Cristina Kirchner prepara su nueva jugada maestra: blindaje financiero de la "nueva" provincia de Buenos Aires

2015/09/14

La mandataria analiza contrarreloj realizar una modificación en el reparto de fondos si el jefe de Gabinete es elegido gobernador bonaerense, para darle holgura a una de las jurisdicciones más perjudicadas por el actual sistema de Coparticipación Federal



En sus discursos, la presidenta Cristina Kirchner suele intentar convencer a la audiencia de que, una vez que deje la Casa Rosada, se va a distanciar de la política y va a disfrutar un poco más de la familia en Santa Cruz. Sin embargo, los hechos permiten anticipar que ese escenario no sería del todo cierto. 
Por un lado, la mandataria se encargó de mantener como "reservorio" de poder en el Congreso a La Cámpora. Lo hizo colocando diputados y senadores de la agrupación que lidera Máximo Kirchner en los primeros lugares de la lista.

En línea con esta estrategia, la jefa de Estado presentó una iniciativa para limitar al próximo Gobierno respecto de las participaciones que tiene la ANSES en empresas privadas. Una vez que el proyecto esté aprobado (que se calcula podría llegar a suceder a fines de este mes) habrá que contar con el aval del Parlamento para vender esas acciones.

Pero la prueba máxima de que busca retener un espacio de influencia es la jugada que está por venir. En el ambiente político se da por descontado que el Ejecutivo prepara un "blindaje" financiero para la provincia de Buenos Aires.

¿En qué consiste? En concreto, la reforma está pensada para el caso de que Aníbal Fernández resulte electo en los comicios de octubre. El objetivo es bien claro: impedir que el nuevo gobernador sea un "segundo Scioli".
En otras palabras, el plan es que el referente del Frente Para la Victoria pueda tener autonomía financiera, sin correr el riesgo de sufrir el ahogo que muchas veces le inflingió Cristina al gobernador y que lo llevó a situaciones como la de posponer el pago de los aguinaldos.

La iniciativa había sido planteada por primera vez como una forma de tentar a un alicaído Florencio Randazzo -que venía de bajarse de las PASO luego de que se diera a conocer la fórmula Scioli-Zannini-. Con esta "zanahoria" por delante, Cristina buscaba obtener el "sí" del funcionario para que aceptara postularse para comandar los destinos del territorio bonaerense.  

Sin embargo, Randazzo declinó el ofrecimiento. Y quien terminó imponiéndose en las primarias fue Aníbal Fernández. La novedad es que ahora el plan de "blindaje financiero" tiene un doble objetivo:
• El primero es que, al tiempo que se busca fortalecer a la Provincia, se limite la capacidad del próximo Presidente para repartir en forma discrecional el ingreso tributario entre las distintas jurisdicciones.

• El segundo es tratar de garantizar que, en caso de una ruptura política entre Cristina y un eventual gobierno de Scioli, ella tenga en tierras bonaerenses un "bastión" desde el cual conservar influencia.

El dilema de Scioli
Para realizar esa reforma de "blindaje" es necesario sortear varios escollos. El más importante es el tiempo. Ocurre que recién el 25 de octubre se definirá quién sucederá a Scioli, mientras que en diciembre Cristina deberá dejar el Sillón de Rivadavia.
En este contexto, el Fondo del Conurbano Bonaerense (FCB) es la pieza de ajedrez que seguramente moverá el oficialismo para permitirle al próximo gobernador contar con la suficiente holgura financiera. 
Es que, a esta altura, intentar realizar una modificación en los porcentajes que define cuánto le toca a cada provincia por Coparticipación Federal (algo que no se modifica desde 1988) es una tarea imposible, ya que requiere el consentimiento de todas las jurisdicciones. Es decir, es algo que llevaría demasiado tiempo.

En cambio, una reforma en la ley que define los parámetros del FCB (o incluso la creación de una norma con un nuevo fondo) resulta más simple de votar en el Congreso en el poco tiempo que queda.

Tal como aseguró a iProfesional el abogado constitucionalista Félix Loñ, para aprobar una iniciativa de este estilo es necesario contar con una mayoría absoluta. Es decir, el 50 más uno de los presentes de cada cámara. Algo a lo que el kirchnerismo puede acceder fácilmente.

Además, sería una jugada política interesante para Cristina Kirchner pero que pone a Scioli ante una disyuntiva complicada.

Sucede que si el gobernador se manifestara en contra de esa reforma, daría la imagen de estar perjudicando a su propia Provincia, además de contradecir el reclamo histórico de una mayor porción de la "torta" impositiva.
Scioli supo sufrir en carne propia los problemas derivados de no tener fondos a la hora de pagarle a los empleados públicos.

Basta con recordar los meses previos al comienzo del ciclo lectivo para comprobar que esa tarea siempre le resultó difícil. O cuando en 2012 tuvo que realizar un fuerte ajuste impositivo porque no tenía "caja" para hacer frente al aguinaldo.

Si se tiene en cuenta que el candidato a presidente por el FpV aún seguirá siendo gobernador de Buenos Aires mientras se discuta una reasignación de fondos para la Pprovincia, será complicado pensar en una negativa de su parte.

El dilema que enfrenta Scioli es que, mostrándose a favor de la iniciativa, estará cediendo terreno político a La Cámpora y, para peor, se pondrá en contra a los gobernadores de las provincias chicas.

Para Cristina esta jugada, en cambio, representa pura ganancia: le dará una gran tranquilidad ante un eventual escenario de distanciamiento de Scioli, ya que tendrá el apoyo incondicional de una de las jurisdicciones electorales más importantes del país.

Una provincia "discriminada"Los datos que arrojan los informes económicos sobre los fondos que recibe Buenos Aires de manera "automática", muestran a las claras la discriminación que sufren los bonaerenses a la hora del reparto de la recaudación nacional.

Un reciente documento elaborado por la consultora Federico Muñoz & Asociados remarcó que recibe por coparticipación un 21,7%, una cifra que luce pequeña si se tiene en cuenta que en la Provincia vive el 42% de la población argentina, se genera el 41% del ingreso nacional y alberga al 44% de los hogares con necesidades básicas insatisfechas.

Pero la situación es peor si se analiza lo que sucede con el Fondo del Conurbano. Creado en 1992 con el objeto de compensar el faltante que surge del sistema de reparto, está constituido por el 10% de la recaudación neta del Impuesto a las Ganancias.

En 1997 se estableció que del total había que entregarle a la Provincia $650 millones y, si existiese un excedente, repartirlo entre el resto de las jurisdicciones en base a los porcentajes que surgen de la Ley de Coparticipación Federal.

Esta última modificación fue la que terminó perjudicando a Buenos Aires, debido a que el monto establecido es nominal y no se ajustó por ningún parámetro, lo que hizo que el importe que recibió en adelante comenzó a "licuarse" por la alta inflación (ver cuadro).
Dicho de otra forma: aquello que se creó para aliviar las finanzas bonaerenses terminó cambiando su rumbo y, en el 2014, representó apenas un 2,4% del total obtenido por el Fondo del Conurbano. Como diría el ex ministro de Economía Jorge Remes Lenicov, "es un absurdo".

El funcionario que acompañó a Eduardo Duhalde recordó que en sus orígenes, los $650 millones "equivalían más o menos a 2 puntos por coparticipación", lo que llevaba el porcentaje final (Coparticipación más FCB) a un 24 por ciento.

Un dato no menor aportado por el IARAF muestra la realidad de otra manera: en el último año tan sólo cinco provincias recibieron menos que Buenos Aires por este concepto, en tanto que otras -como Santa Fe y Córdoba- recibieron hasta 4,5 veces más (ver cuadro).
Esta situación es la que pone en riesgo la posibilidad de que se introduzca una reforma, ya que muy probablemente ningún gobernador estará dispuesto a ceder un solo peso de los que recibe en la actualidad.

Y es lógico pensar eso ya que el año pasado el Fondo del Conurbano representó en su totalidad la suma de $26.650 millones y que, según los cálculos aportados por el ex ministro de Economía bonaerense y actual diputado bonaerense del Frente Renovador Jorge Sarghini, alcanzará los $34.000 millones este año.

Una cuestión de actitudSi se tiene en cuenta que el espíritu de la norma era restituir a los bonaerenses los puntos que perdió de coparticipación, queda claro que es necesaria una reforma para ajustar los parámetros que definen cuánto le toca a cada jurisdicción.

Sin embargo, existe un problema que será difícil de dirimir: quién será el que resigne fondos para aportar lo que cedió Buenos Aires en los últimos años. Esto es así debido a que se trata de un sistema de suma "cero".

Por este motivo, en la visión de Sarghini, un proyecto que le devuelva el 100% del Fondo a la Provincia resulta inviable, así como fijar un porcentaje tan alto de participación de un impuesto como el actual.

Según el diputado bonaerense, restarle un 10% a un tributo como Ganancias sería otorgar una suma demasiado alta. "Si se tiene en cuenta lo que se espera recaudar este año por este tributo, el monto en juego equivale al 8% del presupuesto actual de Buenos Aires", afirmó.

Por este motivo, haciendo un análisis muy general de la situación, apuntó al déficit financiero que existe en la actual administración de Scioli como una cifra medianamente razonable. Es decir, entre $12.000 millones y $15.000 millones anuales.

A la hora de definir el modo, la opción que plantea a Sarghini es la de repartir las cargas entre la Nación y las provincias. No obstante, no se mostró del todo seguro sobre la posición que tomarán los legisladores provinciales a la hora de votar una iniciativa de este orden.
Incluso, sostuvo que esta visión sería contradictoria con el pensamiento de Cristina. "No se permitiría el Gobierno hacerle eso a las provincias", indicó, para luego agregar: "Después de un discurso federal, el último día destruiría el relato".

En tanto, Remes Lenicov indicó que una buena forma de llevar adelante una medida de este tipo sin afectar a nadie sería haciendo un "degradé" ya que, según afirmó, "ninguna provincia va a aceptar perder en términos nominales lo que está recibiendo".

La idea sería mantener los actuales montos y suponer que los ingresos por Ganancias sigan incrementándose en los próximos años. Así, si se recauda por ejemplo $10.000 millones más de un período al otro, una parte puede ir directamente para las arcas bonaerenses. De esta manera, según explicó el ex ministro, "al cabo de 4 o 5 años llega a completarse" lo que perdió el gobierno de la provincia en los últimos años.

El ex viceministro de Economía Jorge Todesca, vislumbra una posibilidad distinta. Consultado por este medio, aseguró que la Nación podría ser la que resigne una parte de los fondos en beneficio de Buenos Aires.

El economista indicó que una opción es la de crear un nuevo sistema en el que no se les quite a ninguna jurisdicción un porcentaje de lo que ya están recibiendo.
Esta posición podría ser la que termine definiendo la partida, ya que es la que mejor le sienta a Cristina: otorga un beneficio extra a Buenos Aires, no le resta fondos a las provincias y, pese a que el Estado central perdería unos puntos de coparticipación, ese sería un problema con el que no deberá lidiar ella, sino el próximo presidente.            

Advierten que todos los cultivos agrícolas arrojan resultados negativos en 2015/16



Ramiro Costa, economista jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), fue el primer disertante en el marco de la jornada denominada “Situación del mercado mundial de granos y perspectivas a corto plazo” que se llevó a cabo este lunes en la sede de la entidad porteña por la calle Bouchard.
“Estamos viendo resultados negativos en todos los cultivos y tenemos la pauta que esta campaña 2015/16 ya arroja quebrantos aún en las zonas más productivas del país”, advirtió Costa en la jornada organizada por Agropharma en conjunto con la embajada de Estados Unidos, la Fundación INAI y REAL Argentino.
“Producir en zonas alejadas a los puertos arroja resultados mucho más negativos”, señaló el especialista de la BCBA, para luego mencionar que “el campo necesita cambios en la política porque evidentemente así como estamos el sistema no está funcionando”.
En su exposición, que duró unos 20 minutos y contó con gráficos explicativos en Power Point, Costa hizo hincapié en la sustentabilidad del sistema agrícola: “Un esquema en el cual la rentabilidad es negativa no ayuda para nada a ejercer las buenas prácticas que tanto reclamamos”, dijo.
En tanto, el directivo de la BCBA realizó un breve análisis sobre lo ocurrido en los últimos años. “No logramos el crecimiento que se esperaba hace una década; la tasa de producción, si bien se alcanzó un récord de 107 millones de toneladas, fue mejor en el período precedente”.
Para Costa, “esto se debió a que los precios internacionales de los granos cayeron respecto a otros tiempos, a eventos climáticos desfavorables, a la alta presión tributaria y a las restricciones vinculadas al comercio”.

Por último, el especialista destacó que “la tasa de producción agrícola en la Argentina se duplicaría si se eliminaran retenciones y restricciones comerciales. Tenemos un futuro promisorio en un contexto complicado”.

Sin mucho para festejar, los granos actúan debilitados. Dante Romano*

El mercado de granos sigue operando en un rango apretado a nivel internacional. En el plano local los precios se han ido independizando de las variaciones externas.

El mercado de granos sigue operando en un rango apretado a nivel internacional, en un marco de abundante oferta, que si bien cuenta también con una demanda activa, no logra despegarse de niveles que no se tocaban desde el año 2010.
La semana pasada el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) actualizó sus estimaciones de oferta y demanda mundial. Los datos para EE.UU. mostraron pocos cambios, aunque resultaron alcistas para maíz y bajistas para soja. Podemos resumir esos datos en los stocks finales, que para maíz salieron en 40,45 millones de toneladas, 1,3 millón menos que lo esperado por los analistas, y en soja en 12,3 millones de toneladas, casi 1 millón por encima de lo esperado.
En el caso del trigo los datos a mirar vienen más del mercado internacional. Los stocks de este grano a nivel mundial subieron 6,8 millones de toneladas a 226,56 millones. 

Empieza la trilla

Pero más allá de las proyecciones del USDA, está arrancando la trilla, y los datos iniciales de cosecha en EE.UU. están por debajo de las expectativas. No obstante hay que esperar que avance la campaña para ver si esto es generalizado. Además la llegada de la cosecha generalmente presiona los precios a la baja.
Lo que viene dándole al mercado cierto sustento también es la reactivación de la demanda sobre EE.UU. El viernes también se mostraron datos de exportaciones semanales, y en soja llegaron al 1,8 millón de toneladas, cifra para nada habitual, y que superó al máximo esperado por los analistas.

Mercado Local

En el plano local los precios se han ido independizando de las variaciones externas. En soja porque a estos precios es muy poca la intención de venta, y por lo tanto para originar mercadería las fábricas deben poner más dinero sobre la mesa. En maíz y trigo, porque la imposibilidad de exportar deja los valores muy bajos.
En ese sentido, la semana pasada tuvimos novedades para los pequeños productores trigueros del sur de Buenos Aires. Semanas atrás se había instrumentado un "registro" donde los pequeños productores que tenían trigo podrían anotarse para vender esos excedentes, que por las restricciones comerciales, no encontraban comprador. Se anotaron algo más de 400.000 toneladas de oferta.
Ahora se abrió otro registro, esta vez para los compradores. Los mismos deberán anotar cuánto están dispuestos a comprar y a qué precio. Luego en un acto público, se abrirán los sobres y se les asignarán los cupos de exportación a aquellos compradores dispuestos a pagar precios más altos.
Lamentablemente seguimos buscando remedios para el exceso de regulaciones, con más regulaciones. Lo mejor para que los productores de trigo no se queden sin mercados es poner a competir a los exportadores, y dejar que el mercado haga su trabajo de racionamiento. Si el temor para hacer esto es evitar las subas del pan, o el reaprovisionamiento del mercado interno, lamentamos decirles que ya nos quedamos sin trigo hace unos años, y que el precio del pan voló, y el trigo está en mínimos históricos.
(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

Brasil acusó a la Argentina de promover la inseguridad alimentaria

Se publicó en un informe de la Conab.
Fuente de la imagen: ValorSoja.com


“Los sucesivos problemas con la Argentina relativos a la suspensión temporaria de embarques de trigo y harina, generan inseguridad en el mercado y un aumento en la tendencia de suba de precios de la harina y del pan, amenazando los resultados de la política de combate a la inflación que, como se sabe, perjudica especialmente a la población más pobre”.

Así lo indicó el organismo oficial brasileño Companhia Nacional de Abastecimento (Conab) en el último informe de coyuntura del mercado de trigo. “La dependencia crónica del abastecimiento externo de trigo coloca a Brasil en una situación de riesgo, tal como ocurre en la actualidad”, añadió.

“Con el propósito de aumentar la producción local de trigo, reduciendo los riesgos que implican la concentración de la producción en el sur del país (donde se cosecha el 93% de la oferta total del cereal), se propone estimular el cultivo en la región centro-oeste a través de un precio mínimo diferenciado en función del valor de paridad de importación de trigo argentino y estadounidense”, señaló el informe oficial.

El informe de la Conab indica que si el 2% del área destinada actualmente a soja en Brasil (14,5 M/ha) se sembrara con trigo, se podrían obtener unas 870.000 toneladas adicionales del cereal considerando un rinde promedio de 30 qq/ha. Ese mismo cálculo con un 5% del área permitiría proyectar una producción adicional de 2,10 millones de toneladas.

“La capacidad instalada de la industria molinera brasileña es estimada en 15,0 millones de toneladas anuales, con un nivel de uso actual del orden de 11,0 millones, lo que estaría indicando una capacidad ociosa del 27%”, explicó.

Este año la cosecha de trigo brasileña estimada por la Conab se ubica en 7,07 millones de toneladas con importaciones previstas en 5,45 millones de toneladas (aunque las heladas podrían recortar la oferta prevista). Los últimos datos oficiales indican que en enero-julio de 2015 Brasil importó 3,02 millones de toneladas de trigo, de los cuales 82% provinieron de Argentina, mientras que 7.6%, 5.7% y 4.0% se importaron de EE.UU., Paraguay y Uruguay respectivamente, entre otros orígenes.

Fuente: 
ValorSoja.com

Demoran autorizaciones y pago de importaciones por falta de dólares

La caída en los envíos al extranjero achica el superávit comercial y reduce la disponibilidad de dólares para las importaciones. Representantes de ese sector dijeron que las demoras en las autorizaciones de las compras complica el cumplimiento de los compromisos asumidos y que en consecuencia los proveedores internacionales exigen plazos de pago más cortos.

VER VIDEO 

Registro de productores de trigo: el Gobierno definirá quién y cuánto compran



cosechatrigolanacionComercio abrió un registro para firmas que quieran comprar 400.000 toneladas de trigo de pequeños productores. Por qué la Mesa de Enlace rechaza esta medida.
En una nueva intervención al mercado granario, que ya recolectó el rechazo de la mesa de enlace agropecuaria, el Gobierno abrió ayer un registro para que las cerealeras pugnen por comprar poco menos de 400.000 toneladas de trigo que pequeños productores no lograron comercializar hasta el momento.
Mediante la resolución 360, firmada por el secretario de Comercio, Augusto Costa, se creó el "Registro de Demanda de Trigo Disponible para su Comercialización" en el cual podrán inscribirse "agentes del mercado de granos habilitados a operar en el país". Los interesados tendrán tiempo hasta el martes para registrarse e informar las cantidades que buscan comprar y precios ofrecidos, Comercio abrirá las ofertas el jueves próximo y distribuirá la cuota según "orden de mérito en razón de la mayor cotización del valor de compra ofrecido".
La intención del nuevo registro, según el gobierno, es complementar el " Registro de Oferta de Trigo Disponible para su Comercialización", en el cual hasta el pasado 1 de septiembre se anotaron 1364 pequeños productores del sur bonaerense y de La Pampa, que declararon en conjunto un stock de trigo pan de 399.895 toneladas sin comercializar.
En el momento de crear la nómina de oferta de trigo a comercializar, Comercio prometió "realizar las acciones necesarias para facilitar la efectiva comercialización de la producción declarada, por un volumen de hasta 500.000 toneladas y un mínimo de 30 toneladas por productor".
El registro de demanda de trigo creado ayer apunta a encontrarle compradores a ese cereal, que por ser de baja calidad no compite en el mercado interno. Las cerealeras interesadas deben informar las cantidades que desean adquirir y el precio por tonelada de trigo a pagar. Una vez con esos datos, Comercio asignará las 400.000 toneladas, priorizando los mejores precios ofertados".
La resolución 360, además, que del total de toneladas ofrecidas, 70% se asignará a cerealeras y 30% a cooperativas. Se clarificó también que la medida no implica "ninguna erogación adicional para el Estado", ya que el rol de Comercio será de arbitrar entre ambos eslabones de la cadena triguera.
Tras conocerse esta medida, la mesa de enlace agropecuaria nacional salió a rechazarla por "dañina". La consideró "la Junta de Trigo de Kicillof", en referencia a la vieja Junta Nacional de Granos, en la que el Estado fijaba los precios de los cereales y oleaginosas. Para Sociedad Rural, Coninagro y Confederaciones Rurales (CRA), el esquema "establece nuevos requisitos burocráticos y discrecionales para la exportación de trigo, estableciendo listas de compradores".

Edicionrural.com

La 2014/2015 sigue mostrando a Argentina como líder en el mercado mundial de granos, aceites y subproductos. Julio Calzada

Llegado el mes de setiembre resulta interesante observar cómo va cerrando la campaña 2014/2015 según las estimaciones del USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.). De esta forma podemos ir viendo como está quedando Argentina posicionada en el ranking mundial de los principales países que lideran la producción mundial y comercio exterior de granos, aceites y subproductos. Si bien el USDA puede hacer algunos retoques en la hoja de balance de cada uno de los países, difícilmente haya cambios significativos en las próximas semanas.
Nuestro país siempre ocupa una posición de relevancia en este grupo de naciones productoras y exportadoras. Por eso vamos a evaluar a Argentina a nivel de cada producto para la citada campaña 2014/2015, usando información del USDA y, complementariamente, de Oil World. También veremos si ha habido cambios para nuestro país respecto de la campaña anterior (2013/2014). 
Argentina. Primer exportador mundial de Harina de soja: Tal como sucediera el año pasado, nuestro país en la campaña 2014/2015 se encamina a ser el principal exportador mundial de este producto con 27,8 millones de toneladas vendidas. Estaría superando a Brasil quien despacharía cerca de 15 millones de toneladas y a los Estados Unidos de América, país que ocuparía el tercer lugar con 11,4 millones de tn.
Argentina. Primer exportador mundial de aceite de soja: Sin cambios en esta campaña comercial. Argentina, en la campaña 2014/2015 volvería a ser el país más destacado en ventas al exterior de este aceite. Colocaría cerca de 4,7 millones de toneladas, superando a Brasil quien remitiría a otros países aproximadamente 1.370.000 toneladas. La Unión Europea ocuparía el tercer lugar en despachos al exterior de aceite de soja con 900 mil toneladas, relegando a los Estados Unidos al cuarto lugar con 884 mil toneladas.
Argentina. Primer productor mundial de biodiesel en base a aceite de soja: La Industria del Biodiesel en la República Argentina ocupó hasta el año 2012 el primer lugar como productor mundial de biodiesel en base a aceite de soja. Diversos factores tales como los altos derechos de exportación fijados por el Gobierno Nacional, un régimen impositivo local no conveniente, las medidas antidumping aplicadas por la Unión Europea y la posterior acción del gobierno español de excluir a las fábricas argentinas de biodiesel para vender a dicho país -entre otros- fueron generando una caída en el nivel de actividad de la industria del biodiesel argentino que la llevó en el año 2013 a perder ese sitial de privilegio en manos de los Estados Unidos de América.
Pero en el año 2014 nuestro país recuperó la primera posición. Según información de Oil World Statistic Update, en el año 2014 nuestro país habría registrado una producción de 2.580.000 toneladas, superando a Brasil cuya industria generó cerca de 2.240.000 toneladas. En tercer lugar se ubicó Estados Unidos con 2.180.000 toneladas.
Argentina. Tercer productor mundial de poroto de soja: Sin cambios respecto de la campaña anterior. Een el ciclo 2014/2015 EE.UU. fue el principal productor de poroto de soja con 108 millones de tn, aproximadamente. Le siguió Brasil con 94,5 millones de tn y en tercer lugar, Argentina, con 60,8 millones tn según estimaciones del USDA.
Argentina. Tercer exportador mundial de poroto de soja: Sin cambios respecto del año anterior. Brasil en el ciclo 2014/2015 se dirige a ser el principal exportador mundial de poroto de soja con ventas equivalentes a 49,8 millones tn. Muy cerca le seguiría Estados Unidos con 49,7 millones tn. Argentina quedaría ubicada en el tercer lugar, con 9,6 millones tn según estimaciones del USDA. Un dato a destacar son las exportaciones de nuestros hermanos paraguayos, quienes se quedarían en esta campaña con el cuarto lugar en el ranking mundial de ventas externas de poroto de soja con 4,6 millones tn aproximadamente.
Argentina. Tercer exportador mundial de Harina de girasol: Sin modificaciones. Argentina ocuparía nuevamente este año el puesto N°3 a nivel mundial en ventas externas de este bien. Vuelve a ser superada por Ucrania (1°) quien estaría exportando en el 2015/2015 cerca de 3,7 millones tn. Rusia nuevamente se llevaría el segundo lugar con 1,5 millones tn y Argentina quedaría relegada a la tercera posición con 500.000 tn. El año pasado nuestro país comercializó a terceros países aproximadamente 250.000 tn de harina de girasol. En el presente ciclo estaríamos duplicando el registro anterior. Una buena noticia para una cadena de valor sumamente castigada en nuestro país por retenciones y estrechos márgenes brutos y netos. 
Argentina. Cuarto exportador mundial de maíz: Sin cambios en esta campaña comercial. Hace algunos años atrás, Argentina ocupaba el segundo lugar a nivel mundial en exportaciones de maíz. Hoy ocupa el cuarto lugar. Los resultados de la campaña 2014/2015 muestran en el primer lugar a Estados Unidos de América que podría llegar a vender en esta campaña un total de 46,9 millones de tn, segundo Brasil (2°) con 27 millones de tn y tercero Ucrania (3°) con 19 millones tn. Nuestro país estaría exportando aproximadamente 17 millones de toneladas. En la 2013/2014 habíamos exportado 15,5 millones de toneladas, razón por cual la 2014/2015 evidenciaría una leve suba.
Argentina. Cuarto exportador mundial de Aceite de Girasol: Sin modificaciones respecto del año anterior. Argentina se encuentra en el 4to lugar, superada por Ucrania (1°) quien despacharía en la 2014/2015 unos 3,7 millones tn, Rusia (2°) con 1.450.000 tn, Turquía (3°) con 550.000 tn. No hay variaciones significativas en estos países respecto del año anterior. Sin embargo, en la 2014/2015 Argentina muestra un aumento muy significativo. Estaría vendiendo cerca de 475.000 tn de aceite de girasol, cuando el año anterior vendió cerca de 350.000 tn. A pesar de esta suba, nuestro país no pudo salir del cuarto lugar en la presente campaña comercial.
Argentina. Cuarto productor mundial de semilla de girasol: Mejora una posición Argentina este año. Nuestro país llegó a estar ubicado en el tercer lugar en la producción mundial de esta semilla para caer en el 2013/2014 al quinto lugar. En la presente campaña comercial logra subir al cuarto lugar. Se ubicaría primero Ucrania (1°) quien registraría en la 2014/2015 una cosecha de 10,2 millones tn, segunda estaría la Unión Europea con 8.942.000 tn y tercera Rusia (3°) con 8.929.000 tn. Argentina habría relegado a China al quinto lugar, país que habría producido cerca de 2.350.000 tn. Argentina habría cosechado según el USDA en la 2014/2015 cerca de 2.960.000 tn. 
Argentina. Cuarto productor mundial de Harina de soja: Como viéramos anteriormente, nuestro país es el principal exportador mundial de harina de soja. Pero a nivel de producción de este bien, Argentina ocupa el cuarto lugar en el ranking mundial. Se estima que la producción argentina en la campaña 2014/2015 podría cerrar en 29,8 millones tn. Superan a Argentina: China (1°) con 58,7 millones tn, Estados Unidos (2°) con 40 millones de toneladas y Brasil con 30,5 millones de tn.
Argentina. Cuarto productor mundial de aceite de soja: En los primeros párrafos de esta nota se expuso que nuestro país es el principal exportador mundial de aceite de soja. A nivel de producción mundial de este bien, Argentina ocupa el cuarto lugar en el ranking mundial igual que con la Harina de soja. Se estima que la producción nacional de aceite de soja en la campaña 2014/2015 podría cerrar en 7,3 millones de tn. Están por encima de Argentina: China (1°) con 13,2 millones de toneladas, Estados Unidos (2°) con 9,5 millones de toneladas y Brasil con 7,5 millones de tn.
Argentina. Quinto productor de Biodiesel a nivel mundial computando todas las fuentes de materias primas. Argentina permanece en la misma posición. Nuestro país en el año 2012 fue el tercer productor mundial de biodiesel, computando todos los aceites utilizados como materia prima. En el año 2013, nuestro país descendió al 5to lugar con una producción de 2 millones de toneladas de biodiesel. En el 2014, con una producción de 2,58 millones de toneladas, sigue ocupando el quinto lugar, siendo superada por la Unión Europea con 11.750.000 toneladas de biodiesel (principalmente por procesamiento de aceite de colza), Estados Unidos con 4,25 millones de toneladas (insumo principal el aceite de soja), Brasil con 3 millones de toneladas (principalmente aceite de soja) e Indonesia con 2,9 millones de toneladas, producto del procesamiento de aceite de palma.
Argentina. Séptimo exportador mundial de semilla de girasol: Nuestro país destina la mayor parte de su producción de girasol, unas 3 millones tn, a su procesamiento para obtener harina y aceite. Por eso su participación en el mercado mundial de semilla de girasol es de escasa relevancia. Ocupa el séptimo lugar en las exportaciones de semilla, siendo superado por la Unión Europea (600 mil toneladas), Moldova (300 mil tn.), China (240 mil tn.), Serbia (160 mil tn.), Estados Unidos (120 mil tn.) y Kazakhstan con 115.000 tn. Argentina estaría vendiendo al exterior en esta campaña 2014/2015 unas 80.000 toneladas de semilla de girasol.
Argentina es el octavo exportador mundial de trigo: Gana dos lugares nuestro país respecto del año anterior. Argentina estaría exportando en el 2014/2015 cerca de 5,5 millones de toneladas de trigo. En el ranking mundial de exportadores el primer lugar lo ostenta la Unión Europea con 35,2 millones de toneladas, segundo Canadá con 24 millones, tercero Estados Unidos con 23,2 millones de toneladas comercializadas, cuarto Rusia con 22,7 millones, quinta Australia con 17 millones de Tn., sexta Ucrania con 11,7 millones de toneladas y séptimo Kazakhstan con 6 millones.
Argentina es el décimo tercer productor mundial de trigo: Nuestro país mantiene esta posición como el año anterior, con una producción anual del orden de las 12,5 millones de toneladas. El primer lugar lo ostentó la Unión Europea con 156 millones de toneladas, segundo China con 126 millones, tercero India con 98 millones de toneladas y cuarto Rusia con 59 millones de tn de trigo.
Por último resulta importante consignar que la producción mundial de granos (cereales y semillas oleaginosas) habría alcanzado -en la campaña 2014-2015- unos 3.033 millones de toneladas. Este total está compuesto por una producción de 2.496 millones de TN de cereales y 537 millones de toneladas de semillas oleaginosas. La producción argentina de granos con un total de casi 107 millones de toneladas equivale al 3,5 % del total de la producción mundial de cereales y oleaginosas.
El comercio internacional de granos y subproductos, según datos del USDA, en la campaña 2014/2015 habría ascendido a 682 millones de Toneladas. Esta cifra está compuesta por 380 millones de toneladas de granos exportadas, 144 millones de toneladas de semillas oleaginosas, 85 millones de tn. de harinas oleaginosas y 73 millones de toneladas de aceites vegetales que se transaccionaron entre países.
Argentina exporta cerca de 75 millones de toneladas de granos y productos derivados de su industrialización. Esto representa una participación relativa del 11% en el comercio mundial medido en volúmenes físicos (682 millones de tn). Se mantiene la relevancia de Argentina en el comercio mundial de granos, aceites y subproductos. 

Comienza a retraerse la oferta de soja y márgenes profundizan su rojo. Guillermo Rossi

El mercado referente externo alternó subas y bajas durante los últimos días, manteniéndose desde finales de agosto en el rango de u$s 320 a 325 por tonelada en los futuros con vencimiento en noviembre. Esto indica que las fuerzas de oferta y demanda parecen encontrarse en relativo balance. La expectativa de un escenario de oferta cómodo para los próximos meses está mayormente descontada, lo que sugiere que los operadores quedaron al aguardo de fundamentos alcistas que justifiquen una reversión de la tendencia en curso. De hecho, la carrera negativa que se observó el viernes hasta la media sesión encontró sostén en compras de oportunidad de los fondos especulativos.
El USDA ratificó sus previsiones de oferta e incrementó su estimación de rendimientos en Estados Unidos en su reporte mensual de septiembre, aunque la firmeza de la demanda absorbió los ajustes positivos en la oferta. El dato de producción de la cosecha nueva superó las previsiones de analistas privados, aunque el stock final del ciclo 2014/15 quedó por debajo de lo esperado y podría sufrir mayores ajustes a la baja cuando se conozcan los números definitivos de exportación. Sobre compromisos externos que totalizaron 50,6 millones de toneladas durante el último año, los embarques efectivamente realizados llegaron a 49,8 millones y el remanente podría cancelarse o cubrirse con soja de la nueva cosecha. El veredicto final lo tendrá el informe trimestral de stocks que se publicará el miércoles 30/09.
En China las autoridades económicas se han mostrado flexibles y muy activas para proveer medidas de estímulo que estabilicen las turbulencias sufridas por los mercados, por lo que el pánico de las últimas semanas parece haber quedado atrás. El USDA proyecta compras del gigante asiático por nada menos que 79 millones de toneladas durante los próximos doce meses, ritmo que requerirá un agitado plan de trabajo tanto en los puertos de Estados Unidos como en los sudamericanos. De todos modos, al margen de los desafíos de logística, ese volumen no parece ser demasiado problemático de abastecer con la actual disponibilidad de stocks mundiales y las buenas perspectivas de producción en Brasil y Argentina.
En Brasil las primeras proyecciones apuntan a un nuevo crecimiento de la superficie implantada de cara a la campaña 2015/16. La firma de consultoría FC Stone informó que avizora el área sojera en 33,3 M ha frente a las 31,94 millones implantadas el año pasado, mientras que Celeres estimó la intención de siembra en 32,2 M ha. De obtenerse rendimientos cercanos a los tendenciales la cosecha se encontraría en el rango de 97 a 101 M tn, alcanzando un nuevo récord. La producción del ciclo 2014/15 fue ratificada por la CONAB en 96,2 M tn en el reporte mensual publicado el viernes, aunque el USDA todavía estima la cosecha brasileña en 94,5 millones.
En el mercado local la retracción de la oferta y la gran necesidad de algunos compradores siguen favoreciendo un sostenimiento de los precios, al margen de los vaivenes externos. De todos modos, la mayor parte de la actividad comercial de la semana se concentró en las fijaciones de mercadería entregada, mientras que las nuevas ventas de productores se estiman en alrededor de medio millón de toneladas.
Las crecientes dificultades en la originación de materia prima están reduciendo la actividad de las fábricas desde los niveles récord de junio y julio, al tiempo que los márgenes de procesamiento profundizaron su rojo. La capacidad teórica de pago que brindan los valores FOB del aceite y la harina permanece por debajo de $ 2.000/ton, pero los valores negociados en la plaza se encuentran por encima de $ 2.100/ton. Expresado en dólares, el contramargen ha superado esta semana los u$s 20/ton. Si bien la industria muestra una situación de abastecimiento relativamente cómoda a corto plazo, necesita reforzar sus estrategias para llegar a los meses del verano con una posición más sólida que en los últimos años.
En los primeros cinco meses del ciclo de comercialización las fábricas acumularon compras por 24,8 M tn, unas 2,5 M tn más que a la misma altura del año pasado. El avance más acelerado del ritmo de originación permite proyectar el crushing de la campaña alrededor de un 10% por encima del observado el año pasado, lo que permitirá reducir el nivel de ociosidad de las fábricas y mejorar sus ratios de utilización de activos. La exportación también presenta una posición sustancialmente más larga que en 2013/14, con un volumen adquirido de 14,9 M tn. Esto implica que ya se han comercializado alrededor de 2/3 de la última cosecha, aunque buena parte de lo que ha cambiado de manos tiene aún su precio pendiente de fijación.

Durante la última semana el Ministerio de Agricultura informó sus primeras estimaciones de compras de la nueva campaña, con cifras de trigo, soja y maíz por debajo de lo registrado a la misma altura del año pasado. En el caso puntual de la oleaginosa, la exportación adquirió hasta el momento unas 455.000 toneladas, casi totalmente bajo la condición a fijar precio. Los primeros números permiten advertir que la oferta de soja nueva es muy cauta y en buena medida preferirá esperar mayores certezas respecto del programa político y el rumbo económico que tome el país en los próximos meses.

Maíz y un declive que todavía no se refleja en los precios. Guillermo Rossi

Los mercados externos del cereal tocaron fondo durante la semana pasada y en los últimos días consolidaron su recuperación, yendo de menor a mayor hasta la rueda del viernes, que finalizó con los futuros de Chicago en su nivel más alto desde mediados de agosto. El impulso provino de la firmeza del consumo interno norteamericano -en particular, del sector de producción de etanol- y la ralentización en las ventas de los productores, a lo que se sumaron las cifras del USDA conocidas el viernes. El organismo ajustó en baja sus estimaciones de producción y rendimientos, acercándose a las proyecciones de los privados y en línea con las primeras evidencias de productividad que se  van conociendo a medida que avanza la cosecha en los distritos del sur. En Europa las previsiones de oferta también se recortaron fuertemente.
Esta situación se combina con un panorama mayormente pesimista de cara a la siembra sudamericana, lo que se traduce en precios en escalera para las posiciones abiertas con vencimiento en el próximo año. Tras el cierre del viernes, los futuros con entrega en diciembre cotizaron un 5,6% por debajo de los contratos a julio de 2016. Lo anterior implica que la mayoría de los analistas advierte mayor potencial de recuperación del precio en el maíz que en otros cultivos, como la soja o el trigo. Esto podría señalizar que las estrategias comerciales de los productores podrían concentrarse primero en otros productos, quedando el maíz a la espera de valores más atractivos.
A nivel local los precios siguieron una tendencia mayormente bajista a lo largo de la semana. Dificultades de logística en algunas terminales motivaron el retiro de los exportadores de la búsqueda del cereal con descarga inmediata, pasando en su mayoría a posiciones con entrega diferida. El ingreso de camiones a los puertos por la mañana promedió unas 900 unidades durante los últimos días, buena parte del cual correspondió a negocios comprometidos hace varias semanas que sólo recientemente recibieron cupo para la entrega.
El atractivo para cerrar negocios cayó notablemente. El segmento disponible operó por momentos debajo de $ 900/ton, alcanzando mínimos de las últimas seis semanas. Si bien se concertaron negocios puntuales, el grueso de la oferta aguarda una recuperación. No son pocos los operadores que advierten que en poco tiempo más el mercado debería empezar a descontar la menor disponibilidad de oferta que se espera el próximo año. No obstante, cabe recordar que una caída de la producción no necesariamente elevará los precios si se restringen todavía más las exportaciones.
En este sentido, la estimación mensual que publicó esta semana GEA - Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario dejó en claro que las perspectivas distan de ser favorables y pese a que el clima podría ser una variable que juegue a favor, se avizora una pronunciada disminución en la superficie implantada. A nivel nacional el cereal podría perder cerca de un millón de hectáreas respecto de la campaña 2014/15, con una marcada reducción en la zona núcleo -donde el maíz se destina mayormente a la exportación- y una caída menos pronunciada en zonas de consumo. No obstante, incluso en una provincia típicamente maicera como Córdoba, los productores se muestran poco propensos a apostar al cultivo, principalmente debido a la elevada inversión por hectárea que conlleva y los cómodos stocks remanentes de la campaña pasada.
Las condiciones climáticas de las próximas semanas serán cruciales para definir los primeros pasos del cultivo. El avance de la siembra es muy lento, aunque cobrará fuerza después de las últimas lluvias. Los suelos de la zona núcleo cuentan con amplia disponibilidad de reservas en profundidad, lo que permitirá cubrir los períodos de alta demanda de comienzos del verano. Esto indica que los diferenciales de rendimiento entre siembras tempranas y tardías podrían hacerse más evidentes este año, quitando gran parte del justificativo al corrimiento de la fecha de siembra. Sin embargo, este año los maíces tardíos parecen partir con la ventaja de brindar un mayor horizonte de decisión en un año de alta incertidumbre y con una preeminencia de los aspectos financieros por sobre los productivos.

Los valores referenciales de negocios forward a cosecha finalizaron la semana en niveles de u$s 115/ton, en caída respecto de los u$s 118-120/ton ofrecidos durante el mes de agosto. Estos precios muestran un diferencial cercano al 20% respecto del mercado disponible, resultando en una tasa anual implícita del 40%. Ante esta estructura de precios se destaca la conveniencia de aquellas estrategias comerciales orientadas a la entrega diferida, aunque esto sólo será ventajoso si para retrasar la venta puede obtenerse financiamiento a tasas más bajas. Aquí entran en juego el límite de la capacidad prestable de los proveedores de insumo para la siembra y los niveles de morosidad del sector.

Pocos negocios de trigo en la plaza local con magros valores a nivel externo. Nicolás Ferrer

El desgano evidenciado en la operatoria de trigo a sólo un trimestre del principio de una nueva cosecha fina puede interpretarse de diversas maneras que permiten apreciar la situación de la cadena productiva y comercial. De acuerdo a datos oficiales, a principios del corriente mes la exportación habría adquirido sólo algo más de 200 mil toneladas del nuevo cereal, su nivel más bajo de compras declarado para esta altura del año desde el preludio de la campaña 2012/13, la cual apenas había logrado superar los 8 millones de tn producidas de acuerdo al Ministerio de Agricultura.
La retracción de la oferta obedece tanto a precios que distan de ser atractivos como a una gran incertidumbre que rodea a la política comercial del próximo año, con posibilidad de que nuevas reglas de juego cambien significativamente la ecuación del productor. Este sería el caso, por ejemplo, de un deslizamiento más pronunciado del tipo de cambio o una revisión a los sistemas de cupificación de exportaciones que tanta fricción han introducido en la operatoria durante los últimos años. Las cotizaciones del mercado a término son elocuentes al respecto, ya que combinando futuros agrícolas y financieros es posible negociar el cereal a marzo de 2016 por encima de $ 1.500/ton, frente a $ 1.000/ton que cotiza en la actualidad. Es el 50% por seis meses de entrega diferida.
Ante este estructura ascendente del mercado, se refuerzan las expectativas de un cierre de campaña con holgada disponibilidad de oferta para el próximo año. Sin embargo, el gran interrogante es la calidad comercial y la aptitud industrial de esos inventarios. Los niveles de proteína de la última cosecha estuvieron bien por debajo de lo inicialmente esperado y las condiciones climáticas se presentan como una verdadera amenaza de cara al ciclo 2015/16.
A lo largo de la semana los negocios fueron pocos y la demanda se focaliza principalmente hacia mercadería con requerimientos de calidad hoy difíciles de encontrar. Los premios que pagan los molinos siguen un 25-30% por encima de los valores del trigo Cámara, aunque la disparidad regional es importante. La situación de abastecimiento de la industria es relativamente cómoda, quizás promediando algo más de un mes de consumo con niveles de molienda que de a poco tienden a la baja.
Una de las noticias de la semana fue la creación del "Registro de demanda de trigo disponible para su comercialización", en el marco de las idas y vueltas en torno a la búsqueda de una salida comercial para el trigo baja proteína que se almacena en campos y acopios de la provincia de La Pampa y sur de Buenos Aires. El stock en juego son unas 400.000 toneladas, aunque fuentes del sector aclaran que una cantidad similar todavía permanece en etapa primaria y espera cambios más contundentes para salir a encontrar comprador. Posiblemente, los destinos de ese trigo puedan encontrarse en mercados africanos, ya que los molinos de Brasil tienen mayores exigencias de calidad y el inicio de la cosecha en el estado de Paraná retrae la actividad importadora.
La atención de los participantes del circuito comercial parece concentrarse en la condición de los cultivos y las perspectivas de cosecha. El USDA redujo la estimación de superficie argentina en su último reporte mensual, llegando a una cifra de producción de 11 M tn. Sin embargo, fuentes locales se posicionan de cara a una expectativa de cosecha de un dígito, advirtiendo que la superficie implantada es menor a la estimada y los niveles de tecnología aplicados no permitirán obtener los rindes normales de tendencia.

En el extremo sur de la provincia de Buenos Aires las condiciones de los últimos días han sido mayormente favorables para el cereal, mientras que lluvias intensas en el sur de Santa Fe y la provincia de Entre Ríos han recargado la capa superficial del suelo. Los trigos se encuentran finalizando su etapa de macollaje y prontos a comenzar la encañazón. Las bajas temperaturas de los últimos días brindan cierto alivio, aunque de cumplirse las previsiones de lluvias para octubre y noviembre el escenario de oferta para 2016 se podría complicar.

¿Qué son los mercados de frontera? Leandro Fisanotti

En las últimas semanas ha cobrado trascendencia el análisis del mercado argentino como un destino de inversión catalogado como "fronterizo". ¿A qué refiere esta categoría? En esta columna repasamos la definición de mercados de frontera o fronterizos y las perspectivas de los mismos.
El término mercado de frontera o fronterizo es, en realidad, de compleja definición. No es posible determinar objetivamente cuáles son los mercados cuyos activos cotizantes pueden ser incorporados en esta categoría en base a condiciones definidas o variables económicas declaradas. En forma taxativa podría decirse que todos los países que no se encuentran incluidos en el índice MSCI All Country World Index son considerados - al menos desde el punto de vista de los inversores institucionales de mercados desarrollados - países fronterizos. Considerando que los países desarrollados se encuentran en contemplados ampliamente dentro de esta cartera teórica, todos los países del mundo emergente que cuenten con un mercado de acciones cotizantes y no estén nominados entre los "emergentes" (es decir, en el índice MSCI Emerging Market Index) serán mercados de frontera.
Más allá de esto, el término "mercado de frontera" no es reciente. Por el contrario, fue acuñado en 1992 por el responsable de análisis de mercados de capitales de la Corporación Financiera Internacional (brazo inversor privado del Banco Mundial) para agrupar a aquellos activos provenientes de mercados de menor nivel de capitalización bursátil, menor liquidez y que exhiben una estructura de operaciones menos confiable. Estos mercados protoemergentes implican mayores riesgos, especialmente por la inestabilidad institucional y la volatilidad que presentan sus activos, pero albergan expectativas de rendimientos sobresalientes por el desempeño de las emisoras ante la posibilidad de un gran crecimiento de esos mercados y - por sobre todo - una eventual reversión de la subvaluación de los activos.
Si un mercado pasa de la categoría de fronterizo a emergente, esto implica que queda habilitado para ser objeto de inversión de los fondos que alocan su patrimonio en activos provenientes de estos países. Esta posibilidad no resulta trivial. Al permitir el ingreso de los grandes inversores institucionales se incorpora una gama de potenciales inversores que buscan activos con potencial de rentabilidad.
Los mercados fronterizos resultan atractivos además por su baja correlación con otros mercados de renta variable. Si bien individualmente resultan volátiles, tomados como una cartera de activos, suelen estar relativamente poco correlacionados entre sí, reduciendo la volatilidad de la cartera en su conjunto. De hecho, en los últimos 10 años, la volatilidad anual del índice MSCI de emergentes ha sido prácticamente el doble que la del MSCI frontera.
El caso de Argentina y sus perspectivas
Argentina salió de la categoría de emergentes a partir de 2009, permaneciendo entre la lista de países fronterizos dentro de los principales índices. Los controles a los ingresos y salidas de capitales motivaron oportunamente el cambio en el listado por parte de MSCI y que, dentro del índice de activos argentinos, únicamente de contemple los papeles que cotizan en los Estados Unidos a través de ADRs (American Depositary Receipts). Esto implica que únicamente las empresas argentinas que cotizan por este medio sus acciones son incluidas en el índice MSCI Argentina Index.
Los mercados emergentes estuvieron entre los más castigados por la reversión de flujos de fondos que se observó durante lo que va de 2015. En el último año, casi un billón de dólares ha salido de los fondos emergentes para buscar refugio en activos de los mercados desarrollados. Más allá de esto, los mercados frontera se encuentran relativamente al margen de estos grandes movimientos. Esto no es una virtud sino que apunta a que no están en el centro de atención de los inversores institucionales. Esto refuerza las expectativas que genera la posibilidad de que Argentina deje de ser fronterizo para volver a pasar revista entre los emergentes.
Entre los países latinoamericanos, solamente se encuentran en la categoría - además de la Argentina - los centroamericanos Jamaica y Trinidad y Tobago. En ambos casos se trata de economías menos relevantes a nivel global, al igual que la mayoría de los comparables provenientes de otras regiones. De hecho, dentro del índice de mercados de frontera, la Argentina se encuentra entre los de mayor peso relativo. Al cierre de agosto de este año, los papeles argentinos ocupaban el tercer lugar en el ranking de tenencias de la cartera teórica del índice MSCI Frontier Markets Index, representando un 10,9% del portafolio. Esta participación sólo es superada por Kuwait (21,2%) y Nigeria (13,9%). El hecho de que los activos argentinos se encuentren entre los de mayor incidencia en el indicador resulta alentador ante las perspectivas de nuestro mercado pueda ser recategorizado en el corto plazo.

Recordando que solamente se consideran las acciones argentinas que cotizan ADRs, los dos activos locales de mayor peso en la composición de cartera fronteriza corresponden a YPF, con un 4,3% de la cartera. En segundo orden, las que aparecen son del sector financiero: las acciones de Banco Macro y del Grupo Financiero Galicia apuntan 1,9% del total cada una.

Para esperar con soja... Es mejor hacerlo con coberturas. Lorena D'angelo

La soja 2015/16 hay que esperarla con coberturas
El mercado local espera más allá de la evolución de los precios, pero para esperar con soja es mejor hacerlo con coberturas. El trigo y el maíz con otras expectativas más allá del propio mercado.
La semana pasada fue una semana con novedades para el mercado agrícola a partir de la publicación de un nuevo informe mensual del USDA, donde se esperaban cambios en las proyecciones de producción 2015 para Estados Unidos.
Previamente a la publicación los operadores y analistas de mercado proyectaban ajustes a la baja en los rindes y el nivel de producción de los cultivos de maíz y soja en respuesta a la evolución del clima en las regiones productoras.
Además se sumaban las expectativas de recortes en los stocks finales estadounidenses del ciclo 2014/15 por una mayor demanda aunque limitado a los datos mundiales donde las existencias de casi todos los productos agrícolas muestran niveles record.
Hasta el viernes que se publicó el informe el mercado de Chicago oscilo entre subas y bajas por el posicionamiento a los nuevos datos y la influencia de los mercados externos donde el petróleo mejoro, el dólar se debilito y las señales de China sobre la economía se estabilizaron.
El mercado de granos no puede estar ajeno a los demás mercados cuando todos están esperando la reunión de setiembre de la Fed donde muchos analistas descuentan una suba en la tasa de interés de referencia.
El cambio en el costo del dinero, así como la evolución de la principal divisa en el comercio mundial frente a las demás monedas, son claves para el movimiento de los flujos de dinero.
Los precios en Chicago tienen influencia de las variables financieras y económicas pero las variables de oferta y demanda de los granos también provocan grandes movimientos.
Los datos del USDA del viernes llevaron a los precios futuros a finalizar mayormente con bajas en la soja y subas en el maíz y el trigo. La oleaginosa recupero parte de las pérdidas al cierre por coberturas de posiciones y sostén del recorte de stocks 2014/15.
Para el USDA el rinde promedio de soja 2015/16 en Estados Unidos es de 47,1 bu/acre, arriba de lo esperado por el mercado (46,4 b/a) y del informe anterior (46,9 b/a) cuando se esperaba un ajuste a la baja. Producto del incremento, la proyección deproducción pasó de 106,6 M ton a 107,1 M ton, arriba de lo esperado por el mercado pero aún debajo del ciclo anterior (108 M ton).
Con una mayor cosecha proyectada, pero mayor demanda y recorte de stocks iniciales, los stocks finales 2015/16 disminuyeron pero menos de lo esperado por el mercado, con impacto negativo en los precios solo compensado por un ajuste a la baja en las cifras 2014/15.
Las existencias del presente ciclo disminuyeron por el aumento en el consumo doméstico por molienda y en las exportaciones. Igualmente los 6,5 M ton son superiores a los 2,5 M ton del 2013/14.
Para el maíz, el USDA recortó el rinde promedio 2015/16 a 167,5 bu/acre desde los 168,8 b/a del informe anterior, llevando la proyección de producción a 345,07M ton respecto de los 347,45 M ton anterior.
Con una menor proyección de cosecha se ajusta la oferta, además del recorte de stocks 2014/15, frente a una demanda levemente en baja pero con impacto final de menor existencia 2015/16 a 40,44 M ton desde las 43,5 M ton anterior.
Los datos para maíz fueron alcistas para los precios, con cifras mundiales que acompañaron por ajustes a la baja de producción de la Unión Europea, importante productor e importador mundial de cereal.
Para el trigo las nuevas cifras publicadas por el USDA sobre Estados Unidos tuvieron poco impacto por el incremento de los stocks finales 2015/16 como esperaba el mercado, mientras que en el mundo nuevamente se ajustaron a la suba las producciones de la Unión Europea, Rusia y Ucrania solo compensado, en parte, por bajas en Canadá e India, para llegar a un nuevo récord global de 731,61 M ton.
Los stocks de trigo aumentaron en el 2015/16 hasta los 226,56 M ton, con una relación stock/uso mundial del 31,6% frente al 29,9% del año anterior.
Las cifras del USDA más allá de sorprender por la proyección de soja en Estados Unidos vuelven a confirmar una situación holgada para los principales commodities agrícolas que harán mantener presionados las cotizaciones
Argentina se enfoca en otras variables
Mientras que los precios en el mercado de referencia muestran vaivenes, el mercado local espera novedades externas que permitan mejorar la ecuación de los productores.
Muchos postergan decisiones de ventas y de compras a la espera de cambios en las variables cambiarias, financieras y económicas que ayuden a mejorar los números.
El productor mientras tanto tiene que tomar decisiones: ¿Qué sembrar? ¿Qué insumos comprar? ¿Cómo financiarse?, pero sin dejar de considerar que el precio de los productos finales pueden cambiar.
Para la soja disponible nos encontraros en un periodo de valores firmes a pesar de la volatilidad externa donde la demanda local paga sobreprecios sobre la capacidad teórica de pago por la poca oferta disponible y la necesidad de contar con mercadería para el cumplimiento de sus compromisos externos.
El precio de $ 2.150 pagado en Rosario supera los $ 1.962 del Valor de Mercado oficial, mientras que se mantiene la oferta reducida aunque se conoce la disponibilidad latente en el mercado por la gran cosecha 2014/15 y las existencias finales 2013/14.
Para el Ministerio de Agricultura la oferta de soja 2014/15 es de 71,2 M ton, la demandade 52 M ton y las existencias finales de 19,20 M ton.
Con semejante nivel de oferta más las perspectivas de siembra 2015/16 en un año Niño, se genera una fuerte presión en los valores futuros.
La soja posición mayo 2016 cotiza en usd 211, subiendo levemente respecto de la semana pasada pero debajo de los usd 223 de hace un mes atrás.
Con los valores actuales son pocos los que quieren tomar coberturas pero ¿si el precio es más bajo en cosecha?
Muchos van a sembrar soja en el 2015, ante las menores coberturas de trigo y maíz, pero pocos quieren cerrar negocios anticipados o realizar coberturas a mayo.
Con expectativas bajistas, ante el contexto actual, una cobertura con PUTS o PISO Y TECHO (compra put + venta call) no es una herramienta despreciable para considerar.
El productor argentino volverá a apostar por la soja pero sin considerar la experiencia pasada donde esperando por el dólar se olvidó de los precios.
Si queremos esperar hagámoslo con el maíz y el trigo donde los mismos precios futuros nos muestran mejores resultados con los precios actuales del futuro + expectativas de cambios en los derechos de exportación + sistema de Roes y, quien no dice, una devaluación.
Lo que viene…
El mercado de referencia agrícola comienza con el periodo estacional de precios más bajos por la proximidad de la cosecha estadounidense pero las variables externas serán importantes para el comportamiento real de los valores.
Los focos del mercado serán:

  • Decisión de la Fed sobre las tasas de interés
  • Comienzo de la cosecha en EE.UU.
  • Clima en EE.UU. para la cosecha
  • Demanda estadounidense
  • Siembras en Sudamérica
  • Clima en Argentina
  • La política y el dólar en Argentina

Faena argentina: más machos, menos hembras. Miguel Gorelik.

Mientras el procesamiento de machos en agosto fue 16% mayor que hace doce meses, la participación de hembras sobre el total retrocedió al 40%, el nivel más bajo en tres años. Un indicador que, junto a la evolución sostenida de los precios, ratificaría una nueva fase de retención.

Faena argentina: más machos, menos hembras
En agosto, la emisión de guías para faena fue 3% menos que en julio y 5% más que en agosto anterior. Hay que recordar que la última semana del mes rigió un paro de comercialización ganadera que afectó el movimiento de haciendas.
Si se toman los primeros ocho meses del año, el incremento interanual es del 2%.
A su vez, el porcentaje de variación interanual para el último trimestre es +2% pero para los últimos 12 meses es de -1%.
77 faena 1era imagen
También hay que tener en cuenta que las comparaciones interanuales comprenden a agosto de 2014, que fue el mes de mayor precio real desde mediados de 2012, por lo que en esa época la oferta estaba disminuida.
Desde hace tiempo venimos resaltando que, en épocas de cambios, las tendencias son menos claras y hasta pueden parecer contradictorias.
Los aumentos interanuales de este mes, del trimestre y de los 12 meses terminados en agosto se deben a una marcada mayor afluencia de machos. En efecto, los porcentajes correspondientes a éstos, para los mismos períodos, son de +16, +11 y +2. El análisis por categoría no es muy concluyente ya que, al emitir las guías, puede haber confusiones entre terneros y novillitos o entre éstos y novillos, que sólo se dirimen con los datos de faena definitivos. No así en relación al sexo de los animales.
Expectativas favorables
Al mismo tiempo, los porcentajes de variación de hembras fueron de -9, -9 y -4. Como se ve, una gran dicotomía.
Esto permitió que agosto último fuera el mes con menor participación de hembras desde mayo’12, momento en que se estaba apagando la fuerte retención comenzada en 2010.
En agosto, las hembras representaron 40,1% del total, 6 puntos menos que 12 meses atrás y casi 4 puntos menos que el acumulado de 12 meses.
Esta sistemática oferta menor de hembras, que cumplió 11 meses ahora en agosto, tomando de a trimestres móviles, unido a un precio que ha logrado sostenerse pese a la alta inflación, aunque más no sea en un nivel históricamente intermedio, seguramente está indicando una voluntad para retener animales y proyectar un crecimiento de las existencias y, más adelante, de la producción.
En nuestra interpretación, la posibilidad de cambios favorables a partir de diciembre, con un nuevo gobierno, está impulsando este movimiento.
A su vez, la mayor oferta de machos puede ser el resultado de su menor ofrecimiento durante 2014, especialmente en el segundo semestre.
De ser así, esta tendencia debería ir apaciguándose en los próximos meses.
En los siguientes dos gráficos, se puede observar la evolución de los cambios interanuales, en forma trimestral y anual, para machos y hembras.


Estos números deben seguirse cuidadosamente hasta tanto se cuente con información sobre el resultado de la primera vuelta de las elecciones nacionales y el anuncio de medidas, generales y particulares, que realice el eventual ganador.

Por Miguel Gorelik, Director de Valor Carne.

Se complica Brasil y bajan precios de commodities

La caída en el nivel de actividad de la economía brasileña, acota las chances de éxito del ajuste fiscal, en un contexto donde cae la imagen del gobierno.
Fuente: Chimango
El mundo en los próximos años no jugará a favor de Argentina coinciden la mayoría de los economistas. Entre los puntos negativos para la región, y en particular para Argentina, está la situación de Brasil, país para el que no hay buenos pronósticos, al menos según resulta de un informe dado a conocer el viernes por la consultora de Miguel Bein, principal referente económico del candidato oficial Daniel Scioli.
En el trabajo se sostiene que la suba abrupta en la tasa de interés en el país vecino para intentar moderar la salida de capitales (pasó de 7,25% en marzo de 2013 al 14,25% actual) agudiza el desequilibrio fiscal. Así, la carga de intereses de la deuda pasó del 4,7% del PIB en julio de 2014 a 7,9%% del PIB en julio de 2015.
Por otra parte, la caída en el nivel de actividad de la economía brasileña, al reducir gastos, "acota las chances de éxito del ajuste fiscal, en un contexto donde cae la imagen del gobierno y se pone en duda la propia gobernabilidad".
De hecho, señala, que "a pesar de los ajustes anunciados, el balance fiscal primario pasó de un superávit de 1,1% del PBI en julio de 2014 a un déficit de 0,9% en julio de 2015, lejos del 1,1% de superávit comprometido en las medidas anunciadas a principios de año".
Otro de los problemas negativos para Argentina será la suba en la tasa de interés en los Estados Unidos (la mayoría de los analistas cree que se concretará en la próxima reunión de la FED el 17 de septiembre o en lo que resta del año). Esta decisión impactará sobre los precios de las materias primas por diversas causas, según advierte el banco de inversión Merrill Lynch. Como primer efecto, la suba en las tasas probablemente fortalecerá el valor del dólar e impactará, en consecuencia, a la baja los precios de las commodities en el corto plazo.
Y un segundo efecto clave es que reducirá la capacidad de fondeo en el sector de las materias primas, una circunstancia que daría menos soporte a los precios el año que viene.
En este orden, Merrill también redujo sus previsiones para el precio del petróleo. Las últimas estimaciones ubican el barril de Brent en 55 dólares para el año próximo y 2017, seis dólares menos que el anterior pronóstico.
El tema importa particularmente para la Argentina ya que precios sostenidos en el crudo son necesarios para hacer rentables yacimientos no convencionales como Vaca Muerta. La buena noticia es que, según el informe, hay razones para pensar que el precio del petróleo se recuperará y se estima que hacia 2018 el valor del crudo se ubicará en 80 dólares por barril.
Inversión
Todos los candidatos con mayores posibilidades de ocupar la Presidencia han señalado su intención de convocar a la inversión extranjera. Argentina tiene en ese sentido amplias posibilidades, ya que el mundo dispone de abundantes capitales y en la última década el país recibió menos de uno de cada diez dólares que captó Latinoamérica en inversión extranjera directa, según consigna en un su último informe Management & Fit.
Por otra parte, las inversiones deberán cubrir parte de las divisas que el país necesita, ante el deterioro de la situación internacional. Al respecto, Merrill Lynch considera que los precios de las materias primas volverían a bajar como consecuencia de la suba prevista en la tasa de interés en Estados Unidos y Brasil - el principal socio comercial de la Argentina - que sufre las inconsistencias de su ajuste fiscal como "un perro que se muerde la cola", según el último informe del Estudio Bein.
En los últimos meses, la posibilidad de conseguir divisas vía comercio exterior se redujo considerablemente. La transición de China hacia una economía menos regulada y basada en el consumo interno junto con la continuidad de los problemas europeos y su incidencia sobre el resto del mundo, implican una débil demanda para las exportaciones argentinas.
Más aún, la recesión por la que atraviesa la economía brasileña golpea de manera directa, particularmente a las ventas externas de bienes manufacturados, ya que el mayor socio del Mercosur es el principal destino de este tipo de exportaciones. A ello que las monedas del mundo se deprecian: en el último año Colombia depreció en promedio casi 60%, Brasil 55%, México 25% y Uruguay 20%.
Con todo, el mundo dispone de una enorme masa de capitales para invertir, ya que se calcula que los flujos de inversión extranjera totalizaron 1,27 billones de dólares en 2014. América Latina recibió, en promedio, 167.000 millones de dólares anuales en el último lustro, pero a la Argentina sólo ingresaron cerca de 11.000 millones de dólares. Según Management & Fit, los controles impuestos desde 2011 desalentaron nuevos aportes de capital y las fusiones y adquisiciones, al punto tal que las firmas extranjeras que hoy invierten en el país lo hacen a través de utilidades retenidas.
Servicios
A diferencia del resto de la región, los servicios son el principal destino de las inversiones en el país. Este sector, que incluye generación de electricidad, transporte, infraestructura, telecomunicaciones, turismo, servicios financieros y empresariales, representa más del 60% de los fondos que ingresan al país. En segundo plano figuran las inversiones en el sector manufacturero (alrededor del 33%), las cuales apuntan tanto al mercado interno como externo, focalizándose en el bloque automotriz y la agroindustria.
La inversión en el sector de recursos naturales (cerca del 6%), es importante a nivel regional (25% del total de la inversión directa), pero ha sido escasa hasta ahora en el caso argentino.
Sin embargo, a futuro existen interesantes oportunidades, como los proyectos mineros de Los Azules (3.900 millones de dólares), Navidad (760 millones de dólares), Cerro Moro (450 millones de dólares) y el petrolero de Vaca Muerta para el que se necesitan decenas de miles de millones de dólares. A
l margen para incrementar la inversión extranjera en el país es amplio. Si la Argentina lograse recibir fondos de acuerdo al promedio de la región, esto implicaría una inyección extra superior a 5.000 millones de dólares por año.

¿Cuánto empleo generan las cadenas agroalimentarias? FADA

Seis semanas para la definición ¿Habrá definición? Salvador Di Stefano

Las encuestas nos indicarían un cambio en el status quo. Sube Sergio Masa, pero no habrá definición política hasta el 22 de noviembre, y la definición económica hasta el año 2016. Una brújula por favor.

Tenes la última encuesta.

.- El encuestador Federico González dio como resultado, Daniel Scioli 35,6% en intención de voto, bajando algunos puntos luego de la sucesión de malas noticias que recibió el candidato, las inundaciones, su fallido viaje a Italia y los comicios de Tucumán. En segundo lugar esta Maurcio Macri con 28,2% de intención de voto, que es una mala noticia, ya que todos los que votaron a Cambiemos no están acompañando a Macri, lo que evidencia que para una parte del electorado opositor Macri es un límite. Sergio Masa sigue creciendo con el 23,1% en la intención de votos, consolido lo que obtuvo de Jose Manuel De la Sota, y va por más.

¿Qué sucedió?

.- El caso de Fernando Niembro afecto a Mauricio Macri. Si bien el Kirchnerismo tiene más causas escandalosas, no se esperaba esto de Mauricio Macri, y la intención de votos cayo, en favor de Sergio Masa, y algo derramó sobre Margarita Stolbizer.

Sube Sergio Masa.

.- Muchos dicen que no le alcanzará para superar a Mauricio Macri, sin embargo, aquí será central la medición del 25 de septiembre, un mes antes de las elecciones. Lo que hoy se observa es que se rompió el escenario de encuestas congeladas, que daban 40% para Scioli, 30% para Macri y 20% para Masa. Aquí bajaron Scioli y Macri para dar paso a una mejora de Sergio Masa, si este cambio se consolida, tendremos novedades.

¿Qué te imaginas?

.- Si por cada punto que baja Maurcio Macri, sube un punto Sergio Masa, en dos semanas podríamos tener 26% para Macri, y 25% para Masa. Un tercero creciendo es una mala noticia para los dos que estaban en punta.

¿Próxima elección?

.- En Chaco el 20 de setiembre, el domingo próximo. Puede ganar el oficialismo, habrá que ver cómo impacta esto en Daniel Scioli.

El escenario está abierto.

.- Por supuesto. Hasta ahora hemos visto que Mauricio Macri no puede polarizar con Daniel Scioli. Pero ambos bajan en intención de voto. Esto convalida el escenario de 3 para triunfar, y que nadie gana en primera vuelta.

Recodarme como ganar en primera vuelta.

.- Tenes que llegar al 45% de los votos, o de lo contrario, sacar entre 40% y 45% de los votos, con diferencia de 10% sobre el segundo. En este momento no se da ni la primera, ni la segunda opción.

¿Qué puede suceder en el ballotage?

.- Nadie lo sabe, todos hacen especulaciones con Scioli versus Macri, sin embargo, ¿Qué sucede si es Scioli versus Masa? Sería una final de dos peronistas.

¿Es posible?

.- Una vieja propaganda decía, todo es posible tome ginebra Bols.

¿Cómo viene el escenario económico en esta transición política?

.- El deporte nacional es vender dólar futuro, y el Banco Central vende en todos los plazos. El total de vencimiento en el mercado de dólar futuro asciende a U$S 6.010 millones. De ese total un 50% vence en el primer trimestre del año 2016. Es una bomba que se está cebando de cara al próximo gobierno, ya estaría cerca de representar el 20% del total de reservas.

¿Las reservas?

.- Están en U$S 33.521 millones, muy maquilladas. En lo que va del año el Banco Central vendió U$S 55 millones. No pudo acopiar dólares en este escenario. En los últimos 3 meses vendió un total de U$S 1.650 millones.

¿Perspectivas?

.- Que siga vendiendo. Tenemos los vencimientos de deuda, el dólar turismo y el dólar ahorro. A Este ritmo se impone urgente un nuevo financiamiento del banco Central de China, Rusia o quien pueda prestarnos, de lo contrario el número de reservas seguirá cayendo.

¿Hay demanda de dólares?

.- Como la balanza comercial va rumbo a un resultado negativo, el gobierno sigue trabando importaciones. En este contexto, los empresarios locales son intimados a pagar lo que compraron al exterior. Si no pueden pagar vía el Banco Central, lo hacen a través del contado con liqui, vía bonos. Esto impulsa a la suba los bonos en pesos, y hace caer la paridad en dólares, esto trae como resultado una suba del dólar bolsa, que se ubica en $ 14,20.

Esta suba ¿impulsa al dólar blue?

.- Correcto, que se ubica en $ 15,50 y podría terminar por encima de $ 16,0 en septiembre.

Igual que un año atrás.

.- Correcto, hace un año atrás, hacia fines de septiembre renunciaba Juan Carlos Fabrega y tomaba el mando del Banco Central Jorge Vanoli. Con muchas más herramientas que ahora, logro hacer bajar al dólar blue, y demoro la suba un año. Gran trabajo para Jorge Vanoli, pero no puede tapar el sol con las manos, tarde o temprano la realidad se impone.

El saldo.

.- Tiene las mismas reservas que un año atrás, pero no son de la misma calidad, tiene mucho menos reservas liquidas disponibles. Hace un año atrás rondaban los U$S 20.000 millones, hoy con suerte están en torno de los U$S 10.000 millones. La base monetaria está creciendo a un ritmo del 39% anual, sin embargo la tasa de inflación está por debajo del 30% anual, cuando un año atrás se ubicaba cerca del 40% anual. El dólar oficial lo plancho, y subió a un ritmo del 1% mensual, y el dólar blue está a igual precio que un año atrás.

¿Qué paso en los últimos 60 días?

.- El dólar oficial y el dólar blue creció muy poquito. Están planchados los dos, sin embargo, es posible que las elecciones despierten al dólar blue. Si los resultados siguen siendo una incógnita y vamos a un escenario de segunda vuelta, nos faltan 6 semanas para la primera elección, y faltaran 10 semanas para el resultado final. Es una eternidad y los actores de mercado irán al dólar blue, compraran dólar Rofex y en último lugar se cubrirán con bonos.

¿Cuándo viene un ajuste de precios para la paridad pesos versus dólares?

.- Faltan:

Para la primera vuelta el 25/10 faltan 6 semanas
Para la segunda vuelta el 22/11 faltan 10 semanas.
Para la asunción presidencial faltan 12 semanas y 3 días.
Para fin de año faltan 15 semanas y 3 días.
Para reyes faltan 16 semanas.

¿Que traen los reyes?

.- El nuevo plan económico, no se tomaran medidas de fuste hasta esa fecha. Hay que convivir con un dólar administrado, devaluar no serviría de nada, si no detenemos el déficit presupuestario o lo financiamos en forma genuina.

Vamos a remar en el dulce de leche

.- Hay que tomar decisiones pensando lo que sucederá a futuro, no con lo que sucede hoy. Todas las variables se modificaran, desde el precio de insumos, tasa de interés, precio del dólar e inflación esperada. Lo mejor es estar cubierto, utilice el mercado futuro del dólar para asegurarse el dinero que tiene en la calle. Saca todos los créditos que puedas a tasas inferiores al 20% anual. Para préstamos personales, todo financiamiento menor al 30% anual, es un regalo. Tomar todo el financiamiento posible, acopiar mercadería y lo que sobra comprar bonos en dólares.

El clientelismo, expresión de una política corrompida. Jorge Ossona

HORACIO CARDO

Episodios como el de Tucumán vuelven a poner sobre el tapete dos cuestiones correlativas a nuestra cultura política: el “fraude” y el “clientelismo”, contiguamente asociadas. Ambas son lo suficientemente vastas como para que debamos escoger solo una: en este caso, el clientelismo.
La idea de que un grupo de personas vinculadas al poder manipulen la voluntad autónoma de un ciudadano especulando con sus necesidades básicas insatisfechas motiva indignación en cualquier persona decente. El clientelismo, desde esta perspectiva, no sería más que el abuso de un poderoso respecto de un desvalido. La irritación a veces se amortigua en nombre de algunas concesiones altruistas o beneficentes. Ambas miradas son, sin embargo, parciales y ceñidas a una mirada demasiado moralista. El análisis histórico y su proyección contemporánea pueden ofrecer perspectivas alternativas que suelen incomodar a las mentes bienpensantes: uno de los aspectos antipáticos y poco amables de nuestro oficio.
La geografía de nuestro país es amplia y multifacética en el orden social y cultural. En provincias y municipios del Interior pobre las prácticas de patronazgo existieron a lo largo de todo el siglo XX por ser el empleo público la fuente laboral predominante en zonas asediadas por el subdesarrollo. Las cosas fueron parcialmente diferentes en el Litoral genérico. El ideal del ciudadano autónomo procedente de la concepción democrática moderna emanada de la Ley Sáenz Peña fue allí siempre más verosímil; aunque el sentido del voto nunca fue el mismo ni para todos los sectores sociales, ni a lo largo de las sucesivas etapas históricas desde 1912.
El peronismo supuso una modificación respecto del espíritu liberal de aquella legislación. El sufragio individual fue concebido como un dispositivo legitimador más entre muchos otros; y no precisamente el más valioso. La plaza o el apoyo de las corporaciones sindicales simulaban de modo más fidedigno la pretendida unanimidad aspirada por el Líder. Luego de 1955, la interrupción sistemática del orden constitucional deterioró su valor legitimador también entre los antiperonistas temerosos del retorno del régimen destituido. Las utopías revolucionarias de los 60 y los 70 contribuyeron en el mismo sentido, al juzgarlo un despreciable instrumento burgués solo útil táctica y circunstancialmente.
Luego de la orgía de violencia y terror estatal de los 70, la instauración democrática de 1983 pareció significar por fin el retorno definitivo del espíritu saenzpeñista. Sin embargo, a lo largo de los 80 fue emergiendo una nueva torsión -en principio, poco visible- procedente de la aun poco difundida realidad de la pobreza estructural. Las dirigencias políticas, sobre todo municipales, debieron emprender el trabajoso aprendizaje de negociar el voto menos con individuos que con agregados de diversa naturaleza unidos por las necesidades imperiosas de la subsistencia. La universalidad de la ciudadanía social cedió a las respuestas minimalistas focalizadas, formales o informales, en las que la representación corporativa sindical fue reemplazada por la socioterritorial con sede en los barrios. La nueva beneficencia cobró valor electoral y fue fraguando en cultura política.
Conforme las condiciones socioeconómicas profundas se resistían a remitir, se plasmó en bolsas de comida, empleos públicos, espacios para el comercio ilegal en la calle, o zonas liberadas para la comisión de diversos delitos. Pero ese altruismo no se negociaba precisamente con masas mansas sino con aguerridos contingentes soldados por potentes jefaturas que abarcaban desde dirigentes vecinales hasta pastores, directivos de clubes deportivos, etc. Todos ellos compusieron el intrincado y complejo universo de los “punteros”, encargados de negociar recursos con dirigencias apremiadas por la insuficiencia crónica de dinero para financiar las políticas focales, insumo principal para el sostén de sus carreras políticas profesionales.
El ejercicio individual y secreto del voto fue, en esos segmentos sociales, solo aparencial. La dirigencia municipal negociaba no con individuos sino con referentes que, a su vez, debían hacerlo con sus seguidores organizados de acuerdo a complejos criterios jerárquicos. “Paquetes” de ciudadanos negociaban dura y astutamente fidelidad electoral por “canastas” de contraprestaciones que podían incluir bienes múltiples para sus diferentes estratos internos: cargos formales e informales en la burocracia comunal, planes, bolsas de alimentos, proyectos de urbanización y vivienda, tierras, espacios en la vía publica para el comercio o el delito, etc. Como la pobreza es plural, contingentes significativos logran arrancarle al poder muchas cosas; otros, muchas menos. Por caso, una barra de pibes marginales puede intercambiar su temible fuerza de choque, indispensable en una elección o movilización, por una bolsa de estupefacientes.
También en los grandes centros urbanos litoraleños, entonces, reaparecieron viejas prácticas llamémoslas “clientelares”. Pero sus actores son múltiples: el cínico y astuto operador de base al servicio del intendente suele ser también un intermediario a la defensiva frente a ciudadanías colectivas carecientes pero astutas y amenazantes. “Políticos clientes” apremiados por contingentes que aprendieron a negociar la “administración” de su pobreza a cambio de votos que sustentan sus privilegios corporativos: una realidad inversa a aquella imaginada por marcos teóricos abstractos o por el “bien pensamiento pobrista” en su vertiente crítica.
Jorge Ossona
Historiador y etnógrafo. Miembro del Club Político Argentino
 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.