El aumento del impuesto Inmobiliario Rural irá del 27 al 42%. Por Julián Cañas

2017/11/06

LO MÁS IMPORTANTE
  • Figura en el proyecto de Prepuesto que la Provincia enviará a la Legislatura.
  • El aumento es escalonado. Para los pequeños productores, la suba será del 27%.
  • Este lunes hubo una reunión de funcionarios provinciales con la Mesa de Enlace.

El Gobierno provincial ya tomó una decisión y este lunes se la comunicó a la Mesa de Enlace, que integran las entidades agropecuarias de Córdoba. El Impuesto Inmobiliario Rural subirá el año que viene de manera escalonada, de acuerdo a la valuación extensión de los campos, entre un 27 y un 42 por ciento.
En promedio, si se contabiliza las tres categorías en las cuales se dividió a los productores, la suba  será del 36 por ciento.
En esta segmentación que se impulsa desde el Centro Cívico, los pequeños productores (menos de 50 hectáreas), que son el 67 por ciento de los propietarios, pagarán un 27 por ciento de incremento.

En el segundo grupo se ubican los propietarios de campos de entre 50 y 200 hectáreas, que recibirán un aumento del 32,2 por ciento. Este sector aglutina al 23 por ciento de los productores.
Por último, el tercer grupo es los grandes productores (el 10 por ciento de los propietarios), con campos de más de 200 hectáreas, deberán afrontar el mayor aumento del Inmobilario Rural: 42 por ciento.
Reunión
La Mesa de Enlace del campo fue recibida este lunes por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano.
En eese encuentro, el funcionario provincial comunicó la decisión del gobernador Juan Schiaretti de impulsar un aumento escalonado para el sector rural.
Las entidades agropecuarias cuestionaron la suba, teniendo en cuenta que será muy superior a la inflación de este año, que se ubicará en el 23 por ciento.
Los dirigentes ruralistas hicieron un pedido formal al Gobierno provincial: que buena parte de la recaudación de este impuesto, sea destinada a obras de infraestructura en el interior.
Giordano les dijo que la gestión provincial tiene un plan de obras de más de cinco mil millones de dólares, hasta el final del mandato del gobernador Schiaretti, es decir, el 10 de diciembre de 2019.
Por su parte, fuentes oficiales confirmaron a este diario, que el Impuesto Inmobiliario Urbano se ubicará en el orden del 23 por ciento, el nivel que se prevé tendrá la inflación para el corriente año.

Trigo: el rinde nacional superaría en 5% el promedio de las últimas cinco campañas. Gonzalo Hermida

La cosecha de trigo comenzó a transitar sus primeros pasos en el norte argentino, donde el cereal registró una expansión de área implantada durante la campaña 2017/18. Las buenas condiciones climáticas que se presentaron durante los meses de mayor actividad de siembra, permitieron incorporar 720.000 hectáreas entre las regiones NOA y NEA, un 28 % superior a la campaña 2016/17.

Sin embargo, el crecimiento y desarrollo del trigo se vio afectado durante sus etapas más críticas de espigazón y llenado de grano debido a la falta de agua y a las heladas tardías que impactaron sobre el potencial de rendimiento de los lotes más expuestos.

En consecuencia, los primeros lotes que se recolectaron sobre el NOA se ubicaron por debajo de las expectativas relevadas al inicio de la campaña, con productividades entre los 9 qq/Ha y 12 qq/Ha, y rindes esperados promedios que registrarían una merma del 2 % en comparación al promedio de las ultimas cinco campañas. Situación similar está ocurriendo en el centro del Chaco y Santiago del Estero (región NEA) con los primeros lotes recolectados, aunque las expectativas de rendimiento para aquellos que se encuentran en madurez fisiológica próximos a ser cosechados son más alentadoras.

Si las condiciones climáticas de las próximas semanas acompañan con buena humedad y amplitud térmica, el llenado de grano permitirá lograr productividades que superen en un 23 % al promedio 2012/13 - 2016/17.

Mientras que la cosecha de trigo avanza sobre el 3,5% de las 5.450.000 hectáreas implantadas para el presente ciclo, gran parte del cereal sembrado en las regiones del centro del país continúa transitando etapas de llenado de grano.

El centro-norte de Santa Fe y el Sur de Córdoba son las regiones que mejores expectativas de rendimiento presentan en lotes que se encuentran entre espigazón y grano pastoso, pudiendo superar a las productividades de las ultimas cinco campañas en un 27% y 20 %, respectivamente.

A nivel nacional, el rinde promedio del trigo en las últimas cinco campañas se ubicó en 30,1 quintales por hectárea. Para el ciclo 2017/2018 el rinde promedio subiría un cinco por ciento.

En base al último informe de Estado y Condición de Cultivos de la Bolsa de Cereales, el 90 % de los lotes de trigo presentan una condición buena a excelente en el Núcleo Norte y del 75 % en el Núcleo Sur, impulsado por la buena oferta hídrica que oscila entre adecuada y óptima.

La gran incertidumbre de la campaña triguera la protagonizan las provincias de Buenos Aires y La Pampa, regiones afectadas por las inundaciones acumuladas durante gran parte de la ventana óptima de siembra y del desarrollo de los primeros estados fenológicos. Los excesos hídricos no sólo dejaron superficie sin sembrar, sino que también provocaron pérdidas de área en lotes emergidos que podrían superar las 80.000 hectáreas.

De todas maneras, entre ambas provincias ya hay más de 600.000 hectáreas de trigo espigadas que presentan buen estado con expectativas de rendimiento que podría registrar un incremento entre el 2 % y 10 % si lo comparamos con las campañas previas. En los próximos días y durante todo el mes de noviembre los núcleos trigueros comenzarán a llenar grano y definir rendimiento, con la oportunidad de compensar las pérdidas de área en ambientes bajos y lograr una mejor productividad regional. Si las condiciones climáticas y los rendimientos recolectados lo permiten, alcanzaremos una producción de 17.000.000 toneladas, un 1,2 % superior a la campaña 2016/17.

El autor es coordinador del Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires
El escenario para los rindes
El escenario para los rindes.

Para el Gobierno, la cosecha 2017/2018 marcará un nuevo récord

Así lo informó el Ministerio de Agroindustria; la Bolsa de Cereales de Buenos Aires había proyectado una leve merma en septiembre pasado, entre otros factores por las inundaciones y la caída en el área sembrada

El Gobierno prevé una cosecha de granos del ciclo 2017/2018 de 137,9 millones de toneladas. Se trata de una suba de un millón de toneladas respecto a la campaña 2016/2017, según estimó el Ministerio de Agroindustria de la Nación.

El dato se conoció en la segunda Jornada de Perspectivas Agrícolas organizada por esa cartera en donde se analizaron las tendencias en materia de producción y mercados. En el encuentro se presentaron los indicadores de la campaña 2017/2018, donde se proyecta que el total de la producción será de casi 138 millones de toneladas, de las cuales 53 millones de toneladas corresponden a la soja, 51 millones de toneladas a maíz y 18 millones de toneladas a trigo.

En cuanto al último cereal, esto "permite consolidar a la Argentina como un actor importante en el mercado mundial de trigo, con más de 10 millones de toneladas para exportación".

También se analizó la situación mundial del trigo, la reinserción del país en distintos mercados en el último año y las perspectivas para la próxima campaña. Asimismo, se destacó la consolidación de la Argentina como un actor importante en el mercado mundial de trigo, con más de 10 millones de volumen de exportación y el incremento de la demanda por parte de la molinería para la exportación de harinas.

En septiembre pasado, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires había proyectado una cosecha total 2017/2018 de 121,6 millones de toneladas, por debajo de los 122,8 millones de toneladas del ciclo anterior, 2016/2017.

Con esa proyección, para la entidad la cosecha total no sería récord, entre otros factores por el impacto de los anegamientos. Además, la merma tendría relación, a su vez, con la superficie total sembrada, que caerá de 32,9 millones de hectáreas a un nivel de 32,4 millones de hectáreas, según la Bolsa de Cereales porteña.

En esa oportunidad, la entidad había proyectado 54 millones de toneladas para la soja, 41 millones de toneladas para el maíz y 17 millones de toneladas para el trigo.

Con línea directa a Macri: tras los nuevos desafíos y la agenda de problemas por solucionar

Luis Miguel Etchevehere llegará a Agroindustria con el apoyo contundente del Presidente, pero, a diferencia de Buryaile, no tendrá una luna de miel por los temas a resolver


Luis Miguel Etchevehere no va a tener luna de miel en el Ministerio de Agroindustria de la Nación. A diferencia del saliente ministro Ricardo Buryaile , que pudo disfrutar de las mieles de las medidas que el presidente Mauricio Macri tomó apenas asumió, como la rebaja de las retenciones, la quita de las trabas para exportar e incluso la devaluación que permitió una mejora inmediata en los números del agro, Etchevehere pondrá un pie en la cartera de Agroindustria con un camino cuesta arriba. Los márgenes del negocio no son los que eran, varias economías regionales todavía siguen aguardando tener sus brotes verdes, a la lechería le cuesta recuperarse, los pequeños productores se quejan de que siguen faltando políticas para ellos y la lista de cuestiones pendientes no se termina ahí.


Encima, en los últimos días se agregaron factores perturbadores, como la rebaja del 29% para el precio del bioetanol de caña, la reducción del 22% para el bioetanol de maíz, la poda de casi el 4,5% en el precio para las pymes de biodiésel y la suba de la alícuota para el vino y las sidras, que golpea a las economías regionales. Si bien no son temas específicos de Agroindustria, tienen que ver con la cadena del sector. Por si fuera poco, en Buenos Aires la suba prevista del 50% en el Inmobiliario Rural para 2018 sumó malestar entre los productores.

A Buryaile muchos le reconocen no sólo la apertura hacia más mercados sino también mantener el diálogo con las entidades. En el sector descuentan que Etchevehere mantendrá lo primero, se enfocará hacia la competitividad que él mismo venía reclamando y esperan que también siga en la línea del diálogo. Etchevehere es el ministro que Macri ya había buscado tener en diciembre de 2015, pero desistió por algunas resistencias de su círculo rojo.


Para Matías de Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), la lista de cuestiones prioritarias tiene que ver con contar con una ley de semillas, otra de agroquímicos, atender las economías regionales y la negociación del comercio de carne vacuna con los Estados Unidos, cuyo ingreso a ese mercado se demora. "Hay que rever el tema impositivo (nacional, provincial y municipal) sobre el sector. Para Carbap, el tema de la presión impositiva es clave: es asfixiante y no hay equidad con respecto a otros sectores de la economía", dijo De Velazco al enumerar los temas con los que se encontrará Etchevehere. Temas que no desconoce.

Para Jorge Solmi, dirigente de Federación Agraria Argentina (FAA), "lo que queda pendiente por resolver es la competitividad de las economías regionales, los pequeños y medianos productores y la agricultura familiar". Solmi remarca que el Estado y Agroindustria como organismo para el sector deben crear las condiciones para que los productores sean competitivos. Agrega entre las cosas por resolver el temas semillas y espera que continúe el diálogo. "Siempre hubo diálogo, más allá del resultado, y tenemos la esperanza de continuar en esa línea con esta nueva gestión", expresó.


Matías Lestani, del departamento de Economía de CRA, valoró que Buryaile haya logrado el desarrollo de líneas de créditos MiPymes del Banco Nación, que apuntan a la reconversión productiva en economías regionales. Para el experto, el desafío que tiene la nueva gestión es la "ejecutabilidad y la masificación" de este crédito. "Es crucial que los productores lo adopten y empiecen a reconvertirse productivamente, para mejorar su competitividad", dijo.
Inundaciones: una cuestión pendiente

El tema de las inundaciones y la suba de costos, como en el gasoil, también son temas que rozan al designado ministro. "Un 30% de los lotes buenos van a quedar sin sembrar por falta de piso y eso disminuye la productividad. En tanto, la liberación de los combustibles pega directo en el costo de producción en lo que es labor y cosecha. La desregulación del combustible impacta en el sector en 10.800 millones de pesos", calculó. Para el caso de la lechería, Buryaile se va dejando una mejor situación que la que él recibió a fines de 2015, pero "todavía queda camino por recorrer".

En este contexto, Dardo Chiesa, presidente de CRA, subrayó que Etchevehere "conoce los problemas, ha estado en todas las discusiones y forma parte del núcleo que considera el Presidente que tiene ser parte de esta gestión".

En opinión de Marcos Gallacher, profesor de economía de la Universidad del CEMA, Agroindustria, el INTA y el Senasa manejan US$ 700 millones, una masa de dinero que "hay que saber optimizar". Para el experto, "hay múltiples programas que entran dentro del paraguas del ministerio, en donde no existe una evaluación clara y profunda de su impacto como el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) y la Unidad para el Cambio Rural (UCAR)".

Según Gallacher, la cartera debería tener más peso en otras áreas que hacen al sector, como la infraestructura vial, clave para el traslado de la producción. "Hay otros puntos en donde Agroindustria no tiene una injerencia indirecta, como la infraestructura vial, que es gravísima y no veo que estemos haciendo mucho al respecto: tienen que fijar prioridades y presionar a los entes responsables", dijo.

Desde la industria frigorífica, Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, consideró que Etchevehere tiene dos desafíos por delante, uno vinculado con dotar de incentivos para que mejoren el peso de faena y los índices productivos y otro que es "consolidar" el trabajo que apunta a la transparencia en la cadena. Esta semana, se conoció que el Gobierno dio de baja cuatro cooperativas que no contaban con los requisitos para operar como tal. "El cierre de las seudocooperativas es un avance pero aún queda por hacer", indicó.

Más allá de los debe y haber para el futuro ministro, los temas ríspidos de los últimos días como el avance sobre los precios de los biocombustibles y la mayor presión para cadenas como el vino, en el sector se destaca que justamente alguien del agro esté en esa cartera.

"Es muy satisfactorio que siga habiendo representantes del sector en el Ministerio de Agroindustria", dijo Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, que añadió: "Creo que podemos seguir profundizando las medidas que el campo y las economías regionales necesitan.
Entre las expectativas y los reclamos

"En estos dos años no avanzamos nada en lo que se refiere a la cadena. El diálogo con el Gobierno fue cordial pero improductivo, ya que seguimos trabajando sin reglas de juego que hagan posible esta actividad una cadena en desarrollo". La queja es de Diego Manavella, secretario de la Cámara de Productores Lecheros de Córdoba.

La lechería es uno de los temas que el designado ministro Luis Miguel Etchevehere deberá abordar en busca de la sostenibilidad para el negocio. Otro problema es lo que ocurre en las numerosas economías regionales, donde, además de las preocupaciones por la rentabilidad, afloran temores sanitarios, como el HLB para los cítricos.

"Hay que hacer prevención y para eso se necesita presupuesto. Ya hay casos de HLB en Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero, pero nunca se hicieron bien los controles para prevenir la enfermedad", dijo Fernando Borgo, presidente de Federación de Citrus de Entre Ríos. Borgo se detuvo en la cadena de valor de los cítricos. Un productor cobra de $ 1,5 a 2 pesos el kilo de naranja cuando en la góndola vale $ 20. "Con Buryaile se conversó mucho, pero se hizo poco", apuntó.


Josefina Pagani - Fernando Bertello

Maíz, en medio de los riesgos climáticos. Carlos Marin Moreno

En la zona núcleo de producción -particularmente en el sur de Santa Fe- los maíces de primera sembrados en las lomas ya tienen tres a cinco hojas. Se sembraron durante septiembre y hasta el 20 de octubre y muestran excelente desarrollo por el abastecimiento continuo de agua, con algunos ataques de chinches como esporádica adversidad. No obstante, en los planteos se han tomado algunas decisiones para acotar los riesgos derivados de excesos hídricos.


Por ejemplo, la estrategia de fertilización de algunos productores varió respecto de años anteriores. Si bien se sigue apuntando a 140 kilos de nitrógeno entre lo provisto por el suelo y por la fertilización, la aplicación se divide en tres momentos: una a la siembra, otra con el cultivo logrado y la tercera, antes de que cierre el entresurco, con una mirada permanente sobre la napa. Por otro lado, los técnicos no aconsejan implantar con maíz el 100 por ciento de la superficie de cada lote. "Generalmente el cereal ocupa el 70-80 por ciento del área sembrable y el resto queda libre hasta la implantación de soja", observa uno de ellos.

Soja en ascenso


La industria semillera también se adapta. Algunos productores grandes que sembraron temprano y sufrieron lluvias torrenciales que obligaron a la resiembra tuvieron una grata sorpresa: algunos semilleros les repusieron las bolsas necesarias para generar nuevamente el cultivo porque habían establecido un seguro de resiembra. La gentileza se concretó luego de visitas de los técnicos de la compañía, que verificaron el daño sufrido.

En otro orden, los productores siguen teniendo interés en el maíz, pero se está empezando a dar un cambio de tendencia en la asignación de superficie. En el último informe de la consultora Zorraquín-Meneses se indica lo siguiente: "En agosto y en septiembre los resultados económicos esperados para la campaña eran mejores para el maíz que para la soja, con precios de soja a futuro del orden de los US$ 250 y de US$ 150 para el maíz". Pero luego el valor de la soja empezó a subir -hoy se hacen las cuentas con precios entre US$ 265 y 270-, también subió la urea y entonces "la cuenta se dio vuelta, sobre todo en las zonas más alejadas de los puertos".

Crece la participación de la soja de Brasil en las compras de China

Advierten que esta situación se da en detrimento de las ventas de Estados Unidos

Brasil se apresta a obtener una mayor proporción de las importaciones de soja de China en los próximos meses, lo que golpeará a los exportadores estadounidenses durante un período crucial de la temporada agrícola, en momentos en que el mundo se prepara para recibir otra cosecha casi récord de la oleaginosa.

Está previsto que China compre alrededor de cinco millones de toneladas de soja a Brasil en el cuarto trimestre de 2017, según dijeron dos importantes fuentes de la industria, el doble de los 2,49 millones embarcadas en el mismo período del año pasado.


Para los exportadores de soja de los Estados Unidos, el período de octubre a diciembre resulta primordial, ya que ha representado en promedio un 53% de los embarques de un año calendario en los últimos cinco años, de acuerdo con los datos de la Oficina del Censo estadounidense.

China, el mayor importador de productos agrícolas estadounidenses, adquiere más del 60% de las oleaginosas que se comercian en el mundo. Normalmente, a Brasil le queda poco para exportar alrededor de octubre, pero la cosecha récord de 2016/2017, de 114,10 millones de toneladas de soja, dejó existencias por vender.
Semillas de soja. Foto: Archivo


"Si hablamos de precios, los granos brasileños son competitivos y ellos tienen existencias para vender", dijo desde Singapur un ejecutivo de una compañía internacional que cuenta con plantas de procesamiento en China. "Es una situación preocupante para los exportadores estadounidenses", advirtió.

La soja es el producto agrícola más valioso para los Estados Unidos y sus ventas alcanzaron 22.800 millones de dólares en 2016, un 17% del total de la comercialización de granos y vegetales durante el año en ese país.


La producción mundial de soja se mantuvo en máximos históricos de 351,25 millones de toneladas en el ciclo agrícola 2016/2017, luego de que las cosechas alcanzaron récords en tres de los cuatro años anteriores. Ahora, las proyecciones indican que la producción será la segunda mayor de la historia en 2017/2018 y EE.UU. está en vías de anotar una cosecha récord de 120,58 millones de toneladas, justo en momentos en que el clima en Brasil mejora luego de las preocupaciones iniciales por la ausencia de lluvias.

"Esperamos que el clima de Brasil siga siendo favorable para los cultivos en los próximos meses", dijo un analista de la industria agrícola en un banco internacional, enfocado en materias primas. Hasta ahora, los productores brasileños han sembrado un 43% del área dispuesta para la soja, casi en línea con el promedio de los últimos cinco años.

Polémica entre el Gobierno y los trabajadores del INTA por un posible recorte de personal

El gremio se declaró en estado de alerta tras un informe de Modernización

Apenas asuma, dentro de 17 días, el designado ministro de Agroindustria,Luis Miguel Etchevehere , se topará con un conflicto que se inició durante la gestión del actual ministro Ricardo Buryaile. Y es que el gremio de los trabajadores del INTA se declaró en estado de alerta y asamblea permanente por un informe realizado por el Ministerio de Modernización. Por eso anunció que el 10 de este mes realizará una movilización nacional "en defensa del INTA y sus puestos de trabajo".

"El documento dice que la dotación ideal de trabajadores sería de 750 menos", dijo Mario Romero, secretario general de Apinta, el gremio de los trabajadores del organismo. "El INTA tiene 7100 empleados en planta permanente y no permanente en todo el país. En el organismo no sobran empleados: 7100 trabajadores es lo que necesita como mínimo para poder trabajar", afirmó. "Estamos atentos a lo que sucede y nos preocupa la llegada de Etchevehere porque viene con una visión del productor más grande de la pampa húmeda", aclaró.


Ante la consulta sobre el informe, el presidente del INTA, Amadeo Nicora, explicó a LA NACION: "El documento que nos presentaron desde el Ministerio de Modernización no es condicionante para que tomemos ninguna decisión y de ningún modo está acabado: está planteado como el inicio de un proceso de análisis que está en desarrollo".

Nicora dijo además que desde el instituto entienden la tarea que realiza el ministerio como un trabajo necesario para tener un "objetivo claro de evaluación de impacto" que dé cuenta de los aportes que realiza la sociedad con sus impuestos.


"Hemos conversado con la gente de Modernización y entendemos su tarea, pero el INTA es un ente autárquico, complejo de por sí, que no puede ser analizado como otros organismos del Estado. Es una institución de ciencia y técnica, con gran despliegue territorial y no es fácil de encontrar una métrica de dotación óptima para un instituto con estas características", dijo Nicora.
Amadeo Nicora, presidente de INTA.



El presidente del organismo también explicó que el informe se realizó en tres meses en donde se evaluó una porción mínima de la institución (INTA central en Buenos Aires, una estación experimental, la de Pergamino, y un instituto de investigación en Castelar) cuando el organismo cuenta con 52 estaciones experimentales y 15 institutos de investigación. "Fue una primera aproximación y tenemos que hacerlo en toda la institución. El problema es que este análisis nunca se hizo: no hay metodología de base y tenemos que crearla. A Modernización le pareció muy bien que tengamos una participación más activa", afirmó Nicora.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Modernización afirmaron que desde 2016 realizan análisis de dotaciones en distintos organismos estatales. "Es una tarea que realiza la Secretaría de Empleo Público junto con los equipos de Recursos Humanos de cada ministerio y tiene como objetivo determinar la cantidad y el perfil de los recursos humanos necesarios en cada organismo para cumplir con sus funciones", explicaron.

Con respecto al análisis de dotación realizado en el INTA, afirmaron que el trabajo está en proceso y que no hay ningún resultado preliminar.

"Rechazamos el documento porque la metodología utilizada no es la adecuada", replicó Romero, que además mostró preocupación por la reducción presupuestaria explicitada en el proyecto de presupuesto. "Para el presupuesto 2018 del INTA se elevó una reducción de 300 millones para gastos de funcionamiento. Un solo centro en la estación de Castelar está pagando 200.000 pesos de luz", dijo el gremialista, quien además indicó que están realizando reuniones con bloques legislativos pidiendo un refuerzo para el presupuesto 2018 de 600 millones (300 millones para gastos de funcionamiento y 300 millones para inversiones).

Carne porcina: la Argentina envía a EE.UU. un informe sobre la importación. Fernando Bertello

Lo hará el Senasa con un documento sobre la inspección que hicieron técnicos en granjas estadounidenses; empresarios de ese país ya estarían buscando compradores para su carne, pese a que el mercado local todavía no está abierto

El Gobierno enviaría esta semana a los Estados Unidos el informe que realizaron técnicos del Senasa tras visitar granjas y frigoríficos porcinos en ese país.

A fines de septiembre pasado, luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, diera por habilitado el mercado argentino para la carne de cerdo estadounidense, calculando inclusive negocios por US$ 10 millones para sus productores, una delegación del Senasa viajó a ese país para inspeccionar su sistema de producción.

A diferencia de la Argentina, Estados Unidos tiene el síndrome respiratorio reproductivo porcino (PRRS), una enfermedad que puede ocasionar fuertes pérdidas en la producción. Por este motivo, entre otros, la importación es resistida por los productores locales. Algunos técnicos creen que es baja la posible transmisión de la enfermedad vía la carne.

Según pudo saber LA NACION, el Senasa estaría mandando el informe con lo que observaron sus técnicos. De acuerdo al organismo, esto no significa que ya esté operativo el mercado para la importación. Ahora, con el primer envío de la Argentina se abrirá un proceso administrativo que, dependiendo de lo que se vayan contestando entre sí las partes, debería desembocar en algún momento en la autorización formal para los Estados Unidos.

"El mercado argentino no está operativo para la importación", dijo una fuente del Senasa. En el Ministerio de Agroindustria se pronunciaron en la misma dirección.

Ansiosos por poner un pie en la Argentina, y competir con Brasil (de allí en los primeros ocho meses del año llegaron 7712 toneladas, 11% menos versus igual período de 2016), que desde hace años le vende a la Argentina, la semana pasada estuvieron en Agroindustria ejecutivos de la National Pork Producers Council. Según trascendió, vinieron a agradecer las gestiones del gobierno argentino y, además, comenzar a buscar importadores que estén dispuesto a traer la carne porcina desde ese mercado.

El Usda, optimista con el desempeño de la carne argentina Ignacio Iriarte


El Departamento de Agricultura de Estados Unidos espera que Argentina incremente 25% sus exportaciones de carne vacuna en 2018.


El  último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) sobre la marcha del mercado internacional de la carne vacuna muestra una evolución favorable. Después de varios años de estancamiento e inclusive de retrocesos, las exportaciones mundiales muestran ahora una tendencia creciente.
En el 2014, las exportaciones mundiales (países seleccionados) lograron un pico de 9,99 millones de toneladas para caer a 9,5 millones en el 2015 y 9,4 millones en el 2016. Para 2017, el Usda pronostica un aumento de 370 mil toneladas en el volumen comercializado, para llegar a las 9,8 millones de toneladas, y para el año próximo pronostica otro incremento, esta vez de 265 mil toneladas, para superar las 10 millones de toneladas.
Para 2016, el informe prevé que Argentina exportará 280 mil toneladas (nueve por ciento más) y para el año próximo prevé embarques de 350 mil toneladas (25 por ciento), aunque hay que destacar que el Usda desde hace unos años utiliza índices de conversión de carne sin hueso a carcasa (1,40 a 1) inferiores a los que utiliza nuestro país (1,5 a 1). Con la metodología estadística argentina, lo que en realidad está pronosticando el Usda para la Argentina es embarques de 300 mil toneladas para este año y de 375 mil toneladas para el 2018.
Los oferentes mundiales
Para el año próximo, el informe además proyecta aumentos en los embarques de la India (1,4 por ciento), Brasil (3,7) y Australia (5,1).
Dentro de esa proyección habría un leve retroceso de Uruguay (2,3) y estabilidad en las ventas del Paraguay.
Los cuatro países exportadores más importantes –Australia, Brasil, India y Estados Unidos– concentran 65 por ciento de las exportaciones mundiales, mientras que el Mercosur participa con 30 por ciento, bien por debajo del 43 por ciento de hace una década.
En cuanto a las importaciones, que hasta la aparición de China estaban más atomizadas, hoy registran un comprador excluyente, que es el país asiático. China importaría el año próximo un millón de toneladas directamente, además de lo que compra Hong Kong (400 mil toneladas) y que luego se triangula al continente; más gran parte del millón de toneladas que la India exporta a Vietnam y desde este país se contrabandea a China. Así las cosas, China hoy participaría con un mínimo del 20 por ciento y un máximo del 25 de las importaciones mundiales, cuando hace una década era un exportador neto.
Debe destacarse que entre el año 2013 y 2018, la producción mundial de carne vacuna creció 3,3 por ciento, bien por debajo del aumento de la población mundial; mientras que la producción de cerdo se incrementó un 3,8 por ciento y la de carne aviar 8,1. También durante ese período, el comercio mundial de carne vacuna creció un 8,8 por ciento, mientras que el de cerdo lo hizo un 29 y el de carne aviar un 11.
La producción mundial de carne vacuna, según el Usda, crecería el año próximo a 62,6 millones de toneladas (1,9 por ciento), incrementándose 1,18 millones de toneladas. Concentrándose la mayor parte del aumento en Brasil (250 mil toneladas), Estados Unidos (339 mil toneladas), Argentina (140 mil toneladas) y Australia (125 mil toneladas).
El consumo mundial crecería también el año próximo, hasta lograr los 60,6 millones de toneladas, con un aumento acumulado de 1,8 millones de toneladas en dos años.
Llama la atención el continuo aumento proyectado en el consumo doméstico de China, que sería el año próximo, con 8,1 millones de toneladas, un millón de toneladas más alto que sólo cinco años atrás.

En China están tranquilos; saben que soja no faltará Pablo Adreani



A la espera de la nueva cosecha en Brasil y Argentina, el Gigante asiático apuró las compras en Estados Unidos.
Para la campaña 2017/18 que ya se inició en el hemisferio Norte, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) proyecta que China importará el récord de 99,8 millones de toneladas de soja. De este total, las importaciones de poroto por parte del gigante asiático se estiman en 95 millones de toneladas, por encima de los 93,5 millones que importó durante el 2016/17. La dependencia de China del poroto de soja es manifiesta; considerando que representa 95 por ciento del volumen total de oleaginosas que importa.
El crecimiento económico de China se estima que será superior al 6,7 por ciento en 2017. Previendo este crecimiento, que hasta podríamos decir que es promovido e incentivado por el propio gobierno chino, cada año la población de clase media de buenos ingresos va aumentando. Por este motivo el Gobierno ha implementado una política de modernización de la producción de carnes, principalmente de producción porcina. Hoy las granjas que se dedican a la producción porcina son de gran escala, modernas, cumplen con las condiciones sanitarias y de salud que exigen las autoridades.
La familia china con tres o cuatro chanchas, para su producción propia y venta a terceros, ya no tienen cabida en la estructura productiva que está delineando el Estado chino. El consumo de harina de soja está aumentando, en parte, por la caída en la oferta de harinas de colza, y en las importaciones de DDGS (subproducto de la industria del etanol), debido a que China ha impuesto elevados aranceles anti-dumping a las importaciones de los Estados Unidos.
Estrategia
Hasta el momento, la estrategia de los chinos ha sido comprar todo lo que le ofrecen. Y mucho más si es posible, sacrificando precio por volumen. Con la experiencia negativa de lo sucedió en las últimas dos campañas, tanto en Argentina como en Brasil, donde hubo serios problemas de exceso de lluvias durante la cosecha, el atraso en la recolección, la demora en la llegada de soja a los puertos, los chinos han decidido estar más delante de la ola del consumo. Y por este motivo han acelerado las compras de soja americana, asegurando precio y volumen.
Ahora están expectantes de lo que suceda con las cosechas de soja en la Argentina y en Brasil. Con los problemas de excesos de lluvias en nuestro país, la caída en la superficie de siembra de soja que se proyecta para 2018, el fuerte atraso en las siembras de soja de Mato Groso, (el principal estado productor de soja del Brasil donde se ha sembrado el seis por ciento contra 26 por ciento de uno normal), los chinos tienen algo más de margen para no salir a “sobre pagar” el mercado y esperar la evolución del clima y las cosechas en Sudamérica.
Vemos que el mercado, en esta oportunidad, se ha comportado contrario a la lógica. En plena cosecha de soja en Estados Unidos, los precios sobre Chicago en lugar de bajar han mostrado una tendencia sostenida a firme. Y esto se ha trasladado a los precios de la soja en nuestro país. El cierre del Matba para mayo 2018 fue de 266,5 dólares y se mantiene sostenido con gran resistencia a la baja. No hay que olvidar que la soja disponible llegó a 228 dólares en marzo de este año y hoy el productor tiene la posibilidad de poder cubrirse vendiendo a futuro a 266,5, por arriba del precio de la soja en cosecha. Como dice el refrán, nadie se fundió por ganar poco, pero ¿no será tiempo de cubrir al menos los costos de producción en estos niveles?

Reforma tributaria: lo bueno y lo malo para las economías regionales



Un informe del Ieral de Fundación Mediterránea analiza el impacto que pueden tener las diferentes medidas anunciadas por el Ministerio de Hacienda de la Nación.

El Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea, difundió un informe en el que evalúa los “pros y contras” de la reforma tributaria que presentó el martes pasado el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
“Desde el punto de vista de las economías regionales, la reforma impositiva presenta rasgos favorables, puesto que intenta promover las inversiones; pero conlleva puntos negativos, como el del impuesto interno a productos netamente regionales”, remarca el documento elaborado por el economista Jorge Day
Según Day, la importancia de que existan cambios impositivos para impulsar algún sector quedó demostrada con el crecimiento que vivió la producción de granos y la ganadería desde fines de 2015, tras la eliminación de las retenciones y las trabas al comercio exterior. 
Sin embargo, considera que las reformas que se proponen ahora tendrían un impacto positivo acotado en la mayoría de las economías regionales, y serán perjudiciales para una de las principilales: la vitivinícola.
Lo malo
Para Day, el vaso medio vacío llega por el lado del establecimiento de impuestos internos a productos netamente regionales; desde su punto de vista, la vitivinicultura aparece en el grupo de los sectores que perderán con la reforma. 
“Pasará a pagar este impuesto justo en un periodo en que el sector está con serios problemas de competitividad: no sólo ha tenido un problema de altos costos en dólares, sino que viene de dos muy malas cosechas, con altos costos de su materia prima”, explica el investigador.
Y agrega: “Haciendo una desagregación muy general, se puede pensar que una fracción de los vinos varietales (Malbec y otros) podrá eludir ese impuesto, si se exportan, pero estas exportaciones se han estancado desde hace seis años, debido a la menor competitividad. Por otro lado, los vinos comunes, muy dependientes del mercado interno y con tendencia decreciente en su consumo, se verán muy afectadoso. Si se logra una cosecha normal, el impuesto se trasladará a los productores primarios. Claramente, una medida que se aplica en un momento inoportuno”.
Lo bueno
En cuanto a los costos laborales, que se reducirían a través de la fijación de un mínimo no imponible aunque con alícuotas mayores, sería uno de los puntos a favor de las economías regionales, debido a que la mayoría son muy intensivas en mano de obra y con salarios no tan altos. 
Del mismo modo, Day considera que pueden considerarse un “pro” las medidas que apuntan hacia el fomento de inversiones, como la reducción de Ganancias si no se reparten utilidades, o la devolución de IVA a quien invierte. 
El problema en este aspecto es si las economías regionales están, en este momento, con las condiciones parar encarar proyectos de inversión: “Varias actividades catalogadas como economías regionales enfrentan un serio problema de competitividad. Desde hace varios años, sus precios de exportación no han podido seguir los mayores costos en dólares. Por eso, no es un sector del cual se puedan esperar grandes inversiones. Las medidas impositivas ayudan, pero los encuentra mal posicionados actualmente”, aclara Day.
Conclusión
“Resumiendo, ¿ayuda la reforma impositiva a las economías regionales?”, se pregunta Day. 
Y contesta: “En parte, especialmente en la reducción de las cargas sociales. También a aquellas que realicen inversiones, pero sabiendo que, con baja competitividad en varias actividades regionales (agro y agroindustria no pampeana), difícilmente haya grandes inversiones. Éstas se verán más en otras actividades, como en el agro pampeano y en otras con beneficios fiscales, como las energías renovables no convencionales y la construcción. Y claramente, la reforma perjudicará seriamente a una de las principales actividades regionales del país, y cuyo producto (vino) se utiliza como referente argentino”.

A 40 años de la siembra directa, ¿cuáles son los nuevos desafíos?



La regional Aapresid Los Surgentes-Inriville realiza el viernes 10 de noviembre una jornada a campo.

La regional Los Surgentes-Inriville de la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (Aapresid) llevará a cabo el viernes 10 de noviembre una jornada a campo. Bajo la consigna "A 40 años de la siembra directa y a 20 años de la fundación de nuestra regional, cuáles son los nuevos desafíos", los organizadores han previsto un programa de conferencias, que tendrá lugar en el establecimiento del productor Gabriel Pellizzón, ubicado sobre la ruta provincial 6, en el kilómetro 234.
Contenido
En el horario de 15.30 a 20, la jornada a prevé tres estaciones a campo: diagnóstico de nutrición con micronutrientes en el cultivo de maíz, con observación de parcelas, a cargo de Fernando Garcia, del Ipni; pre y post-emergentes para el control de amaranthus y gramíneas anuales en maíz, efecto de hormonales en post-emergencia sobre diferentes híbridos comerciales, con observación de parcelas, a cargo de Eduardo Cortes del Inta San Francisco. 
Diego Ustarroz, del Inta Manfredi, tendrá a su cargo la estación sobre el uso de productos pre-emergentes para el control de amaranthus y gramíneas anuales en soja. 
La jornada contará además con un reconocimiento a productores pioneros, a 40 años de la primera reunión técnica de cultivos sin labranza. Y cerrará con una charla a cargo del analista Salvador Di Stefano, sobre la Argentina que se viene. La entrada es un alimento no perecedero a beneficio del hogar de ancianos "Madre Teresa de Calculta" de la localidad de Los Surgentes.


Financiamiento exclusivo para fabricantes de maquinaria agrícola de Córdoba



Lo informó el Ministerio de Producción de la Nación. Se instrumentará a través del Banco de Córdoba (Bancor). 

El Ministerio de Producción de la Nación informó que, a través del Banco de Córdoba (Bancor), se instrumentará una línea de financiamiento exclusiva para fabricantes de maquinaria agrícola radicados en Córdoba.
Esta novedad se enmarca en el Programa de Transformación Productiva (PTP) y surge de un acuerdo con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti); el Ministerio de Industria, Comercio y Minería de la Provincia; y la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola y Agrocomponentes de Córdoba (Afamac).
“A través de este convenio, el Banco de Córdoba otorgará financiamiento a proyectos por hasta 100 millones de pesos. El acuerdo se suma a una serie de medidas y acciones que viene desarrollando Producción junto al sector para favorecer la incorporación de tecnología, la innovación y la transformación productiva. El objetivo es ayudar a las empresas a aumentar su competitividad para ganar nuevos mercados e insertarse en las cadenas globales de valor”, indicó Producción.
Intercambio con Toyota
Paralelamente, el ministerio nacional realizó un Programa de Intercambio de Prácticas Productivas entre Toyota y empresas de maquinaria agrícola de Córdoba y de Santa Fe.
Esta iniciativa fue creada para que las empresas de maquinaria agrícola conozcan e incorporen en sus cadenas de valor las mejores prácticas del modelo productivo de Toyota. 
En una primera etapa participaron empresas de Córdoba y Santa Fe; a futuro el proyecto apuesta a multiplicarse en otras actividades productivas y con más empresas en el rol de mentoras.  
“El modelo productivo de Toyota es uno de los más competitivos del mundo. Para las empresas de maquinaria agrícola, el intercambio fue una experiencia de trabajo exitosa y con aprendizajes muy valiosos para su gestión de negocio”, expresó Guillermo Acosta, subsecretario de Articulación Federal y Sectorial.

La Provincia cuestiona la baja al bioetanol: “Es un ataque directo al desarrollo de Córdoba” Denise Audrito



El presidente del bloque oficialista en la Unicameral, Carlos Gutiérrez, y la diputada nacional, Adriana Nazario, se quejaron por la medida tomada por el ministro de Energía, Juan José Aranguren.
Legisladores nacionales y provinciales, representantes del Gobierno de Córdoba en Río Cuarto, y responsables de la empresa Bio 4 alertaron sobre el impacto que tendrá la resolución nacional que reduce el precio del bioetanol y que significa para la provincia resignar $ 1.050 millones a favor de las petroleras.
En el marco de una conferencia de prensa organizada en el Centro Cívico de la capital alterna de la provincia, el riocuartense Carlos Gutiérrez, presidente de la bancada oficialista en la Unicameral cordobesa y ex ministro de Agricultura, consideró que la medida representa “un ataque directo a las posibilidades de desarrollo de Córdoba”.
GUTIÉRREZ. El presidente de la Unicameral fue una de las voces cantantes de los reclamos
Además, se quejó de que la medida no fue consultada en ningún nivel de gobierno ni de empresas de la Provincia.
En tanto, la diputada nacional por Unión por Córdoba (UPC), Adriana Nazario, declaró: “Córdoba se ve muy perjudicada. En el 2006 empezamos con un plan para convertirnos en una provincia  que generara bioenergía, los productores agropecuarios se decidieron a invertir. Córdoba es una potencia en energía renovable, una energía sostenible, que está beneficiando al ambiente”. 
Y continuó: “No encontramos razón alguna por la cual el gobierno nacional ha tomado esta decisión y, si tiene una razón, les pedimos que la explique”. 
Visión empresarial
Manuel Ron, presidente de Bio4, subrayó que “lo abrupto y lo inconsulto de la medida nos ha sorprendido”. 
“Esperábamos otro nivel de diálogo y de interacción. Cualquier medida de esta naturaleza puede ser llevada con cierto gradualismo, porque las empresas necesitan previsión para llevar adelante sus actividades y prever sus flujos financieros”, explicó.
También expresó que la decisión nacional no sólo afecta a los productores de Bio4 sino a todas las empresas proveedoras de la industria del bioetanol, ya que la empresa disminuirá el ritmo de inversiones, reingenierías y optimizaciones que realizaba de manera permanente. 
Puntualizó que, al haberse tomado esta decisión de un día para el otro, se ocasionaron “serios problemas de toda índole para las empresas” y, para la Provincia, por la cantidad de litros que se producen anualmente, “la baja en el precio supone una pérdida de más de mil millones de pesos al año”.

Sintonía a medias de Córdoba con la reforma impositiva Carlos Petroli



En los próximos días, entidades del agro provincial serán informadas sobre el presupuesto 2018.

El proyecto de reforma tributaria que será enviado al Congreso recogió una cautelosa bienvenida entre los actores económicos. La meta tiene fundamentos aceptados en la comunidad de negocios, pero también se espera que “la caridad empiece por casa”, la de los estamentos de gobierno, más allá de lo que le tocará a cada uno en particular.
“Se habla mucho de cambios, sustitución de impuestos, incentivo a la inversión que lucen muy buenos. Me interesaría que se diga en dónde se va a bajar el déficit o que este se transforme en inversión”, razonó un empresario rural ante Agrovoz .
El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne citó que los principales ejes de la reforma estarán orientados a alcanzar un sistema tributario más eficiente y equitativo que, sin perder recursos fiscales, promueva inversiones y genere nuevos puestos de trabajo.
Desde el espejo retrovisor, la administración macrista contabiliza la herencia recibida: una economía plagada de distorsiones y problemas macro, con un déficit fiscal primario de 5,4 por ciento del producto interno bruto (PIB) y una presión tributaria en un récord histórico de 32 por ciento del PIB (sin contar el impuesto inflacionario). Para financiar un nivel de gasto creciente, el gobierno anterior multiplicó las distorsiones del sistema tributario y terminó asfixiando el crecimiento económico, se argumenta.
Frente al llamado presidencial, en el agro se razona que los “acuerdos básicos” en materia de rumbo deben dejar atrás el sesgo unitario y abrir el juego federal en materia de generación y distribución de recursos. Dentro de esta discusión, Córdoba ha lanzado al ruedo la propuesta de continuar a fondo con la eliminación de las retenciones a la soja durante los dos años que le restan a la gestión de Macri. Aunque en este punto no parece haber sintonía, sí comenzó a darse en la revisión de otros tributos provinciales, como Ingresos Brutos. En el Centro Cívico razonan que, sin retenciones a la soja, el derrame se distribuirá de manera más equitativa. En la Provincia se aproxima el tratamiento del Presupuesto y la Ley Impositiva 2018 y en torno de esto “no se prometen milagros”. En los próximos días serán convocadas las entidades rurales; se están haciendo comparaciones con otras provincias y, según un primer borrador, se buscará que la actualización del Inmobiliario “tenga un impacto menor” que lo proyectado en la provincia de Buenos Aires (se contempla baja de Ingresos Brutos y un aumento del 56 por ciento promedio del Inmobiliario para las propiedades urbanas y de 50 por ciento promedio para las rurales.
En el Ministerio de Agricultura de la Provincia a cargo de Sergio Busso hacen números y se anticipa que habrá refuerzo del presupuesto en partidas para infraestructura y programas específicos: Schiaretti ya adelantó que el fondo para Buenas Prácticas será elevado a 100 millones de pesos. Por primera vez, se agregarán recursos para poner en marcha la ley agroforestal, con una dotación de entre 20-25 millones de pesos y se prevé triplicar el fondo para conservación de suelos (alcanzaría los 100 millones de pesos).

Mercado de agroquímicos: cómo sigue la guerra de China contra la contaminación ambiental, por Horacio Busanello

El mercado de fitosanitarios argentino se acerca a los US$ 2500 millones y se ubica en una posición de privilegio entre los más importantes del mundo...

Su atractivo para proveedores del exterior se ha potenciado a lo largo de las últimas décadas por la laxitud de los controles sobre calidad, certificados de origen, residuos, establecimientos productivos, etcétera. que ha permitido la entrada de una gran cantidad de productos manufacturados en el lejano oriente.
En otras palabras, los controles más rigurosos en países importantes como Brasil, Estados Unidos, Francia, Alemania, Canadá, Japón, etcétera, han direccionado una gran sobreoferta de productos químicos, principalmente chinos, hacia nuestras fronteras. Mientras que en otros países los agricultores tratan de asegurar con adecuada anticipación la provisión de 70/75% de sus necesidades de fitosanitarios, vemos que en la Argentina hay una tendencia a esperar los mejores precios con compras de último momento en un mercado donde abundan las ofertas.
La reciente iniciativa del gobierno central chino de combatir la contaminación ambiental se inició en Julio pasado en las factorías del litoral y ya se ha extendido a 31 provincias del país.
La gran diferencia con otros eventos similares en el pasado es que la iniciativa es liderada por funcionarios de Beijing en el marco de la guerra contra la contaminación y la corrupción lanzada por la administración del presidente Xi Jinping.
En el pasado, las inspecciones eran conducidas por funcionarios locales que hacían la vista gorda o solo aplicaban sanciones leves a los infractores.
La gravedad y seriedad de esta renovada lucha contra la contaminación y la marginalidad productiva han hecho que sin más trámite se cierren o suspendan establecimientos que más allá de contaminar no tienen autorización para producir o que declaran producciones de terceros en su nombre. No hay tolerancia para los infractores.
Los controles se iniciaron en la industria química pero se han extendido a todas las manufacturas desde el cemento hasta la madera. Las cadenas de abastecimiento internacionales que se han recostado significativamente sobre este tipo de proveedores están sufriendo abruptas disrupciones por cancelaciones de embarques, faltantes y significativos aumentos de precios.
En el caso de la Argentina, se han detectado múltiples incumplimientos de contratos, órdenes de compra y embarques de moléculas claves como glifosato, cletodim, haloxifop, triazoles, etc. así como aumentos de precios en el rango del 30 al 100% según el ingrediente activo.
Los elevados stocks del mercado local están demorando los aumentos de precios en el mostrador pero a medida que se vayan consumiendo y que lleguen los nuevos embarques no habrá que asombrarse por los nuevos valores que vendrán a compensar las significativas bajas de la campaña anterior.
Solo aquellos que han sido previsores y han realizado un manejo profesional de su cadena de abastecimiento podrán enfrentar sin sobresaltos la campaña actual.
De cara al futuro, algunos analistas creen firmemente que esta realidad ha llegado para quedarse y que la cadena de abastecimiento del mercado argentino cambiará significativamente mientras que otros piensan que es solo un movimiento destinado a generar una acción pasajera contra la contaminación tras renovarse en el Congreso del Partido Comunista Chino el liderazgo del presidente Xi Jinping.

El gobierno dividido por la detención de Boudou y el futuro de Cristina, por Luis Majul

¿Fue en verdad una decisión de Mauricio Macri que la imagen del ex vicepresidente en piyama, descalzo, un tanto dormido y escuchando al oficial de justicia, se viralizara y recorriera los principales diarios y portales del mundo?...


En el gobierno nacional, las posiciones están dividas: hay quienes festejan la sorpresiva detención del ex videpresidente, Amado Boudou, y hay quienes lamentan la manera en que se decidió y el hecho de que se lo mostrara en público descalzo, en piyama, despeinado, mientras le leían sus derechos. Entre los segundos, hay muchos hombres del Presidente que se ocupan, precisamente, de tomarle el pulso a la justicia federal, y a algunos magistrados en particular. Ellos piensan que Ariel Lijo ordenó su detención en respuesta a la denuncia del Colegio de Abogados, cuyos miembros presentaron al magistrado como uno de los que más se demoraba en procesar y condenar a los responsables de cometer delitos. Si de verdad fue esa la motivación de Lijo, su reacción fue casi inmediata. Entre un hecho y otro no pasaron más de 72 horas.
De cualquier manera, los que conocen el expediente, explican que el juez ya venía trabajando en el enriquecimiento de Boudou con mucho celo. También afirman que Lijo se terminó cansando de las supuestas dilaciones del fiscal Jorge Di Lello, quien se demoró demasiado en la investigación de ese expediente como en elevar a juicio oral la causa Ciccone. La verdad es que, desde el punto de vista eminentemente técnico, el juez no hizo más que aceptar la instrucción del camarista Martín Irurzún, quien recomendó a los jueces federales de primera instancia que amplíen su criterio para dictar la prisión preventiva. Irurzún, uno de los magistrados más prestigiosos del fuero, fue más específico aún: les pidió que, ante la más mínima sospecha de que cualquier imputado o procesado tuviera la intención de entorpecer la investigación, los metiera preso, para llegar a la verdad de los hechos. El desafuero del ex superministro Julio De Vido y su posterior encarcelamiento fue precisamente por eso. Un ex alto funcionario del Yacimiento Río Turbio se presentó ante la Justicia y reveló que De Vido y su segundo le habían ordenado quemar unos papeles comprometedores. El ex alto funcionario no solo no lo hizo, sino que los guardó y los presentó al fiscal Carlos Stornelli y el juez Sergio Torres. Germán Moldes, el fiscal de Cámara, denunció el suceso de inmediato. E Irurzún se valió de esa denuncia para ordenarla a Torres que dispusiera su arresto. Lijo se lo intentó explicar a Boudou el viernes, cuando lo tuvo enfrente. Pero él no quiso escuchar. Solo se quejó de lo que consideró un circo mediático. Sin embargo, la decisión de grabar un video mientras le leían su derecho y entregarlo a periodistas de canales de televisión, no fue del juez. Lijo le explicó a un periodista mientras los efectivos de Prefectura esperaban que Boudou se terminara de cambiar y saliera de su departamento de Puerto Madero, que no le corresponde a él determinar de qué manera y con qué procedimiento lo tienen que detener. El juez le aclaró que esa es una decisión del Ministerio de Seguridad. Es decir: el de Patricia Bullrich. Sin embargo, Bullrich no haría nada sin el permiso ni la autorización del Presidente.
¿Fue en verdad una decisión de Mauricio Macri que la imagen del ex vicepresidente en piyama, descalzo, un tanto dormido y escuchando al oficial de justicia, se viralizara y recorriera los principales diarios y portales del mundo? Fuentes muy cercanas al jefe de Estado afirmaron que nunca fue intención del Presidente humillar a ningún ex funcionario del gobierno de Néstor Kirchner o Cristina Fernández. Sin embargo, pidieron a los periodistas que pusieran el acento en los delitos que cometió Boudou, más allá del impacto en los medios. ¿Se trata acaso, de la última imagen de la galería que completan, entre otros, De Vido, José López, Ricardo Jaime, Lázaro Báez y el contador de la ex presidenta Víctor Manzanares, entre otros? ¿Es, en el fondo, un intento de transmitir imágenes ejemplificadoras para que a nadie se le ocurra a partir de ahora defraudar al Estado?
Con el solo hecho de "iluminar" la conducta de más de un sindicalista, el Presidente ha logrado, en algunos casos, readaptar convenios colectivos de trabajo que estaban afectando a la propia actividad, como en el caso de la lechería de Sancor. Sin embargo, desde el Poder Ejecutivo se sigue negando, de manera terminante, cualquier injerencia con el Poder Judicial. ¿Y qué pasaría su por ejemplo, al juez Claudio Bonadio, se le ocurriera pedir la detención de la ex presidenta en alguna de las causas que tramita, como por ejemplo, Los Sauces? No sería extraño, de acuerdo a la nueva jurisprudencia Irurzún, que Bonadio pida el desafuero, ya que más de una vez, le llamó la atención no solo a Cristina, sino también a sus hijos Máximo y Florencia, por el intento de ocultar dinero que el magistrado entiende como malhabido.
De hecho, Manzanares está detenido precisamente por eso: acusado de haber impulsado maniobras para ocultar no solo el origen del dinero presuntamente ilegal sino de moverse para entorpecer la investigación sobre el detalle del patrimonio familiar. ¿Podría el magistrado, el mismo que le espetó al Presidente "así empezamos mal" después de que Macri acusara a los integrantes del sistema judicial de tener 45 días de licencia y otros privilegios, privar de la libertad a Cristina Fernández, en base a su exclusivo criterio? Aunque dirigentes de Cambiemos como Elisa Carrió y Graciela Ocaña celebrarían la determinación, en el Gobierno prenden velas para que esto no suceda. Por un lado, no tienen ganas de experimentar ninguna revuelta o algo parecido a un levantamiento popular. Y por el otro, el Presidente se sigue sintiendo muy cómodo, teniendo como su principal adversaria política a una dirigente tan desprestigiada y sospechada.

La agenda está presentada, falta conocer la profundidad de las medidas, por Roberto Cachanosky

El Presidente advierte que con este nivel de gasto público, esta presión tributaria y este nivel de déficit fiscal es inviable el crecimiento...

Finalmente Macri hizo algo que creo debería haber hecho de entrada, es decir el 10 de diciembre de 2015, pero por las razones que sean no lo hizo. Lo importante es que luego de ganar las elecciones de medio término el presidente parece no haber perdido el tiempo. Inmediatamente luego de haber obtenido un resultado electoral muy favorable, con un capital político muy importante, una sociedad que le ha dicho que está dispuesta seguir esperandolo, con un PJ no k que muestra signos de querer cooperar y un kirchnerismo en desbande, Macri convocó a la oposición, a los dirigentes sindicales, empresariales y legisladores y les propuso algunos ejes para comenzar a reconstruir una Argentina que tiene décadas de decadencia.
Macri no solo convocó a los sectores mencionados y les planteó, entre otras cosas, que es fundamental terminar con el déficit fiscal, que el estado no puede gastar más de lo que recauda, que la gente ya no tolera más presión impositiva y que, por lo tanto, hay que bajar el gasto público al punto que incluso llegó a mencionar algunos casos específicos como lo que gasta el Congreso Nacional y los provinciales, tema que traté en esta misma columna unas semanas atrás (https://www.infobae.com/opinion/2017/10/03/presupuesto-de-las-legislaturas-el-negocio-de-los-politicos/).
Yo diría que Macri advierte que con este nivel de gasto público, esta presión tributaria y este nivel de déficit fiscal es inviable el crecimiento económico. Por eso les planteó a los gobernadores la necesidad de trabajar en conjunto para reducir el gasto público y seguramente algún tipo de reforma impositiva y de coparticipación federal.
Otro de los puntos que trató fue el del sistema jubilatorio. Considero que también sabe que el sistema de reparto es inviable aquí y en todas partes del mundo. La relación entre cantidad de personas en actividad y jubilados, que es el primer dato a tener en cuenta para determinar el nivel de las jubilaciones, cada vez es más chico porque se extendió la esperanza de vida de la gente y se reduce la tasa de natalidad. Basta con ver la pirámide poblacional de Europa para advertir que incluso en el viejo continente hay serios problemas con el sistema previsional. Sobre este punto todo parece indicar que prefieren cambiar el ajuste que actualmente se hace en forma semestral de acuerdo a la recaudación impositiva por el ajuste por inflación en forma trimestral. Si finalmente la inflación es controlada y la recaudación mejorara por efecto de un mayor nivel de actividad, entonces los jubilados no perderían poder adquisitivo pero no incrementarían sus ingresos reales. Mantendrían el actual poder de compra en términos constantes. Recordemos que un tercio del gasto público se destina a financiar el pago de jubilaciones y pensiones. Es decir, tienen un peso muy relevante sobre el presupuesto nacional.
El segundo punto de acuerdo que destacó Macri fue el del empleo. Como empresario sabe que la industria del juicio hace estragos en las empresas, particularmente en los microemprendimiento y PYMES que, con un par de juicios que les pueden hacer empleados despedidos, pierden fortunas. Una gran empresa podrá bancarse el costo de pagar el juicio pero tendrá poco estímulo para contratar más personal. Una PYME no solo queda en la lona por un juicio laboral sino que, además, tiene cero estimulo en contratar gente. En definitiva, la actual legislación laboral conspira contra el objetivo de crear puestos de trabajo. Tal vez no se apunte tanto a bajar los impuestos a la nómina salarial sino más bien en ponerle un límite a la industria del juicio.
Finalmente fue al tema de la calidad institucional remarcando la necesidad de una reforma electoral, de la justicia y el control de la corrupción.
Si uno mira los anuncios no definen un plan económico con medidas concretas. Más bien son lineamientos generales sobre los que se invita a debatirá a la oposición, sindicatos, empresarios y legisladores. Seguramente el gobierno debe tener preparados sus proyectos en materia impositiva, de reforma del estado, laboral, etc. y los debatirá con los sectores mencionados en las próximas semanas. Considerando que se invitaba al diálogo no resultaba oportuno presentar medidas concretas diciendo: es esto o nada. En todo caso, los sectores mencionados saben muy bien de qué se trata el problema.
Los que defienden el gobierno a ultranza, con un nivel de fanatismo casi k, dirán que las medidas anunciadas por Macri son fundacionales. Otros verán anuncios vagos en el discurso del presidente, sin medidas concretas. En rigor, Macri no hizo anuncios tan categóricos, solo convocó a trabajar sobre una agenda de las que enunció sus titulares pero todavía hay que conocer el corazón de las medidas concretas. Ejemplo, se habla de reformo previsional como si se pasara de un sistema de reparto a un sistema de capitalización cuando en realidad es solo un cambio en la manera de ajustar las jubilaciones como indicaba anteriormente.
No sabemos hasta dónde llegará el bisturí para quitar la enorme grasa que tiene este estado fofo e incompetente. Desconocemos cuánto se aliviará al sector privado en la asfixiante carga tributaria que hoy soporta. En fin, no tenemos los detalles como para definir si en esta oportunidad tendremos éxito. Sí puedo decir que veo un cierto cambio en el discurso del presidente que marca un rumbo económico que en líneas generales se pueden compartir. Discurso que, por cierto, parece ser desvirtuado por algunos de sus funcionarios de confianza que se empeñan en mostrar que el actual gobierno dio más subsidios sociales que el kirchnerismo como si fuera un éxito que la gente viva de la cultura de la dádiva en vez de la cultura del trabajo. O se la pasan hablando de los pobres en vez de hablar de cómo generar riqueza. Personalmente me confunde el discurso bien orientado del presidente y el discurso de algunos de sus funcionarios.
Pero en concreto todavía no podemos decir si las medidas que se van a aplicar van a alcanzar para dominar la terrible herencia económica k, porque las desconocemos. Sabemos que Macri es consciente de que no puede vivir endeudándose eternamente y que hay que bajar el déficit fiscal reduciendo el gasto público y la carga tributaria. Cómo se hará y con qué profundidad lo desconocemos. Pero sí sabemos que la herencia k es muy pesada como para dominarla con un par de aspirinas.
El primer paso está dado. Macri, con su capital político, convocó a la oposición a reconstruir las ruinas de 70 años de populismo y 12 años de hiperpopulismo k. Los lineamientos generales están bien orientados. La profundidad de las medidas que se debatan en las próximas semanas y meses nos darán las pautas de nuestro futuro económico.
Fuente: Economía para Todos

Argentina está segunda en agricultura de precisión

Nuestro país se coloca detrás de EE.UU. Es el que más creció de la región en la implementación de estas técnicas.


El crecimiento de la agricultura de precisión se está dando de una forma tan acelerada que las herramientas de punta no duran mucho tiempo y pasan a ser superadas por nuevas tecnologías.
La interpretación corresponde a los técnicos de la EEA INTA Manfredi, que reconocen a los softwares, conjuntos de programas y sensores como los elementos más dinámicos de los cambios.
"Argentina se posiciona como la segunda potencia mundial en la prestación de este tipo de agricultura que destaca el monitoreo de siembra y rendimientos, los sistemas de auto guía y la dosificación variable (VRT)", reconoció el Ing. Mario Bragachini agregando que los nuevos sensores que identifican la aparición de malezas y ejercen una pulverización eficaz y dirigida, han posicionado a la industria nacional en un alto nivel dentro del continente.
Bragachini, destacó que en el país se realizan ensayos permanentes con más de 20 empresas que trabajan en la fabricación de equipos.
"Estamos frente a una nueva etapa revolucionaria para la agricultura. Frente a un cambio parecido a lo que sucedió con la aparición del primer tractor con motor endotérmico, que –en su momento- generó un impacto similar al que está mostrando la robótica y la implantación del primer tractor robot (no tripulado) que ya cuenta con sus primeros prototipos", expresó Bragachini.
Este técnico, explicó que otra innovación ha sido la aparición de máquinas que funcionan con motores eléctricos, sin cadenas ni correas. "Todo comienza a ser reemplazado por cables y mangueras, con el objetivo de facilitar mucho más los movimientos de la maquinaria agrícola".
También estimó que -al cierre del año-, se tendrá una visión más clara sobre las pruebas con los nuevos distribuidores de semillas, aptos para realizar una siembra precisa de maíz, con una velocidad promedio de 14 kilómetros por hora.
"Los avances han sido tan grandes que en la actualidad se puede segregar la cantidad de semillas por metro cuadrado de un lote. Años atrás esta tarea se tornaba imposible", dijo Bragachini destacando que Argentina de a poco piensa insertarse en el camino de las buenas prácticas para abastecer al mundo, a través de la certificación y trayectoria de todos los procesos que le dan origen a los alimento que llegan a las góndolas".
Según el INTA, la agricultura de precisión toma un papel fundamental sobre el futuro de la producción y la trazabilidad de los alimentos. Por ahora, muchos países de Europa, Estados Unidos y otras regiones del mundo, creen que el consumo moderno podrá escanear el antecedente de cada producto que se ponga a la venta con solo arrimar su teléfono celular al paquete y su código QR.
"Es un mecanismo que de a poco ha mostrado la evolución del código de barras, permitiendo al acceso de información cronológica sobre el camino y los procesos de todo lo producido".
Fuente: La Capital

 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.