en las personas por vía respiratoria ni vía dérmica”.

“Con respeto al dengue y el tema de los mosquitos, únicamente se puede fumigar cuando hay un brote de dengue, o sea que tengo muchos casos por día y yo al fumigar logro matar el 50% de los mosquitos adultos. No sirve fumigar si no hay casos, porque la fumigación no mata a las larvas. En la zona urbana se utiliza el producto para fumigar 66 veces más concentrado por superficie y agregado a eso, en vez de diluirlo con agua, lo tengo que mezclar con gasoil, que es un tóxico bastante serio. Estos trabajos se tienen que hacer a la mañana cuando está madrugando y a la noche al atardecer, porque si no el mosquito no vuela, y si no vuela no pasa nada”.

¿Y los piojicidas?
“Hasta febrero del 2011 usamos el Lindano para matar los piojos de la cabeza de nuestros hijos, 35 años prohibidos en el campo agronómico y sin embargo matábamos con eso los piojos de la cabeza de nuestros hijos. Presenté una demanda en la defensoría del pueblo de la Nación en agosto del 2010 Realmente me sorprendí porque se prohibió la comercialización del Lindano en toda la república argentina. 500000 millones de pesos movían el Lindano para matar a los piojos en las cabezas de nuestros chicos”.

“El 95% de los piojicidas tiene que ver con químicos utilizados en el agro. El uso agronómico que calculan los ingenieros agrónomos cuando la infestación no es muy alta, hablan del 0,1%, y en la farmacia lo tengo al 5% para matar los piojos. El insecticida más usado en el campo lo aplico 50 veces más concentrado en la cabeza de mi hijo. Algo no está andando bien”.

“Las instrucciones de los piojicidas suelen decir que al aplicarlo hay que dejarlo en reposo por una noche y luego repetir el procedimiento durante dos días más. En el campo rural, el uso normal es una vez al año; el uso en bares, restaurantes, en la provincia de Córdoba es una vez al mes, en los hogares una vez a la semana”.


“Fíjense el uso agronómico de un producto y el uso urbano del mismo producto. La deltametrina se conoce como deltamax en el campo y kaotrina en la zona urbana. Hemos hecho estudios con la Universidad Católica de Córdoba y resulta que cuando lo uso en la parte urbana, lo uso por unidad de superficie 2,5 veces más que cuando lo uso en el campo”.

“La OMS en el año 2013 dijo que la contaminación ambiental causada por la combustión fósil era el cancerígeno ambiental más importante, y el 7 de noviembre de 2016 dijo que la contaminación dentro del hogar es el cuarto factor de riesgo más importante para la reducción de la esperanza de vida por delante de la mala alimentación, la hipertensión y el cigarrillo”.

"La universidad de Harvard advirtió en el año 2015 que tenemos que tener muchísimo cuidado con los insecticidas usados en hogar, en Harvard los vinculan con aumento de linfoma y leucemia en niños.

“Lo que pasa es que nadie educa, nadie cuanta como es que tengo que tratar las situaciones. Las autoridades están tan preocupadas por temas tan importantes que no tienen tiempo para explicar estas cosas y esto no pasa solamente acá”.



¿Quién es Fernando Manera?
Fernando Manera nació en Laborde, provincia de Córdoba. Se graduó como bioquímico en la UNC.
Desarrolla su actividad en la ciudad de Colonia Caroya, donde instaló junto a su esposa Graciela un laboratorio de análisis clínicos (www.microlab.com.ar) dedicado a análisis clínicos, aguas, alimentos y medio ambiente, además de realizar asesoramientos a municipios, comunas, cooperativas, empresas, clínicas y hospitales sobre bromatología, ambiente, bioseguridad, anteproyectos de ordenanzas, marcos legales, ISO, BPM, HACCP, etc.

Asistió a múltiples congresos nacionales e internacionales como disertante, organizador o autor de trabajos de investigación.


Nota elaborada por APR en base a recopilación de notas periodísticas brindadas por el Dr. Manera y fragmentos de su libro.

Según una encuesta, el productor venderá casi la mitad de la soja para pagar deudas

Los productores venderán el 48% de su soja y el 44% del maíz hasta julio próximo para hacer frente a sus necesidades financieras. Esto anticiparía un buen ritmo de ventas.

Esa proyección surge de una encuesta realizada por el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, que también refleja la confianza y expectativas de los productores.

El estudio, que toma respuestas de 400 productores cuyo valor bruto de producción es igual o mayor a los 200.000 dólares, consultó a los encuestados sobre cuánto consideran que deberán vender de la cosecha para pagar compromisos financieros.

"Los productores manifiestan que deberán vender, en promedio, 48,5% de su producción de soja para cubrir los compromisos financieros", señala el trabajo, que aclara que hay diferencias según el tamaño de los productores.

"Casi 50% de los productores más grandes indicaron que necesitarán vender menos del 30% de su cosecha. Este número oscila entre 30 y 35% para los segmentos de productores chicos y medianos", apunta.

La comercialización del 48,5% de la cosecha para pagar compromisos representa 26,19 millones de toneladas. Según el reporte, quedará un excedente de 27,810 millones de toneladas y la encuesta también indagó sobre el destino de ese volumen.

Al respecto, consultados sobre qué harán con ese tonelaje, un 39% será para la adquisición de insumos (10,84 millones de toneladas), un 25% para maquinarias e inversiones (6,95 millones de toneladas), un 31% para almacenar sin fijar precio (8,6 millones de toneladas) y un 3% para adquirir dólares (834.000 toneladas), entre otras inversiones.


En qué se gastará lo que no será para pagar deudas
En qué se gastará lo que no será para pagar deudas





La Universidad Austral también confecciona un indicador de confianza llamado Índice Ag Barometer Austral. En su última medición, la misma bajó un 3%, al nivel de 103.

En el relevamiento los valores por encima de 100 representan que las percepciones positivas superan a las negativas. Lo contrario ocurre cuando está por debajo de 100.

En tanto, según el trabajo, el Índice de Condiciones Presentes mejoró 16%, de 59 a 69, en tanto que el Índice de Expectativas Futuras cayó de 137 a 126 (-8,75 %).

De acuerdo al trabajo, entre las preocupaciones para los próximos doce meses en primer lugar está la cuestión financiera (62%), por el acceso al crédito y las tasas, luego la marcha de la economía (46%), "incluyendo la inestabilidad económica y la presión impositiva", y después las cuestiones productivas (29%) vinculadas con el clima, la infraestructura, la tecnología y el medioambiente. En la lista sigue la preocupación por los márgenes (20%), en tanto que "la inestabilidad política y social" aparece con un 18 por ciento.






Trigo: las napas recargadas aseguran agua para la campaña

El exceso de reserva hídrica, las buenas perspectivas de precio y los beneficios de incorporar gramíneas invernales a la rotación presentan un escenario promisorio para este cereal. Recomendaciones del INTA para aprovechar la oportunidad.


Con un marcado exceso de agua en las napas y buenas perspectivas de precio, el trigo se enfrenta a una gran oportunidad en la que la correcta selección de variedades y manejo será clave. Recomendaciones del INTA para aprovechar el agua disponible y potenciar el cultivo invernal en la jornada de actualización técnica de trigo que se realizó en el INTA Marcos Juárez, Córdoba.

De acuerdo con Pablo Bollatti –especialista en napas del INTA Marcos Juárez, Córdoba– “a diferencia de la campaña anterior, el perfil del suelo se encuentra con exceso de recarga, incluso con zonas anegadas”. En este sentido, aseguró que el invierno puede ser “una gran oportunidad” para consumir esos excesos de agua y canalizarlos a través del cultivo de trigo mediante evapotranspiración.

Es que, según el investigador, “estos ambientes con napas entre 0,5 y 1,8 metros aseguran la provisión de agua durante prácticamente todo el ciclo del cultivo de invierno”. Este dato cobra mayor importancia si se tiene en cuenta que, en el caso de trigo para la región centro, un 70 % del rendimiento lo explica el agua almacenada en el suelo.


En este sentido, no dudó en asegurar que “las aptitudes de suelo, humedad, distancia a puerto hacen que el sudeste de la provincia de Córdoba tenga los ambientes más competitivos de la provincia para producir trigo”.

Entre los puntos a tener en cuenta por el productor, Bollatti destacó la necesidad de analizar en detalle las características del establecimiento, de la mano de un especialista del INTA, a fin de determinar la variedad más promisora, como así también su fertilización y forma de aplicación. “Esto es clave para armar y organizar la campaña”, puntualizó.

Con respecto al aporte del agua de napas, el especialista aseguró que generan un aporte extra de agua clave para cubrir la demanda hídrica de los cultivos”, al tiempo que especificó: “La profundidad de las raíces de los cultivos varía, como así también la profundidad óptima de la napa para que los cultivos expresen su máximo potencial”.

Numerosas investigaciones aseguran que la banda óptima de utilización de la napa freática en suelos sin impedimentos físicos oscila entre 1.40 a 2.40 metros para el maíz, entre 1.20 a 2.20 metros para la soja y entre 0.70 a 1.65 metros para el trigo.

En este sentido, Bollatti subrayó la necesidad de monitorear y conocer su nivel. Para esto, recomendó la construcción e implementación de un freatímetro en un lugar donde no tenga influencias del terreno –caminos con desnivel, zanjas, canales, árboles o bombas–, así como también el asesoramiento de un ingeniero agrónomo.

En el caso de no contar con esta herramienta, el INTA Marcos Juárez dispone de una red de monitoreo freático de periodicidad quincenal que permite conocer de manera precisa la profundidad freática. A su vez, este monitoreo se relaciona con la ocupación del suelo en dicho período, lo cual permite conocer bajo qué condiciones se desarrollan los cultivos.


Una variedad para cada necesidad

La Red Nacional de Evaluación de Cultivares de Trigo (RET) del INASE, con la participación de INTA y criaderos privados, evaluaron 72 cultivares de trigo en secano, las de ciclo largo e intermedio/largo en dos épocas de siembra, y las de ciclo intermedio/corto y corto en otras dos épocas de siembra.

A su vez, analizaron 33 cultivares en dos épocas de siembra agrupados de acuerdo a su ciclo, con riego suplementario y control de enfermedades con fungicida.

De este estudio, surgió que Baguette 680 fue la variedad con mayor rendimiento y significativamente por sobre el resto. También se destacaron Baguette 750, Buck Coliqueo, Cedro, MS INTA 415 y Basilio.

Con respecto a la calidad comercial, se observaron valores de peso hectolítrico inferiores a 79.0 kg/hl, valor mínimo para grado 1. Los porcentajes de proteína fueron muy buenos.

A su vez, resultó que la mayoría de las variedades presentó porcentajes superiores a 11 % valor de base sobre el cual se establecen bonificaciones y descuentos. Klein Serpiente expresó el mayor valor con 14.2 % seguido de ACA 360 con 13.9 %. También se observaron muy buenos valores en el peso de los granos.

Todas las variedades con valores superiores a 30 gr., mientras que SY 211 presentó el mayor valor del peso de mil granos con 44.9 gr. El rendimiento de grano fue muy bueno, con un promedio en el ensayo de 5110 kg/ha.

Por su parte, la variedad de mayor altura fue MS INTA B. 516 con 100 centímetros sin presencia de vuelco.

FUENTE INTA


Índice FADA Marzo de 2019: el Estado se queda con el 60,6% de la renta agrícola

Índice FADA Marzo de 2019: el Estado se queda con el 60,6% de la renta agrícola
Caída de precios, actualización de impuestos, costos y tipo de cambio, ¿Cómo jugaron distintos factores en la participación del Estado en la renta agrícola?

FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) presentó su informe trimestral sobre la participación del Estado en la renta agrícola. En la medición de marzo 2019 se reveló que el 60,6% de la renta queda en manos del Estado. Es decir, que de cada $100 de renta (ingresos menos gastos) que genera una hectárea agrícola, $60,6 se lo llevan los distintos niveles de gobierno. Con respecto a la medición anterior, la actual muestra un aumento de 0,1 puntos porcentuales.

Descargá la gacetilla completa haciendo click! aquí

La cosecha de soja de segunda comenzó con casi 40 qq/ha

El 10% cosechado de la oleaginosa de segunda arroja un promedio de 39,6 qq/ha en la región. En Marcos Juárez los mejores lotes trillados alcanzaron los 54 quintales.

Arrancó con todo la cosecha de soja de 2da

Se tratan de 130 mil ha, un 10% del área total, la que forma la primera tanda de cosecha. Y los rendimientos son muy buenos con un promedio de 39,6 qq/ha. En el centro sur santafesino los promedios van desde los 40 a los 43 qq/ha. En Marcos Juárez los máximos llegan a los 54 qq/ha. En las zonas que fueron más afectadas por las lluviasdurante la implantación, como en Carlos Pellegrini, los rindes medios están arrojando 35 qq/ha.

Soja de 1ra: 600 mil hectáreas cosechadas en esta última semana

El progreso de la cosecha entre semana fue de 15 puntos, avanzando así sobre el 55% del área de soja de primera. El centro sur santafesino es el área más adelantada con un 80% trillado. El más sector más atrasado es el norte bonaerense, el avance es del 30%. El frente frio del miércoles por la noche dejó algunas lluvias sobre el norte bonaerense, retrasando más la cosecha. Chacabuco registró 31,2 mm, Lincoln, 11,6 mm. Las lloviznas también alcanzaron a General Pinto y Baradero con registros de 10 mm.

Con estas últimas 600 mil hectáreas cosechadas el promedio sigue muy firme, sosteniendo un promedio de 43 qq/ha. Se espera que la región núcleo aporte unas 20 M Tn al país, o sea el 30% del total de los 56 M Tn que se estiman.

Cosecha de maíz: los rindes máximos siguen saliendo de Marcos Juárez

Aunque la cosecha de los maíces tempranos pasó a segunda plano, avanzó solo 3 puntos esta semana, a un 78%, los máximos resultados de las cosechadoras siguen estando en Marcos Juárez. Esta vez superan en 5 quintales a los de la semana pasada, con 155 qq/ha. Sea soja o maíz temprano, o soja de segunda, las cifras le siguen otorgando el indiscutible título de capital de los máximos rindes. En tanto, localidades del centro sur santafesino la siguen de cerca con techos de 140 qq/ha. El rendimiento medio de maíz total se sigue posicionando en los 111 qq/ha.

Informe publicado por BCR el 11/04



Informe de Mercados Agrícolas. Abril 2019 BCCBA




El buen clima continúa acompañando a los cultivos estivales en el hemisferio Sur. En Argentina la cosecha de los primeros lotes presenta excelentes resultados productivos y el estado de los cultivos tardíos es muy bueno, permitiendo estimar volúmenes de producción mayores a lo esperado. En Brasil, la cosecha de soja y la siembra de maíz avanzan bajo condiciones favorables. En este escenario, Sudamérica aportaría un gran volumen de producción a los mercados mundiales, quitando incentivo a crecimiento futuros de los precios. De esta manera, el mercado comienza a observar a Estados Unidos, principalmente las condiciones climáticas en el próximo mes, ya que serán decisivas para concretar la mayor área de maíz de la campaña 2019/20 estimada por el USDA a fines de marzo. De lo contrario, si el mal tiempo continúa en algunas zonas, los productores podrían cambiar la decisión de siembra en favor de la soja. En trigo, si bien el consumo y las exportaciones han caído, los stocks sin tener en cuenta a China se ubican en los niveles más bajos de los últimos cinco años, brindando soporte a los precios.


Córdoba dorada: la importancia de su maíz en el mundo



En la campaña 2018/19, Argentina tendría la mayor cosecha de maíz de su historia, generando un saldo exportable de 30,5 millones de toneladas. El 89% de las exportaciones mundiales se concentran en cuatro países: Estados Unidos, Argentina, Brasil y Ucrania. La provincia de Córdoba ocupa un rol esencial: representa el 38% de la producción nacional y se ubica en el top diez de estados con mayor producción dentro de dichos países.

El transporte que generan los granos en Argentina: en 2018 cerca de 2 millones de camiones, 205 mil vagones, 6.400 barcazas y 2.800 buques

JULIO CALZADA - BLAS ROZADILLA
Analizamos el transporte de agrograneles en la República Argentina durante el año 2018, cuantificando la cantidad de camiones, vagones ferroviarios y barcazas que llevaron granos, harinas y aceites a todos los puertos del país. También evaluamos los buques que ingresaron a los puertos argentinos para cargar agrograneles y llevarlos al exterior. Habrían ingresado a los 6 nodos portuarios (Gran Rosario, Bahía Blanca, Quequén, Zárate, Ramallo y Villa Constitución/San Nicolás) unos 2 millones de camiones, cerca de 205 mil vagones ferroviarios, más de 6.400 barcazas y poco menos de 2.800 buques. Fuerte caída en la operatoria de camiones y vagones ferroviarios por la sequía.

En la presente nota se estima el transporte de agrograneles en el año 2018. No se han computado despachos al exterior de biodiesel. En este trabajo se agruparon a las terminales portuarias graneleras de nuestro país en 6 nodos portuarios: Gran Rosario, Bahía Blanca, Quequén, Zárate, Ramallo y Villa Constitución/San Nicolás. Se plantean una serie de interrogantes como puntos destacables del análisis y se exponen las diversas respuestas.

1- ¿Cuánta mercadería de origen nacional y extranjera entró a cada nodo portuario en camión, ferrocarril y barcaza?

De acuerdo a nuestras estimaciones, a los 6 nodos portuarios argentinos habrían llegado durante el año 2018 poco más de 75,6 millones de toneladas (Mt) de granos, harinas y aceites (GHA) utilizando diversos modos de transporte: camión, vagones ferroviarios y barcazas (este último modo por el Río Paraná). Este volumen es equivalente a la suma de las cargas vía flete largo camionero más las toneladas transportadas por ferrocarril y el sistema barcacero. 

No se han contabilizado en esta cifra de 75,6 Mt, las cargas que transportan los buques que van desde el Gran Rosario, Zárate y Ramallo cuando se dirigen a completar sus bodegas a los puertos marítimos bonaerenses de Bahía Blanca o Quequén. Recordemos que hay buques Panamax que cargan en el Gran Rosario entre 46 mil y 49 mil toneladas y luego se dirigen a completar carga a Bahía o Quequén, cargando otras 15.000 o más toneladas adicionales. Esta carga que viaja inicialmente por el Río Paraná, ingresa al Océano Atlántico y llega a Bahía y Quequén; no ha sido computada en nuestras estimaciones como carga que ingresa a los nodos portuarios bonaerenses. 

Respecto al 2017, el ingreso de mercadería a los puertos se redujo en 14,38 Mt, lo que implica una disminución del 16 %. En el 2017 había sido de aproximadamente 90 Mt. Esta merma es reflejo de la fuerte sequía que afectó a la producción agrícola de nuestro país durante el año pasado. 

En el 2018 al Gran Rosario habrían arribado con barcaza, camión y ferrocarril –en forma conjunta- cerca de 60,6 Mt de granos, harinas y aceites, 10,5 Mt menos que en 2017. Esta cifra de 60,6 Mt representa el 80 % del total de la carga arribada a todos los puertos graneleros de nuestro país. A Bahía Blanca habrían llegado alrededor de 7,6 millones de toneladas el año pasado, 1,5 Mt menos que en 2017. Del total arribado al principal puerto marítimo de Argentina, aproximadamente 5,5 millones habrían ingresado por camión y 2,1 millones por ferrocarril, según nuestras estimaciones y fuentes confiables.


Para el caso de Quequén, los ingresos de mercadería habrían acumulado poco menos de 5,2 millones de toneladas, exclusivamente por camión y siempre contabilizando granos, harinas y aceites. Según información de empresas de la zona, no habría entrado mercadería al puerto por vía ferroviaria. En 2017 la mercadería arribada al puerto superó las 6 Mt, la caída fue de 84 mil toneladas.

Por otra parte, el volumen de productos que habría llegado por camión al nodo portuario de Zárate (Cofco y Terminal Las Palmas) en el 2018 sería de 1,4 millones de toneladas, cerca de 900 mil toneladas menos que el año anterior. Al nodo portuario de Ramallo (Bunge) habrían arribado cerca de 440.000 toneladas de granos, 500 mil menos que en 2017. Finalmente, el acceso de granos al nodo portuario de Villa Constitución/San Nicolas habría sido de unas 210 mil toneladas, menos de la mitad que durante el año previo (456 mil toneladas). 

2- ¿Cuánta mercadería de origen nacional habría arribado en ferrocarril a los nodos portuarios graneleros argentinos?

Según la información de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) el movimiento ferroviario de granos, harinas y aceites en Argentina en el año 2018 habría sido de 9,6 millones de toneladas, aproximadamente. Hemos estimado que cerca de 2,1 Mt habrían llegado a Bahía Blanca a través de diversos operativos de FEPSA SA. Estimamos que al Gran Rosario podrían haber ingresado cerca de 7,55 millones de toneladas por ferrocarril. 

En consecuencia, alrededor del 78,4 % de las cargas ferroviarias argentinas de granos, harinas y aceites podrían haber llegado al Gran Rosario el año pasado, mientras que el 21,6 % restante habría accedido a las terminales ubicadas en Bahía Blanca. No se habrían registrado movimientos de cargas ferroviarias en los nodos de Quequén, Zárate, Ramallo y Villa Constitución/San Nicolás. 

3- ¿Cuánta mercadería habría arribado en barcaza por el Río Paraná a los Puertos del Gran Rosario en el 2018?

Según la información del Ministerio de Agroindustria y estimaciones propias, el año pasado habrían llegado a los puertos del Gran Rosario en barcazas por el Río Paraná desde la región norte de nuestro país, Paraguay y Bolivia cerca de 9,7 millones de toneladas. Esta cifra está compuesta por:

Los movimientos por barcaza que se dieron en el 2018 muestran un importante crecimiento respecto a los observados el año anterior. A nivel agregado, las 9,7 Mt del último año representan un aumento de cerca del 50 % en relación a 2017. En el 2018 fueron de aproximadamente 3,2 Mt más que las que se transportaron en 2017 hacia los puertos del Gran Rosario a través del Río Paraná.

Este crecimiento a nivel agregado se justifica en el aumento del transporte de subproductos de origen extranjero (37,8 %), de granos de origen nacional y en las importaciones temporarias de granos, que se triplicaron debido a la necesidad de las industrias de adquirir soja para procesar ante la escasez de producción local generada por la sequía. Estos aumentos más que compensaron la caída en los envíos de granos de origen extranjero, que se redujeron a la mitad.


4- ¿Cuánta mercadería de origen nacional habría arribado en camión a los nodos portuarios graneleros argentinos en el 2018? ¿Cuánto llegó a cada nodo portuario?

De acuerdo a nuestras estimaciones, el año pasado habrían ingresado en camión a los seis nodos portuarios graneleros argentinos alrededor de 55,3 Mt de granos y 1 Mt de aceites y subproductos. A nivel agregado un 21,9 % menos que en 2017.  El nodo más importante es lógicamente el del Gran Rosario. En el 2018 habría recibido cerca 43,4 Mt de granos por camión, lo que implica una participación del 77 % en el total de las cargas graneleras que llegaron en vehículos automotor pesados a todos los puertos argentinos.

El segundo lugar lo ostenta el nodo portuario de Bahía Blanca con 5,5 Mt (9,8 %) y es seguido por escasa diferencia por el nodo portuario de Quequén con 5,2 Mt (9,2 %). Ambos ganaron participación respecto a 2017, cuando las mismas fueron de 8,9 % y 8,4 % respectivamente.

El resto de los ingresos de mercadería por camión se distribuyen de la siguiente manera: Zárate con el 2,7 %, Ramallo con el 0,9 % y Villa Constitución/San Nicolás con el 0,3 % del total nacional. 

5- ¿Cuántos camiones llegaron en el 2018 a todos los nodos portuarios graneleros argentinos? ¿Cuánto llegó a cada nodo portuario?

De acuerdo a nuestras estimaciones, el año pasado habrían ingresado a los seis nodos portuarios graneleros argentinos más de 2 millones de camiones, cerca de 575 mil camiones menos que en 2017, caída causada por el impacto de la sequía. En este número sólo se computan los viajes en los que se transportó mercadería con destino a la exportación o para ser procesada en las plantas ubicadas dentro de los complejos portuarios.


Los transportes de subproductos refieren a los casos en donde las empresas que gestionan las terminales portuarias no tienen plantas de procesamiento dentro del nodo. Uno de los casos es el de Quequén, donde las plantas de procesamiento se encuentran dentro de un radio de 10 km de las terminales portuarias y los subproductos y aceites elaborados en las mismas se transportan en camión para su posterior despacho al exterior.

De esos poco más de 2 millones de camiones, cerca de 1,55 millones habrían ingresado al Gran Rosario. A Bahía Blanca podrían haber entrado poco más de 198 mil camiones y a Quequén 187 mil vehículos pesados. Como dato interesante emerge lo siguiente: a los puertos marítimos del sur bonaerense habrían arribado un cuarto de los camiones que ingresaron al Gran Rosario. Alrededor de 385 mil camiones frente a los 1,55 millones del Gran Rosario. 

6- ¿Cuántos vagones ferroviarios habrían llegado en el 2018 a todos los nodos portuarios graneleros argentinos? ¿Cuánto llegó a cada nodo portuario?

De acuerdo a nuestras estimaciones, el año pasado habrían ingresado a los seis nodos portuarios graneleros argentinos cerca de 205 mil vagones ferroviarios con granos, harinas y aceites, 38.500 unidades menos que en 2017. De este total, poco más de 160 mil vagones habrían ingresado al Gran Rosario. A Bahía Blanca podrían haber entrado alrededor de 44.260 vagones. Es importante consignar que hemos tomado para esta estimación una carga promedio por vagón de 47 toneladas. Los vagones del Belgrano Cargas tienen una capacidad menor a los de trocha ancha. No obstante ello, creemos que estas cifras estimadas permiten tener un adecuado diagnóstico del movimiento ferroviario de agrograneles en Argentina. 

7- ¿Cuántas barcazas llegaron en el 2018 al Gran Rosario?

Aproximadamente unas 6.450 barcazas habrían accedido a las terminales portuarias del Gran Rosario, transportando cerca de 9,7 millones de toneladas de granos, harinas y aceites como se mencionó en el punto 3. Respecto al 2017, fueron 2.125 barcazas más las que arribaron a las terminales portuarias de Gran Rosario. Un crecimiento interanual de casi el 50%. 

8- ¿Qué cantidad de buques habrían ingresado a los seis nodos portuarios argentinos en el 2018 a buscar agrograneles para despacharlos al exterior? ¿Cuántos buques ingresaron a cada nodo portuario?

De acuerdo a nuestras estimaciones, habrían ingresado el año pasado a los seis nodos portuarios argentinos cerca de 2.800 buques para cargar granos, harinas/pellets y aceites. El ingreso de buques a las terminales portuarias de la zona sur del Gran Rosario (Rosario a Arroyo Seco) y norte (San Lorenzo a Timbúes) durante el año 2018 habría ascendido a 2.171 (78,2 % del total nacional). 

A Bahía Blanca habrían ingresado a cargar agrograneles 319 buques, en tanto que a Quequén habrían accedido 215, según los datos de los respectivos Consorcios de Gestión. Zárate podría haber recibido cerca de 50 buques, Ramallo alrededor de 14 y el nodo Villa Constitución/San Nicolás unos 7 buques. Vale señalar que en el caso de Villa Constitución/San Nicolás, el ingreso de buques es mucho mayor, pero en nuestra estimación sólo se incluyen los que arribaron a cargar agrograneles.

En el Gran Rosario se incluyen los buques de ultramar que ingresan a dichos puertos pero se excluyen los artefactos navales que realizan viajes de cabotaje y a las propias barcazas. Asimismo, en ese total se computa el ingreso del buque a cada terminal, por lo tanto se cuenta por dos cuando el mismo buque (durante el mismo viaje) carga en dos terminales del Up River Paraná. También cabe señalar que el total de buques ingresados incluye a aquellos que vienen a cargar o descargar otro tipo de cargas que no son granos, subproductos y aceites, tal como minerales, carga general, contenedores, etc.

9- ¿Cuál es la participación de cada modo en el transporte de agrograneles a puerto en Argentina?

Como se expuso anteriormente y en función de nuestras estimaciones, en el 2018 habrían sido 75,6 millones de toneladas las cargas que llegaron a los puertos graneleros argentinos para su posterior despacho al exterior. El 74,5 % llegó en camión (56,4 millones de toneladas de granos), el 12,7 % por ferrocarril (9,6 millones de toneladas) y el 12,8 % por barcaza (9,7 millones de toneladas). Es importante destacar que en las cargas barcaceras estamos computando el aumento que se registró en la mercadería de origen externo (Bolivia y Paraguay) y la importación temporaria desde estos países. No hemos computado la soja que ingresó desde Estados Unidos en buque bajo el régimen de importación temporaria. Respecto al 2017, se observa un importante incremento de los arribos de barcazas al nodo portuario del Gran Rosario, aumentando su participación entre los modos de transporte a costa del camión, ya que el transporte ferroviario se mantuvo estable en porcentajes.

El camión perdió 5,6 puntos porcentuales de participación en relación al 2017, lo que fue acaparado por los envíos en barcazas. Como se expuso anteriormente, esto se explica por la fuerte sequía que redujo la producción nacional de granos, que se transporta mayormente a través del modal rodoviario, y la necesidad de las industrias de adquirir una mayor cantidad de granos de Bolivia y Paraguay, los cuales llegan en barcazas por la hidrovía.


Notas aclaratorias para entender el informe: 

Gran Rosario: cuando nos referimos al nodo portuario del Gran Rosario estamos sumando los despachos de las terminales clasificadas en la categoría “Zona Sur del Gran Rosario” más las de la “Zona Norte del Gran Rosario”. En la primera categoría se incluyen los puertos localizados sobre el Río Paraná hacia el sur desde Rosario hasta Arroyo Seco. Tal es el caso de Servicios Portuarios S.A. que opera la Unidad VI y VII, Cargill en Villa Gobernador Gálvez y Punta Alvear, Dreyfus en General Lagos y ADM Agro en Arroyo Seco. Las de la “Zona Norte del Gran Rosario” son todas las situadas hacia el norte de la ciudad de Rosario y comprende las localizadas en los ejidos urbanos de San Lorenzo, Puerto General San Martín y Timbúes. Ellas son Molinos (San Benito), Vicentín y ACA en la ciudad de San Lorenzo; Bunge (muelles Pampa y Dempa), ADM Agro (El tránsito), Cofco (ex Nidera), Cargill, y Terminal 6 S.A. en Puerto General San Martín; Dreyfus, Cofco y Renova S.A., en Timbúes.

Bahía Blanca: En el caso del Puerto de Bahía Blanca, éste incluye los siguientes subnodos portuarios: Puerto Rosales, Base Naval Puerto Belgrano, Puerto Ing. White y Puerto Galván. Operan en Puerto Ing. White las firmas ADM Agro (muelles Luis Piedrabuena y ADM), Terminal Bahía Blanca (sitios 5-6, 7-8 y 9) y Cargill (con terminal propia). En Puerto Galván operan con agrograneles: Dreyfus y Oleaginosa Moreno OMHSA.

Quequén: En relación a Quequén allí operan la mayor parte de los exportadores argentinos más conocidos: Dreyfus, ACA, Cofco, CHS, E-Grain, Oleaginosa Moreno/Glencore, Cargill, Bunge, ADM Agro, AFA, entre otros. Habitualmente en el Puerto de Quequén hay una fuerte operatoria de las firmas Renova y Oleaginosa Moreno en lo referido a la remisión de harinas/pellets y aceites a las terminales del nodo. Renova estaría operando una planta de crushing de oleaginosas en Quequén con una capacidad teórica de molienda de 2000 tn/día al igual que Oleaginosa Moreno cuya capacidad de molienda en Quequén es de 1.350 tn/día. Esta última planta por lo general muele girasol. 

Zárate: En el caso de Zárate, se computa la terminal de Lima de Cofco más las terminales Las Palmas y Guazú.

Agradecemos la colaboración de la Dirección de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca quien nos remitió información sobre la operatoria en los nodos portuarios de Quequén y Bahía Blanca.

El Belgrano Cargas registró su mejor desempeño en 26 años

Durante el mes de marzo, el ferrocarril Belgrano Cargas alcanzó a transportar 177.548 toneladas, casi cuatro veces más (+271%) de lo que transportaba en el mismo mes de 2015, cuando se transportaron 47.890 toneladas. Esta marca a su vez es la mayor de los últimos 26 años, cuando se iniciaron los registros en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

El tren Belgrano Cargas, que une las provincias del NOA con los puertos del Gran Rosario, ya tiene más de 600 kilómetros de vía nuevos terminados y redujo sus tiempos de viaje en 10 días desde Salta y Rosario.

“Bajar los costos de logística es una prioridad y un compromiso del presidente, Mauricio Macri, y para eso estamos recuperando el ferrocarril de cargas, abandonado durante muchas décadas. Este record de toneladas transportadas  habla de una recuperación que acompaña una cosecha que será récord este año.” Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

En total, las tres líneas operadas por la empresa estatal Trenes Argentinos Cargas, dependiente del Ministerio de Transporte, transportaron 424.178 toneladas durante el mes, un récord de carga que no se conseguía desde 2012, cuando se transportaron 436.331 toneladas. Este volumen, además, representa un 104% más que lo transportado el mismo mes de 2015 (207.468 toneladas).

En el primer trimestre del año, las tres líneas de carga llevan acumulados 1.129.956 toneladas, marcando el mejor trimestre desde 2012 (1.261.033 toneladas respectivamente) y un 83% más que en el mismo período en 2015 (617.871 toneladas).

"Gracias al avance en la renovación de vías y al nuevo material rodante que incorporamos, vamos a poder conectar a cada vez más productores regionales con industrias locales y con el mundo. Buscamos ser la mejor opción logística para nuestros clientes y lograr nuestros objetivos de crecimiento”, Ezequiel Lemos, Presidente de Trenes Argentinos Cargas. 

LA REACTIVACIÓN DEL TREN DE CARGAS

La renovación de vías del Belgrano Cargas es la mayor inversión ferroviaria ejecutada en los últimos tiempos. Ya estàn finalizados más de 600 kilómetros de un total de 1700 proyectados, por una inversión de 3000 millones de dólares, que además incluye la renovación de material rodante de la línea, que cuenta con 40 locomotoras y 1000 vagones nuevos.

El proyecto incorpora, además, mejoras en los accesos a los puertos de Rosario, cuya primer obra del nuevo acceso a los puertos de timbúes ya comenzó en febrero El tramo de 1180 kilómetros, desde Joaquín V. González, en Salta, y Timbúes, en el Gran Rosario, hoy se completa en 7 días, mientras que en 2015 se tardaban 15 días.

En tanto, durante la última cumbre del G-20 se firmó un acuerdo comercial con la empresa china CRCC para la renovación de la Línea San Martín. Con una inversión de 1.089 millones de dólares, se recuperarán 1020 kilómetros de vías del tren de cargas que une la región de Cuyo con los puertos de Rosario y Buenos Aires; las obras generarán 3800 empleos.

En el marco de la renovación de los trenes de carga que está ejecutando el Ministerio de Transporte, la línea San Martín ya cuenta con 67 locomotoras y 1950 vagones nuevos en operación.


Fuente: agrofy.com.ar
 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.