La soja hizo piso en $ 4.000, con explosión de negocios GUILLERMO ROSSI

2016/05/30

La soja alcanzó un nuevo récord en nuestro país, cotizando por encima de $ 4.000. Esta cifra activó un considerable volumen de negocios. El mercado sigue mirando de cerca los aspectos logísticos vinculados al tramo final de la cosecha, con el maíz en el centro de la escena. Se esperan meses de intensa presión en los puertos del Up River, aunque también habría fuerte actividad exportadora en Estados Unidos. La campaña norteamericana avanza en línea con lo previsto, pero su margen de error es limitado. El mercado climático de las próximas semanas podría generar mayor volatilidad en los precios.

Los precios de la oleaginosa alcanzaron nuevos máximos nominales en Argentina y Brasil a lo largo de la semana, apoyados en la tendencia favorable de mercado internacional. En Chicago los futuros de harina con vencimiento en julio acumulan ganancias del 16% desde principios de abril. Esta situación fue aprovechada por los productores con granos en stock, que aceleraron su ritmo de ventas en los últimos días. En nuestro país se estima que durante la segunda mitad de la semana se le puso precio a más de un millón de toneladas entre fijaciones de mercadería entregada en depósito y nuevas operaciones en el mercado disponible.

A nivel nacional, datos oficiales apuntan a que la cosecha de soja llega al 75% de la superficie proyectada, con un retraso de 15 puntos porcentuales frente al avance observado a la misma altura del año pasado. Las condiciones climáticas de la última semana han sido mayormente favorables, permitiendo el ingreso de las cosechadoras al campo a razón de unas 250.000 ha por día. Esta situación sigue demorando la llegada del maíz al circuito comercial, pues los productores privilegian la colecta de la oleaginosa para atenuar el impacto de mayores pérdidas. A medida que los trabajos llegan al oeste de Buenos Aires y la provincia de La Pampa se confirman las expectativas de rendimientos récord.
La industria y los exportadores recuperaron actividad en las últimas semanas después del freno del mes pasado. Los puertos se encaminan a finalizar mayo con despachos por más de 2 Mt del poroto, más del triple que el volumen exportado en abril. Algo similar sucede con la harina, pues el crushing también ha mejorado sus números. En la semana se conoció que la molienda de soja en abril resultó de 3,56 Mt, consolidando una caída del 16% frente al mismo período del año pasado. Preliminarmente se cree que la industrialización de mayo podría rondar entre 4,2 y 4,4 Mt.
Por su parte, el mercado de maíz sigue tirante, manteniéndose los diferenciales de precio en favor de la entrega cercana o casi inmediata. El cereal se volvió a pagar más de u$s 200/ton en posiciones cortas, frente a valores referenciales de u$s 185/ton en junio, u$s 180/ton en julio y u$s 175/ton de cara a los últimos meses del año. El inverso refleja la escasa disponibilidad del grano e implica que los exportadores están saliendo a cubrir negocios a contra-margen en el intento de minimizar pérdidas asociadas a demoras portuarias.
La humedad dificulta el progreso de la recolección. El mes de junio comenzará con un inédito 70% de la superficie maicera esperando los trabajos de cosecha, cuando la norma hasta hace algunos años era del 70% ya cosechado hacia esta época del año. Esta situación está demorando la salida de los embarques, lo que podría causar mayor estrés logístico de cara a los meses de julio y agosto, en vista del holgado volumen de compromisos de exportación ya asumido. Se estima que unas 8 Mt de maíz deberían embarcarse antes del 30/09 para cumplir las DJVE presentadas, forzando un piso de exportaciones cercano a dos millones de toneladas mensuales para los próximos cuatro meses.

Se larga la fina: ¿trigo o cebada?
De a poco comienzan los trabajos de implantación de cereales de invierno en distintas partes del país, en donde el piso y las condiciones climáticas lo permiten. En líneas generales, en los primeros relevamientos se avizora un incremento en la superficie destinada a la siembra de granos finos, con fuerte aumento en el trigo y una visible disminución en el área de intención de cebada. Otras producciones como la colza o legumbres se mantendrían en nichos puntuales, con poca incidencia a nivel nacional en gran medida debido a su bajo desarrollo comercial.
En los cálculos de márgenes brutos de cada cultivo resulta fundamental contemplar aspectos de calidad, muy descuidados en los últimos años. A tal efecto, un factor a monitorear es la inversión en tecnología, especialmente en lo que respecta a la fertilización. La posibilidad de obtener buenos precios dependerá en forma crucial del logro de parámetros de peso y proteína dentro de los rangos deseados por la demanda, cuya exigencia está en aumento. Durante años el trigo argentino promedió 11% de proteína sobre base húmeda, porcentaje que hoy el mercado local clasifica como «premium», con importantes premios sobre la mercadería de estándar Cámara.
En trigo las referencias de precio a cosecha se han estabilizado en los últimos días, después de aumentar sostenidamente entre finales de abril y las primeras semanas de mayo. Los valores fluctúan en el rango de u$s 170 a 175 por tonelada, cifra que no logra generar gran atractivo en los vendedores. Igualmente, se estima que ya se habrían negociado unas 300.000 tn de la próxima campaña. El potencial de suba se mantiene si la demanda externa gana en agresividad, ya que los exportadores posicionan sus ofertas FOB en u$s 195/ton para embarques con 12% de proteína. Esta cifra les arroja una capacidad de pago superior a los precios forward actuales, aunque –claro está- sujeta a que logren originar con un mínimo de 10,5% de contenido proteico sobre base húmeda en el mercado interno.
En el caso de la cebada los precios se miran con cierto recelo, ya que las propuestas a cosecha muestran un fuerte descuento respecto de los últimos valores FOB conocidos. En los primeros cinco meses de la campaña se exportaron 473.249 tn del cereal de calidad cervecera, volumen que arrojó una facturación de u$s 108,4 M, es decir, un FOB promedio de casi u$s 230/ton. Sin embargo, los valores ofrecidos para la campaña 2016/17 no se alejan de u$s 165/ton, tanto en la forma de ofrecimientos a precio firme como bajo la modalidad «a fijar» sobre la base de fórmulas que toman en partes iguales un componente fijo y una proporción –usualmente el 76%- sobre los precios del trigo en Chicago. Más aún, las cotizaciones se encuentran no menos de 20-25% por debajo de las ofrecidas del otro lado del charco, en Uruguay. Allí se estima que la superficie crecerá hasta cubrir unas 160.000 ha, al tiempo que en Argentina habría una disminución no menor a 10-15% sobre la siembra del año pasado.



Maíz: una mirada al plano internacional
La siembra gruesa en Estados Unidos avanza sin presentar mayores inconvenientes, a excepción de zonas puntuales sobre el este del cinturón maicero, que en las últimas semanas recibieron lluvias algo mayores a lo normal. Esta situación, sumada a la fuerte corrección que experimentó el ratio de precios soja/maíz, ha motivado cambios en la intención de siembra original de los productores. Operadores estiman que la oleaginosa ganará entre 400 mil y un millón de hectáreas adicionales por sobre la proyección que formuló el USDA el 31 de marzo. Una actualización de este número se conocerá a finales del mes próximo, en conjunto con un nuevo informe trimestral de stocks.
Hasta el último fin de semana se había sembrado el 56% de la soja y el 86% del área a cubrir con maíz, con Iowa y Minnesota –en el extremo norte- mostrando un adelanto respecto de otros distritos importantes. A nivel nacional, se espera que esos guarismos se ubiquen en 71-74% en el caso de la oleaginosa y en torno a 92-94% para el cereal hacia este fin de semana. Los pronósticos anticipan una alta probabilidad de lluvias superiores a lo normal en el extremo sur del área agrícola a 6-10 días, pero condiciones mayormente secas en los distritos del norte.

El margen de error en la cosecha norteamericana es realmente acotado. Las pérdidas verificadas en Argentina y Brasil están forzando a la obtención de altos rendimientos en Estados Unidos como condición para estabilizar el mercado. Sin embargo, el balanceo no será total: si el país del norte logra sumar un millón de hectáreas adicionales de soja logrará incrementar su producción en 3-3,5 Mt, cifra que representa menos de la mitad del volumen que perdieron en forma conjunta Argentina, Brasil y Uruguay con las condiciones adversas del tramo final de la campaña.
El mercado internacional de maíz también se enfrenta a un escenario de restricciones de oferta. Algunas estimaciones plantean caídas de hasta 10 Mt en la producción brasileña, afectada por el calor y la falta de lluvias a lo largo de abril y las primeras semanas de mayo. La safrinha, que según la CONAB redondeó una producción de 54,6 Mt en el ciclo 2014/15, caería este año un 10% hasta ubicarse en el rango de 48-50 Mt. A esto se suma la caída en la producción de maíces tempranos. Definitivamente, esto limitará el potencial exportador del país en los últimos meses del año. Entre septiembre y diciembre de 2015 Brasil colocó más de 20 Mt de maíz en el mercado internacional, frente a 10,3 Mt de Estados Unidos, 5,7 Mt de Ucrania y 3,4 Mt de Argentina. Semejante liderazgo está amenazado de cara al mismo período del año 2016.
En China, mientras tanto, las reformas introducidas han generado una disminución de la superficie de intención de más de dos millones de hectáreas para la campaña nueva, esperándose una sustancial caída de la producción. Los precios domésticos, lejos de reaccionar a la suba, cayeron con fuerza en los primeros meses del año y se recuperaron parcialmente en abril, permaneciendo estables en las últimas semanas. El estado ha cumplido con su promesa de comenzar el proceso de liquidación de las reservas públicas, licitando este viernes casi 890 mil toneladas. Casi todo el volumen ofertado correspondía a mercadería con producción en el año 2012/13. Si este mecanismo no se agiliza un factor a seguir de cerca son las importaciones, que en los últimos meses han comenzado nuevamente a repuntar, superando en abril el millón de toneladas.

¿Son altos los costos portuarios para despachar soja en Argentina? JULIO CALZADA Y GUILLERMO WADE

Los costos portuarios argentinos son importantes porque puede contribuir a “encarecer” o “abaratar” el flete marítimo. Es un “costo del sistema” propio de cada país. Afecta al precio que reciben los exportadores locales y, finalmente, al que recibe el productor argentino. En este ejemplo, los costos se calculan en U$S 6,48 /t de soja y representan el 17% del flete marítimo. En junio del 2008 con un flete marítimo más alto, representaban apenas el 5%. Evidentemente, estamos ante un tema que debe ser monitoreado por la fuerte competencia con Brasil y EE.UU. en la colocación de productos como los del complejo soja.

La pregunta es sugerente: ¿son altos los costos portuarios argentinos para enviar soja al exterior? Para alcanzar una respuesta hemos realizado un ejercicio de simulación para evaluar los costos portuarios en Argentina que debería afrontar un buque “panamax” que despacha –por ejemplo- 65.000 toneladas de poroto de soja argentino a China y que ingresa al Gran Rosario, para posteriormente completar carga en terminales portuarias de Bahía Blanca. En el presente trabajo nos hemos focalizado en los costos o erogaciones portuarias que deben afrontar los armadores o navieras; sin considerar aquellas erogaciones que deben afrontar los dadores de carga/exportadores por poner la mercadería arriba del buque. Recordemos que estos últimos venden –por lo general- la soja a precio FOB, haciéndose cargo de las erogaciones hasta poner la mercadería a bordo del navío. De allí en adelante, los armadores y compradores finales deben afrontar todas las erogaciones (gastos portuarios, flete marítimo y seguros).  Los costos portuarios que estamos cuantificando aquí, están incorporados dentro del flete marítimo que en promedio asciende a 38 U$S/t para el transporte de soja de Argentina a China, según información del MINAGRI.

Más abajo explicaremos la metodología empleada para estimar los costos portuarios y de acceso al Gran Rosario y Bahía Blanca. Tomamos como modelo un buque de las siguientes características: “panamax” de 225 metros de eslora, 32,25 metros de manga y 19,60 metros de puntal. Ingresa por el Río de la Plata para cargar 47.500 toneladas de poroto de soja en una terminal portuaria en Timbúes. Luego sale de allí, y en 4/5 días aproximadamente, llega a Bahía Blanca para completar la bodega con 17.500 toneladas de soja. De esta forma, sale posteriormente a China con 65.000 toneladas. 

En el cuadro N°1 vemos los costos portuarios que- hipotéticamente- tendría el armador o naviera para llegar con el buque al Gran Rosario y Bahía Blanca y cargar esta mercadería. Se incluyen las siguientes erogaciones con información proporcionada por Agentes marítimos, que por razones de confidencialidad no mencionaremos en este trabajo. Ellos son: a) derecho de entrada, faros y balizas; b) uso de muelle; c) pilotaje y practicaje sobre el Río Paraná y en puerto; d) peaje a Hidrovía S.A.; e) amarre y desamarre; f) servicios de supervisión y jefe/ sereno; g) horas extraordinarias de Aduana; h) migraciones; i) gastos sanitarios; j) inspección de bodegas y tanques; k) inspección obligatoria de desechos y basuras; l) otros gastos; y ll) honorarios del Agente Marítimo. 

Como vemos en el cuadro, los costos portuarios totales para este hipotético buque ascienden a 420.956 U$S, el cual se compone por costos para llegar y operar en el Gran Rosario (U$S 239.416) y 167.479 U$S para completar las bodegas en Bahía Blanca. Si este buque transportara teóricamente 65.000 toneladas de poroto de soja, el costo portuario promedio por tonelada ascendería a 6,48 U$S/t.

Pero veamos la incidencia del costo portuario argentino sobre el flete marítimo. El “costo portuario al buque” es importante porque puede contribuir a “encarecer” o “abaratar” el valor de un flete marítimo. Dicho costo es un “costo del sistema” propio de cada país; en este caso, es parte del costo argentino. De allí la importancia de ser eficientes y de que haya racionalidad económica en su determinación para no elevar el “costo argentino”, no reducir el precio FOB que reciben los exportadores locales y, por lo tanto, reducir el precio FAS que recibe el productor nacional. En efecto, de acuerdo al cuadro N°2, el costo portuario de cada tonelada de soja asciende a 6,48 U$S, que comparado con un flete marítimo de 38 U$S/t, representa un 17% de este último. Esta cifra es significativa si se tiene cuenta que, por ejemplo, en Junio del 2008 el flete marítimo de Argentina a China llegó a ubicarse en 137 U$S la tonelada. La cifra actual de costos portuarios de 420.956 U$S representaría apenas el 5% del flete de aquella época. Hoy es el 17%. Incide en la baja de los fletes marítimos la caída en las cotizaciones del barril de petróleo operada desde el año 2014. Pero evidentemente estamos ante un importante costo del sistema portuario argentino que debe ser muy tenido en cuenta y ponerlo “bajo la lupa” por nuestra fuerte competencia con Brasil y Estados Unidos en la colocación de la soja y sus derivados.


  
En el cuadro N°2 comparamos los costos portuarios argentinos por tonelada con el precio promedio CIF de venta en el mes de Abril de 2016 del poroto de soja argentino a China (estimado en 437 U$S/t según informes oficiales. Los costos portuarios argentinos representan el 1,5% del precio teórico que pagaría un originador CIF de soja en China. En este precio CIF estamos incluyendo el precio FOB que vende el exportador argentino más el seguro y el flete marítimo a China.

Si cotejamos los costos portuarios argentinos por tonelada con el precio promedio FOB oficial Argentina al que habrían vendido el poroto de soja los exportadores argentinos en el mes de Abril de 2016 (estimado en 360 U$S/t), los costos portuarios argentinos representan el 1,8% de este precio teórico que obtendría el exportador local por mercadería puesta a bordo del buque.


Habitualmente intervienen en las operaciones de exportación y transporte de granos, harinas y aceites desde Argentina hacia el exterior lo siguientes agentes económicos: 

Terminal Portuaria (en muchos casos, en el Gran Rosario, tiene anexa a una industria aceitera)i: Es la unidad operativa de un puerto. Incluye la infraestructura de carga y descarga, las áreas de depósito y sistemas de elevación.

Armadores o fletadores, también llamados navieras: es el propietario y/o quien dirige la explotación de la nave. Los armadores o fletadores son quienes deben afrontar habitualmente una serie de gastos, los cuales dependerán de factores propios de cada uno de los puertos de origen y destino: costos de pilotaje, remolcadores, peajes etc. Existen otros costos como los de combustible y de tripulación que no dependen en gran medida de los puertos a los cuales se acceda durante la prestación del servicio. 

Dador de carga/Exportador: Es quien entrega la mercadería para remitirla al exterior. Por ejemplo: Cargill/Bunge/Dreyfus Argentina S.A. Puede remitir desde su propia terminal portuaria o contratar los servicios de elevación de una terminal que no sea de su propiedad. 

Agente marítimo: Es el representante en tierra del armador o naviera, que se ocupa de procurar los servicios que el buque necesita. Actúa en nombre del responsable del buque en los puertos y ejecuta las fases terrestres del transporte marítimo, entregando y recibiendo la carga. Puede representar a varias navieras o armadores. Sus funciones son gestionar los permisos de atraque, contratar el remolque y el pilotaje, preparar la documentación para las autoridades, contratar los servicios de amarre y desamarre, etc. Por lo general, es también consignatario de la carga, esto es, opera en nombre del armador como depositario de la mercancía mientras ésta se encuentra en la terminal portuaria. Esto implica buscar salida a la carga a través de notificaciones de listados de escalas y ocuparse de toda la documentación pertinente.

La mayor parte de las operaciones de exportación de granos, harinas y aceites desde Argentina sea realizan a precios FOB (Free on board) entre el dador/exportador y el comprador final de la mercadería (que en muchas ocasiones es la propia trader o compañía de comercialización internacional del propio exportador). Es decir que el exportador (Ejemplo: Cargill Argentina S.A.) es responsable y debe hacer frente a todos los gastos y erogaciones hasta colocar la mercadería arriba (a bordo) del buque. Estos gastos que debe afrontar son: gastos de elevación y almacenaje, impuesto a los sellos, registro en bolsa de los contratos de compraventa de granos con los productores, comisión del corredor FAS, análisis de calidad, costos financieros, diferencias por mayor calidad, recibidor de granos, control fitosanitario, inspector independiente (surveyor), servicios a las cargas, despachante de aduana, carta de crédito, comisión del corredor FOB (en algunos casos) y estiba a bordo. Dentro de todos estos costos, –cuantitativamente hablando- los dos más importantes son: los servicios de "almacenaje" de la mercadería antes de su embarque, y lo de "elevación" de la misma, para su posterior colocación en las bodegas del buque. Estos costos de "almacenaje, manipulación y elevación" incluyen: peso de la mercadería al bajar de camión o vagón ferroviario, la extracción de muestras, la descarga al silo, clasificación, almacenaje por un período determinado, extracción del silo, control de peso y elevación. Enfatizamos lo siguiente: estos costos no han sido cuantificados en este trabajo porque son afrontados por el exportador o dador de carga. 

En el presente trabajo, en realidad, nos hemos focalizado en los costos o erogaciones portuarias que deben afrontar los armadores o navieras para ingresar con los buques por el Río de la Plata hasta llegar al Gran Rosarioii, a fin de proceder a cargar la mercadería en los buques y llevarla a más de 100 destinos en el mundo. Algunos se refieren a ellos como “costos portuarios al buque”. Estos costos son parte del flete marítimo, estando incluidos dentro de él. De manera tal que el precio CIF de la mercadería surge de sumar el Precio FOB de la soja + flete marítimo (incluyendo costos portuarios en Argentina al buque) + seguro.

De esta forma, cualquier problema mientras se transporta la mercadería por la hidrovía o el Océano deberá hacerse cargo o el armador o el comprador final (que puede ser la propia trader internacional del exportador local). Tal es el caso de problemas de calidad mientras se transporta la soja, mermas, demoras por encima de lo estimado originalmente por ejemplo por una varadura en el Río Paraná. Estos costos adicionales los asume el armador o comprador final y nunca son cubiertas por el vendedor FOB (exportador local argentino).

Básicamente, el costo portuario al buque puede contribuir a “encarecer” o “abaratar” el valor de un flete marítimo y dicho costo es un “costo del sistema propio de cada país”, en este caso, “costo argentino”. De allí la importancia de ser eficientes y que haya racionalidad económica en su determinación para no elevar el “costo argentino”
 
Los costos portuarios que hemos contabilizado en el presente trabajo son: 

a) Derecho de entrada, faros y balizas: Este derecho es percibido en la actualidad por Hidrovía S.A. Es un concepto fijado antiguamente por la Administración General de Puertos. Comprende el uso por parte de los buques de las ayudas a la navegación existentes en los canales de acceso y en las bocas de entrada a los puertos. Se calcula de acuerdo al TRN (Tonelada de Registro Neto).

b) Uso de muelle: Recae directamente sobre el armador. Comprende la utilización por parte de las embarcaciones del conjunto de infraestructura y superestructura portuaria. Lo cobran las terminales portuarias.  

c) Pilotaje y practicaje sobre el río Paraná y en puerto: Cristián Gardel en el trabajo citado expresaba que “debido a que la navegación de una vía fluvial no tiene las mismas características que las de ultramar (puesto que las profundidades de los ríos varían de acuerdo a la sedimentación que este posea en su lecho), se hace necesario para la conducción del buque, la presencia de un especialista que conozca el canal de navegación. Este especialista que en la jerga náutica se lo denomina “practico de río", quien se ocupará de asesorar al capitán del buque en pilotear la nave en su recorrido hasta el canal de acceso al puerto, donde según sea el caso, otro especialista denominado “practico de puerto” se encarga de atracar la nave”. El servicio de pilotaje está a cargo de sociedades privadas. El control de la navegación es función específica de la Prefectura Naval Argentina. La utilización del servicio en cada una de las zonas es de carácter obligatorio. 

El practicaje y pilotaje consisten en las tareas que realiza a bordo de los buques este personal debidamente habilitado para asesorar al capitán en navegación, maniobras y reglamentación, en zonas específicas. El Río de la Plata y Río Paraná están incluidos en las zonas declaradas de practicaje y pilotaje obligatorio, dado que se considera un servicio de interés para la seguridad de la navegación. Técnicamente, el pilotaje refiere al servicio de asesoramiento en navegación en ríos, pasos y canales, mientras que el practicaje se realiza en los puertos. No obstante, comúnmente se conoce a ambos especialistas como “prácticos”, diferenciándolos en “práctico de río” y “práctico de puerto”. Lo más habitual es que las navieras contraten el practicaje y pilotaje con la misma empresa. 

El Decreto Nº 2694 de 1991 desreguló la actividad, de manera que el servicio de practicaje que hasta entonces era prestado y administrado por la Prefectura Naval Argentina pasó a ser privado y regido por el Reglamento de Practicaje y Pilotaje. Los buques toman el práctico del Río de la Plata en el Pontón Recalada (Km 205) hasta un punto donde se hace cargo el práctico de puerto. Cada práctico es habilitado para prestar sus servicios en una zona de la vía navegable o puerto específicos. Las tarifas dependen del tamaño del barco y del recorrido, que se organiza en secciones. El costo del servicio incluye una tarifa básica (determinada por el Coeficiente Fiscal de la embarcación) y adicionales (administración, posicionamiento, navegación continua, traslados terrestres, embarque y desembarque del práctico, estadía en Recalada).

d) Peaje a Hidrovía S.A.: Se destina a solventar el dragado y balizamiento de la vía navegable. Es obligatorio para toda embarcación que utilice las vías navegables incluidas en la concesión (Río Paraná- Río de la Plata). Lo percibe el concesionario Hidrovía S.A. El sistema tarifario no discrimina si el buque está en plena carga, parcialmente cargado o en lastre (sin carga). La obligación de pago tampoco está relacionada con el atraque en el puerto, sino con el uso de la vía navegable concesionada. La tarifa de peaje contempla el tamaño de la embarcación y las secciones de la Hidrovía que atraviesa (desde Recalada hasta el Puerto de Buenos Aires). La tarifa de peaje se determina mediante una fórmula que suma las tarifas por balizamiento y por dragado. Las tarifas por balizamiento son proporcionales al tamaño del buque, dado que cuanto mayor es el porte de la embarcación mejor deber ser la señalización de la vía navegable. Los distintos tipos de buques demandan diferentes características de diseño del canal (ancho y profundidad). Por ello, la tarifa por dragado no tiene relación directa con el tonelaje neto del barco (TRN), sino que se aplica un factor de corrección por calado. Las embarcaciones que calan a menos de 15 pies no pagan dragado. Hidrovía SA, concesionaria encargada de realizar el dragado, es controlada por la Dirección Nacional de Control de Concesiones de Dragado y Balizamiento. El monto del peaje es recuperado por la naviera sumando al flete, mediante un cargo llamado toll surcharge o toll fee. 

Como expresamos anteriormente, la Tarifa de Peaje (TP) surge de sumar la Tarifa por Dragado (TD) más la Tarifa por Balizamiento (TB). La de dragado (TD) surge de multiplicar el cargo fijo x TRN x % utilizado del canal (según tabla de dragado) x Factor de Corrección por Calado

La tarifa de balizamiento surge de multiplicar el cargo fijo x TRN x % utilizado del canal (según tabla de balizamiento).

e) Amarre y desamarre: Lo contrata la Agencia Marítima. Incluye el servicio de hacer firmes las amarras y proceder luego a soltarlas en el arribo y zarpe, lo que se lleva a cabo con una lancha especial.

f) Servicios de supervisión y jefe/ sereno: El Decreto Nº 890/80 que aprueba el Régimen de la Seguridad Portuaria establece que el sereno de buque tiene a su cargo la vigilancia general de los buques amarrados en puerto, así como de la carga depositada en muelles, riberas y plazoletas oficiales, dentro de la jurisdicción de la Prefectura Naval Argentina. Todos los buques extranjeros amarrados en puerto están obligados durante toda su estadía a tomar por turno por lo menos un sereno oficializado para cumplir la guardia a bordo. Se requieren tantos serenos como planchadas (escaleras que suben al buque) sean habilitadas. Los serenos son auxiliares de la autoridad naval, por lo que deben estar inscriptos en el Registro de Serenos que administra la Prefectura Naval. Los serenos no pueden ejercer sus funciones en más de un buque, ni atender en forma simultánea el cuidado del buque y de la carga estibada en tierra a una distancia mayor de 20 metros del buque. El servicio de sereno se computa por jornales de 6 horas, los que varían de acuerdo al tipo de carga (no especial, insalubre o peligrosa); al horario y día de semana (hábil, sábado o domingo y feriado). Los recargos oscilan entre el 50% y el 100% del jornal básico.

g) Horas extraordinarias de Aduana: Cuando la nave atraca en un puerto asciende habitualmente una “comitiva” integrada por cinco entidades: el Ministerio de Salud de la Nación; el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA); la Dirección Nacional de Migraciones; la Dirección General de Aduanas (AFIP) y la Prefectura Naval Argentina. Los servicios se encuentran arancelados, excepto en el caso de Prefectura y Aduana. Aquí en este rubro se computan las horas extraordinarias a pagar al personal de Aduana.

h) Migraciones: La Dirección Nacional de Migraciones tiene como función registrar los ingresos y egresos de personas al país, ejercer el poder de policía migratorio y decidir sobre la admisión de personas al territorio nacional. Es la encargada de revisar la documentación de los tripulantes. Los trámites migratorios sujetos a tasas retributivas de servicios que deben realizar las embarcaciones de cargas son: h1) Ingreso y egreso de buques con origen o destino final en un puerto extranjero. h2) Embarco, desembarco y transbordo de tripulantes. La tasa se percibe por trámite presentado por la agencia marítima. 

i) Gastos sanitarios: Es competencia de la Dirección Nacional de Registro, Fiscalización y Sanidad de Fronteras del Ministerio de Salud de la Nación emitir el certificado de “Libre Plática” y/o Certificado de Exención del Control a Bordo y/o Certificado de Control de Sanidad a Bordo. El concepto de “Libre Plática” para el caso de una embarcación remite a la autorización para entrar en un puerto, embarcar o desembarcar, descargar o cargar suministros y cargas. Esta documentación sanitaria certifica que la embarcación está exenta de infección y contaminación. Responde a normas internacionales (Resolución GMC Nº 9/08 “Procedimientos Mínimos de Inspección Sanitaria en Embarcaciones que Navegan por los Estados Partes del MERCOSUR y Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de la OMS. En la práctica, se trata de un mensaje que el capitán envía a la autoridad pertinente cuando el buque entra en aguas argentinas para informar que ninguno de los tripulantes presenta síntomas de enfermedades que podrían resultar contagiosas. También debe notificar de qué puerto viene.

j) Inspección de bodegas y tanques, Inspección obligatoria de desechos y basuras: El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) realiza el control sanitario del rancho, es decir, de las provisiones y suministros del buque que se encuentran a bordo para su propio consumo y el de su tripulación (no incluye la carga transportada). Cada buque debe ser inspeccionado al arribo con el propósito de verificar las condiciones zoofitosanitarias de ingreso. La fiscalización implica tanto aspectos documentales como las condiciones higiénico-sanitarias de la nave en el cuarto de residuos, cocina y provisiones. Las tareas de inspección sobre los buques de carga tienen un costo único y particular dependiendo del día y horario de ingreso al Puerto. En la práctica, al arribo del buque el SENASA se pone en contacto con el capitán del buque y la agencia marítima patrocinante. Hecha la revisión, cualquier situación irregular u observación es inmediatamente informada a los responsables de la embarcación, dando la posibilidad de respuesta. 

k) Otros gastos: se incluyen otros gastos como misceláneas, servicios de Courier que necesita para su actividad el agente marítimo, Contribución al Centro Marítimo, Impuesto a los débitos y créditos bancarios, etc.

l) Honorarios Agente marítimo: Al cumplir su función de ser representante en tierra del armador o naviera, el agente marítimo percibe honorarios por su función y prestación de los siguientes servicios: gestionar los permisos de atraque, contratar el remolque y el pilotaje, preparar la documentación pertinente para las autoridades y otros organismos, gestionar la salida de la carga, etc.

 

i “Logística de Cargas. Puerto de Buenos Aires. Cadena Logística de una operación de comercio exterior". Ministerio de Economía y Finanzas Pública de la Nación. Año 2014.
ii “Puertos graneleros en la Argentina y algunos indicadores de performance portuaria”. Cristian Gardel. Lecturas III. Abril de 1999, Investigación & Desarrollo. Bolsa de Comercio de Rosario.

Trimestre soñado: ilusión o desencanto?, por Maria Sol Arcidiácono

A medida que fue avanzando la trilla en Argentina, y profundizándose las complicaciones, los precios superaron todas las expectativas cotizando localmente también muy por encima de las estimaciones más optimistas: cerramos mayo en los máximos.

El clima en cosecha tuvo la última palabra, afectando seriamente la performance de la oferta sudamericana que se esperaba récord. Se reivindicó el concepto de volatilidad e incertidumbre en un mercado que venía manso, reforzando la necesidad de utilizar eficientemente herramientas de cobertura flexibles de riesgo de precios.



La recolección de la soja local alcanza tres cuartas partes del área en una campaña que recordaremos como de las más complicadas de la historia en su etapa final, mientras continúa la especulación no sólo sobre el volumen de la cosecha, el rango a esta altura todavía es amplio: entre 52 y 57 millones de toneladas, si no que se duda también sobre la apropiada performance de Argentina como principal proveedor mundial de harina.

La calidad de la soja de nuestro país está en la mira, mientras arriba a los puertos la peor muestra de la misma, intentando colocar en esta primera etapa la soja que se trilla húmeda y/o dañada, almacenando el resto. La harina fue el producto que más subió desde principios de marzo en Chicago, un 55%, 155 dólares, superando los 400 dólares/tn la posición julio 2016. El margen de molienda de la posición cercana explotó, así como la capacidad de pago de la industria, achicándose localmente fuertemente el carry, el pase del mercado (julio/noviembre).

Por el lado del maíz, el avance fue de apenas un tercio en Argentina, y en este caso se recordará como la más demorada. El retraso es histórico, prácticamente iniciamos junio y todavía no se ha activado el arribo de camiones en los puertos, mientras se acumulan los compromisos de embarques que superan ya los tres millones de toneladas. Mercado fuertemente invertido, $3000 pesos valió el maíz con descarga mañana (31/05)/214 dólares, mientras que cotizaba 185 dólares descarga contractual/junio.

Estacionalmente, por otro lado, en el hemisferio norte avanza la siembra 16/17 a muy buen ritmo. Se espera que esta semana el USDA informe que cerca del 95% del área estimada para maíz esté ya implantada, mientras que el progreso en la soja rondaría el 75% en Estados Unidos.

La reserva de humedad a la fecha es excelente en el tradicional cinturón maicero norteamericano y las proyecciones de que se desarrolle sequía severa en la zona núcleo es prácticamente nula, según los estudios climáticos de mediano plazo.

Sin embargo, y más allá de la buena performance en la etapa preliminar de implantación, el foco en el próximo trimestre estará ahora en la evolución de los cultivos en Estados Unidos, renovándose la ansiedad del mercado. Los Fondos mantienen su posición comprada en soja y maíz en Chicago a la espera de definiciones, por lo que no anticipamos grandes liquidaciones hasta que no vaya habiendo una idea más concreta de los rendimientos esperados.

De todas maneras, el rally fue importante, puede costarle al mercado quebrar las resistencias vistas esta semana, mantener el interés de compra arriba de los: 1100 puntos soja/400 dólares para la soja en Chicago, 400 centavos/160 dólares para el maíz. Recomendamos fuertemente cubrir las ventas pendientes, así como los costos de la cosecha que viene, con las excelentes alternativas en OPCIONES que brindan estos rangos de precios. Por Cra. María Sol Arcidiácono. Directora Académica Postgrado Agronegocios

Contrastes en la plaza triguera. Enrique Erize

Nuestra última intervención en el excelente Congreso A Todo Trigo organizado por la Federación de Acopiadores motivó algunas polémicas. Ello pues, en nuestra exposición, alertamos sobre la diferencia de escenarios en materia de mercados que le corresponden al trigo de la presente campaña respecto del de la temporada 2016/17. En efecto, las expectativas de precios son muy diferentes. En el caso del trigo disponible, la plaza es una caldera. Era previsible y así lo anunciamos hace varios meses en la presente columna. Una cosecha pobre en volumen (con un área históricamente baja) y en calidad ha generado un cuadro de situación comprometido al momento de asegurar el abastecimiento interno del año calendario 2016. Ahora, son muchos los que comparten la preocupación. ¿Los números no cierran? Algo de eso hay. La industria molinera, sobredimensionada increíblemente al calor de las políticas “amigables” del anterior Gobierno, ahora amenaza con importar trigo de Uruguay cuya disponibilidad, dicho sea de paso, es muy pero muy acotada. En consecuencia, la molinería deberá aumentar sus ofertas en el plano local si quieren abastecer la demanda interna de los próximos meses en tiempo y forma. Los trigos de 9,5 de proteína y 76 de PH, ninguneados hace un par de meses, hoy son muy requeridos. En realidad, más allá de los parámetros habitualmente derivados del standard de calidad, si con el trigo que queda se puede hacer algo parecido al pan, los molinos lo pagarán por bueno. Y en el sudeste/sudoeste de la provincia de Buenos Aires queda mucho trigo con semejantes características.

En el caso del trigo 2016/17, la historia es muy distinta. Aun teniendo en cuenta que hay problemas para sembrar en tiempo y forma en la zona triguera norte (al norte de la ruta 7), no se discute que el área del cereal crecerá este año al menos un 25% (algunos estiman un 35%) y con un mayor paquete tecnológico por la baja en los precios de los fertilizantes. Con rindes de tendencia, podría estimarse una producción que se ubicaría en un rango de entre 14 y 15 millones de toneladas (MMT), lo que derivaría en un excedente exportable de entre 8 y 9 MMT. El efecto “encandilamiento” del presente año (retenciones a cero y devaluación, con precios en pesos que se triplicaron) en el nuevo ciclo no se dará y los meteorólogos están pronosticando un clima muy favorable para los cultivos y su calidad. En semejante contexto, es importante destacar que la plaza triguera internacional muestra una relación stock/consumo que es récord histórico y que las exportaciones de EE.UU. del cereal muestran ¡el peor ritmo de los últimos 40 años! Es por este conjunto de razones que nuestra opinión en A Todo Trigo no fuera la misma que el año pasado. En aquella oportunidad, sugerimos (se podría decir que insistimos) aumentar el área de trigo y “no leer los diarios”. Ahora, la cuestión es muy diferente. Un factor de mercado a monitorear es, sin duda alguna, el, clima en EE.UU. en el periodo junio/agosto. Sí la cosecha gruesa en dicha nación evolucionara sin problemas en dicho lapso, Chicago acusará el impacto. Hoy por hoy, es nuestra convicción que las cotizaciones en dicha plaza tienen incorporado un cierto premio climático que podría desaparecer y afectar las cotizaciones en general. ¿Cómo actuar entonces? Quienes tengan vender el trigo en plena cosecha no debieran subestimar valores del orden de los u$s/Ton. 170 como se muestran hoy, toda vez que es muy probable que los precios puedan moverse (al momento de la recolección) entre 140 y 160. Quienes puedan demorar ventas para el segundo cuatrimestre, muy probablemente accederán a los beneficios del llamado “efecto Mercosur” y aspirar a valores del orden o por encima de los u$s/Ton.180. En definitiva, un escenario muy distinto al que era más que previsible un año atrás.

La política económica y la grieta, por Roberto Cachanosky

Hace rato que se viene hablando de la grieta, palabra que entiendo quiere significar que estamos divididos entre argentinos k y argentinos no k.
En rigor no es la primera vez que en nuestro país se produce este tipo de divisiones feroces, ya en el siglo XIX estuvo el famoso unitarios versus federales. A mitad de siglo XX Perón, con su política fascista dividió a los argentinos diciendo que unos eran pobres porque otros eran ricos. Lo que se olvidó de decir es que muchos de los nuevos ricos habían hecho plata con la corrupción de los gastos estatales. Perón dividió a la sociedad al punto de gritar desde el balcón 5×1 y vamos a distribuir &"alambre de enfardar para colgar a nuestros enemigos&". Como puede verse, el hombre no se andaba con muchas vueltas. Era un “pacificador” nato.
Tampoco el Perón del 73, viejo y cansado, vino con mucho espíritu de pacificación. Desde el exilio él había contribuido a dividir a la sociedad estimulando las andanzas de los terroristas. Claro que cuando llegó a la Argentina y vio que los terroristas querían coparle el PJ buscó frenarlos. Pero los terroristas le asesinaron a su amigo Rucci y se desató el pandemónium de la violencia con la Triple A comandada por López Rega que perseguía a los terroristas y los terroristas que tiraban bombas y mataban gente por doquier. Una vez más el peronismo dividía a la sociedad con altos grados de violencia.
Ya de entrada, cuando Perón volvió al país, se produjo un enfrentamiento a los tiros en Ezeiza entre diferentes sectores del peronismo. El ala fascista contra el ala zurda. Hubo varios muertos en los bosques de Ezeiza ese día.
El kirchnerismo no hizo otra cosa que seguir con esa división de la sociedad buscando culpables imaginarios para señalarlos como los responsables de la pobreza de la gente, pobreza que en rigor era producto de las políticas populistas aplicadas por ellos que generaban un tsunami de destrucción del stock de capital produciendo desocupación, caída de la productividad, pobreza, indigencia y desocupación. Hoy se ve con toda claridad como esas políticas populistas no son otra cosa que una cortina de humo para esconder, en el caso del kirchnerismo, uno de los mayores latrocinios de la historia Argentina.
Pero desde la instauración del populismo en Argentina, con Perón a la cabeza, lo que hoy llamamos grieta, ya existía como resultado de la política económica que se viene aplicando desde hace décadas. Es una política económica que, por definición, lleva a la famosa grieta o al enfrentamiento social.
Es que se ha instaurado en Argentina una política económica por la cual uno sector solo puede avanzar a costa de otro sector de la sociedad.
Sectores empresariales utilizan al estado para que cierre la economía y así tener una renta extraordinaria vendiendo productos de mala calidad y a precios descomunales. Para que los dirigentes sindicales no protesten, entonces el estado establece salarios mínimos imposibles de pagar y una serie de beneficios “sociales”.
En Argentina un sector de la sociedad no logra avanzar económicamente gracias a que produce algo que beneficia a otros sectores de la sociedad, sino que logra avanzar consiguiendo que el estado les quite a otros para darme a mí. Las reglas de juego son muy claras. Yo le pido al estado que use el monopolio de la fuerza para quitarle su riqueza o su ingreso a otro sector, me lo de a mí en nombre de la justicia social y mediante una ley del Congreso para darle un aspecto legal al robo.
El sector perjudicado reacciona y entonces el estado utiliza el monopolio de la fuerza para quitarle a un tercer sector y transferirle el producto del robo legalizado al sector perjudicado que me transfiere a mí. Y luego el tercer sector protesta, con lo cual el estado lo “conforma” con alguna ley social que le quita a un cuarto sector su ingreso para dárselo al tercero. En definitiva, es una lucha de todos contra todos. El conflicto social es permanente y ahí se produce la grieta social o el enfrentamiento social.
Con este esquema económico, que los argentinos venimos aplicando desde hace décadas, siempre hay enfrentamientos, recelos, conflictividad en la sociedad. Unos ganan y otros pierden y, dependiendo del momento y las circunstancias, en determinados momentos a algunos les toca perder más que a otros.
El desafío del PRO no es terminar con la brecha dejada por el kirchnerismo, sino con la brecha que genera este sistema económico que conduce al conflicto social permanente y al enfrentamiento de la sociedad. Es el sistema económico populista el que produce la brecha.
Por eso hay que pasar de este sistema populista, a la cooperación libre y voluntaria por la cual un sector solo puede mejorar si produce algo que beneficia a otros sectores de la sociedad. Mi mayor ingreso deja de depender de que el estado le robe su ingreso a otro y comienza a depender de mi capacidad para producir algo que beneficia a los demás.
La brecha no la inventaron los k. Los k ampliaron la brecha hasta llevarla niveles insoportables. Pero la brecha va a seguir existiendo mientras tengamos este sistema de robo legalizado por el cual todos quieren usar al estado para robarle a otros sectores el fruto de su trabajo en nombre de la justicia social y de las políticas estatales solidarias.
Fuente: Economía para Todos

Macri parece más pragmático que Néstor y Cristina, por Luis Majul

El Presidente parece más pragmático que Néstor Kirchner y Cristina Fernández. En economía, en política y en la comunicación también...

Además está dispuesto a corregir todo lo que sea necesario. Incluso sus decisiones aparentemente inmodificables, como la determinación de bajar el gasto público de manera considerable. Macri sabía de antemano que la salida del cepo con devaluación, los despidos masivos en los organismos del Estado, los aumentos de las tarifas de la luz y el gas iban a impactar en su imagen positiva. Jaime Durán Barba le había adelantado que la caída iba a ser como mínimo de unos 10 puntos y como máximo de unos 15.
Pero, hasta le semana pasada, de acuerdo a quienes miden en el Gobierno, resultó bastante menor. Entre menos 5 y menos 7, depende de la zona donde se pregunte. Cuando se lo terminaron de confirmar, el Presidente lo tomó como una muy buena noticia. Y ahora su ánimo sirve para contagiar a gran parte del gabinete, cuyos ministros sienten el ajetreo de los primeros cinco meses como si fueran varios años. Macri ya hizo apuestas informales con varios de ellos: alrededor de 2 puntos la inflación de julio y de ahí en más todo para abajo; una recaudación de más de u$s 10 mil millones durante la primera etapa del blanqueo y un incipiente crecimiento de la economía antes de fin de año que continuará, con mejores perspectivas, en 2017.
Pero no se detuvo allí. También les explicó el volantazo de política económica de mitad de año. Se podría sintetizar así: basta de ajuste y de aumentos de tarifas; uso a tope de todas las partidas sociales; multiplicación de la comunicación para terminar con la idea de que Macri gobierna para los ricos. El paquete de leyes que terminó de mandar al Parlamento parece tener esa impronta. De todas ellas, la reparación a los jubilados con el pago de juicio y la recomposición de los haberes a casi 2 millones y medio de pasivos es la más audaz y la que genera más desconcierto en la oposición. Los economistas a quienes les gusta hacer cuentas sostienen que le terminará insumiendo, al Estado, casi $ 80 mil millones.
Y los funcionarios encargados de devolver el dinero sostienen que terminarán de pagar los juicios durante los próximos dos años. El responsable de la Administración Nacional de la Seguridad Social, Emilio Basavilbaso, está preocupado por la expectativa que está generando la iniciativa. Le preocupa que no se entienda que hasta que la ley no esté promulgada y reglamentada los jubilados y pensionados no podrán empezar a reclamar. Teme que se produzca un cuello de botella que termine malogrando quizá la mejor decisión de política económica del gobierno desde que asumió. Vamos a tener que ordenar la demanda de trámites muy bien. Y explicar los plazos y condiciones todavía mejor, me dijo.
Ningún ministro lo va a decir en público, pero la mayoría de las veces los anuncios se hacen demasiado rápido, y se ejecutan a ritmo de vértigo, por el expreso pedido del propio Jefe de Estado. La semana pasada, Macri tuvo el siguiente diálogo con un periodista. Presidente: los aumentos de tarifas no se podrían haber aplicado en forma más gradual?. Macri respondió: No. Porque las protestas se habrían estirado hasta el infinito. ¿Y el Gobierno no cuenta con un sistema para discriminar entre un hotel de lujo y un club de barrio?.
Me encantaría que lo tuviera, pero creo que no lo posee ningún gobierno del mundo. Son muchos cruces de datos que hay que hacer para diferenciar uno de otro. La manera de hacerlo, aunque parezca antipática, es contemplar caso por caso, cuando el usuario lo pide y su reclamo resulta justo. ¿Pero no se hubiera evitado tantas idas y vueltas, como las protestas de los teatros, los clubes de barrio y los gobernadores e intendentes de la Patagonia? Si. Lo hubiéramos evitado. Pero ya no importa. Ahora vamos a contemplar caso por caso. Porque, como vos decís, no es lo mismo un hotel en Villa La Angostura, que con el aumento de tarifa no le impacta tanto en la ecuación y la rentabilidad, que una casa de familia en un barrio carenciado.
Las respuestas de Macri tuvieron un claro sentido. Prefiere hacer mucho y rápido aunque se equivoque y tenga que corregir, que no hacer nada y que le explote la bomba de tiempo que dejó el anterior gobierno. Por eso parecen equivocarse los que sostienen que el ministro de Energía, Juan José Aranguren es un talibán de las tarifas y su puesto corre peligro. Es verdad que Aranguren siempre abogó por un tarifazo cuyo aumento más notable se aplique rápido y de una sola vez, pero más cierto todavía es que Macri lo avaló y que, incluso, hubiera aceptado un mayor incremento.
La oportuna aparición del ministro Rogelio Frigerio con la sugerencia de poner un tope de 400% a las tarifas de las ciudades patagónicas y aceptar un pago en cuotas fue una decisión de último momento, para evitar más ruido político. Y el Presidente la avaló cuando escuchó, de boca de Frigerio, que no le quedaba otra alternativa, sino quería pasar a la historia como el Presidente más antipático para los habitantes de la Patagonia argentina. Macri empezó a entender que, después del sinceramiento tiene que direccionar la máquina del Estado hacia las medidas sociales. Todos los ministros que tienen que ver con la economía le explicaron que podían hacerlo. También le hicieron entender que la meta de baja del gasto no llegará ni al 4 y medio ni al 3%, como lo había prometido ni bien asumió.
Y además le dijeron que, una vez que la inflación empiece a ceder, no sería, tampoco, mala idea, incentivar el consumo, porque después de todo, de eso depende el humor social de los argentinos. Tardaremos un poco más en corregir los desajustes estructurales de la economía, pero van a dejar de caracterizar a Mauricio como un presidente que gobierna paran los ricos, me dijo uno de los ministros. Mientras tanto, el jefe de Estado no descuida la otra gran demanda social que aparece en las encuestas y que tiene a los más altos funcionarios del gobierno anterior en vilo, empezando por la ex presidenta Cristina Fernández. Que vayan presos y que devuelvan la plata, es el clamor.
El Presidente sigue con atención cada suceso de la causa denominada la ruta del dinero K y las idas y venidas de la avanzada para que Cristóbal López devuelva los $ 8 mil millones que dejó de pagarle a la AFIP y se ponga en regla con los casinos del Hipódromo y los barcos de Puerto Madero. Los próximos días serán decisivos para medir quién ganará la pulseada. Lotería Nacional le está exigiendo que retire los cajeros automáticos en cada una de las salas de juego y el Instituto del Juego de la Ciudad sigue reclamando la competencia para cobrar $ 4 mil millones de impuestos adeudados.
El acuerdo de amigos que López y Néstor Kirchner pactaron hace más de una década y que implicó la vista gorda de la anterior gestión de Lotería y el cobro de un canon irrisorio está a punto de naufragar. La carta personal que López le envió al Presidente y cuyo contenido fue revelado ayer por La Cornisa TV no tuvo el efecto deseado por el zar del juego, el petróleo y los medios. Al contrario: fue tomada por Macri como algo parecido a una extorsión.

Informe Quincenal Mercado de Granos del INTA Pergamino - Dr. Reinaldo Muñoz

  • Sobre Perspectivas Agrícolas 2016/2016
El grupo de economía de INTA Pergamino, ofrece a los organizadores de reuniones las conferencias sobre Perspectivas Agrícolas de la Cosecha 2016/17. Las mismas brindan un panorama actual del mercado de granos, aspectos económicos y estrategias comerciales. Presentación en Power Point con modernos sistemas audio visuales. También se brinda asesoramiento capacitación sobre estrategias comerciales más aconsejables para el productor rural
  • RESUMEN
Durante la última quincena, en la Bolsa de Chicago (EEUU), y para los contratos cercanos (Julio), mostraron nuevos precios en alza liderando nuevamente la soja que tocó 399 u$s/t, los precios más altos del año.
Por su parte el precio del maíz aumentó a 162 y el trigo de Chicago y de Kansas en torno a 177 y 169 u$s/t. Estos fueron precios que no se alcanzaban hace más de diez meses.
Por su parte, los aceites vegetales apenas sostuvieron sus precios, con leves mermas en las últimas semanas.
Al momento de divulgar estos precios, se estima que seguirán hasta entrada de la semana próxima, dado que el lunes 30/05 no habrá operaciones, por el feriado del “memorial day” en los EEUU.
La coyuntura de precios fue un nuevo rally para la soja y sus subproductos, que comenzaron en abril, pero continuaron en el transcurso de mayo afirmados por el reporte del USDA de dicho mes.
Por su parte, el mercado financiero no dejo tendencias claras pero mostro una recuperación del petróleo, y a la vez se valorizo el dólar nuevamente. Ambos valores tienen un fondo alcista en función de posibles nuevas alzas de la tasa de interés por la FED (Reserva Federal de EEUU). El precio del crudo orillo los 50 u$s/barril, y con ello se favoreció a otros activos.
En la última semana fue divulgado el reporte de CIG (Consejo Internacional de Granos) afirmando una oferta y demanda de granos creciente para la nueva temporada. Como el reporte del USDA de mayo, los datos productivos y mundiales de la cosecha vieja y de la nueva temporada 2016/17 crecerían, pero salvo el trigo, dejarían indicadores más ajustados en relación al uso o consumo. Esto daría un cambio de expectativas, en la parsimonia de los precios del mercado de granos.
Las cotizaciones de la soja y en particular de la harina mostraron el rally alcista mayor en cuatro años. La soja siguió liderando el contexto de cambios positivos, entre los precios de los demás granos. En la última quincena, maíz y el trigo lograron alzas en sus precios, y con ello podrían fortalecerse.
Esto resulta crucial dado que avanzaron las siembras de la soja y del maíz en los EEUU, y las fuentes no descartan que puedan cambiarlas las áreas definitivas. Desde el pronóstico inicial de mermas de la soja, los precios contradicen a este escenario.
En realidad las mermas productivas de soja de Sudamérica y en particular de la Argentina, por el otoño lluvioso, tuvieron fuerte efecto sobre los precios en los EEUU. En el caso del maíz, el retiro de Brasil de la exportación y sus problemas domésticos a raíz de mermas de la safriña, comenzaron a calentar el mercado exportador en el Golfo de México.
En el mercado local, los resultados proyectados de las cosechas mejoraron con las alzas de precio. En particular las urgencias de la demanda de fábricas y de exportadores, recalentaron las cotizaciones más allá de las de Chicago. Sin embargo, en las semanas este proceso parece continuar, y ya han logrado elevar los precios de dichas mercaderías para los meses de entre zafra.
En el mercado referencial bursátil, lo más destacado fue el petróleo, que aumentó de 49 u$s/barril. Esto alienta ganancias en otras commodities y de los aceites, pero los mismos siguieron debilitados. Por su parte, el dólar se valorizo más 1,6% a de 1,114 u$s/euro. Esto fue negativo pero hay expectativas de un aumento de la tasa de interés referencial y con ello, la política monetaria de los EEUU.
La cosecha de soja local sigue en torno de 56 Mt, pero los daños por deterioro de los granos y la demora en la recolección final pueden arrojar mayores pérdidas. Esto está afirmando el precio de la harina de soja en el plano internacional y en la última semana, detono en la Bolsa de China, contagiando al resto.
Las perspectivas agrícolas locales para 2016/17 indican áreas crecientes de trigo, maíz y una estabilidad para la soja. Sin embargo, como en los EEUU, los precios pueden cambiar estas previsiones.
Los resultados previstos para la región agrícola central y los precios a futuro, ponen en primer lugar al doble cultivo, de trigo/soja, que superaría con holgura al maíz de primera.
Los resultados esperados sin retenciones de trigo y de maíz, parece propender a diversificar los cultivos algo muy favorable.
Con la nueva temporada, los cambios de la política agrícola, sin retenciones ni roes, se calienta el mercado de los alquileres Según las corredoras hay aumentos entre un 15 y 20% para campos agrícolas de buena calidad, en los intermedios de un 10% y en los marginales, sigue a porcentaje en los valores del año pasado. (Elizalde Garrahan & Cía).
Sin embargo, los contratos en la pampa húmeda siguen privilegiando la modalidad a una campaña. Lo ideal sería que abarquen plazos de dos y tres años, dado que las rotaciones de cultivos no afectarían tanto a los resultados económicos. (Alzaga Unzué & Cía).
Es posible que las políticas sigan generando confianza y de a poco se recurra a plazos más largos. También, la ley de cuidado del suelo tiene media sanción en Diputados y el estímulo fiscal de cuidado del ambiente, debería promover a los contratos a mayor plazo.
Una vez más el uso de la estrategia comercial es fundamental para aprovechar las excelentes posibilidades comerciales de corto y mediano plazo. Fijar precios en futuros y/o en forward resultan estrategias prioritarias. Igualmente, es recomendable conservar las posibilidades de liberar entregas el uso de con futuros y opciones.
  • TRIGO
Durante la última quincena (13-27/0516), las cotizaciones del cereal en Chicago y para el contrato más cercano julio-2016, mostraron alzas en las semanas, con ganancias netas para Chicago de 3,5% y para Kansas de 3,4%.
Los pulsos alcistas, fueron la simpatía con ganancias de la soja y del maíz, y las lluvias del pronóstico de 6/10 días para las planicies de EEUU. Sin embargo, las exportaciones semanales fueron buenas en rangos normales y limitadas por la firmeza del dólar.
La cosecha del trigo en el Hemisferio Norte, es casi inminente y sería de producción menor al año previo, pero la situación del balance culminaría con una holgura aún mayor.
Durante la última semana se conoció el reporte del Consejo Internacional de Granos, que proyectó una producción mundial 2016/17 de 722 Mt (717 mes y 736 año anterior). El alza fue atribuida a una mejora en las cosechas de Rusia, de EEUU y de Francia, Según dicha fuente el trigo puede mejorar en la Unión Europea, EE.UU. y en gran parte de la ex Unión Soviética, pese a la caída del área y de sequias en varios países.
Cabe recordar que para 2016/17 el USDA de mayo estimo mermas en el área y en la producción, y aumentos en el consumo. Pero, aumentarían los inventarios. Eta vez, a los más altos históricos. Así, la debilidad del precio estaría a tono con dichas previsiones.
En la última quincena en Chicago y para el contrato de cosecha y más cercano de julio-15, la ganancia neta fue de 6 a 176,9 u$s/t (170,9 quincena y 175,9 mes anterior). Por su parte el trigo para dicembre-17 cerró a 186,8 u$s/t. Dichos precios, quedaron el mercado, entre los valores más bajos frecuentes del año en curso.
Según el análisis técnico, y para el contrato de cosecha más cercano julio-16, la tendencia siguió como lateral, y podrían continuar en esa condición dado que las cotizaciones quedaron cercanas a las medias de veinte días de 170 y 165 u$s/t, para Chicago y Kansas, respectivamente.
En cuanto a las exportaciones semanales desde los EEUU, no dieron firmeza a los precios. Para la semana concluida el 19/05/16, se informaron cancelación del ciclo 2015/16, de -9,9 mil toneladas (175,1 semana anterior), abajo del rango esperado (50-175) mil toneladas. Las ventas para el ciclo 2016/17, fueron alcistas, de 354,5 mil toneladas (140 semana anterior), arriba del rango esperado (200-350) mil toneladas.
Sin embargo, lo proyectado anual de las exportaciones de EEUU, declino a 21,2 Mt (ciclo 2015/16) y se proyectó 23,8 para el ciclo 2016/17).
De todas formas, los volúmenes serían los más bajo en 4 décadas. Esto corrobora la debilidad competitividad del país del norte ante nuevos exportadores de trigo.
Según el reporte del NASS de EEUU del 22/05/16 el trigo de invierno fue calificado de bueno a excelente en un 62% (62% semana y 45% año anterior). El cereal de invierno, está formando espiga un 75% (68% semana, 74% año anterior y 66% promedio).
En cuanto al trigo de primavera fue calificado de bueno a excelente en un 76% (69% año anterior). Se informó además que el trigo de primavera, fue sembrado un 95% (89% semana, 95% año anterior y 76% promedio de 4 años). El cultivo está emergiendo un 78% (60 semana, 76% semana y 51% promedio).
En lo fundamental el balance de trigo sigue siendo el más holgado entre los granos. Para los EEUU y para el ciclo 2016/17 se prevé culminaría con un stock final de 28 Mt (26,61 año 2015). La relación stock/uso sería de 84,5% (83,9% año 2015).
Para el nivel mundial y el ciclo 2016/17 se prevé un stock final de 257,8 Mt (242,9 año 2015). La relación stock/uso sería de 36,2% (34,3% año 2015).
Como vemos, los saldos acumulados fueron mayores al ciclo precedente, y estarían superando a los niveles históricos, tanto en los EEUU como en el nivel mundial.
Sin evidencias de cambios en el mercado, hay un predominio bajista pero estable.
Con los pronósticos iniciales la futura oferta 2106/17 y el comportamiento de la demanda. El mercado puede continuar debilitado y sin grandes cambios.
Mercado local
Durante la última quincena, en las principales plazas locales, en el mercado doméstico mostro un precio firme, con ganancias que sobrepasaron las referencias externas del cereal.
Los exportadores pagaron hasta 2500 $/t por tonelada de trigo condición cámara en zona Rosario. Para Bahía Blanca y Necochea 2400 $/t. Para el trigo de calidad volvió a oscilar entre 180 y 193 u$s/t.
Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires los molinos pagaron de 2500 a 4100 $/t por trigo, según calidad, procedencia y forma de pago. Para el trigo 2016/2017, los exportadores ofertaron 170 u$s/t para Rosario y Necochea. Para Bahía Blanca quedaron en 168 u$s/t.
Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las ofertas de la industria cerraron en la quincena a 2700 $/t (2500 quincena y 2400 mes anterior).
Durante la última quincena, en el mercado de futuro local (MATBA) el precio del cereal disponible aumentó 16 cerrando a 192 u$s/t (176 quincena y 168 mes). El contrato más cercano julio cerró a 190 $s/t (179,9 quincena y 165 mes anterior). El contrato para septiembre, con fuertes alzas cerro a 196,5 u$s/t (189 quincena y 168 mes anterior). Por su parte para el contrato enero-17 cerraron con leves alzas a 169,8 u$s/t (168,5 quincena y 162,5 mes anterior). Para marzo y julio-2017 cerró alzas del orden de 2% a 177 y 190 u$s/t.
La mejora de precios para la futura cosecha, y para los meses cercanos mejoró la perspectiva económica del cereal, lo que es un fuerte incentivo para la siembra. Hay que tener presente que estos precios superan en casi veinte dólares a los precios de Chicago, siendo por lo tanto factibles de ajustes.
Los precios FOB del trigo en el Golfo de México mostraron bajas y alzas semanales, que se compensaron cerrando con ganancias del orden de 1%. Para el trigo procedente de Chicago ganó 3 a 198,9 u$s/t (196,5 quincena y 199,5 mes anterior). Para el trigo origen Kansas, ganó 2 a 200,5 u$s/t (198,7 quincena y 202,2 mes anterior).
En el mercado de exportación Puertos Argentinos, el precio FOB orientativo declinó. Para mayo-16, se ubicaron en un FOB de 195 u$s/t (210 quincena y 200 mes anterior).
Eliminadas las retenciones del 23% y el dólar comprador Banco Nación a 14,0 $/u$s más los gastos habituales daría un FAS teórico de 2520 $/t, abajo del FAS teórico informado por el Minagro al 27/05 de 2659 $/t.
La proyección en margen bruto de la cosecha usando los rindes de 35 y 45 qq/ha y el precio de Enero 2017 de la última semana de 168 u$s/t, en el MATBA, darían márgenes brutos de 79 y 191 u$s/ha. Este resultado mostro la mejor proyección en lo que va del año (Ver cuadro).
De cara a la nueva temporada, las estimaciones de siembra coincidieron en un crecimiento del área. Esto asociado a reglas comerciales claras, necesidad de extraer el agua para bajar las napas, alientan.
El interés en obtener grano de calidad, se alienta con una buena relación de precio e insumo para uso adecuado de los fertilizantes.
Sin embargo hay barro y alta humedad en el ambiente que ya retrasan las labores de siembra y mantiene en vilo al 10% de la soja que queda en pie.
Las zonas, del centro-sur de Santa Fe, aplazaron las siembras. Deja de lado a los ciclos largos, por los cortos. Hay imitada cantidad de semillas y retorna el trigo con las rastras de discos a la región
Sin lugar a dudas con las ganancias en el precio las perspectivas del cereal mejoraron y abonan la hipótesis de un crecimiento del área de siembra.
Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la siembra de trigo 2015/16 fue un área de 3,6 Mha. La merma interanual del área implantada fue de -18% respecto a las 4,2 Mha de 2014/15.
Al 28/01/16, se completó la cosecha nacional 2015/16 sobre una superficie apta de 3,33 Mha dando por perdidas 0,270 y la siembra total de 3,6 Mha. El rinde promedio fue de 30,9 qq/ha (0,5 arriba del promedio de cinco años) y el volumen final fue de 10,3 Mt. La merma interanual de la producción nacional fue de -12,3% respecto al ciclo 2014/15, que fue de 11,75 Mt.
Según la BCBA al 26/05/16 se inició la siembra del ciclo 2016/17, se implanto un 3,9% (atraso interanual de -0,4%) del área proyectada en 4,5 Mha. Hasta ahora se prevé una expansión (+25% desde las 3,3 de 2015/16).
La mayor fluidez se logró en las regiones Centro-Este de Entre Ríos y Núcleo Norte, además de las primeras puntuales del sur de Córdoba y oeste de Buenos Aires. La siembra continuó a paso lento en las regiones NOA, NEA, Centro-Norte de Córdoba y Santa Fe.
Se ha logrado implantar 170 mil hectáreas, de las cuales el 73% se concentra en núcleos productivos de Salta, Chaco y norte de Córdoba.
En las regiones NOA y NEA, prevalece una condición de humedad entre adecuada a regular que podría limitar la intención. En la medida que la humedad lo permita, las labores sobre lotes cosechados de soja, muestran intenciones de incrementar la participación de los cereales en la rotación
En el Centro-Norte de Córdoba, se encuentran demoradas por el retraso de la recolección de soja. Con humedad óptima a excesiva, el estado de los lotes, obligó a algunos productores a realizar labranza convencional previa.
Similar para el Centro-Norte de Santa Fe, región que continúa con lotes con excesos hídricos y elevada humedad, desplazando las primeras implantaciones de trigo hacia los ambientes de loma y media loma.
En el Centro-Este de Entre Ríos, se relevó labores de siembra luego de un corto barbecho sobre los lotes recolectados de soja, previo al temporal de abril. La siembra se concentró sobre las localidades de Gualeguaychú y Concepción del Uruguay. Se optó por ciclos intermedios a cortos. La implantación del cereal es visualizada como una herramienta para mejor manejo de las napas y para el control de malezas resistentes.
Según el informe WAP del USDA de Mayo 2016, la producción Argentina de trigo para el ciclo 2015/16 se estimó en 14,5 Mt (11,3 año 2014 y 14 año 2013), producto de un área de 4,8 Mha (3,77 año 2015 y 4,96 año 2014), y un rinde de 3,02 ton/ha (3,0 año 2015 y 2,82 año 2014). La exportación sería de 8,5 Mt (8,5 año 2015 y 5,3 año 2014). El ranking de exportadores continuaría liderado por UE con 35, USA 23,8, Canadá 20 y Australia 17 Mt, entre los principales.
  • MAÍZ
Durante la última quincena (13-27/0516), las cotizaciones del cereal en Chicago, mostraron un cambio alcista, llevando a liderar las ganancias entre los demás granos con un 8%.
Las variaciones quincenales fueron positivas, y el cereal logro sobre el final dejar el rango donde había fluctuado por largos meses desde abril para superar los 160 u$s/t, lo que no ocurria desde agosto de 2015.
Alentaron a los precios, las fuerzas alcistas de la soja y del trigo, las exportaciones semanales desde los EEUU y las buenas condiciones de avances de la siembra del nuevo ciclo.
Esta vez tuvo ganancias destacadas entre los granos y mantuvo el nivel más alto de los últimos diez meses. El principal factor alcista fue Brasil, que sigue afuera de la exportación y con problemas de abastecimiento interno. Esto atribuido a sus exportaciones récord de 2015 y a las pérdidas de la cosecha (safrinha), resultando en un mercado que se posiciona para compras solo sobre los EEUU..
Los fondos tuvieron una salida compradora, que ya viene siendo muy activa con la soja. El petróleo que continúa afirmándose, y fue contraria la firmeza del dólar restando competitividad. Sin embargo, los factores alcistas fueron dominantes arrojando dicho resultado.
La variación neta del precio del cereal en la quincena, fue una ganancia de 12 al cerrar el contrato julio-16, a 162,5 u$s/t (150,4 quincena y 153,6 mes anterior). Cabe señalar que para septiembre, mes de la cosecha de los EEUU, el cereal cotizo a 163,1 u$s/t (154,8 quincena y 154,2 mes anterior).
Según el análisis técnico y para el contrato más cercano (julio-16), la tendencia fue alcista y podría fortalecerse, dado que los cierres quedaron 8 dólares arriba de la media de 20 días, de 154 u$s/t.
En la medida que avanzaron las siembras de la cosecha gruesa en los EEUU, los fuertes cambios de precios, podrían modificar los cálculos y proyecciones. Según informa económicos, se prevé un aumento del sorgo en el sur y de soja en el medio oeste.
Con respecto a las exportaciones del cereal desde los EEUU, y para la semana concluida el 19/05/16, resultaron alcistas para los precios. Se informaron para el ciclo 2015/16, ventas de 1381,1 mil toneladas (1473,1 semana anterior), arriba del rango esperado de (900-1250) mil toneladas.
Por su parte para el ciclo 2016/17, fueron neutras, de 246,2 mil toneladas (60,5 semana anterior) dentro del rango esperado de (175-325) mil toneladas.
Las exportaciones de maíz desde los EEUU del y para el ciclo 2015/16, fueron las más bajas en muchos años. En el último reporte cayeron a 43,8 Mt. Para la nueva temporada 2016/17, se proyectaron a 48,3 Mt, lo que volvería a un rango más normal para el mayor exportador mundial.
Durante la última semana el Consejo Internacional de Granos proyecto la producción mundial de maíz 2016/17 a 1003 Mt (998 mes y 971 año anterior). Esto incluyo un aumento de los EEUU a 355,3 Mt, pero por debajo de los 366,5 Mt que estimo el informe mensual del USDA.
Con respecto a la siembra de maíz en los EEUU, ciclo 2016/17 el reporte NASS de EEUU al 22/05/16 indico que se sembró el 86% (75% semana, 90% año anterior y 85% promedio). Está emergiendo el 60% (43% semana, 69% año anterior y 55% promedio).
Sin duda las proyecciones de 2016/17, están impactando fuertemente en el mercado. Para los EEUU y el ciclo 2016/17 se prevé un balance con un stock final de 54,7 Mt (45,8 año 2015). La relación stock/uso, sería de 17,62% (15,2% año 2015).
Para el nivel mundial y el ciclo 2016/17 se prevé una cosecha y un uso récord, que viene ocurriendo cada año, pero cerraría con un stock similar, de 207,0 Mt (207,9 año 2015). La relación stock/uso fue estimada en 20,5% (21,5% año 2015).
Si bien las cifras quedaron por arriba de las expectativas, generaron un fondo bajista importante. Pero este fondo bajista no fue tan holgado en relación al uso o al consumo. Comparativamente, las relaciones stock/uso no fueron tan altas y mejores para eventuales recuperaciones de los precios.
Entre los países exportadores se ha destacado el crecimiento de Brasil, con sus exportaciones, de 28 Mt. Igualmente, para Argentina se estimó una cosecha de 34 Mt, ampliando igualmente su saldo exportable a 23 Mt, casi igualando a Brasil.
Se puede concluir, que el mercado mundial de maíz aparece sobre ofertado, con acumulados en los países líderes y exportadores y, con una demanda que se muestra dinámica. Todos los interrogantes se proyectaron hacia la condición climática y productiva, de la nueva temporada en los EEUU.
Según dichas variables serán los precios. También, el definitivo nivel de la siembras. Por lo tanto, en esas variables existen posibilidades de un nuevo escenario para los precios del cereal.
Mercado local
En el plano local, el mercado comenzó a corregirse para las entregas cortas pero la urgencia por la mercadería vuelve, y a tono los valores en pesos suben por arriba de la paridad teórica y de la referencia mundial. En efecto, en disponible como para nueva cosecha, los máximos alcanzados superaron las cotizaciones observadas en el mercado de Chicago.
En la plaza local, y en zona de Rosario los exportadores volvieron a ofrecer 2800 $/t por disponible en zona Rosario. Las propuestas para entregas entre junio y diciembre, cayeron a un rango entre 185 a 175 u$s/t. Para Bahía Blanca y Necochea. Se ofrecieron 2700 y 2500 $/t por maíz disponible. Las operaciones diferidas se ubicaron entre 168 y 162 u$s/t, respectivamente.
La fortaleza del maíz sigue vinculada a la urgencia de los embarques, que parece haber cumplido sus exigencias y luego vuelve a ser compradora.
Las oportunidades de ventas del cereal resultan inmejorables y se extienden a los meses cercanos, lo que ayudaría a descomprimir las entregas.
En el MATBA y durante la última quincena, el disponible reflejó estas urgencias tocando hasta 207 para caer al cierre a 205 u$s/t (176 quincena y 189 mes anterior). Para la actual cosecha el contrato más cercano fue junio y cerró a 190 u$s/t (165,5 quincena y 161,5 mes anterior). Además, de resultar los máximos en el año, para junio a diciembre 2016, los futuros mostraron ganancias superiores a 10% cerrando entre 187 a 185 u$s/t. Esto permite realizar ventas que hace un mes atrás no pasaban de 155 u$s/t.
Para el nuevo ciclo, el contrato abril-17 lo hizo a tono con la referencia internacional a 167 u$s/t (159,5 quincena y 153 mes anterior). Para julio-17 hubo negocios a 164 u$s/t (157 quincena y 151,5 mes anterior).
Como vemos, la urgencia de los meses cercanos se extendió tonificando los precios hasta diciembre. Para la entre zafras y la nueva temporada, los precios quedaron próximos a los futuros de Chicago.
Durante la última quincena, el precio del maíz del contrato más cercano del FOB en el Golfo de México, ganó a tono con Chicago un 5% cerrando a 182,9 u$s/t (173,9 quincena y 174,9 mes anterior).
En los puertos Argentinos, el precio del cereal FOB y para el mes más cercano, ganó casi 10 cerrando a 197,9 u$s/t (179,4 quincena y 179,8 mes anterior). Como vemos, estos valores superan a los precios de mercadería cercana en el Golfo de México y podrían decaer para alinearse.
Adoptando el precio FOB de referencia de 195 u$s/t para embarques a cosecha en los puertos locales, con un dólar comprador de 14,0 $/u$s, sin las retenciones y los gastos habituales de la exportación, darían una capacidad de pago de 2520 $/t, abajo del FAS teórico publicado por el Minagro al 27/05 de 2465 $/t.
Cabe concluir que los valores resultan los mayores en el año, y los mejores para concretar ventas, casi en paridad con los de Chicago.
La rentabilidad del cultivo para la cosecha futura considerando las cotizaciones de la última semana para junio o julio 2016 arriba de los 185 daría márgenes brutos de 400 y 615 u$s/ha.
Sin embargo, pensando en la nueva temporada y con el precio a futuro abril-17 de 167 daría márgenes brutos de 320 y 515 u$s/ha. En este caso en campo propio, con gastos de estructura y con alquiler, el rinde de indiferencia rondaría 75 qq/ha. (ver cuadro).
Las mejoras a estos precios son claramente evidentes. Se lograría una rentabilidad destacada y la más alta entre los cultivos de la gruesa.
Este escenario favorable al maíz, en el corto plazo resulta exclusivo de la Argentina. Fortalecido por la urgencia de embarques y por el clima excesivamente húmedo.
La contracara de estos precios está en la demanda doméstica, que está muy preocupada por el alza del cereal, que pone mayor costo a las carnes domésticas. A su vez, el alza inflacionaria puntual y la caída de la demanda de carnes ponen un compás de ajuste en este importante sector. Durante la última semana, hubo reclamos por la rentabilidad del sector porcino y por los emprendimientos en curso.
Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires al 26/05, la cosecha cereal avanzo en la región agrícola nacional pausada por el atraso de la cosecha de soja y por una preferencia por las fechas tardías. La recolección alcanzo un progreso de 29,1% (no se informó retraso interanual) de la superficie apta a nivel nacional de 3,213 Mha, con una pérdida de 86,4 mil ha y la siembra total de 3,3 Mha. Se ha recolectado 936 mil ha con un rinde de 90,4 qq/ha y un volumen parcial de 8,465 Mt.
En base al escenario, se mantuvo la proyección de la producción nacional en 25 Mt.
La cosecha de maíz para grano comercial continuó de manera pausada en el centro y sur del área agrícola nacional.
Los lotes del NOA y NEA, continuaron en las últimas etapas del llenado de grano con adecuadas a regulares reservas hídricas.
Para el centro de la región agrícola nacional, la cosecha de lotes tempranos continúa retrasada por la falta de piso y alta humedad en los granos.
Para la provincia de San Luis, los lotes tempranos continúan brindando muy buenos rendimientos.
Para la región Centro-Este de Entre Ríos y la provincia de Corrientes, los lotes tardíos y de segunda ocupación, se encuentran en madurez fisiológica y a la espera de una baja de la humedad de los granos. Los daños en estas zonas, fueron por brotado y vuelco de lotes en las zonas bajas.
Para el Centro-Norte de Santa Fe, los lotes tardíos y de segunda ocupación mantienen su condición y se espera la trilla el próximo mes.
Sobre el Sudeste y Sudoeste de Bs. As. -Sur de La Pampa, los lotees tardíos y de segunda ocupación están en madurez fisiológica.
Para las zonas Norte de La Pampa-Oeste de Bs. As., Centro de Bs. As. y la Cuenca del Salado, la cosecha de lotes tempranos fue brindando rendimientos arriba de 100 qq/ha; y las expectativas de los tardíos se mantienen elevadas.
De acuerdo al informe WAP de mayo-2016, la producción Argentina de maíz para 2016/17 se proyectó en 34 Mt (27,0 año 2015 y 28,7 año 2014), el área cosechada sería de 4,2 Mha (3,4 año 2015 y 3,5 año 2014) y el rinde de 8,1 t/ha (7,94 año 2015 y 8,2 año 2014). Entre los países exportadores, Argentina ocuparía al cuarto lugar con 23 Mt. Precedido de EEUU 48,3 Mt, Brasil 24, Ex FSU-12 22 y seguido de Ucrania con 17,0 Mt.
  • SOJA
Durante la última quincena (13-27/0516), las cotizaciones de la soja en Chicago y para el contrato más cercano julio-16, continuaron su rally con nuevas alzas en las semanas, cerrando con ganancias netas de 2,9%.
El cambio de tendencia de precios comenzó en abril, cuando la soja gano 41 dólares, agregando en mayo casi 25 dólares más, logrando en la última semana los precios más altos del año en curso. Tocando sobre el cierre un pico de 399 u$s/t con tres jornadas sucesivas en alza.
Se completó la séptima semana consecutiva de ganancias en Chicago. Puntualmente las alzas desde el 8/04 le reportó una ganancia del 18,5%, desde los 336,9 a 399,2 u$s/t.
Este rally no fue previsto y fue atribuido al clima excesivamente húmedo de la Argentina, que paralizó la cosecha y redujo en más de cinco millones de toneladas su volumen de la campaña 2015/16. Además se generaron problemas de calidad en los granos y de logística en los puertos exportadores de la zona Rosario.
El precio disponible de la soja en Argentina pasó de 3200 a 4000 $/t un 25%, de aumento.
El tono firme de Chicago persistirán dado que el lunes 30/05 es feriado por el día de la memoria en los EE.UU.
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo su pronóstico de 56 Mt, pero en el mercado se manejan recortes adicionales de la producción, según cables de Reuters.
En realidad las importantes subas en Chicago, fueron impulsados nuevamente por la harina de soja, que detono en la Bolsa china de Dalian y se extendió a la plaza norteamericana. Las subas diarias superaron 11 u$s/t, para las posiciones de julio y agosto. Por su parte la harina de soja llego a un récor de 456 u$s/t para concluir la semana a 443,8 u$s/t.
La fortaleza de la harina está en la previsible menor oferta la argentina por las pérdidas de poroto por el mail clima pero también por una gran especulación por parte de los fondos de inversión. Se ha señalado que en las últimas ruedas dispararon una creciente volatilidad que de hecho pasó a los demás granos.
Contaron en el alza otros datos como las nuevas compras por parte de China y los pronósticos de 6 a 10 días que auguraron lluvias por encima de lo normal en el Medio Oeste, que podrían demorar la siembra.
Si agregamos el impacto sobre los precios del informe del USDA de mayo, que no solo bajo el volumen de existencias de la campaña 2015/16 sino que agrego nueva merma del proyectado de 2016/17.
Todo esto supero las expectativas del mercado y generó un rally que no se ha detenido, apenas pausado en Chicago y ya logro el registró del valor más alto de los últimos 18 meses.
Los factores alcistas adicionales, fueron las buenas ventas semanales desde los EEUU, que contabilizaron buen volumen de soja de las dos campañas.
Por su parte entre los indicadores financieros hubo movimientos opuestos. El petróleo, aumentó 3 a 49,3 u$s/barril. Sin embargo el dólar, se valorizo -1,6%a 1,114 u$s/euro. El oro reflejo una merma de -4,6% y el Dow Jones aumento 2%
En el mercado de granos solo activaron las cotizaciones de la oleaginosa, con la mejor racha en cuatro años. La soja está liderando un contexto de cambios positivos, entre los precios de los demás granos. Los cereales, mostraron una reacción como en el caso del maíz +8% y del trigo +3,5%, pero fueron creciendo las brechas entre dichas mercaderías.
Durante la última quincena, la variación del precio del poroto de soja, mostro una alza neta de 12 entre los contratos cercanos al cerrar el contrato julio-16 a 399,2 u$s/t (387,7 quincena y 375,2 mes anterior). Para noviembre-2016, mes de la cosecha de EEUU, cerró a 388,1 u$s/t (387,5 quincena y 378,4 mes anterior).
Durante la quincena, la harina de soja se afirmó notablemente y ganó en las semanas 45 dólares cerrando a 443,8 u$s/t (397,9 quincena y 366,1 mes anterior). Por su parte, el aceite de soja, declinó en las semanas, y cayo 15 para cerrar a 694,1 u$s/t (709,4 quincena y 725 mes anterior).
Según el análisis técnico, para el poroto soja y para la posición más cercana, julio-2016, la tendencia fue alcista y podría continuar, dado los cierres quedaron 13 dólares- arriba de la media de 20 días, en torno de 387 u$s/t.
Con respecto a las exportaciones, el informe semanal de poroto soja norteamericana, fue mayormente positivo para los precios. Para la semana concluida al 19/05/16, y para el ciclo 2015/16, se vendieron 456,8 mil toneladas (556,4 semana anterior), dentro del rango esperado (350-500) mil toneladas. Sin embargo, para el ciclo 2016/17 fue bajista, se vendieron 150 mil toneladas (130,0 semana anterior), abajo del rango esperado (300-450) mil toneladas.
Las exportaciones de harina de soja de los EEUU para el ciclo 2015/16, fueron neutrales, con ventas de 169,5 mil toneladas (152,7 semana anterior), abajo del rango esperado (125 –225) mil toneladas. Para el ciclo 2016/17 fue bajista, se vendieron 17,6 mil toneladas (0 semana anterior), muy abajo del rango esperado (50-100) mil toneladas.
Por su parte, las exportaciones de aceite de soja y para el ciclo 2015/16, fueron igualmente neutrales, con ventas de 32,9 mil toneladas (10 mil, semana anterior), dentro del rango esperado de (5 – 20) mil toneladas.
Según el reporte NASS de EEUU al 22/05/16 indico que se sembró el 56% (36% semana, 56% año anterior y 52% promedio). Se informó como emergida el 22% (10% semana, 27% año anterior y 66% promedio).
En la última semana fue divulgado el informe del CIG (Consejo Internacional de Granos) cuya importante fuente agrego una producción mundial de soja 2016/17 de 320 Mt (319 mes y ¿314 año anterior). Sin embargo, recortó 6 Mt, la oferta conjunta de Brasil y de la Argentina.
Está vigente como fuerte fundamento alcista en el mercado, el informe de oferta y demanda (WASDE) del USDA, de mayo 2016.
Para los EEUU y para el ciclo 2016/17 se prevé un cierre con un stock final de 8,29 Mt (10,89 año 2015). La relación stock/uso sería de 14,92% (19,90% año 2015).
Para el nivel mundial y el ciclo 2016/17 se prevé igualmente un cierre del balance con un stock final de 68,21 Mt (74,25 año 2015). La relación stock/uso sería de 20,8% (23,34% año 2015).
Como vemos hubo una merma productiva y un nivel de comercio y de uso importante, por ello se estimaron las reservas en baja. Esto resulto alcista para los precios de Chicago, y como vimos se alcanzaron los máximos guarismos en el año
Fue similar el panorama para el nivel mundial, donde pese a las alzas de la oferta, y el buen nivel del comercio y de la molienda, se bajó los remanentes.
En suma lo destacado de este informe fue la combinación de menor producción y de mayor demanda, que generó existencias por debajo de lo esperado. En definitiva el complejo soja, se mostró más ajustado y hay meses a futuro en que el factor climático y productivo puede afectar a estas previsiones. Todo hace pensar en un sostenimiento de los precios a un nivel mayor al que prevalecía hace apenas dos meses.
Mercado local
En el mercado local los precios de la soja siguieron firmes y tonificados apremiados por la demanda de las fábricas y de los exportadores. Además, se fortalecieron por las fuertes alzas de las referencias externas.
Sin embargo, el mercado local tuvo pausas en la racha alcista que se correspondieron con menor entrega y volumen de negocios. En este equilibrio volátil se volvieron a tocar los precios más altos de la soja disponible. Se alcanzó a los 4100 $/t para caer en las jornadas finales en torno a 4000 $/t.
En el mercado doméstico, la demanda volvió a pagar por la soja con entrega inmediata en las terminales del Gran Rosario. Hubo también negocios para meses cercanos en torno a los 4050 $/t bajo condiciones de calidad, volumen y de plazos de descarga.
Las complicaciones para la cosecha argentina de soja fueron el principal fundamento alcista tanto en el mercado global como en el doméstico. Luego de una gradual normalización del ingreso a las terminales y a las plantas de procesamiento.
Durante la última quincena, el mercado de exportación en el Golfo de México, mostró un alza similar a Chicago de 2,6%. El saldo quincenal ganó 10 al cerrar a 415,8 u$s/t (405,3 quincena y 393,5 mes anterior).
Por su parte, en los puertos sobre el Río Paraná, la oferta argentina de soja FOB para embarques cercanos mostró alzas a tono con las externas. Para embarques cercano 2016 ganó 10 a 413,9 u$s/t (404,2 quincena y 389,4 mes anterior).
Adoptando el valor FOB de 410 u$s/t para embarques a junio, con un dólar comprador BNA de 14,0 $/u$s, las retenciones de 30% y los gastos habituales de la exportación, darían una capacidad teórica de pago de 3810 $/t. Abajo del valor estimado por el Minagro el 27/05 de 4002 $/t.
Los futuros locales (MATBA) y para soja con entrega en Rosario, mostraron alzas importantes alcanzando topes en el año. El contrato soja mayo-16 concluyo el 23/05 a 286 u$s/t.
Para el disponible gano en la quincena 17 cerrando a 292 u$s/t (275 quincena y 252 mes anterior). El contrato más cercano, de nueva cosecha, Junio-16, se inició y cerró a 286 u$s/t. Para el contrato julio cerro con alzas de 18 a 295,5 u$s/t (277,8 quincena y 259,0 mes anterior). Las alzas fueron similares para septiembre a noviembre y enero-17 cerrando con alzas de 8% entre 300y 311 u$s/t. Estos valores fueron récords para los meses cercanos y de entre zafra de la soja local.
También, se negociaron de contratos para mayo-17 y lo hicieron a 268 u$s/t (264 quincena y 25e mes anterior).
Cabe destacar fuertes alzas de las cotizaciones tanto para los negocios cercanos movilizados por la urgencia de la demanda e igualmente , para la entre zafra. Los valores alcanzados fueron los mayores en lo que va del año. Es oportuno señalar que un volumen importante de mercadería fue fijada ante los excelentes precios de la última semana.
La rentabilidad de la soja mejoró con las alzas de precios y las ganancias mostraron retribución a los factores de producción con los rindes habituales. Para a 28 y 38 qq/ha, y el precio de Juio-16 de 295,5 u$s/t, daría resultados de 294 y 492 u$s/ha. En cambio para mayo-2107 de 268 u$s/t, daría resultados de 244 y 423 u$s/ha (ver Cuadro).
Las proyecciones del cuadro adjunto son para campo propio y muestran a la soja con un resultado inferior al del maíz. Sin embargo, incluyendo un alquiler de 13 qq/ha y con rinde de 38 qq/ha, cierra con datos muy positivos, lo que denota un rinde de indiferencia próximo a los 33 qq/ha.
El mercado de la soja disponible y cercana se hizo muy atractivo para entregar la mercadería. Una gran parte fue a fijada y esto es una capitalización de ganancias, y una caja impensada apenas dos meses atrás.
Cabe señalar que el escenario de ganancias ante un dólar quieto, serían ganancias en términos reales.
Según los corredores locales, si continuara el ciclo con los buenos precios actuales de la soja, salvo una súper cosecha estadounidense y de cumplirse el cronograma de la reducción de las retenciones del Gobierno, es posible que el área a ser cubierta con de oleaginosa en el país, no caiga lo vienen calculando las diversas fuentes.
Según la Bolsa de a de Cereales de Buenos Aires al 2/07/15, se dio por concluida la cosecha de soja 2014/15 sobre un área apta de 19,1 Mha, con pérdidas de 0,9 y una siembra total de 20,0 Mha. El volumen fue de 60,803 Mt y el rinde promedio nacional de 31,8 qq/ha. Este fue un nuevo récord para la oleaginosa en el país.
Para la cosecha 2015/16, el reporte del 26/05/16, informo que las recolecciones alcanzaron un progreso nacional de 72,1% (retraso interanual de -18,2%) de una superficie apta de 18,45 Mha, se elevaron las hectáreas pérdidas a 1,65 millón para una siembra total de 20,1 Mha. A la fecha, fue cosechado 13,31 Mha, con un rinde promedio de 31,8 qq/ha y una producción parcial de 42,38 Mt.
El rinde promedio declino y se estima que finalice próximo a los 30 qq/ha. Con ello, la proyección de producción se mantuvo en 56 Mt. En gran medida, por los rendimientos récords de diferentes regiones de Buenos Aires y de La Pampa.
Hubo significativo avance en el NEA y el Centro-Este de Entre Ríos, seguidas por el Centro-Norte de Santa Fe, Núcleo Sur y Centro y Sudoeste de Buenos Aires y Sur de La Pampa. En estas regiones, a medida que avanza la cosecha, el promedio de rendimiento declinó. Pese a ello, es probable que en el ciclo actual, solo las regiones Centro-Norte de Santa Fe y Centro-Este de Entre Ríos finalicen con rendimientos por debajo de sus promedios históricos. Por el contario, el resto de las regiones podrían ubicarse por encima.
En Norte de La Pampa – Oeste de Buenos Aires, Sur de La Pampa-Sudoeste de Buenos Aires y Centro de Buenos Aires la campaña tiene rindes récords, por encima de los 36, 25 y 32 qq/ha respectivamente.
Puntualmente la recolección del Sur de Córdoba tiene un significativo retraso del -36%. Esta demora fue por lluvias y lloviznas. Por el contrario, el Centro-Norte de Córdoba, los avances fueron fluidos en lotes de primera como de segunda, arrojando un rinde zonal de 32 qq/ha, por debajo a los 38 qq/ha, del ciclo previo.
Sobre el Núcleo Norte, la caída interanual de rendimiento fue más pronunciada. Con el 82,6% recolectado, el rinde quedó por debajo a los 35 qq/ha, cuando el ciclo pasado, era superior a los 41 qq/ha.
Según el informe WAP del USDA de Mayo 2016 la producción Argentina de soja para el ciclo 2016/17, fue estimada en 57 Mt (56,5 año 2015 y 61,4 año 2014), con un área de 19,45 Mha (19,4 año 2015 y 19,34 año 2014) y un rinde de 2,93 t/ha (2,91 año 2015 y 3,17 año 2014). Las cifras de 2015 corresponden a la cosecha actual.
Con este volumen, sería el tercer exportador mundial de poroto con 10,7 Mt, detrás de Brasil 60,2 Mt y de EEUU con 51,3 Mt. Pero, mantendría su primer lugar como exportador de harina con 32,8 Mt y de aceite con 5,98 Mt, respectivamente.
  • GIRASOL
Durante la última quincena (13-27/0516), las cotizaciones de los aceites vegetales, en la plaza de Rotterdam y en los principales puertos exportadores, mostraron leves alzas y mayores bajas que resultaron en bajas netas. El tono estable cedió a una nueva debilidad.
Cabe destacar que medido por el índice promedio de precios, luego de la suba de marzo, en el mes de abril y lo que va de mayo, los aceites tuvieron un precio mayormente estable .
Así, los aceites no acompañaron a los movimientos alcistas, de los granos ni en especial el de la soja. Tampoco a las recientes alzas del petróleo, y a la desvalorización del dólar.
Si bien estos los movimientos financieros fueron oscilantes hay semanas que ganan y otras pierden, pero tampoco los aceites tuvieron un correlato claro con el petróleo y/o con el aceite líder el de palma.
Precisamente en marzo, “niño” provoco en Malasia e Indonesia un efecto de fuerte sequía que afectó a la producción y a los rindes de aceites, lo que motivo un alza del complejo. Sin embargo, como todo fenómeno productivos sus efectos duran un corto plazo y luego vuelven a normalizarse los precios.
Durante la última quincena, los aceites variaron poco y sus saldos netos fueron bajistas. No obstante, las hubo alzas en Rotterdam y en Malasia las mermas fueron mayores. El aceite de soja y de girasol perdió -0,6%, de Canola quedo sin cambios El resto tuvo bajas pero la oleína y el aceite de palma en la plaza europea tuvieron mermas de -3,5% y en Malasia de -4,5%. Por su parte en Chicago, el aceite de soja cayó -2,1%.
Según el índice promedio de los aceites vegetales y para la última quincena, se produjeron bajas en las semanas que se sumaron dando mermas de -1,7%. El indicador cerró a 741,9 u$s/t (755,2 quincena y 754,7 mes anterior).
Según el análisis técnico y para dicho índice, la tendencia paso de lateral a bajista y podría continuar como tal, dado que los precios quedaron 10 dólares debajo de la media de los últimos 20 días, en torno de 750 u$s/t.
En el mercado referencial bursátil, hubo fuertes subas y bajas que compensaron. El cambio más fuerte fue el petróleo, que aumentó de 46,2 a 49,3 u$s/barril. Esto alienta ganancias en otras commodities y en los aceites, pero tampoco se produjo. Por su parte, el dólar se valorizo 1,6% a de 1,146 a 1,114 u$s/euro. Esto fue negativo para los activos norteamericanos. El oro cayó fuerte -4,6% a 1215 u$s/onza y recupero leve el Dow Jones, 1,9% a 17871 puntos.
Como vemos salvo el petróleo, no hubo fuerzas dominantes y un correlato negativo con los aceites.
Se puede resumir que las cotizaciones de los aceites vegetales tuvieron una recuperación de mediados de enero a fines de marzo. Sin embargo, desde abril y lo que va de mayo, los precios quedaron estabilizados sin superar los 750 u$s/t.
Precio de los principales Aceites en Rotterdam. En dólares por tonelada.
Aceite
29/04
6/05
13/05
20/05
27/05
Soja
780
769
792
792
787
Girasol
868
870
870
865
865
Canola
795
792
806
865
803
Oleína CIF
705
700
700
685
678
Palma CIF
698
693
695
678
670
Palma Fob
713
708
715
690
698
Índice*
754.7
750.6
755.2
751.9
741.9
Fuente: Bolsa Cereales de Buenos Aires 27/05/2016. *promedio Posic. Cercanas Aceites en Rotterdam y Chicago en u$s/t. Nota: cotizaciones en dólares para el mes más cercano. El FOB de Palma corresponde a Malasia.
Con respecto a los fundamentos del mercado de los aceites vegetales hubo pocos cambios, según el último reporte de Mayo-16 del USDA.
Para los granos oleaginosos y el ciclo 2016/17 se estimó alzas de la producción, comercio y empleo, cerrando el balance con un stock rebajado a 79,9 Mt (84,9 año 2015).
Para los principales aceites vegetales y para el ciclo 2016/17, dicho reporte estimo un nuevo crecimiento de la producción, comercio y uso total y cerraría con un stock rebajado a 16,87 Mt (18,31% año 2015). La relación stock/uso, bajaría a 9,18% (10,26% año 2015).
Para el girasol en grano, se estimó para una producción, una molienda y una exportación en alza cerrando el balance mundial con un stock a 1,3 Mt (1,77 año 2015). La relación stock/molienda caería a 3,13% (4,42% año anterior).
Para el mercado de aceite de girasol mundial 2016/17, se reiteró el cuadro de crecimiento pero el balance anual cerraría con un menor stock de 1,28 Mt (1,48 año 2015). La relación stock/uso caería a 8,28% (9,99% año 2015).
Como vemos, los datos del USDA de Mayo-16 indicaron un mercado más estrecho en 2016/17, especialmente para el grano y el aceite de girasol.
El efecto sobre los precios debería ser alcista, pero en el caso del aceite de girasol, se ha visto arrastrado por la debilidad generalizada de dichos activos.
Según Oil World en la segunda parte de la campaña 2015/16, el mercado de aceites podría mostrar un cambio de la tendencia estable a bajista de los aceites a nivel mundial.
El deterioro de la oferta del derivado de palma, sumado a inconvenientes del suministro de grano de soja de la argentina, llevó a prever una caída de la producción y de las existencias mundiales. Esto podría hacer elevar los precios en el mediano a largo plazo.
En el mercado de los aceites, mostro en los últimos dos años una tendencia declinante de sus precios. Desde marzo, hubo una recuperación, pero en el transcurso de abril y mayo no parece haber acompañado al fortalecimiento de los granos y en especial de la soja.
Mercado local
Durante la última quincena los mercados de aceites referenciales se mostraron estables. En el mercado local, la demanda fue mostrando interés y se lograron con precios firmes pero no hubo alzas, y el volumen negociado declinó.
Los valores del girasol en Rosario, no experimentaron variaciones significativas. Los precios se afirmaron por arriba de los 4000 $/t y se han sostenido en ese rango. Los precios se acercaron a la capacidad de pago de la exportación o Fas teórico.
El valor de exportación del aceite de girasol (FOB) en los puertos argentinos fue un mix puntas compradora y vendedora declinó a 795 u$s/t.
El FAS teórico oficial para el girasol, estimado por el Minagro el 27/05 fue de 4565 $/t y para el aceite de girasol crudo de 10908 $/t.
En los mercados de futuros locales (MATBA), el girasol no mostro cambios y el disponible cerro con bajas a 300 u$s/t (320 quincena y 295 mes anterior).
Con el precio del girasol de referencia de 300 u$s/t, y para rendimientos de 18 y 25 qq/ha, la rentabilidad del cultivo se estimó con márgenes brutos de 157 y 311 u$s/ha (ver Cuadro).
La Argentina ha perdido lugar entre los exportadores de aceite de girasol. Según el USDA en 2015/16 la participación de la argentina en el comercio mundial de aceite de girasol rondaría el 6,6%.
Según la Bolsa de Cereales BA al 15/04/16, se dio por concluida la trilla 2105/16 sobre una superficie apta de 1,174 Mha, restando un área pérdida de 46 mil ha y una siembra total de 1,220 Mha. El rinde promedio fue de 21,3 qq/ha, y el volumen final de 2,5 Mt. La misma, igualaría la zafra anterior de 2,5 Mt de 2014/15. Si bien resultaron iguales, la última campaña atuvo mayor área pero menor rinde.
Desde la campaña 2011/12, las hectáreas a nivel nacional han mostrado una declinación del cultivo de girasol. Sin embargo, con favorables rindes en las últimas dos temporadas, la cosecha logró sostenerse por encima de los 2,5 Mt.
En realidad se advierte una disparidad entre las fuentes y las estimaciones. Esto se hace más fuerte para las regiones productivas.
Para Buenos Aires y La Pampa, se espera un recorte del área en la futura campaña. La caída, oscilaría entre 4% y 18%. Cabe destacar, que dichas provincias cubren cerca del 70% del cultivo en nivel país.
El último informe WAP del USA de Abril-2016, proyecto la cosecha Argentina de girasol 2016/17 en 2,8 Mt (2,5 año 2015 y 3,16 año 2014), el área sería de 1,4 Mha (1,325 año 2015 y 1,44 año 2014) con un rinde de 2 t/ha (2 año 2015 y 2,19 año 2014).

Avances siembra y cosecha Argentina
F echa: 26/05/16
Soja*
14/15
Soja*
15/16
Girasol*
14/15
Girasol
15/16
Maíz*
14/15
Maíz*
15/16
Trigo*
14/15
Trigo*
15/16
Siembra Mil ha.
20.000
20.100
1180
1220
3.400
3.300
4.200
3.600
Perdida Mil ha
0,900
1,650
0.062
0.046
0.118
0,086
0.260
0,270
Cosechable Mil ha
19,100
18,450
1.118
1.174
3.282
3,214
3.940
3,330
Avance Cos/Siemb %
100
72,1
100
100
100
29,1
100
100
Avan Año anterior %
100
95,5
100
SD
100
32,9
100
100
Rinde T/ha
3.190
3.180
2.200
2.130
8.010
9.040
2.840
3.090
R. Año anterior T/ha
2.850
3.190
1.630
2.200
7.480
8010
2.970
2.840
Prod/Siem Mil t ó ha.
60,900
42,375
2.450
2,500
26.300
8.465
11.750
10.300
Proyección Mil t
60.900
56.000
2.500
2.500
26.300
25.000
11.750
10.300
Fuente: Elaborado a partir de Bolsa Cereales. *proyectado
Márgenes brutos de los cultivos. Zona Norte Bs. As. En u$s/ha.
Fecha 27/05/2016

TRIGO
GIRASOL
MAÍZ
SOJA
Rendimiento
Qq/ha
35
45
18
25
75
95
28
38
Precio futuro
U$/qq
17,0
17,0
30,0
30,0
16,7
16,7
26,8
26,8
Ingreso Bruto
U$/Ha
595
765
540
750
1253
1587
750
1018
G Comercialización
%/IB
25
25
18
18
35
35
25
25
Ingreso Neto
U$/Ha
446
574
443
615
814
1031
563
764
Labranzas
U$/Ha
75
75
75
75
75
75
102
102
Semilla
U$/Ha
50
50
52
52
135
135
49
49
Urea, FDA
U$/Ha
148
148
65
65
138
138
48
48
Agroquímicos
U$/Ha
41
41
45
45
65
65
60
60
Cosecha
U$/Ha
54
69
49
68
81
103
60
81
Costos 4Directos
U$/Ha
-368
-383
-286
-305
-494
-516
-319
-340
Margen Bruto
U$/Ha
79
191
157
311
320
515
244
423
SIEMBRA PORCENTAJE
 
 
 
 
 
 
 
 
 
MB-40%IB
U$/Ha
-159
-115
-59
11
-181
-119
-56
16
ARRENDAMIENTO
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Alquiler promedio
qq/Ha
10
10
9
9
20
20
13
13
M B- Alquiler
U$/Ha
-91
21
-113
41
-14
181
-105
75
Nota: Precios sin IVA, Flete corto 20 Km, Largo 200 Km. Fuente: INTA EEA Pergamino. Los costos cambiaron con el dólar oficial con bajas en labores y alzas en algunos insumos.
 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.