Idas y vueltas. Nelson Castro

2016/02/23

Mauricio Macri pensaba realizar el anuncio sobre el aumento delmínimo no imponible del impuesto a las ganancias a los salarios durante su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso. La dinámica de los hechos lo obligó a adelantarlo. La causa de tal anticipación fue una sola: lainflación. Los índices de los primeros meses de gestión lo han sorprendido.
El aumento del mínimo no imponible fue una promesa de campaña que hicieron todos los candidatos. Desde el punto de vista enunciativo, los anuncios del jueves pasado marcaron el cumplimiento del compromisoasumido por parte del Presidente.
Sin embargo, en lo concreto, lo que le queda por hacer al Gobierno es mucho aún. Y esa deuda se potencia todavía más con la decisión de postergar la modificación de las escalas que se aplican para gravar los salarios. La marcha atrás de Macri dejó un sabor agridulce que molestó a los dirigentes sindicales que lo acompañaron en el acto del jueves. El Presidente debe ser más cuidadoso con estascontramarchas. La modificación de las escalas es clave para desmontar una trama que no sólo castiga el bolsillo de los asalariados, sino que también produce inequidades notables.
Los objetivos que el Gobierno ha perseguido con esta medida y la de la extensión de la asignación universal por hijo son dos: mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores y crear las condiciones para que en las negociaciones paritarias se llegue a acuerdos salariales que no excedan el 25%, una meta que la escalada de precios complica.  
Las dificultades siempre generan tensiones dentro de cualquier gobierno. El de Macri no escapa a esa regla. En el centro de muchas de ellas está el jefe de Gabinete, Marcos Peña. No es una novedad: lo mismo sucedió durante la gestión en la Ciudad de Buenos Aires. Quien por estas horas está bajo fuego cruzado es el ministro de Educación,Esteban Bullrich. El había arreglado con la dirigencia docente un aumento que llevaba el mínimo de los maestros a $ 8.500. El acuerdo, que estaba a punto de ser firmado, motivó quejas de varios gobernadores. A la cabeza de ellos estaba María Eugenia Vidal. Ello obligó al Presidente a fulminar la iniciativa. ¿El ministro se cortó por las suyas o hubo otra contramarcha? Conclusión: peligra una vez más el comienzo de las clases, un triste clásico de los últimos años.    
El desplazamiento de Graciela Bevacqua de su cargo del Indec fue una muestra de impericia política y de una inadecuada lectura de la realidad. Pretender atravesar un proceso inflacionario como el que padece el país sin la posibilidad de producir índices oficiales serios fue un error, mucho más cuando de ese guarismo van a depender los acuerdos salariales de las paritarias. Lo notable es que cuando Bevacqua habló de ocho meses, nadie la contradijo. El problema con el que se va a encontrar el Gobierno cuando salga el nuevo índice oficial será su credibilidad.
Hipoteca. Las dificultades de la hora han convencido a Macri de la necesidad de hacer pública la herencia que le dejó CFK. De eso se habló –entre otras cosas– en la reunión que compartió con los legisladores de Cambiemos en Olivos. Quienes conocen el pensamiento del jefe de Estado aseguran que ya tomó la decisión de hacerlo en su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, el próximo 1º de marzo. Por eso hay inquietud en el kirchnerismo, que está barajando la idea de no concurrir a la sesión.
Los acuerdos legislativos serán de mucha importancia para la economía argentina. El fallo del juez Thomas Griesa del viernes coloca al Gobierno en una buena posición para avanzar en el cierre del oneroso conflicto con los fondos buitre. Pero para ello es necesaria la derogación de la ley cerrojo. La única manera que tiene el Gobierno de lograrlo es con apoyo del peronismo. He ahí un desafío para el Presidente. Sin la solución del conflicto con los holdouts, las fuentes de financiación barata seguirán cerradas. Lo mismo ocurrirá con muchos proyectos de inversión que podrían concretar empresas de los Estados Unidos.
Hablando de EE.UU., la rapidez con que Barack Obama decidió incluir a la Argentina en su agenda de viajes habla del nivel de confrontación –inútil– que generó CFK.
Un párrafo final para el acto del jueves, en el que se anunció el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. En la política, como en muchas otras actividades de la vida, las cuestiones de forma tienen un valor. Observar al Presidente rodeado de gobernadores de diferentes pertenencias partidarias junto a dirigentes sindicales que no le son afines representó un contraste notable con los parámetros que impuso Cristina Fernández de Kirchner, que transformó la Casa Rosada en un reducto de militancia partidaria. Quedó reflejada allí una escena de convivencia política, sin la cual será imposible alcanzar el sueño de un país mejor.
Producción periodística: Guido Baistrocchi.

El Gobierno analiza una reforma tributaria. Mariano Obarrio

En medio de las tensiones propias de la inflación y el déficit fiscal, el gobierno de Mauricio Macri comenzó a analizar un reordenamiento de la economía con una reforma tributaria integral a mediano plazo, que podría alcanzar a los impuestos a las ganancias, bienes personales, IVA, monotributo, impuestos internos, renta financiera y un revalúo inmobiliario en el interior.

Consultado por LA NACION, un ministro macrista reveló ayer: "Se trata de una reforma tributaria a discutir durante este año".

Un funcionario cercano al jefe de Gabinete, Marcos Peña, precisó que "todo está en etapa de análisis" para después de la transición del acuerdo con los holdouts, la suba de tarifas, las paritarias y los primeros pasos de la reforma del Estado.

El presidente Mauricio Macri adelantó anteayer que impulsa la reforma del impuesto a los bienes personales. Nació como "impuesto a la riqueza" y por la inflación lo debe pagar hoy la mayoría de la clase media, aunque hay mucha evasión.

Desde 2007 se grava a quienes tienen un patrimonio superior a 305.000 pesos, que equivalía a 100.000 dólares y hoy, sólo a US$ 20.300. Según supo LA NACION, se volvería a una cifra más cercana a 100.000 dólares, cerca de 1,5 millones de pesos. Muchos contribuyentes dejarían de pagarlo, pero esa pérdida de ingresos se compensaría con un aumento de alícuotas que hoy van de 0,5% a 1,25% según las escalas. Podrían llegar a 1,75% en los patrimonios más altos.


La Casa Rosada buscaría además recuperar contribuyentes acordando con los gobernadores el revalúo del impuesto inmobiliario, que es competencia de las provincias y sus legislaturas. En algunas, la valuación fiscal de las propiedades está desactualizada y miles de viviendas o campos se reinscribirían al valor de mercado y deberían tributar.

"Habrá puntos más prioritarios que otros, que pueden quedar para el año próximo. Se hará en colaboración con otros bloques parlamentarios. Es marcar la dirección", dijo una alta fuente oficial.

El impuesto a las ganancias tiene idas y venidas. Macri anunció la suba de 15.000 a 30.000 pesos del mínimo no imponible y dijo que las escalas se reformarán en 2017, pese a su promesa a los sindicatos de que sería este año. Marcos Peña debió aclarar ayer en Radio Mitre que la suba del mínimo fue "un primer paso muy importante" y que "a lo largo del año se puede conversar en el Congreso para ir ordenando las escalas y el sistema impositivo en general".

Dejó abierta así la puerta a que en 2016 se debatan las escalas y una reforma tributaria general. Peña trabaja esa idea con sus secretarios de Estado, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana; con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay; su segundo, Pedro Lacoste, y con el director de la AFIP, Alberto Abad.

Se habló entre ellos de elevar el tope de facturación del monotributo, de 400.000 pesos. Quienes lo superen deberán pasar al régimen de autónomos y pagar IVA y Ganancias. Podrían llevarlo a 800.000 pesos y también elevar las cuotas por categoría. Además, se rebajaría el IVA para alimentos a sectores vulnerables. Se evalúa también una suba en impuestos internos que se aplican a tabaco, bebidas alcohólicas, gaseosas, automóviles, telefonía celular, objetos suntuarios, embarcaciones y aeronaves. Se analiza con cautela porque traerían problemas a las economías regionales. También se estudia, aunque en forma preliminar, el impuesto a la renta financiera. Macri lo descartó en campaña porque ahuyentaría inversiones, pero Prat-Gay presentó un proyecto de ley en 2012 en el Congreso.

Es riesgoso en tiempos de inflación. Los bonos, acciones y plazos fijos pueden tener tasas inferiores a la inflación (tasa negativa) y gravar esa renta espantaría inversores.

Puertas adentro del Gobierno se discute cómo reordenar la economía y aumentar ingresos para bajar el déficit fiscal sin tanto ajuste y poner en caja la emisión monetaria y la inflación. Peña pidió ayer "comprensión y responsabilidad" para "cuidar la frágil salud" del sistema y "ordenar el desastre económico" heredado. Dejó otra definición clave: "La decisión del Gobierno es no ir a un camino de shock o ajuste muy grande, porque ya sabemos cómo ha terminado eso en la historia".

Cerró así un debate abierto en el macrismo entre "gradualistas", como Macri, Peña y Prat-Gay, y partidarios del "shock", como los presidentes del Banco Nacion, Carlos Melconian, y del Banco Central, Federico Sturzenegger. Se impuso, por ahora, el gradualismo, que apuesta todo a financiarse en el mercado tras un acuerdo con los holdouts.

La batalla por reducir el déficit fiscal y la inflación


Ordenamiento económico

El Gobierno quiere reordenar la economía con una reforma tributaria general a mediano plazo: se estudian cambios en los impuestos a las ganancias, bienes personales, IVA, monotributo, impuestos internos, renta financiera y un revalúo inmobiliario interior

Piso de US$ 100.000

En 2007 se gravaron los patrimonios superiores a $ 305.000, que equivalían a US$ 100.000. Hoy equivalen sólo a US$ 20.300. Se volvería a una cifra cercana a aquellos 100.000 mil dólares; se aumentarían las alícuotas y buscarían revaluar inmuebles en provincias

Más monotributistas

Se piensa elevar el tope de facturación del monotributo, de $ 400.000 a $ 800.000, para evitar evasión. También se revisan los impuestos internos que pagan tabacos, bebidas alcohólicas, gaseosas, autos, motos y barcos, y gravar la renta financiera

Alerta por El Niño: podría causar la peor inundación en 30 años. Fabiola Czubaj



Si el fenómeno de El Niño se comporta este año como lo anticipan especialistas locales en análisis de amenazas naturales, en los próximos meses podría haber más de 100.000 evacuados y tres millones de hectáreas inundadas en seis provincias por la crecida de los ríos Paraná y Paraguay.

Las lluvias que se esperan hasta julio y los picos de crecida de las aguas serían 10 veces mayores que las de la última inundación por el desborde de los ríos Paraná, Paraguay -con sus afluentes- y Uruguay. Esta emergencia afectó a unas 16.190 personas en cinco provincias de las más golpeadas por el dengue.

Ahora, los especialistas consideran que las próximas inundaciones podrían ser peores que las de 1983, con 130.000 evacuados.
La proyección forma parte de un informe del equipo técnico de la Secretaría de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes del Ministerio de Seguridad de la Nación, que se presentó a fines del mes pasado en Casa de Gobierno. Fue la primera reunión del gabinete nacional del Sistema Federal de Emergencias (Sifem) desde su creación, hace 17 años, según afirmaron a LA NACION.El fenómeno de El Niño - Oscilación del Sur, "es uno de los tres más fuertes en los últimos 50 años, comparable a los ocurridos en 1983 y 1998. Se prevé que nuestro territorio se vea afectado hasta julio de 2016, con un pico máximo de afectación entre marzo y abril", anticipa el informe al que accedió LA NACION.

De cumplirse lo previsto, las provincias más expuestas serán Formosa, Chaco, Santa Fe, Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos. Esta vez, los problemas alcanzarán a las localidades cercanas a los ríos Uruguay y Paraná y del interior de las provincias con lluvias intensas y desbordes de ríos y arroyos tributarios de aquellos que conforman la Cuenca del Plata.


"Pensamos que este fenómeno de El Niño puede llegar a ser similar o tal vez peor que el de 1983, que es uno de los peores registrados que tenemos. Si es similar, aunque las ciudades están algo más robustecidas o resilientes con sus defensas, también hay más población. Así que podemos estimar que habrá entre 120.000 y 130.000 evacuados (más de 140.000 en el pico máximo de afectación), con una gran pérdida en la producción ganadera y cultivos en más de tres millones de hectáreas que quedarán bajo el agua", resume Emilio Renda, secretario de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes.

Comenta, también, que se están trasladando a zonas más altas unos dos millones de cabezas de ganado bovino en las zonas más vulnerables, como las islas y las áreas más inundables de la cuenca.

Junto con Oscar Moscardini, titular de la Dirección Nacional de Análisis de Riesgo, presentaron el informe ante los representantes de unos 50 organismos federales que integran el Sifem, como ministerios, instituciones de seguridad, Fuerzas Armadas e institutos técnicos y científicos. En esa reunión, también se acordó un fondo de 250 millones de pesos para asistir a las provincias durante la atención de la emergencia o la catástrofe, no en la reconstrucción.

Entre las distintas amenazas naturales latentes en el país, "lo más inmediato es la inundación en la Cuenca del Plata. En los próximos meses seguiremos viviendo con aguas altas, con picos de crecida que la transformarán en un evento muy duradero y de bastante alto impacto con la crecida en la cuenca del río Paraná-Paraguay y los tributarios menores", explica Moscardini.

Su tarea parece simple cuando la describe. De él depende nada más ni nada menos que identificar los escenarios de riesgo, es decir, los problemas a los que podrían estar expuestos la población, los recursos naturales, el medio ambiente y la producción.

"Básicamente, cada escenario tiene, en general, una amenaza, un área geográfica que afectará y la población vulnerable. Si los estudiamos y los interrelacionamos podemos definir escenarios para distintas amenazas en el territorio nacional en el mediano y el largo plazo -explica-. Después, está la formación de redes de alerta y la capacidad de que aporten información en el corto plazo para facilitar el trabajo operativo en el campo. Si salimos a recorrer en la emergencia para saber qué pasa, no sirve."

El que sale en ese momento será el encargado de evaluar los daños y tomar medidas complementarias de asistencia. Eso es responsabilidad de Daniel Russo, subsecretario de Protección Civil del mismo equipo técnico, con oficinas en el barrio porteño de San Cristóbal.

Ahí, desde los primeros días de enero, se procesan datos, se trazan mapas y se cruza información de organismos especializados del país y el exterior. "La información necesaria para anticiparse es de nivel científico y tecnológico muy preciso. En este momento, y para la emergencia que implica el fenómeno de El Niño en la Argentina, solamente hay una docena de organismos científicos que nos están aportando información -cuenta Moscardini-. Para la Cuenca del Plata diseñamos un protocolo de manejo de la información antes de la emergencia y prever qué organismos deberán aportar la información para el análisis de riesgo final."

De hecho, la amenaza es tan alta que "Inundaciones en la Cuenca del Plata" fue el primero de los nueve protocolos de acción redactados. "Es el evento que mayor impacto económico y social tiene para el país", sostiene Renda. "La Cuenca del Plata es el 60% de nuestro PBI", aclara Moscardini.
Alto riesgo

Este año, a diferencia de otros, las lluvias y las crecidas que se anticipan ocurrirán en cursos de agua con niveles de alto riesgo. "Llevamos más de 60 días con el agua por arriba del nivel de altura de evacuación en la transversal Barranqueras-Corrientes y en este momento está por arriba del nivel de evacuación. No crece, pero tampoco baja -precisa Moscardini-. Todo parece indicar que a mediados de febrero habrá nuevos picos de crecida en un Paraná con aguas altas, lo que generará nuevas crecidas en los puertos. Necesitamos que la población esté atenta y confiar en que se tomarán las mejores decisiones posibles."

Renda asegura que las provincias ya cuentan con información de alta precisión y con el tiempo suficiente como para que la población abandone los lugares de riesgo. Y Russo insiste: "Necesitamos que si se les pide que abandonen un lugar, lo hagan. Entendemos el miedo que tiene la gente de que les roben las casas o de perder sus cosas, pero es necesario que comprenda que cuando personal militar o policial le pide que evacue, lo haga, porque hay riesgo de vida".

Los tres coinciden en que, a diferencia de sus experiencias con autoridades provinciales y nacionales que optaron por no reaccionar frente a las alertas, esta vez difícilmente se repita, por la magnitud del efecto previsto. "La protección civil de un país también demuestra su calidad institucional porque habla de su capacidad de mirar hacia adelante", sostiene Russo.

¿Qué se pronostica?

Macri: "El kirchnerismo se pasó 12 años hablando del Estado y lo único que hizo fue destruirlo"

El Presidente habló con dureza sobre la herencia K y la polémica sobre los derechos humanos. Y defendió su postura sobre la coparticipación federal. 
 

VIDEO

El presidente Mauricio Macri acusó al kirchnerismo de haber “destruido” al Estado en sus 12 años de gestión, lapso en el cual, según aseguró, la Argentina “se endeudó” y “despilfarró” los ingresos derivados de los altos precios de las materias primas.

Además, se preguntó por el sentido de discutir el número de desaparecidos durante la última dictadura, al señalar que “lo que hay que entender es la gravedad de lo que pasó”, y pidió saber “qué pasó” con el fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en enero del año pasado.

El jefe de Estado fue entrevistado por los medios France 24 y Radio Francia Internacional, a propósito de la visita que realizará al país el jefe de Estado del país europeo, Francois Hollande, y además brindó este mediodía en la provincia de Corrientes. En ese marco, aseguró que “el kirchnerismo se pasó 12 años hablando del Estado y lo único que hizo fue destruirlo”.



“No tenemos una estadística de nada, endeudó a la Argentina y despilfarró el momento más importante en términos de ingreso, porque en la década pasada lo que se producía llegó a precios récord”, fustigó.

Al puntualizar en el caso de las estadísticas nacionales, señaló que “el INDEC fue tan desmantelado que llevará unos meses, pero esperamos para junio tener la información oficial” en cuanto a la inflación, que se baja administrando bien, reduciendo el despilfarro para no generar esta emisión monetaria que lleva a que el que menos recursos tiene pague este impuesto perverso”.

Sobre los desaparecidos, se preguntó: “¿Cuál es el sentido de discutir cuál fue la cifra? Lo que hay que entender es la gravedad de lo que pasó. Hay gente que investigó y dijo que fueron 9 mil a 12 mil, otros que investigaron y que dicen que fueron 30 mil”.

“Estoy comprometido a que en la Argentina no se vuelva a repetir un episodio de ese tipo y que vivamos en democracia, en una democracia que resuelva los problemas de la gente”, añadió.

Al pasar hoy por Corrientes, el Presidente habló del reclamo de las provincias sobre la coparticipación federal de impuestos. “No objeto el reclamo de las provincias (del 15%), de los gobernadores, pero todos tenemos que velar por el equilibrio fiscal de la nación. Si a este déficit fiscal que es de los más altos y tal vez el más alto de la historia… si acordásemos el 15% de un día para otro e incrementaría un 20%” (el déficit)”.

“En los últimos 15 días, (el Gobierno de Cristina) firmó un decreto para devolver (a las provincias) lo que nunca quiso discutir”,completó.

Fuente: Agencias y Cronista.com

Jugar con fuego. E. Tenenbaum

Escena uno: Ocurre en noviembre del año pasado. Mauricio Macri ya se sentía presidente. Su desempeño en la primera vuelta anticipaba el knock out para el 22 de ese mes. En ese contexto, anticipó que terminaría con el control del mercado de cambios unos días después de llegar a la Casa Rosada. Cuando le preguntaron qué pasaría con los precios, Macri respondió muy convencido que no habría ningún efecto inflacionario porque los precios ya estaban fijados al nivel del dólar paralelo, que no sería superado por el oficial.
Escena dos: Ocurre a mediados de febrero de este año. Los precios se aceleran a un ritmo inquietante, especialmente los de los alimentos. El Presidente explica en una carta abierta que su gobierno está luchando contra la inflación. El principal diario de la Argentina anuncia a título catástrofe que, contra lo que preveía el Gobierno, la inflación de enero superó a la de diciembre. Y todavía falta computar el efecto del aumento de tarifas. Un secretario de Estado convoca al espíritu de Lita de Lazzari. Se produce una crisis en el Indec. El Presidente anuncia que los supermercados colaborarían publicando los precios de los productos, como si las compras online no existieran hace tiempo.
Diez semanas después de la llegada de Macri al poder, está claro que sus pronósticos públicos acerca de la salida del cepo no fueron correctos y ese error tiene altos costos para la sociedad y, tal vez, para su propio Gobierno. Hay dos teorías dominantes que explican lo que ocurrió, una más inquietante que la otra. La primera de ellas, pongámosle teoría A, es la que agita el kirchnerismo desde la misma campaña: Macri es un clásico empresario de derecha que pretende remodelar la economía a partir de la caída del salario real. La segunda variante, llamémosla teoría B, sostiene que fue un error, que la inflación, al menos en esta dimensión, sorprendió al Presidente. O sea, que para los defensores de la teoría A, Macri mintió, y para los de la teoría B, Macri erró. En cualquier caso, el crecimiento de los precios se produjo. Si el diagnóstico hubiera sido acertado, tal vez el Gobierno hubiera implementado un plan social de contingencia que aliviara a los sectores más lastimados por el aumento de precios. En cambio, apareció con una serie de medidas tardías e insuficientes, luego de haber tomado otras, muy difíciles de entender, como la desarticulación parcial del programa Precios Cuidados.
En cualquier caso, si algo no faltaron, fueron advertencias. Cuando el Presidente difundió aquel curioso diagnóstico de noviembre, quienes le respondieron no fueron solamente los economistas kirchneristas en 678. El pintoresco José Luis Espert, que en estos días propone el despido de 2.500.000 de empleados públicos, sostuvo entonces que la devaluación sería una medida acertada pero que tendría efectos colaterales. "Hay que tener cuidado con la buena onda y que un relato no sustituya a otro", dijo. Reclamó, además, que se analice el impacto de la devaluación sobre los precios "porque te puede disparar una ronda de negociación salarial". Y luego anticipó: "El salario real va a caer".
Diego Coatz, el economista jefe de la UIA, explicó en una nota publicada en Clarín que la economía marcha al ritmo del dólar oficial y no del paralelo. "En Argentina, a diferencia de otros países que tienen brecha cambiaria (como por ejemplo Venezuela), más del 90% de las operaciones de comercio exterior se realizan en el mercado oficial (el contrabando o comercio ilegal está por debajo del 10%). Cualquier liberación abrupta del dólar comercial -y más aún sin un plan financiero- presionaría sobre los precios, tal como se observó en enero del 2014 (cuando la inflación anualizada pasó del 25 al 40%)". Y Orlando Ferreres advertía por radio que, aunque la devaluación era necesaria, tendría efectos sobre los precios, especialmente en el sensible rubro de los alimentos. Ferreres señalaba que la devaluación sumada al ajuste de tarifas podría tener efectos que desborden a quienes la programaron.
En esta misma columna, se escribió: "La devaluación es una herramienta más que puede servir para destrabar una situación problemática. De hecho, lo que llevó a la Argentina al desastre del 2001 no fue una devaluación sino todo lo contrario: la testarudez o la cobardía de mantener la convertibilidad. Luego del trauma de la devaluación, la Argentina comenzó un ciclo virtuoso. Pero hacerla como si fuera una fiesta, como si no fuera a ocurrir nada, revela una de dos cosas: quien lo propone subestima sus efectos sociales -lo que es grave- o no tiene la más mínima idea de lo que va a hacer (lo que es más grave aún)".
Algunos de los datos que acumulan las consultoras que hace unos meses contribuían a la elaboración del IPC Congreso son estremecedores, sobre todo en lo referente a los productos que provienen de materias primas exportables, los basics para decirlo en su léxico. Los fideos largos aumentaron un 28,7%, el aceite de oliva 32,4, la sal gruesa 28,3, el vacío de novillito 38,5, la harina 37, la yerba mate 16. Se podrían llenar así varias páginas. Como lo explica cualquier manual de economía clásica, si se aumenta el valor de un producto en el exterior -ya sea mediante la devaluación o la baja de retenciones, o por una combinación de ambas medidas-esa diferencia se trasladará al mercado interno en la misma proporción, salvo que el Estado intervenga. ¿Lo sabía el Presidente? ¿Lo sabía el equipo de economistas que lo acompaña? ¿Sabe el titular del Banco Central que, cada vez que deja escapar el dólar sin intervenir acelera un poco más esta dinámica?
Si quienes tienen razón son los que defienden la teoría B, es decir, que Macri falló, el Gobierno debería revisar si su equipo de economistas es realmente solvente o si, como ocurrió otras veces, sería un gran negocio comprarlos por lo que valen y venderlos por lo que creen que valen. En estos días, por ejemplo, el Gobierno difunde un pronóstico optimista que dice: si se acuerda con los fondos buitres, llegarán inversiones, la inflación se planchará en abril, la economía crecerá suavemente en el segundo semestre, para acelerar en el 2016 gracias al estímulo del crédito externo y del crecimiento de la exportación de materias primas. Tal vez. El problema es que los autores de ese guión son también los creadores del "si se sale del cepo no pasa nada". El macrismo suele sostener que su jefe aplicó el método ensayo-error en Boca Juniors y en la ciudad de Buenos Aires y que, en ambos casos, fue de menor a mayor, porque la autocrítica es una de sus virtudes. ¿La tercera será la vencida?
Para el caso en que tengan razón los partidarios de la teoría A, esto es, que Macri pretende que ocurra lo que está ocurriendo para bajar el salario real, existe una terapia muy probada. La democracia es un sistema maravilloso que obliga a los gobiernos a preocuparse por el estado de la mayoría de la población, así sea por el mero hecho de querer continuar en el poder. Por eso, estos problemas están destinados a generar tensión entre el equipo político y el económico.
El macrismo atraviesa un período de gracia. Pese a las malas noticias, la imagen del Presidente sigue siendo alta. Además, el sector más ruidoso de la oposición es también el más vulnerable. ¿O no fueron ellos los que crearon la inflación, los que inventaron el desaguisado del impuesto a las ganancias, los que produjeron en 2014 una devaluación de efectos aun peores que esta, los culpables del desastre energético, los que nadaron en una corrupción obscena que no frenó ni siquiera ante la distribución de cunitas para bebés de hogares muy pobres? ¿No son los hombres más cercanos al otro candidato que llegó al ballotage -Bossio, Blejer, Urtubey, Marangoni- los que están respaldando el plan económico en marcha?
Esos dos elementos -la luna de miel y el desprestigio kirchnerista- pueden llevar a conclusiones equivocadas. El descontento social es un caudal que, tarde o temprano, encuentra su cauce. Así ocurrió en 2009 cuando se expresó a través de Francisco de Narváez, en 2013 cuando el beneficiado fue Sergio Massa y en 2015 cuando erigió a Mauricio Macri como Presidente. Aun con su reconocida incapacidad para conectar con la realidad, los kirchneristas lo deben haber registrado. ¿Reaccionará el macrismo antes de que sea tarde o será barrido por ese curioso fetiche según el cual solo es cuestión de liberar las fuerzas del mercado para llegar a la felicidad?
Entre tantas dudas, hay algo seguro: la armonizadora budista tendrá mucho trabajo en los próximos meses.
Es un misterio la razón por la que tanta gente pelea por presidir este país indómito.

El estado de la Nación, por Jorge Lanata

Dijimos hace unos días en estas páginas que, frente al periodismo, el kirchnerismo había logrado desaparecer los hechos: los números, las denuncias, todo era susceptible de opinión...


Al dividir la realidad en River-Boca se parte del supuesto de que ambos equipos tienen parte de la verdad; es factible, pero también puede pasar que uno le gane al otro, o viceversa. Entonces el hecho es en sí mismo: no importa quién lo cuente.

Ahora que el kirchnerismo se descompone mostrando sus miserias en público, empieza a quedar más claro lo que estaba dentro del Relato: nada. El relato era una sucesión voluntarista de hechos alterados, una pelea patética del Néstor Nauta contra el capitalismo (en la que el Néstor Nauta peleaba a pura coima acompañado por Lázaro, Ferreyra y López). Era, también, el desarrollo industrial en Tierra del Fuego, Capital Nacional del Telgopor, el sitio donde la industria crecía a base de armar partes que llegaban desde China con sus correspondientes manuales.

El Relato eran, también, nuevas universidades sin secundarios ni primarios desde los que llegar, el aumento de la deserción y la multiplicación de los militantes rentados: una minoría mantenida por la mayoría sólo porque ellos pensaban que tenían razón. Hoy, mientras el kirchnerismo residual se transforma en un vodevil con un poco de Shakespeare y mucho de Darío Víttori, el nuevo gobierno no se decide a hacer público lo que en otros países se llamaría “el estado de la Nación”.

Hay quienes dicen, en el macrismo, que esa actitud obedece a una estrategia de imagen para no hablar del pasado. Me encantan las fotos de Kennedy en Cape Cod, Juliana es muy bonita y derrocha elegancia, y Antonia es divina, pero la Argentina tiene derecho a saber cuál es su estado.

Macri tiene que dar los números; los números de todo, los rojos y los azules (si es que hay azules). La única manera de que los hechos recobren su sentido es objetivizarlos, decir dónde estamos, aunque sea varios escalones más abajo de lo imaginable.

El país convivió durante doce años con una avalancha de mentiras y será doloroso –y en muchos casos injusto– salir de ellas. Pero sólo conociéndolas podremos comprender los problemas en su totalidad. En esta discusión hacen falta números porque, de otro modo, es la discusión con un fantasma que sigue repitiendo su mentira. Aquella mentira de la que se convenció hace años. Y es en esa misma niebla de impunidad donde reaparece, por ejemplo, Guillermo Moreno –ahora sin armas– recién llegado de un Congreso de Filosofía, repitiendo que nada funcionó mejor que su INDEC.

En esa niebla de la falta de hechos el Papa le envía una medalla a Milagro Sala, desconociendo que está detenida por un poder independiente, y la gente sigue preguntando en la calle: “¿Irá alguien preso?”. En el caso de Francisco, aunque desde el Concilio Vaticano I de 1870 el Papa fue declarado infalible, existe la excepción cuando habla a tono personal, de modo que podría haberse equivocado en este caso.

Quienes sostienen que Macri debe hablar de la “pesada herencia” confían en que lo hará el 1° de marzo ante el Congreso, aunque esta opinión es minoritaria y está condicionada: a lo sumo –dicen– hablará un poco de lo que dejaron pero mucho del futuro. Quisiera citar algunos números de algunos hechos:

-Mientras el kirchnerismo juró y perjuró que estábamos desendeudados, la deuda pública al 30 de septiembre de 2015, sin incluir los buitres, es de 239.959 millones de dólares de los cuales el 61% es con organismos públicos (ANSeS y Banco Central, por ejemplo), el 27% con el sector privado y el 12% con organismos multilaterales y bilaterales de crédito.

-Mientras el kirchnerismo habla de la mejora en las condiciones del empleo, el Ministerio de Trabajo llama “personas en políticas de empleo” a 1.523.220 que reciben subsidios, a las que se suman 3.600.000 chicos que reciben la Asignación Universal (se calcula que en dos millones de familias); un millón y medio de pensiones no contributivas de tres mil pesos por mes (al asumir Néstor eran 300.000); 97.078 del programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo, y 60.850 de Becas e incentivos.

-En un interesante trabajo del Centro de Estudios e Investigación en Ciencias Sociales titulado “El mercado del trabajo antes y después del kirchnerismo”, se afirma que “hubo creación de empleo, pero la recomposición del mercado de trabajo se basó en el crecimiento del empleo precario”. Y ofrece esta comparación: “Entre las décadas del 50 y 60 la ocupación en la industria era un 20% de los trabajadores y en el empleo estatal 11,4%; en los 80 y 90 en la industria se ocupaba el 14,7% del mercado laboral y en el empleo público el 14,22%. Entre 2003 y 2009 los industriales aportaron sólo el 10,5% de personas y el Estado trepó al 16%”.

-A partir de 2010 el empleo en negro se estancó en el 33%, con números sectoriales increíbles: en la agricultura y ganadería el 61% de empleados en negro; en construcción el 69%; en hoteles y restaurantes entre 29 y 41%.

Respecto del aluvión de empleados estatales que pasaron a planta permanente en los meses previos a las elecciones se desata hoy una polémica en el Gobierno sobre si aumentar o no las cifras de despidos. En mi opinión, cualquier despido colectivo es, por definición, injusto: es imposible prever que corresponda en todos los casos. La aplicación de esas políticas genera, a la vez, depresión del salario promedio en el mercado privado (ante el miedo es mas fácil contratar) e inestabilidad en éste: en diciembre de 2015 se planteó desde la empresa privada el despido de 8.600 trabajadores y en enero llegó a 10.000.

Al 31 de enero de 2016, tomando dependencias de todo el país, fueron despedidos 24.462 trabajadores. Lograr una carrera racional y eficiente en la administración pública trasciende a este gobierno y llevará años suponiendo que nos interese hacerlo.

Lo que hay hoy es un estado que favorece el nepotismo, el clientelismo, que paga en negro (evadiéndose a sí mismo) y que no controla en la mayoría de los casos la calificación profesional de los que ingresan. Basta leer el Boletín Oficial, cada día, para notificarse de los decretos por excepción que justifican nombramientos. La excepción es la regla. Hay también, en estos despidos recientes, una omisión: la de responsabilizar a los que tomaron a esos empleados. Esto es, a los funcionarios de segunda o tercera categoría que pusieron la firma donde no debían y autorizaron los gastos. ¿Puede un funcionario crear un área porque sí y tomar a cincuenta o cien personas? Si se hizo, y lo estamos viendo, ¿eso debe quedar impune? ¿Pedir eficiencia en el Estado es levantar una bandera conservadora? ¿No querrán en Suecia o en Noruega, o en Ecuador, o en Bolivia, un Estado eficiente? ¿Es mejor gastar ineficientemente el dinero del público? Quien no está preparado para su función, ¿no estafa a los que le pagan el salario?

Mientras el kirchnerismo inventaba cucardas internacionales felicitando a la Argentina por el mejor tratamiento de la infancia, CONIN sostiene que tres de cada diez niños viven bajo el nivel de indigencia y por lo tanto ni siquiera reciben las calorías necesarias para realizar “movimientos moderados”.

Según la encuesta Materno Infantil de Pueblos Originarios EMPO del Plan Nacer, realizada en 2010, el 81,3% de las madres de menores de seis años afirmó que sus hijos ingieren sólo una comida diaria. En Chaco, el 62% de los niños es pobre. En Salta lo es el 56%. La información sobre niñez es atroz: la mitad de los chicos abandona el secundario, según las pruebas TERCE un cuarto de los alumnos de tercer grado no alcanza resultados mínimos en matemática y lectura. Según un estudio del referido Centro de Investigación en Ciencias Sociales firmado por Julia Egan, en 2015 aumentaron las tomas de tierras y entre 2001 y 2010 la década ganada dejó una caída de dos puntos en el porcentaje de gente sin vivienda y un aumento de inquilinos del 11 al 16%.

Si Macri se decide a dar el detalle de todos los números podrá saberse sobre quién recaerá el ajuste; quiénes están peor y quiénes necesitan ayuda urgente. Y, también, quiénes pueden ayudar al resto a salir de la mentira en la que vivieron.


Clima feroz: lo que la última tormenta dejó en febrero - GEA - BCR

Febrero, fluctuando entre olas de calores agotadoras y tormentas que van in crescendo a medida que avanzan los días del mes, volvió a sorprender en la región...

El evento de 18 de febrero dejó fuertes daños en estructuras edilicias, y caminos y lotes bajo agua en momentos críticos de la campaña. También hay preocupación porque si las tormentas se agudizan los problemas hídricos podrían seguir aumentando las pérdidas de superficie por los excesos. Este último jueves 18 la región núcleo volvió a recibir el coletazo completo de la tormenta. Hubo ráfagas inéditas y sostenidas de casi 100 km/h, fuertes descargas eléctricas y lluvias que superaron en pocas horas los 80 mm (medidos hasta las 8 de esta mañana). También hay zonas que registraron caída de granizo.
Viernes, 19 de febrero de 2016: mapa de precipitación acumulada en las últimas 24 horas.
(Desde las 8:00AM hasta las 8:00AM)
En Colonia Almada en el mes ya se acumuló 326 mm, 260 mm en Pozo del Molle, 220 mm en Maggiolo y casi 200 mm en Hernando, Guatimozín y Rufino. Desde el regreso de las lluvias, el 4 de febrero, los acumulados de los quince días que siguieron alcanzaron los valores que suelen esperarse para todo el mes:
Calculando la cantidad de horas que las temperaturas superaron los 30°C, encontramos que en muchas zonas de la región núcleo estuvieron 140 horas por encima de ese umbral. Se puede decir que han estado prácticamente la tercera parte de esos 18 días sufriendo temperaturas mayores a 30°C.
Aunque se esperan que se morigeren las medias térmicas el efecto de las lluvias sólo sería transitorio. El ambiente de alta humedad y elevadísimas temperaturas seguirá acompañando el desarrollo de los cultivos.

Las mil y una formas K de robar al Estado, por Luis Majul

Cuando se escriba la verdadera historia, los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández serán recordados, entre otras cosas, por la exitosa implementación de las mil y una formas de robar al Estado...

Ayer se conoció la última. La publicó Santiago Fioriti, periodista de Clarín. Es una muy berreta, propia de chorritos de morondanga, pero no por eso menos escandalosa.

Parece que Los pibes para la liberación se quedaron con unos cuántos miles de dólares que manotearon de los últimos viajes presidenciales realizados a Nueva York y Asunción del Paraguay, el año pasado. Por lo menos 150 mil. Unos 20 millones de pesos.

De la comitiva presidencial que viajó a los Estados Unidos participaron, entre otros, los irreversibles Andrés Cuervo Larroque, Eduardo Wado de Pedro y Hernán Reibel, el incondicional de Máximo Kirchner que repartía la publicidad oficial. La denuncia ante la Oficina Anticorrupción la hizo el actual secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis.

La cifra embolsada surge de la diferencia entre las rendiciones de cuentas de los viajeros y los proveedores que fueron consultados, a través de una auditoría. Parece que los funcionarios adulteraban las facturas de gastos de diferentes maneras. ¿Estaban al tanto los hombres de confianza de la Presidenta y de su hijo sobre semejante dibujo contable? Todavía no se pudo comprobar si lo sabían o lo alentaron pero me permito plantear una hipótesis de sentido común.

Por su estilo de conducción política me parece muy difícil, por no decir imposible, que a gente tan atenta controladora y vigilante como Larroque, De Pedro o Reibel se les pase un asunto así. Ahora que el escandalete salió a la luz, deberían explicárselo a la militancia. Pero sin gritos ni consignas, sino con datos en la mano. Y también deberían explicar, los máximos responsables del gobierno anterior, porqué la metieron a Cristina Fernández en el centro del huracán del escándalo de corrupción del Plan Qunita.

Los detalles del negociado, presentados con lujo de detalles por los responsables del blog Eliminando Variables, Ignacio Montes de Oca y José María Stella, revelan las particularidades de sistema de corrupción que eligieron los Kirchner para quedarse con plata que no es suya.

Primero, alguien, quizá el más creativo, armó el negocio y la justificación política. El kit para los bebés y sus jóvenes madres no parecía tener contra en el universo del populismo mentiroso que venía esgrimiendo la anterior administración. Después, el corrupto más creativo reclutó a unos cuantos pseudoempresarios sin experiencia en la actividad pero dispuestos a presentarse en una licitación trucha. Más tarde la ganó el elegido. Y se supone que al final repartieron el botín de cientos de millones de pesos.

Que las cunas no se pudieron usar porque no eran seguras es otro de los pequeños detalles que hacen más tristes las circunstancias del sistema de negocios. Stella falleció de manera repentina, antes del procesamiento de Aníbal Fernández y los ex ministros de Salud Juan Manzur y Daniel Gollán.

Los procesamientos pueden ser interpretados como un homenaje a su perseverancia de periodista no militante. Pero no fueron solo los viáticos de los pibes o el Plan Qunita lo que demuestra que durante los últimos 12 años el kirchnerismo no dejó negocio sin hacer. También lo prueba la causa Hotesur, el caso Ciccone, la Tragedia de Once, el financiamiento de la campaña del Frente para la Victoria a cargo de empresarios y laboratorios que traficaban efedrina y adulteraban medicamentos.

Además, por supuesto, de los multimillonarios negocios de Los Dueños de la Argentina K, en áreas tan diversas y de superrentabilidad como el petróleo, la obra pública, el transporte público, el juego y la hotelería. Por ciento: el juego y la hotelería, más que cualquier otra actividad, son las más propicias para lavar dinero, como se enseña en las primeras materias de Derecho Penal. Y los pagos compulsivos de Lázaro Báez para contratar las habitaciones vacías del Hotel Alto Calafate, de Cristina Fernández y su hijo, podría ser una maniobra clásica de lavado de dinero, según se investiga en la causa Hotesur. Es decir: al pagar Báez las habitaciones contratadas aunque no las necesitara, incorporaría el circuito legal de dinero el retorno o la coima que abonó a la jefa de Estado, en agradecimiento por las innumerables obras públicas que se le otorgaron y por las que recaudó un mínimo de 8 mil millones de pesos y un máximo de 12 mil, según diferentes cifras oficiales.

En su momento, Elisa Carrió denunció que la mayoría de las licitaciones eran truchas y estaban cartelizadas. Pero además, igual que los empresarios del Plan Qunita, Báez no tenía ningún antecedente en la obra pública antes de que Néstor Kirchner asumiera la presidencia. De hecho, fundó Austral construcciones y compró otras del mismo rubro recién cuando Kirchner se transformó en Jefe de Estado. Es decir: se hizo empresario de la obra pública solo después de que su amigo, el ex Presidente, le garantizara el ingreso al club de la obra pública. Pero cuando se escriba la verdadera historia, ya lejos del relato mentiroso y manipulador, el gobierno que se acaba de ir también será recordado como el que más bombas de tiempo le dejó a la nueva administración en asuntos tan complejos y graves como la inflación, el empleo público, el impuesto a las ganancias y el congelamiento de las tarifas de luz, gas, agua y transporte.

La inexperiencia y la ingenuidad política del presidente Mauricio Macri y su equipo más cercano les hizo creer que era mejor, en un principio, no hacer hincapié en la herencia recibida, para no contagiar mala onda y favorecer las expectativas positivas de cambio. Pero, a poco de andar, se están dando cuenta que, para que la mayoría de la gente comprenda porque se ejecuta una medida antipática, inoportuna o insuficiente también hay que gastar energía en explicar, por ejemplo, el tiempo real que va a insumir el desarme de la bomba de tiempo en asuntos como el sistema de mediciones del INDEC, las distorsiones de precios de la economía, los organismos encargados de controlar las prácticas monopólicas de los formadores de precios y casi todo el Estado Nacional.

Un Estado que fue concebido, más que para mejorarle la vida a los argentinos, para robar y hacer como que contenía a los pobres, los jóvenes, los viejos y los desocupados. Un Estado que fue entregado en modo campo minado para que la economía explote por el aire junto con el nuevo Presidente y Ella pueda volver, junto a sus incondicionales, incluso antes de lo que marca el calendario electoral. Y no es solo por conveniencia política que Macri lo debe denunciar. También debe hacerlo para que ningún distraído se confunda y piense que Cristina Fernández fue la más honesta y la más efectiva de todos los presidentes de la Argentina desde 1983 hasta la fecha.



En Europa, productores también denuncian abusos de industrias y supermercados

Situaciones similares a las de Argentina: en Francia, tamberos piden que el Gobierno intervenga; en España, hortícolas dicen que la verdura se paga en góndola 1.000% más cara que lo que ellos cobran.
Fuente: AgroVoz
 Los problemas que atraviesan muchos productores argentinos, como los tamberos o los frutihortícolas, que reciben un precio bajísimo por su producción mientras los valores que pagan los consumidores son altamente superiores, no son exclusivos de este país.
Según una nota que reproduce el sitio América Retail, en Francia y España se están dando situaciones similares, incluso con el Gobierno comprometido en buscar soluciones inmediatas, algo similar a lo que ocurre en la Argentina.
Francia. El principal síntoma de todo esto en el país galo fue una investigación que se abrió contra la cadena Carrefour, a la que se acusa de concertar precios y contribuir así a “hundir” al sector primario, como éste lo ha denunciado.
La empresa reconoció el proceso a través de un comunicado en el que señaló: “Un registro ha tenido lugar el 9 de febrero en los locales de Carrefour France en Massy con motivo de algunas negociaciones comerciales en curso. El grupo Carrefour otorga la importancia más grande a la aplicación de la ley en todas las circunstancias. Si los incumplimientos fueran certificados, el grupo Carrefour asumirá todas las consecuencias y ejecutará las medidas que se le impongan”.
Cabe destacar que el campo francés lleva varios meses con manifestaciones masivas, que incluso llevaron a tractorazos por París y por Bruselas a fines del año pasado. El Gobierno decidió escuchar al sector y en las últimas horas los ministros de Agricultura, Stéphane Le Foll; y de Economía, Emmanuel Macron, firmaron un aviso en el que señalaron: “A la luz de la difícil situación de los ganaderos franceses, los ministros han dejado claro a las industrias minoristas y de procesamiento de alimentos que no aceptarán que las negociaciones comerciales de 2016 lleven a precios más bajos, sobre todo en los productos lácteos”.
España. Lo mismo que en Francia está ocurriendo en España, asegura Miguel Blanco, secretario General de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de ese país.
“Existe un concepto no sólo de venta a pérdidas, sino también la compra a pérdidas, lo que te compra el productor forzando el precio a la baja de tal forma que hay que vender a pérdidas. Eso es venta a pérdidas del producto forzado por el abuso de posición de dominio de la industria y la distribución. La compra a pérdidas lo hemos venido reivindicando en COAG, que se actúe contra esas industrias y esa distribución en base a la ley de defensa de la competencia”, explicó Blanco.
Y citó un caso muy similar a los que se denuncian todos los días en Argentina: “el kilo de lechuga se compra al agricultor a 8 céntimos y se vende al consumidor a 95. Es un diferencial brutal, del 1.000 por ciento”.
“En mi segmento estamos hartos de ver cómo pagan a los agricultores precios a 30 céntimos para luego multiplicar por seis o más el precio que recibe el consumidor. Nosotros presentamos denuncias cuando vemos mala praxis y los supermercados responden siempre diciendo que queremos subir el precio al consumidor. Eso no es cierto, hay margen para pagar más y seguir ganando dinero”, aseguró Blanco.

Recortan pronóstico de cosecha de soja en Brasil

La cosecha de soja de Brasil sería de 98,5 millones de toneladas en la campaña 2015/2016, menos que las 99,4 millones de toneladas que habían sido calculadas en diciembre.
 Sin embargo, este año el número es mayor que las 96,2 millones de toneladas recolectadas el año pasado, dijo ayer la asociación brasilera de la industria de granos Abiove.
Así, el país vecino prevé exportar 54,5 millones de toneladas de soja de la cosecha actual, que también representan una cifra menor a las 55 millones de toneladas proyectadas previamente. De todas maneras, los envíos serían mayores que la temporada pasada, cuando se exportaron 54,32 millones de toneladas, comentó Abiove, sin dar más explicaciones para las causas de las revisiones a sus pronósticos.
El cinturón de soja de Brasil ha sido víctima de un clima muy irregular esta temporada debido al fenómeno de El Niño, que probablemente ha sido el responsable del exceso de lluvias en los estados del sur de Río Grande do Sul y Paraná. Por el contrario, este fenómeno causó un retraso de precipitaciones en los principales campos del centro-oeste del país como Mato Grosso y Goiás.
Al respecto, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) alertó la semana pasada sobre la situación crítica que viven Colombia, Haití y otros países de América por culpa de este fenómeno meteorológico y pidió apoyo a la comunidad internacional para auxiliar a las regiones afectadas.
De hecho, en Argentina, El Niño provocó lluvias realmente intensas, especialmente en la zona del norte y el Litoral, que han derivado en inundaciones y desbordes de ríos y arroyos., lo que perjudicó a varios productores agropecuarios.
Este fenómeno, que se produce cada cuatro o cinco años y provoca tormentas e inundaciones extremadamente fuertes, "debería debilitarse en los próximos meses y desaparecer progresivamente en el segundo trimestre de 2016", explicó la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
"Acabamos de vivir uno de los episodios de El Niño más intensos jamás observados, y ha provocado la aparición de fenómenos meteorológicos extremos en todos los continentes, contribuyendo a los récords de calor registrados en 2015", indicó el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado.

El Central pronostica un horizonte de “precios deprimidos” para los granos

Dice que ocurrirá por “los abundantes niveles de inventarios y las perspectivas de amplias cosechas" que hay a nivel mundial.
Fuente: iEco
 El Banco Central pronosticó un horizonte de “precios internacionales deprimidos” para los productos agrícolas debido a “los abundantes niveles de inventarios y las perspectivas de amplias cosechas".
Esa situación, que la entidad informa en su Panorama de Commodities, generará “un escenario de amplia disponibilidad global de granos y elevada competencia entre los principales exportadores”.
También incidirá sobre las cotizaciones la magnitud del desplazamiento del área sembrada con soja hacia maíz en Estados Unidos para la campaña 2016/17, según las estimaciones preliminares del USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.).
Por otra parte, la evolución de las compras provenientes de China continuará incidiendo sobre los precios del maíz. “La reactivación de la demanda para uso forrajero y su procesamiento para producción de etanol en EE.UU. podría dinamizar el precio del cereal en los próximos meses”, sostiene el informe.
Respecto a la soja, el BCRA sostiene que “en el mediano plazo podría verificarse una mayor demanda argentina de soja para uso industrial, ya que recientemente se quitaron las restricciones a la importación y el país tiene capacidad excedente de procesamiento”.
Para el trigo, en tanto, una depreciación adicional del euro contra el dólar podría generar un escenario de mayor competencia entre los destinos de exportación norteamericanos y europeos.
Párrafo aparte merece el fenómeno climático “El Niño”, que continuará afectando a las regiones productoras de Asia y en menor medida en Sudamérica y perjudicará sobremanera a los cultivos de palma y canola.

Lluvias: declaran la emergencia agropecuaria en 6 provincias

El Ministerio de Agroindustria declaró la emergencia agropecuaria para diversas localidades de La Rioja, Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Córdoba, y la prorrogó para algunas regiones de la provincia de Santa Fe.
 El Ministerio de Agroindustria declaró la emergencia agropecuaria para diversas localidades de La Rioja, Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Córdoba, y la prorrogó para algunas regiones de la provincia de Santa Fe. "El trabajo conjunto con las provincias, nos permitió declarar la emergencia en menos de dos meses", indicó el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, para afirmar que "nuestra prioridad es acompañar al productor".
Por su parte, el secretario de Coordinación y Desarrollo Territorial, Santiago Hardie, convocó a "los gobiernos provinciales para trabajar en conjunto y brindar respuesta a los productores en las zonas afectadas como lo haremos en la próxima reunión del 25 de febrero".
En tanto, el subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi, explicó que "los productores afectados deberán presentar certificado extendido por la autoridad competente de la provincia, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran comprendidos en los términos que fija la ley".
El Gobierno provincial remitirá a la Secretaría Técnica Ejecutiva de la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios el listado de los productores afectados, con copia del certificado de emergencia emitido por autoridad competente de cada provincia. Mientras que "las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) arbitrarán los medios necesarios para que los productores agropecuarios comprendidos en la presente resolución gocen de los beneficios previstos", se indicó en el texto de la norma.
En La Rioja se declaró el estado de emergencia agropecuaria por el término de un año contado a partir del 1 de enero de 2016 para las explotaciones hortícolas, frutícolas, de nogal, olivo y vid para ocho localidades del Departamento Chilecito hasta el 31 de diciembre de 2016.
Mientras en Corrientes, el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, es a partir del 1 de diciembre de 2015 por el término de seis meses, para las explotaciones agropecuarias afectadas a causa de las intensas lluvias y desbordes de ríos, acaecidos durante los meses de noviembre y diciembre de 2015.
Santa Fe: se prorroga hasta el 31 de diciembre de 2015, el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, desde el 8 de ese año para las explotaciones ganaderas de carne y/o leche afectadas por los excesos de precipitaciones, anegamientos temporarios y desbordes de arroyos y cursos de agua, en 19 Departamentos.

10 puntos: el embajador argentino en Brasil vino a escuchar inquietudes y a conversar planes de negocios

“Estoy seguro de que para el trigo habrá muchas oportunidades (en Brasil)”, aseguró el Embajador argentino en Brasil, Carlos Magariños, durante una conversación con dos miembros del Grupo Agrovoz (La Voz del Interior y Agroverdad), luego de haber mantenido una reunión con el Gabinete Productivo de Córdoba y la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias.
Inscribió esa convicción en el contexto que se fue delineando en los últimos meses: “Una vez que se levantaron las restricciones a las exportaciones argentinas (al asumir el gobierno de Mauricio Macri) Argentina fue recuperando rápidamente posiciones en trigo hasta retomar su lugar histórico (en el mercado brasilero). Esperamos que esa progresión continue. Yo voy a trabajar para eso y para que las políticas del gobienro nacional, del Ministerio de Agroindustria y los gobernadores signifiquen más oportunidades, más exportaciones y más generación de puestos de trabajo”.
Exportaciones de lácteos argentinos. Sobre los lácteos y la cuotificación de productos que impone Brasil, el embajador Magariños fue más cauto. “Hay muchos sectores que están sujetos a restricciones cuantitativos. Si al tema lo ponemos en términos de los objetivos de libre comercio estamos lejos, pero los procesos son muy largos. Fijénse lo que llevó a la Unión Europea”.
Y, más específicamente, agregó: “Los lácteos son muy importantes para la para la Provincia de Córdoba, la Región (Centro) y, en definitiva, para la Argentina. Estamos trabajando con el Ministerio de Agroindustria, es un problema de larga data. Tenemos la confianza de que en el marco de una negociación global vamos a conseguir resultados”.
Un mano a mano con el Embajador. En el título utilizamos la palabra “inédito” al hecho de que, a poco tiempo de hacerse cargo de la representación en Brasilia, Magariños haya venido a Córdoba para mantener múltiples reuniones con funcionarios del gobierno provincial y con representantes de distintos sectores productivos, entre ellos el agropecuario.
Uno de los dirigentes de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, Alejandro Ferrero (Sociedad Rural Argentina), destacó esa circunstancia comentándole a Agroverdad: “Pareciera que estamos en dos Argentinas distintas: hoy pudimos tener un mano a mano con el Embajador, al que no fuimos a buscar sino que vino a vernos, a decirnos: “aspiro a armar una agenda con uds., sobre la que trabajemos efectivamente y la cumplamos””.
Una opinión parecida tuvieron los Ministros de Agricultura y Ganadería , Industria y Ciencia y Tecnología, Roberto Avalle, Sergio Busso, Roberto Avalle y Walter Robledo, quienes desde la semana pasada integran el Gabinete Productivo de Córdoba.
Aparte de la reunión con CE, Magariños se entrevistó con la Unión Industrial de Córdoba, la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes y del Córdoba Technology Cluster.
El ministro Busso indicó declaró que “Brasil es un mercado importantísimo para nuestros productos. No solo el trigo, que fue uno de los principales ejes de diálogo en esta reunión, sino también carne, leche y maíz; en fin, las posibilidades son enormes. Y como nexo e impulsor, el embajador Magariños es una persona que viene del sector privado pero que también tiene una relación con lo público, además de una mirada productiva y abierta”.
Fuente: Agroverdad.

Tambos en la encrucijada: después de marzo, ¿qué? Carlos Petroli

Buryaile les pidió a los ministros de las provincias lecheras que compartan medidas impositivas y crediticias para enfrentar la crisis de precios.
Las economías regionales sufren los crujidos de la transición económica y la lechería atraviesa su propia cuenta regresiva. Con el cierre de marzo caducarán las compensaciones por 40 centavos por litro acordadas para los productores en el salvataje de coyuntura que el Gobierno nacional anunció en enero desde Venado Tuerto.
¿Después de marzo, qué? La racionalidad económica y el ajuste fiscal en marcha indican que los subsidios (hasta los tres mil litros diarios de producción) no serán eternos. Además, diferentes ramas de actividad y exportadores pujan por mejoras en su competitividad y demandan urgentes medidas de apoyo oficial. Esta semana, ese termómetro con alta línea de fiebre exhibió a los fruticultores de peras y manzanas de Río Negro y Neuquén. Pero la lista es un poco más extensa.
Cómo seguir. El ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile juntó a sus pares de las provincias lecheras –entre ellos el cordobés Sergio Busso– declarándose en “sesión permanente”; repasaron los anuncios y compromisos del acta de Venado Tuerto e iniciaron el análisis de medidas complementarias, según dieron cuenta al término del encuentro. En el cónclave estuvieron además representantes de la Afip y del Banco de la Nación.
Quedaron en volver a tener un nuevo cónclave el próximo jueves, en Buenos Aires.
Buryaile les pidió a las provincias que hagan sus propios deberes y esfuerzos para apuntalar a los productores y a la industria y que analicen ayudas en materia impositiva y financiera. En este ítem, se buscará reforzar el subsidio de tasas con una ampliación de los plazos de cancelación de los créditos que hoy habilita el Banco de la Nación, con la mira de llevarlos a un mínimo de tres años (si camina una nueva normativa en este sentido, se podría sumar la banca provincial). El financiamiento es una de las herramientas consideradas en el menú oficial.
La cadena de comercialización, puesta en la mira por los productores, también está en la agenda que consideraron los funcionarios nacionales y provinciales; en este caso, se trata del seguimiento de los formadores de precios (léase industria y supermercados). En simultáneo, se computan negociaciones para colocar stocks de leche en algunos destinos de exportación. Esas tratativas apuntan a Venezuela –aun en el marco de su crisis interna y de pagos– y también con Cuba, entre otros.
Ayer, Confederaciones Rurales Argentinas salió a cuestionar la visión de la Subsecretaría de Lechería de la Nación, al mando de Alejandro Sammartino. Según los ruralistas, “el problema no es el stock, sino la falta de transparencia en la cadena láctea y los vaivenes del mercado”. La entidad adelantó que saldrá a publicar la capacidad de pago de la industria, “que hoy es de tres pesos en las Pyme lácteas”. Sin tambos no hay leche ni productos derivados, advirtió.

Fuente: Diario La Voz del Interior - Suplemento La Voz del Campo - Autor: Carlos Petroli.

La cosecha gruesa cae en cuatro millones de toneladas en Córdoba

La Bolsa de Cereales prevé una baja del 7% en soja y 23% en maíz. Se perdieron 450 mil hectáreas sembradas.
Las Bolsa de Cereales de Córdoba publicó su primera estimación de producción de soja y maíz en Córdoba de la que se desprende que la cosecha de ambos granos caería un 13,6 por ciento, lo que significa a valores reales casi cuatro millones de toneladas menos en relación a la campaña 2014/2015.
En total, sumando los dos cultivos se alcanzarían 24.870.000 toneladas, mientras que en el ciclo anterior la cifra llegó a 28.792.200 toneladas, de acuerdo al cálculo de la entidad bursátil.
En tanto, el reporte también estima que la superficie sembrada que ya se perdió por las inclemencias climáticas ronda las 450.000 hectáreas, sumando 62.300 en maíz y 390.800 de soja.
Soja. La siembra alcanzó las 5.229.100 hectáreas, siete por ciento por encima de la temporada anterior. Sin embargo, se habrían perdido 390.800 hectáreas, un 66 por ciento más que las 235.300 de la campaña previa.
También la mayor siembra contrasta con un menor rendimiento esperado, de 32,3 quintales por hectárea, contra 36,1 quintales del ciclo 2014/2015. Así, las 4.838.300 hectáreas cosechables arrojarían una producción de 15.627.700 toneladas en la provincia, siete por ciento por debajo de las 16.806.400 obtenidas el año pasado.
De todos modos, cabe recordar que la cosecha 2014/2015 fue la más alta de la historia de Córdoba y la cifra con que cerraría la campaña actual sería muy superior al promedio de los ciclos anteriores cuando, como máximo, se había llegado a 13.463.400 toneladas en 2013/2014, de acuerdo a los registros de la Bolsa.
Maíz. La implantación del cereal se redujo 20 por ciento, hasta 1.392.400 hectáreas, a lo que se suma también un fuerte crecimiento de las hectáreas perdidas por las lluvias: de 39.200 a 62.300 (+59 por ciento). De todos modos, se espera un mejor rinde: 81,6 quintales por hectárea, cuando un año atrás fue 79,2 quintales. La producción alcanzaría entonces las 9.242.300 toneladas, 23 por ciento menos que las 11.985.800 toneladas de la campaña 2014/2015.
Clima. Según la Bolsa, las condiciones climáticas reinantes durante el mes de enero dividieron a la provincia latitudinalmente. Hacia el norte provincial, la red de colaboradores de la entidad reportó estrés hídrico y térmico tanto en maíz como en soja, en los departamentos Colón, Río Primero, Río Seco, Tulumba, Totoral, Tercero Arriba, Río Segundo, San Justo, Santa María y General San Martín. Los registros de temperaturas máximas medias se ubicaron entre los 32 a 38°C, superando a los valores de enero de 2014 (28 a 
34 °C).
En cambio, en el sur provincial la situación es completamente diferente: intensas precipitaciones ocasionaron desbordes de ríos, campos anegados y caminos intransitables en departamentos como General Roca, Juárez Celman, Marcos Juárez, Presidente Roque Sáenz Peña, Río Cuarto y Unión.
Debido a estos factores climáticos, el relevamiento realizado estima que la superficie perdida estaría en el orden de las 62.300 has en Maíz y 390.800 has de Soja. Cálculos provisorios muestran los mayores valores en Roque Sáenz Peña, Unión, Marcos Juárez y General Roca debido a anegamiento; mientras que los departamentos Colón y Río Primero presentan superficie afectada por sequía.
Estado y plagas. Tanto en soja como en maíz, se reportó una disminución del estado general en el último mes. A febrero, el 46 por ciento del área sembrada con soja se encuentra en estado Muy bueno y un 31 por ciento, Bueno. Para maíz, el estado general es de Muy bueno (39 por ciento) a Bueno (36 por ciento).
En cuanto a la fenología, los maíces tempranos, al momento del relevamiento se encontraban entre llenado de grano (R4) a madurez fisiológica (R6). Los maíces con fecha de siembra tardía en el centro sur de Córdoba están atravesando su periodo crítico (entre panojamiento (Vt) a Cuaje (R2)); en el norte provincial aún en etapas vegetativas (V6 a V8). Se reporta presencia entre baja a media de cogollero ( Spodoptera frugiperda ) en maíces tardíos y una incidencia media de Roya y 
Tizón.
En soja, las sembradas en fechas tempranas se encuentran en R4 (vainas completamente desarrolladas) y las tardías en R1 (inicio de floración). Sanitariamente, se detectó la presencia del complejo de orugas, con incidencia alta a media, e incipiente aparición de chinches. Se reportaron enfermedades de fin de ciclo, con baja incidencia.
Fertilización. Con los datos relevados desde la red de colaboradores calificados, se realizaron los cálculos para estimar balance de nitrógeno, fósforo y azufre en la producción de maíz y soja 2015/16, considerando lo incorporado por fertilizaciones, aunque sin contabilizar lo aportado por el suelo a través de análisis de 
suelo.
El 79 por ciento del área de maíz se fertilizó a la siembra (1.100.000 hectáreas) y solo el 35 por ciento de la superficie recibió aportes nutricionales durante la etapa de cuatro a seis hojas del cultivo. En el esquema se plantearon los principales elementos que se incorporaron, siendo nitrógeno, fósforo y azufre por orden de importancia.
En el caso de la oleaginosa, el área fertilizada a la siembra con fósforo y azufre, fue del 25 por ciento (1.307.000 hectáreas); siendo los departamentos Rio Cuarto, Marcos Juárez, Unión, Juárez Celman y Tercero Arriba los más representativos.
Los balances de fertilización revelan que la tasa de extracción es superior a la de reposición. La incertidumbre que existía al momento de la siembra respecto a los márgenes proyectados para la campaña 2015/16 llevó a un ajuste de las diferentes variables de producción por parte del productor.

¿Cómo se comercializa el trigo en Córdoba?

El precio promedio con entrega en destino, para trigo condición “Cámara” fue de $ 1.771 por tonelada. Un 6% de las transacciones corresponde a Trigo Artículo 12. 
 
como se comercializa trigo cordoba
En el 88% de los casos las ventas fueron “a precio hecho”.
De acuerdo a datos de Sio Granos, en el período que va desde el 01/12/2015 hasta el 15/02/2016, se llevan comercializadas 1.150.000 toneladas de trigo con origen en Córdoba, lo que equivale al 45% de la producción campaña 2015/2016 en dicha provincia. En lo que refiere a calidad, un 6% de las transacciones corresponde a Trigo Artículo 12, 44% a “Condición Cámara” y el 50% restante bajo la categoría “Otra”.
Volumen comercializado en el período 01/12/2015 – 15/02/2016. Entrega en destino
como se comercializa trigo cordoba
De acuerdo a un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba, el precio promedio con entrega en destino (comprador), para trigo condición “Cámara” fue de $ 1.771 por tonelada, y por trigo con aptitud panadera (Art 12) se obtuvo un promedio de $ 2.142 por tonelada. "Un diferencial en el precio del trigo por calidad y basado en un estándar mandatorio, es de pronta necesidad, tal y como quedó consensuado en la mesa de trabajo, en el marco de la 60º Fiesta Nacional del Trigo en la localidad de Leones", indicaron.

Características de la comercialización

En cuanto a las características de los negocios pactados, el 90% fue realizado bajo la modalidad “Compraventa” y 10% mediante “Canje”. En el 88% de los casos la transacción fue “a precio hecho” y un 12% quedó “a fijar”. Respecto a la forma de pago, un 72% se acordó “contra entrega” y el 28% restante “a plazo”.
como se comercializa trigo cordoba
Un 72% del volumen comercializado tuvo destino dentro de nuestra propia provincia, seguido por Santa Fe con 24,8% y Buenos Aires con 2,9%. Dentro de Santa Fe, 232.000 toneladas tuvieron como destino las zonas portuarias aledañas a Rosario. El gran porcentaje de la producción que queda dentro de Córdoba, muestra la importancia que tiene este cultivo para los eslabones de industrialización de Córdoba.
como se comercializa trigo cordoba
Fuente:  Departamento de Información Agroeconómica - Bolsa de Cereales de Buenos Aires

La soja remonta con las lluvias GEA BCR


Luego de temperaturas que sobrepasaron los 36 °C y una demanda atmosférica que está siendo histórica, por lo prolongada y fuerte que se mantiene, llegó el alivio. El reciente miércoles 17 (de febrero) dejó acumulados de 30 a 70 mm. Son lluvias que valen oro para la región. El lugar más necesitado, el NE bonaerense, recibió 40 mm fundamentales para los cultivos, aunque para los ciclos cortos de soja el daño por sequía es irreversible. También hay contradicciones, porque a pocos kilómetros, en zonas bajas del oeste de la región núcleo, volvieron los anegamientos y los caminos están intransitables. En soja de primera, ya sin posibilidad de rindes récord, los promedios se ubicarían en 37,7 qq/ha dentro de un amplísimo rango de valores que van desde 20 a 55 quintales. Prácticamente definido, el rinde de maíz de primera se ajusta a la baja en el último tramo de su ciclo.
Un febrero demandante pero con lluvias
Mes muy caluroso pero también con lluvias muy deseadas y oportunas. Los lotes más favorecidos son los del este de la región, donde se estaba marcando la falta de agua. Sin embargo, los suelos del oeste ya venían muy recargados y las lluvias generaron más problemas. En localidades cómo en Maggiolo, (Santa Fe) se llevan 216 mm acumulados en el mes. Los amarillamientos afloran en los lotes bajos producto de la anoxia. Además, el temor a problemas con la cosecha ante el mal estado de los caminos rurales está instalado. Pese a ello, hay excelentes expectativas en los lotes altos. La soja de primera transita principalmente el inicio de formación de grano (53%), y también hay lotes en fructificación (13%), y plena formación de grano (34%). La de segunda está fructificando en el 60% del área. Su condición ha mejorado notablemente esta última semana. Sin destacar plagas fuera de control, los aplicadores avanzan normalmente con los controles de rutinas en los cuadros de la zona.


Maíces en caída
La campaña comenzó como para lograr records de rendimiento en maíz, pero los calores le dieron un giro a estas expectativas. A pocos días de la cosecha, se vislumbra un ajuste en el rinde promedio. Si bien 95 qq/ha se considera un muy buen número, el componente peso de grano se ha visto afectado por las altísimas temperaturas. La variabilidad sería muy alta y arrancaría desde los 50 qq/ha en los lotes del sureste de la región, devastados por la sequía, hasta 140 qq/ha en las zonas del oeste, que siempre estuvieron provistas de agua. En tanto, el maíz tardío y de segunda fue totalmente beneficiado por el último evento pluviométrico. El cultivo ingresa a los estadios críticos de panojamiento y floración con lluvias. Se destaca la presencia del gusano cogollero en varios híbridos, incluso en aquellos que presentaban el control genético. 


¿Más lluvias?
Sí, las lluvias seguirán en las próximas horas, y se espera que los fenómenos más significativos se concentren entre la noche del jueves y la madrugada del viernes. Los acumulados previstos podrían ser muy significativos a nivel generalizado en la región GEA. Pero, los pronósticos indican que seguirán las temperaturas muy elevadas durante la semana.



La crisis de los tambos amenaza la luna de miel del Gobierno con el campo. LPO

La crisis que atraviesa el sector lechero comenzó de a poco a amenazar la luna de miel que está viviendo la dirigencia del campo con el Gobierno nacional luego de las medidas tomadas en los primeros días de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo.
Es que, en las últimas asambleas de tamberos que se realizaron en distintos puntos del interior del país, se evidenció un fuerte malestar de los productores por la falta de respuestas concretas a los reclamos del sector por parte de la Casa Rosada.



En un encuentro de tamberos que se llevó a cabo el viernes a la noche en la localidad cordobesa de El Tío, más de la mitad de los presentes admitieron que están estudiando la posibilidad de abandonar la actividad sino mejora de manera urgente la situación.



“Nunca se dio que surja una moción de este tipo: más del 50% de los productores levantó la mano admitiendo que analizan retirarse del negocio o disminuir su rodeo”, contó el secretario de Coordinación de Federación Agraria (FAA), Carlos Baravalle.



“Esto es algo muy duro de digerir; hoy el costo de producción de la leche supera los $ 4 por litro, mientras que las industrias no están pagando $ 2,50, y el consumidor paga más de $ 13”, graficó Baravalle mediante una nota a la que accedió La Política Online.



En este contexto, días atrás FAA salió con los tapones de punta por el agravamiento de la crisis lechera en lo que significó, quizás, la primera manifestación pública contra el Gobierno. “Si Macri quiere pobreza cero, que evite el cierre de tambos”, apuntaron.



“Ya pasó más de un mes desde que Macri anunció la compensación de 40 centavos por litro y todavía nadie las cobró. Cuando se efectivice el pago no va a alcanzar porque el tambo cobra menos que hace dos años con costos mucho mayores”, disparó la entidad.



La cuestión es que en los próximos días la entidad presidida por Omar Príncipe presentará al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, una serie de propuestas tendientes a aliviar la crisis de los productores.



En el Gobierno, en tanto, son concientes de la magnitud de la crisis tambera. El problema es que buena parte de la suerte del sector está atada a la recuperación del precio internacional de la leche en polvo que sigue sin repuntar.



En el macrismo esperan que, una vez que el valor aumente, las empresas tengan mayor capacidad de pago y suban los precios pagados a los tamberos. El tema es que en algunos sectores del campo, si bien valoran los gestos, intenciones y las medidas que tomó el Gobierno, pretenden que las gestiones se materialicen en el corto plazo para evitar que empeore la situación.



Para tener una idea, la crisis del sector es tan grande que el subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino, aseguró que no está en condiciones de aportar los fondos necesarios para la organización de la Conferencia Mundial Holstein 2016 que este año se realiza en Buenos Aires.



Se trata de un simposio de importancia y renombre internacional mediante el cual los productores aprovechan para conocer las últimas novedades tecnológicas y de manejo con el objetivo de entender hacia dónde va la raza Holando y la lechería en el mundo.

Cómo está el mercado de la maquinaria

La rentabilidad del contratista explica el 80% de la cosecha, y su economía es de las más afectadas
Fuente: Cosechadora
Para una Argentina de 120/140 millones de toneladas se va a requerir no solo renovar el parque de cosechadoras existente, sino incrementarlo. "Si Argentina compró 600 cosechadoras el año pasado, en 2016 no debería alcanzar menos de 800 o 900 máquinas como mínimo", dijo Hector Sendoya, consultor en maquinaria agrícola. "La rentabilidad del contratista, que es el mayor comprador de cosechadoras, explica el 80% de la cosecha, y la economía del contratista es de las más afectadas, muchos estuvieron trabajando por los gastos directos y comiéndose el capital, necesitan ahora renovar equipos, y lo van a hacer a medida que sea más rentable la actividad”, dijo.

Sendoya confía “en que esto sea un barajar y dar de nuevo, creo que después del 10 de diciembre con otro enfoque para el sector hay un círculo virtuoso que tiene que empezar a funcionar”.
Indicó además que “durante mucho tiempo los factores distorsivos que las retenciones trajeron al modelo productivo argentino, de alta concentración en tamaño, y excesiva concentración en el uso de maquinarias, también creó algunas deformaciones. Entre ellas la absoluta pérdida de rotaciones, como trigo y maíz en beneficio de la soja, que era el único cultivo que fue rentable hasta que también dejo de serlo”.
El especialista agregó en diálogo con Radio Colonia que “las medidas que se tomaron de cambio del esquema de retenciones vuelve a las cosas a la normalidad. Desde el punto de vista agronómico es aceptable que la retención de la soja baje gradualmente, para esperar a que se recomponga el área con trigo y maíz, que es lo que necesitamos para recuperar la fertilidad. Me parece que es un gran comienzo para pensar en la Argentina agrícola de los próximos 10 o 20 años”.
Sendoya explicó además, que “en 2015 se vendieron en total en la Argentina 600 cosechadoras, nivel que traían los últimos 3 años, siempre con tendencia a la baja. Para encontrar años similares a esta caída, tenemos que ir al periodo 1999/2000/2001 cuando se generó un nivel de reposición de maquinaria agrícola por debajo de los niveles razonables de reposición. Recuerdo que en el 1999/2000 me preguntaron qué buena noticia podían transmitir a la empresa en Estados Unidos, y la respuesta fue: o se ajusta por cantidad de área sembrada, o hay que agregar maquinaria, porque el parque de cosechadoras se va envejeciendo y debe alcanzar niveles de renovación de no menos de 1.100 unidades por año, todo lo que se reponga en menos de eso, es demanda acumulada”.
En el programa "Siempre que llovió, paro", expresó que “la buena noticia es que hay una demanda acumulada importante. Con un nivel de tipo de cambio razonable, con un aumento de la competencia entre los fabricantes, con el traslado a precios de las devaluaciones que se produjeron en Brasil, debería empezar a producirse un acomodamiento de precios que permita pensar nuevamente en la inversión”.
También comentó que “el circulo tiene que empezar a generar la rentabilidad suficiente para el equipamiento. Argentina será uno de los grandes proveedores de alimentos en el mundo. El petróleo bajó, la soja también, pero pareciera que encontró un piso, pero con un precio razonable, un tipo de cambio razonable y un horizonte más claro, podemos empezar a renovar el parque, pero no va a ser explosivo. Hay un retraso de demanda de cosechadoras de 2.500 o 3.000 unidades”, explicó.
 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.