Monsanto pará la mano. CRA

2016/05/16

A pesar de la plena vigencia de la resolución 140/2016 Monsanto no inició los trámites para la validación del sistema de muestreo y análisis ante el Estado y continúa con su sistema privado de fiscalización y control lo que representa una grave irregularidad frente a la ley.

A partir de esta situación CRA denuncia:

· Que los productores aun no habiendo firmado contratos de adhesión o sembrado semillas de Monsanto están recibiendo facturas emitidas por la empresa;

· Que estos mismos productores a la vez reciben descuentos por parte de Exportadores.

Teniendo en cuenta todos estos perjuicios económicos a los productores que no hacen más que romper la confianza y transparencia en la comercialización, CRA intima a que:

· Monsanto cese el muestro y análisis ilegal no homologado ni autorizado por el Ministerio de Agroindustria;

· Exportadores y el resto de los compradores de soja se abstengan de efectuar retenciones indebidas.

· Monsanto deje de fogonear con su sistema de muestreo y análisis ilegal a los productores, acopios, cooperativas y al resto de los actores comerciales.

Por tanto CRA recomienda a los productores evaluar y realizar las acciones administrativas y/o legales que correspondan para que se devuelva los importes cobrados ilegalmente y se anulen las facturas.

Y por último a fin de evitar en la próxima campaña 2016-17 problemas comerciales por abuso de posición dominante y atropellos por parte de la firma Monsanto, recomendamos a los productores que a la hora de elegir las variedades de soja e híbridos de maíz, no solamente evalúen las características agronómicas sino también que tengan en cuenta los riegos comerciales a los que pueden quedar sometidos por parte de Monsanto.

Confederaciones Rurales Argentinas

334 mil ha quedarían sin cosechar en la región núcleo. GEA BCR

El temporal sumó 175 mil ha de pérdida a las 159 mil que se habían perdido durante el ciclo de la soja. Esta superficie perdida representa un 5% de total de la oleaginosa del área núcleo. Entre barro y humedad, la cosecha logró avanzar esta semana; cubre un 82% del área de soja de primera. La caída de rinde en los lotes que quedaban luego del temporal llega a 5,5 qq/ha en la región. A esta pérdida se les suman los granos dañados, uno de los principales factores que reducen el ingreso del productor. La soja de segunda, con una leve mejora en su calidad, está obteniendo 28,5 qq/ha en el 59% cosechado. Luego de una larga espera se retoman las labores en maíz con rindes que coinciden con los esperados, 93 qq/ha. Alertan por el estado de los maíces de diciembre.

Cosecha y humedad, un complejo escenario
La humedad del grano no da tregua y los caminos siguen complicando las labores. Pero la presión por salvar al cultivo obliga a entrar a los lotes como sea. Incluso se cosechan lotes que son inviables económicamente para el productor. Se alargan los trayectos, se alivianan las cargas y se cosecha el grano con humedad elevada. Todavía hay cuadros donde es imposible llegar con las máquinas. Los suelos están sufriendo el amasado por su tránsito lo que implicará incurrir en gastos de nivelación para la siembra fina. Se logró avanzar sobre el 82% del área de soja de primera, y el 59% de la de segunda. Hay poco desgrane al cosecharse en húmedo, pero la reducción del peso del grano sigue marcando el pulso a la caída de rindes. El promedio en los cuadros de la región está en 34,5 qq/ha para soja de primera y 28,5 qq/ha para la de segunda.  

Se reactivó la cosecha de maíz
Luego de más de un mes de espera, los cabezales vuelven sobre algunos cuadros de maíz temprano. Sin sorpresas en los rindes obtenidos respecto a los esperados, el promedio de la zona se ubica en 93 qq/ha, con picos de 115 qq/ha. El avance de cosecha cubre un 79% del área maicera. No se mencionan daños en la calidad del grano. Mientras tanto, al maíz de diciembre le resta un largo trayecto por recorrer. La humedad del grano es muy elevada y las condiciones ambientales no favorecen su secado. El rinde estimado se ubica en 80 qq/ha pero, tanto la calidad de los granos como el debilitamiento de la caña, pueden provocar una caída en la productividad unitaria. 

Argentina pierde 2.200 millones U$S de exportaciones de soja J. CALZADA, S. CORINA Y C. RUSSO

Las pérdidas nacionales por menores en rindes en soja por las lluvias asciende a 5,7 millones de tn., 2.200 millones de U$S de exportaciones nacionales, lo cual representa el 12% de las exportaciones del complejo oleaginoso argentino del año 2015.

Lamentablemente, las pérdidas que habíamos estimado la semana anterior por la caída en el rinde de soja debido a las fuertes lluvias del mes de Abril serían mayores a las cuantificadas inicialmente. Esta semana, nuestro departamento GEA-BCR (Guía Estratégica para el Agro) presentó la nueva estimación de producción nacional de soja. En el cuadro N°1 puede verse gráficamente el estado de situación provincial y el total nacional, comparando la anterior estimación de GEA-BCR (fin de marzo) con la actual (mayo 2016). A fines de marzo, antes del inicio de las lluvias, podía esperarse una producción nacional de poroto de soja para la campaña 2015/2016 de 59 millones de toneladas según nuestro Departamento. Ahora, en su informe del miércoles 11 de mayo de 2015 se espera que la cosecha argentina se sitúe en 55 millones de toneladas. En consecuencia, existiría un efecto neto de caída en la producción argentina del orden de las 4 millones de toneladas de poroto. Pero en realidad, las pérdidas por el evento climático son superiores a esta cifra y se ubicarían en 5,7 millones de toneladas, si se suman las realidades provinciales de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, jurisdicciones afectadas por el evento. De acuerdo a las estimaciones de GEA-BCR, la provincia de Santa Fe estaría perdiendo cerca de 3,2 millones de toneladas de soja por el evento climático de abril, Entre Ríos cerca de 1,5 millones de toneladas y Córdoba aproximadamente 1 millón de toneladas.
Afortunadamente para nuestro país, habría un aumento en la producción estimada por GEA-BCR en la provincia de Buenos Aires quien pasaría de 19,7 millones (estimación de fin de marzo) a 21 millones de tn (estimación mayo). Esta zona geográfica podría estar aportando cerca de 1,3 millones de tn adicionales al total nacional. La Pampa y el resto de las provincias podrían sumar cerca de 400 mil toneladas más respecto de la estimación realizada por GEA-BCR a fines de marzo de 2016. 
 
En consecuencia, con la nueva estimación de producción nacional de GEA-BCR procedimos a cuantificar las pérdidas económicas para Argentina y la provincia de Santa Fe por esta caída en los rindes. Reiteramos que en esta nueva estimación de pérdidas no estamos sumando el castigo en el precio de la mercadería que están percibiendo los hombres de campo por el daño en la calidad del grano. Los porcentajes de daño son muy variables, siendo también el centro-sur de Santa Fe la zona más golpeada, con valores del 20-80%; y en el sur de Santa Fe es del 5-30%. Ni que hablar los problemas de humedad. Como dijimos en otras ocasiones, estas pérdidas aun no pueden cuantificarse con precisión, pero serán de gran magnitud para muchos productores de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.
Evaluemos en primer lugar, las pérdidas nacionales (Cuadro N°2). Si computamos una pérdida de 5,7 millones de toneladas según GEA y la multiplicamos por precio de exportación del poroto de soja FOB Up River al 10/5/2016 (388 U$S la tonelada) concluiremos que Argentina dejaría de percibir exportaciones de poroto de soja por caída en los rindes por USD 2.212 millones, de las cuales aproximadamente 1.242 millones de dólares son pérdidas de exportaciones santafesinas. En el cuadro N°2 puede verse también el posible impacto en la caída en los ingresos brutos de todos los productores nacionales afectados, la cual sería de 1.462 millones de U$S.  
 
Estas conclusiones surgen en base a los datos existentes, los cuales pueden llegar a modificarse en los próximos días con el avance de las tareas de recolección. 
Veamos ahora la situación de la provincia de Santa Fe (Cuadro N°3). De acuerdo a los cómputos de GEA-BCR las pérdidas totales por caída en los rendimientos en la provincia ya no serían de 2.376.000 toneladas como publicáramos la semana pasada, sino muy superior: cerca de 3.200.000 toneladas. Si valorizamos esa menor producción aplicando el precio de exportación del poroto de soja FOB Up River al 10/5/2016 (388 U$S la tonelada) arribaremos a la conclusión de que –estimativamente- la provincia de Santa Fe estaría perdiendo de exportar cerca de 1.242 millones de dólares estadounidenses. Si esa pérdida de producción de soja santafesina la multiplicamos por el precio de pizarra que informó la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Comercio de Rosario el pasado 10 de mayo ($ 3.650.- por tonelada), los menores ingresos brutos que percibirían los productores agropecuarios santafesinos ascenderían a cerca de 821 millones de dólares estadounidenses. Dinero que desaparece de los  bolsillos de los hombres de campo santafesinos y que hubieran percibido con total seguridad si no hubiera llovido esos 20 terribles días. La falta de estos fondos impactará negativamente en la cadena de pagos del sector en la provincia de Santa Fe afectando fuertemente a proveedores de insumos, de maquinaria agrícola, contratistas, locadores, recaudación de impuestos del Estado Nacional, provincial y municipal. Etc. Implica una fuerte baja en la actividad económica de los pueblos del Santa Fe profundo. Justo en un año recesivo donde la cosecha no tenía que fallar para lubricar a la actividad económica de esta zona del país. 
 
En las pérdidas santafesinas no hemos computado las verificadas en otros rubros como maíz, lechería, ganadería vacuna y otras producciones regionales.
Evaluemos finalmente cuanto representa la posible pérdida a nivel nacional (2.212 millones de U$S) respecto de las exportaciones del complejo sojero del año pasado (Cuadro N°4). Argentina exportó como país en el año 2015 cerca de 56.752 millones de U$S. La suma de las exportaciones del complejo oleaginoso (soja, girasol, Harina y pellets de soja, aceite y biodiesel) totalizaron el año pasado 18.639 millones de U$S. La pérdida estimada de este año por las lluvias en soja equivaldrían al 12% de las exportaciones del complejo oleaginoso del año 2015 (2.212 millones vs 18.639 millones de U$S).
Como atenuante de esta notable pérdida, hay que reconocer que ha habido una mejora en los precios de exportación del poroto de soja que vende Argentina desde que se iniciaron las lluvias. Al 31 de marzo de 2016 el precio FOB de exportación del poroto se estimaba en 340 U$S la toneladas. Luego de las lluvias, el 10 de mayo, dicho precio era de aproximadamente 388 U$S/tn. Hubo una valorización de 48 U$S por tonelada en casi 40 días. La caída en la producción argentina y brasileña marcó subas en Chicago que traccionaron al alza a los precios de exportación del poroto. Si se mantuviera este último valor durante el año 2016 (388 U$S/Tn) o creciera a lo largo del año, las pérdidas estimadas en este informe podrían verse compensadas (parcial o totalmente a nivel de la macroeconomía argentina) en cuanto al monto total de las exportaciones del complejo oleaginoso medidas en U$S estadounidenses. Pero esto puede no llegar a suceder en el futuro cercano y los precios podrían descender al nivel previo al inicio de las lluvias. En tal caso, las pérdidas se acercarían a los valores estimados en este informe. Tampoco estamos analizando que sucedería si más adelante bajan los precios de la harina/pellets de soja, aceite y biodiesel que son los productos que más exporta Argentina. 
 
De todos modos, el productor santafesino, entrerriano o cordobés que fue afectado fuertemente por el evento climático no podrá evitar sufrir el costo de oportunidad producto de las lluvias. Lo que deja de ganar y los mayores costos producto de esta contingencia. Entre todos podrían haber tenido 5,7 millones de toneladas más de lo que finalmente obtendrán al terminar la cosecha. Las pérdidas y el daño para esos productores están y no hay forma de revertirlos. Los precios de exportación pueden darle una mano a Argentina en el futuro como una ruleta en un casino puede darle ganancias a un jugador. Pero los productores que sufrieron las lluvias van a tener pérdidas que son reales. Con campos donde no podrán sembrar trigo en los próximos meses, donde el paso de las máquinas dejo su secuela negativa sobre el terreno, con mayores gastos futuros de nivelación de suelo, con pérdidas por calidad por granos dañados y brotados, con mayores erogaciones por secada, con pagos de intereses y mayores costos financieros por los incumplimientos en la cadena de pagos, con mayores gastos de transporte por camiones que hoy necesitan salir con menores cargas y deben alargar sus trayectos de viaje, con menores gastos e inversiones sobre la economía rural y la de las localidades afectadas, etc. Estas son pérdidas reales. No hay mucho más que hablar.
El pedido de asistencia al Gobierno Nacional de los sectores productivos de la provincia de Santa Fe y de su Gobierno provincial se encuentra totalmente justificado ante la magnitud y gravedad de este evento climático sin precedentes. Los costos de este temporal los pagó en mayor medida las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba. Urge ayudar a estas provincias para recuperar, aunque sea parcialmente, su potencial productivo.

Récord para la soja y toma de ganancias GUILLERMO ROSSI

Los precios locales de la soja marcaron nuevos máximos en los últimos días, con picos de $ 4.000/ton para negocios en condiciones Cámara. Se observa gran competencia entre los compradores y una oferta que se encuentra lejos de volcarse al mercado con agresividad, pese a las necesidades financieras características de la cosecha. Los trabajos de recolección lograron avanzar hasta el 55% de la superficie proyectada. El maíz, por su parte, comenzó a desinflarse en posiciones de entrega corta en la zona de Rosario, con precios Cámara que cayeron de $ 2.800 el viernes pasado a 2.600/ton en la rueda del jueves.

Los precios locales de la soja marcaron nuevos máximos en los últimos días, con picos de $ 4.000/ton para negocios en condiciones Cámara. Se observa gran competencia entre los compradores y una oferta que se encuentra lejos de volcarse al mercado con agresividad, pese a las necesidades financieras características de la cosecha. Los trabajos de recolección lograron avanzar hasta el 55% de la superficie proyectada, manteniendo un retraso de unos 25 puntos porcentuales frente a la media de los últimos cinco años.
Los valores diferidos también se acoplaron a la suba, manteniendo el premio respecto de las cifras vigentes para la entrega inmediata. Los precios a noviembre alcanzaron máximos de u$s 289/ton, cifra equivalente a $ 4.730 al tipo de cambio futuro negociado en ROFEX para contratos con igual vencimiento. Asimismo, el spread en futuros julio-noviembre ganó volatilidad, ante los vaivenes observados en las cotizaciones de Chicago y la incertidumbre respecto del comportamiento que tendrá el flujo comercial local durante los próximos meses. La amplitud del diferencial obedece tanto a la elevada tasa de interés vigente en la economía como a la necesidad de los compradores de frenar la avalancha de oferta característica de los meses de colecta.
La firmeza de la harina en los mercados externos fue el gran aliciente de la industria en las últimas semanas, fortaleciendo su capacidad de pago. A lo largo de la semana los futuros del subproducto en CME avanzaron 8,1%, alcanzando un nuevo récord desde la apertura de la posición. En Dalian las subas llegaron al 8%. En cambio, los aceites vegetales alternaron subas y bajas y la operatoria de spreads de harina frente a aceite deprimió las cotizaciones de este último, haciéndole perder participación en el valor bruto del crush. Este ratio modificó visiblemente su tendencia en las últimas semanas, lo que impactará a futuro en los planes de trabajo de la industria norteamericana. Como primera señal, los operadores prestarán gran atención a las cifras de molienda en abril de NOPA, que se publicarán en el mediodía del lunes.
 
El maíz, por su parte, comenzó a desinflarse en posiciones de entrega corta en la zona de Rosario, con precios Cámara que cayeron de $ 2.800 el viernes pasado a 2.600/ton en la rueda del jueves, una disminución del 7%. Si bien continúan las dificultades de logística en puerto generadas por la demora en la trilla, se anticipa un rápido ingreso de la producción una vez que las condiciones ambientales lo permitan. Naturalmente, esto dependerá también de que no haya conflictos gremiales, tema que estuvo en el centro de la escena durante esta semana. El volumen a embarcar del cereal en las próximas semanas ronda las 3 Mt, concentradas en más de un 80% en la zona Up River.
La actual cosecha de maíz es la más atrasada de la historia del cultivo en Argentina, aunque esto se debe principalmente a que el grueso de la superficie correspondió a siembras tardías, motivadas por el nuevo escenario comercial generado tras el recambio presidencial. El Ministerio de Agroindustria estimó al jueves un avance de sólo el 25% de la superficie proyectada, guarismo que implica un retraso interanual de 16 puntos porcentuales.
 
El cereal mantiene potencial de suba en tanto permanezca sin ingresar al circuito una amplia proporción de la producción esperada para la campaña. El enorme volumen comprometido para exportación –entre ahora y octubre se embarcarán unas 10 Mt- refuerza la necesidad de la demanda por salir a originar mercadería. Sin embargo, de no mediar imprevistos, esa oferta debería llegar al mercado, aunque no se descarta un escenario de estrés logístico en los próximos meses. Las compras de los exportadores llegan a 11 Mt, aunque el stock sobrante del año pasado superó las 2 Mt.

El USDA reafirmó el escenario
En línea con lo esperado, el informe mensual del USDA ajustó las estimaciones de producción de soja en Argentina, Brasil y Uruguay y corrigió al alza las previsiones de demanda en Estados Unidos, tanto en lo que respecta a las exportaciones como al uso de la industria. En principio, el organismo avizora una demanda externa inelástica, que se contraerá relativamente poco con la reciente suba de los precios. Con ello, los stocks al cierre de la presente campaña quedarían en 10,9 Mt, cifra 1,2 Mt inferior a la proyectada en abril.
Las cifras plantean una situación de mercado en la que Estados Unidos pujará contra una competencia sudamericana muy debilitada en los últimos meses de 2016 y principios de 2017, siendo para entonces el único proveedor mundial con amplia disponibilidad de la oleaginosa. Argentina y Brasil transitarán lo que resta del año con una importante caída interanual en los stocks. Este contexto impone una gran presión para que la campaña norteamericana obtenga un buen resultado, lo que seguramente traerá mayor volatilidad a los precios del mercado durante los próximos meses, cuando los rindes ingresen en zona de definición (al actual ritmo de siembra, el período crítico del cultivo en el medio oeste se ubicará entre finales de julio y principios de agosto).
A mediano plazo se suma una probable disminución de la superficie sojera en Argentina y dificultades para lograr un crecimiento importante de área en el sur de Brasil, en el marco de restricciones financieras y gran incertidumbre política. De todos modos, la mejora de los precios a cosecha está modificando los números respecto de la situación de hace algunas semanas. De hecho, se estima que productores brasileños ya han comprometido cerca de un 15% de la producción del año 2016/17. Los interrogantes suman un factor de riesgo adicional: los efectos de un posible año Niña, episodio al que el Centro de Predicción Climática de Estados Unidos le asigna un 75% de probabilidad de ocurrencia entre finales de este año y comienzos del próximo.
El USDA también corrigió a la baja la producción sudamericana de maíz –recortó las proyecciones para Argentina y Brasil- y vaticinó mayores exportaciones de Estados Unidos. La firmeza de la demanda externa se percibe desde hace varias semanas, en las que los compromisos externos vienen en aumento. Sin embargo, los destinos del maíz norteamericano no se alejan de los tradicionales, al tiempo que Brasil, país con el que se esperaban negocios tras la suspensión del AEC del 10% por 180 días, ha permanecido fuera del rango de compradores. En las últimas semanas los proveedores excluyentes de las importaciones brasileñas de maíz –que comenzaron a crecer- fueron Argentina y Paraguay.
 
En cuanto al trigo, el USDA destacó que la producción global de la campaña nueva quedará bien por encima de las previsiones de hace algunos meses, dejando otro año de acumulación de existencias por disponibilidad superior a la demanda. Se anticipan muy buenos rendimientos en Rusia y la Unión Europea, al tiempo que las condiciones se muestran favorables también en Ucrania y Estados Unidos pese a la disminución de superficie. En este último país el 62% de los cultivos mostraba condiciones buenas o excelentes hacia el último fin de semana.

En la búsqueda del trigo…
Faltan pocas semanas para que comience la siembra de cultivos de invierno y dos consignas definen el marco general de la nueva campaña. En primer lugar, la necesidad de que la producción de trigo mejore sus parámetros de calidad industrial, ante el fuerte declive que experimentó el contenido de proteína en el grano durante los últimos años. Por otro lado, el hecho de que la cebada se consolidó como alternativa, principalmente en la provincia de Buenos Aires, y no se espera que retorne –al menos, a corto plazo- a los niveles de siembra que tenía con anterioridad a la intervención en el mercado que rigió entre 2006 y 2015.
Las apuestas a incrementar la superficie de trigo se apoyan en el cambio del escenario comercial, la buena disponibilidad de humedad, la mejora de algunas relaciones de insumo a producto -como sucede en los fertilizantes- y las perspectivas de disminución en la producción de otros países de la región. Los productores de Brasil, Uruguay y Paraguay reducirán el área de siembra en más del 10% a la espera de que Argentina recupere el protagonismo que históricamente tuvo en el cono sur. Contrariamente, se espera que en nuestro país la nueva campaña implique un crecimiento del cultivo cercano al 30%.
 
De todos modos, el mercado disponible local atraviesa una coyuntura difícil y el camino hacia el próximo ciclo podría hacerse muy largo. Sobre unas 15 Mt que forman parte de la oferta total de la campaña –entre producción y stock inicial, según datos oficiales- hay 6,5 Mt comprometidas para exportar, de las cuales el 63% tiene estándar de baja proteína. Esto implica que quedan unas 8,5 Mt que potencialmente podrían volcarse al consumo interno, distribuidas en toda la cadena. Sin embargo, la industria trabaja con muy bajo stock y está encontrando enormes dificultades para aprovisionarse de materia prima de calidad, incluso a pesar de que los precios han comenzado una espiral alcista. En algunas zonas del país se pagan hasta $ 4.000/ton por trigos con gluten 30 y buena fuerza panadera.
Los exportadores también tienen números mucho más ajustados que en otros años. Las declaraciones de compras de la cosecha 2015/16 hasta la primera semana de mayo llegan a 4,6 Mt, con embarques acumulados en el período diciembre-abril por casi la misma cantidad. Restan cumplir compromisos externos por 1,9 Mt para llegar al total de DJVE ya presentadas, para lo que juega un papel crucial el stock que les queda remanente del año pasado. Durante el ciclo 2014/15 la exportación adquirió 8,7 Mt y sólo exportó 4,5 Mt, aunque no toda esa diferencia permanece en el sector: buena parte se transfirió a la industria molinera.
Lo intrigante es que Brasil tiene una necesidad de importación de 1,5-1,8 Mt hasta julio y algún volumen adicional hasta el mes de noviembre, lo que obligará a los exportadores locales a permanecer activos en la búsqueda de trigo en el mercado doméstico para poder atender esa demanda. Sin embargo, los precios están subiendo y es poco el trigo que logran originar. A partir de septiembre los molinos brasileños podrán recurrir al trigo de la nueva cosecha de Paraguay, pero en la transición es probable que necesiten del cereal norteamericano. Hasta el momento el USDA no informa compromisos de exportación de Estados Unidos con Brasil desde junio en adelante, aunque en sus registros se detallan 947 mil toneladas pactadas a destinos desconocidos. Algo de eso podría tener destino en Brasil.
Indudablemente, un factor que está condicionando al mercado argentino es la bajísima calidad del stock remanente, que no logra ingresar en los parámetros exigidos por los compradores. Además, se percibe cierta retracción de la oferta a partir del retraso que se observa en los precios del trigo Cámara frente a cereales alternativos. El ratio de valores frente al maíz, por caso, marcó un mínimo de 0,79 el pasado 28 de abril. Nunca en la última década el precio del trigo había sido 20% menor que el del cereal forrajero.

Se actualiza la normativa para colocación primaria NICOLAS FERRER

En el número anterior, destacamos una deficiencia crónica del mercado de capitales doméstico: su baja capitalización en relación al tamaño de la economía. Como por coincidencia, se efectivizaron durante la semana cambios normativos que apuntan a incrementar la transparencia del proceso de colocación primaria.

La Resolución General 662/2016 de la Comisión Nacional de Valores actualiza la reglamentación propia de los mecanismos pasibles de ser utilizados en el proceso de colocación primaria – salida al mercado - de valores negociables, destacando la idoneidad de la herramienta como medio para permitir la captación del ahorro del público por parte de las empresas.
Existen, en términos genéricos, tres mecanismos de colocación primaria de valores negociable1:
Las ofertas públicas de precio fijo (fixed price public offer), en las cuales el precio y el patrón de distribución de los títulos se encuentran definidas con antelación a la recepción de información de la demanda. Este modelo ha caído en desuso dado que no lleva al relevamiento de información respecto a la demanda potencial por los nuevos títulos, sólo quedando relegado como herramienta complementaria para la asignación de valores negociables en tramos no competitivos destinados a inversores minoristas.
En el proceso de formación de libro (book building), un agente colocador (underwriter) acuerda un rango de precios para la emisión con la empresa emisora, posteriormente recolectando manifestaciones de interés de inversores institucionales (a través de un road-show) que servirán como referencia para la determinación del precio y distribución de los valores. El mismo se ha vuelto el mecanismo más popular a pesar de recibir críticas con respecto a la posibilidad de que pueda existir un conflicto de intereses dado el grado de discreción que el agente colocador posee en la definición del precio y reparto de los títulos, el cual puede ser limitado por la normativa.
Finalmente, la licitación pública representa alguna forma de subasta, regularmente abierta al público inversor, por la cual este último realiza ofertas con respecto al precio y cantidad que se desea adquirir. Estos son finalmente establecidos dependerán de reglas determinadas con antelación al proceso. A pesar de representar la forma más competitiva de colocación – promoviendo una mayor recaudación de fondos – la misma ha perdido terreno a nivel internacional frente a la formación de libro en el caso de ofertas públicas iniciales de acciones.
El considerando de la R.G. 662/2016 enfatiza la necesidad de incorporar a las Normas de la Comisión Nacional de Valores el mecanismo de formación de libro dado su reconocimiento y aceptación en el plano internacional. No obstante, en nuestro país, este no representa una novedad. El mismo posee antecedentes tanto prácticos – la privatización de YPF en 1992/3 fue la primera vez que se habría aplicado2 – como normativos, siendo que la Resolución Conjunta N° 470/2004 de CNV y N° 1738 de AFIP trataba dicho procedimiento. Sin embargo, la R.G. 597/2011 había eliminado la posibilidad de utilizar el proceso.
En dicho contexto, la nueva resolución no posee un espíritu innovador, sino más bien ordenativo, actualizando las normas propias al proceso de colocación primaria de valores negociables a estándares internacionales mediante la inclusión del mecanismo de formación de libro, pero sin eliminar la posibilidad de recurrir al proceso de licitación pública.
Entre los aspectos más destacables de la norma encontramos su carácter modernizador y en línea con los preceptos de la Ley N° 26.381. Entre los aspectos que apuntan a ello se encuentran:
  • El requerimiento de que la colocación de los valores se realiza a través de un sistema informático presentado por los diferentes Mercados y autorizado por la Comisión.
  • En acuerdo con la exigencia de interconexión de los Sistemas Informáticos de Negociación de los mercados introducida en la Ley N° 26.831, cualquier Agente de Negociación o Agente de Liquidación y Compensación registrado en la Comisión y miembro de los Mercados podrá ingresar ofertas en cualquier tipo de colocación primaria independientemente del Mercado que haya sido seleccionado para llevarla a cabo.
  • Cualquier emisión para la cual no aplique el régimen previsto por el BCRA (Comunicación “A” N° 3046, modificatorias y complementarias) o se encuentre dirigida a inversores calificados, deberá prever un monto mínimo de suscripción, el cual no podrá superar los $20.000, limitando la exclusión de inversores minoristas.
  • De manera de facilitar la salida de nuevos valores negociables al mercado, la norma prevé que el plazo de difusión del prospecto o suplemento de prospecto pueda reducirse de 3 días a un día en el caso que el emisor revista el carácter de frecuente a criterio de la CNV, el cual se alcanzará si el mismo se comprende dentro del régimen general de oferta pública y haya colocado por lo menos 2 emisiones de acciones y/u obligaciones negociables en el último año. Ello será de interés para aquellas entidades que recurran regularmente al mercado para colocar deuda corporativa.
Como particularidades de la norma de cada mecanismo de colocación podemos destacar que:
  1. Tanto para la modalidad de licitación pública como de formación de libro, las adjudicaciones de los valores negociables deberán efectuarse a un valor uniforme para todos los participantes que resulten adjudicados, descartando un tratamiento diferencial en términos de precio según el valor ofertado.
  2. En el caso de la licitación pública, salvo excepciones temporales detalladas en el prospecto de colocación, todas las ofertas ingresadas en los sistemas de negociación serán firmes y vinculantes. En contraste, las manifestaciones de interés en un proceso de formación de libro no adquieren carácter firme y vinculante hasta no ser ingresadas en los sistemas.
El esclarecimiento del reglamento aplicable al proceso de colocación primaria de activos negociables es un avance que debiera ser bienvenido por tanto por empresas como inversores locales, pero que por sí sólo resulta insuficiente para generar el marco institucional y económico necesario para dinamizar los ahorros del sector privado – particularmente de pequeños y medianos ahorristas – hacia el financiamiento corporativo.
Recientes anuncios de la salida al mercado accionario de dos empresas locales podrían señalar un cambio de rumbo. Banco Supervielle pretendería recaudar unos u$s 250 millones mediante la oferta pública de cerca de un 40% de su capital, el cual será colocado durante la semana que viene, mientras que Havanna buscaría obtener un monto similar en una colocación aún sin fecha. Que ello represente un cambio de paradigma en el mercado accionario local, sólo el tiempo lo dirá.
1 Mekjian, J. (2012) Auctions as an Alternative to Book Building in the IPO Process: An examination of Underpricing for Large Firms in France. Duke University
2 Jagannathan, R. et al (2010) Why Don't Issuers Choose IPO Auctions? The Complexity of Indirect Mechanisms. NBER  Working Paper

Análisis del Balance Semanal del BCRA EMILCE TERRÉ

El balance del Central mostró reservas internacionales de divisas por $ 445.728 millones al 7/5. Esto equivale a un total de U$S 31.311 millones, con lo que las reservas internacionales sumaron U$S 1.754 millones en el último mes. Por su parte, las reservas internacionales netas se acrecentaron en 1.179 millones a u$s 11.395 millones en 30 días.

El balance semanal del Banco Central de la República Argentina muestra que las reservas internacionales de divisas al 07 de mayo de 2016 sumaban $ 445.728 millones. Al tipo de cambio que se toma como referencia en el reporte de $ 14,2355 = u$s 1, dicho monto equivale a un total de u$s 31.311 millones. Con ello, las reservas en dólares sumaron u$s 1.754 millones (un 6%) respecto a la misma fecha del mes anterior.
Para analizar las reservas internacionales netas, es posible deducir al resultado ut supra las cuentas corrientes en otras monedas (encajes de los depósitos en dólares) que suman $ 128.424 millones, y otros $ 155.094 millones de otros pasivos, arrojando un total de u$s 11.395 millones. Ello significa que si la comparación se realiza en términos netos, las reservas internacionales netas sumaron u$s 1.179 millones en el último mes, mientras que en términos anuales las RIN en dólares han caído un 37%.
En estos resultados, cabe tener en cuenta que el peso se apreció durante el último mes. Entre el 07 de abril y el 07 de mayo el tipo de cambio que la autoridad monetaria toma como referencia para su balance cayó un 2%, pasando de S 14,5250/dólar a $ 14,2355/dólar. 
Pasando a la cuenta de pasivos, la base monetaria en Argentina alcanzó los $ 592.367 millones, con una expansión monetaria de $ 2.132 millones en el último mes, pese a que en lo que va del año se contrajo en $ 31.523 millones. Por su parte, las Letras y Bonos emitidos por el Banco Central acumulan arrancando mayo $ 537.980 millones, con lo que entre ambos rubros el BCRA acumula pasivos monetarios por un total de $ 1,13 billones.
Cotejando los números presentados hasta aquí, puede observarse que las reservas internacionales en manos del Banco Central alcanzan a cubrir un 39% del total de pasivos monetarios, cayendo respecto del 43% de la semana previa. Las reservas internacionales netas, en cambio, alcanzan a cubrir un 14% de los pasivos monetarios, por debajo del 19% de la semana previa.
Por otro lado, los títulos públicos del gobierno nacional en manos del Banco Central ascienden actualmente a $ 810.094 millones. Ello significa que este rubro de la deuda del Estado con la entidad monetaria se contrajo un 2% en el mes, y un 7% en lo que va del año.
Si al resultado anterior se le suman los adelantos transitorios al gobierno nacional ($ 343.750 millones), más las contrapartida de asignaciones de DEGs ($ -34.335 millones) y la contrapartida por el uso del tramo de reservas ($ -10.680 millones); y simultáneamente se le restan los depósitos del gobierno nacional y otros ($  80.260 millones) y las contrapartidas de aportes del gobierno nacional a organismos internacionales ($ 35.269 millones), arribamos a una deuda neta total del máximo nivel de gobierno con el BCRA de $ 993.300 millones. Al tipo de cambio de referencia mencionado más arriba, ello equivale a un total de u$s 69.776 millones, con una contracción del 3% en los 30 días previos y del 19% en lo que va del año 2016.
El gráfico adjunto muestra la evolución de la cobertura de reservas internacionales en términos de los pasivos monetarios en el área gris, y el endeudamiento del Gobierno Nacional con el Banco Central con la línea continua.

Malcorra: "Si Brasil no funciona, es desesperante para nosotros"

La canciller evaluó que la crisis política y económica brasileña "ya afectó" a la Argentina.


"Yo siempre digo que necesitamos a un Brasil fuerte, con instituciones fuertes, que funcione. Si Brasil no funciona es desesperante para nosotros por la interdependencia que tenemos", expresó la canciller en una entrevista publicada este lunes por el diario Clarín y realizada durante su gira por el Reino Unido.

Malcorra insistió en la visión oficial de que en Brasil "el proceso que se ha seguido es un proceso que, desde lo formal, no se puede decir que no siguió la legalidad" pero señaló que "uno se puede preguntar si siguió la legitimidad, que es lo que genera esta incomodidad para muchos".

"Habiendo definido el Senado como lo definió, a nosotros nos pareció que no quedaba otra alternativa que hacer un reconocimiento, apelando siempre a que las instituciones tienen que funcionar en su totalidad", explicó, y reafirmó que la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff "no tiene nada que ver con la cláusula democrática" a partir "de cómo se manejó el proceso" en el Parlamento brasileño.

Consultada por cómo va a afectar esta crisis a la Argentina, la funcionaria indicó que "ya la afectó" y que "en la medida que esto se prolongue y como pareciera ser se lleve todo el año 2016, afecta enormemente a Brasil y nos afecta enormemente a nosotros".

Respecto de la oportunidad de liderazgo que podría significar la situación brasileña para nuestro país, Malcorra consideró que le "cuesta mucho generar la noción de Argentina ganando espacios a partir de que Brasil los pierda".

"Yo creo que el presidente (Mauricio) Macri tiene una oportunidad de presentar y representar un liderazgo, por un estilo, una forma, una aproximación a los temas. Lo va a hacer por propio mérito pero no lo va a hacer porque Brasil gane o pierda. Lo va a hacer porque Argentina se va a transformar en un socio confiable para el mundo y a partir de eso, un socio maduro", subrayó.

Primera reunión del año en Córdoba de la Comisión de Agroquímicos

En la apertura de la agenda 2016, se planteó coordinar tareas para intensificar la capacitación y definir un protocolo para municipios sobre la ley 9164, entre otros temas.




La Comisión Asesora de Productos Químicos y Biológicos de Uso Agropecuario, que coordina el Ministerio de Agricultura y Ganadería a través de su Secretaría de Agricultura, se reunió el pasado jueves en la sala de reuniones de la cartera productiva.

El objetivo del encuentro fue dar inicio formal de la comisión en relación al trabajo establecido para el presente año. Entre otras actividades, se desarrolló una breve descripción de las acciones de capacitación previstas por cada unas de las entidades participantes. El secretario de Agricultura, Juan Cruz Molina, presidió la reunión, que comenzó con un breve resumen de lo realizado durante el año anterior y los objetivos a alcanzar en 2015.

De la convocatoria participaron, además de funcionarios y técnicos del Ministerio, como el director general de Fiscalización y Control, Martín Gutiérrez, y el director de Producción Agrícola, Marcos Blanda, representantes de las diferentes entidades que conforman el organismo: Colegio de Ingenieros Agrónomos, las cámaras del sector, casas de altos estudios y la Comisión de Enlace Agropecuaria, entre otras.

En el debate se planteó la necesidad de intensificar los cronogramas de capacitaciones desde cada una de las entidades, con la finalidad de trasladar los conceptos más importantes de las normativas vigentes. Esto redunda en el resguardo de la salud tanto de los operarios como de la población en general.

Por otra parte, se definió que se trabaje en forma coordinada entre los ministerios de Agricultura y Ganadería y de Gobierno, este último a través de la Secretaría de Asuntos Municipales e Institucionales, en lo referido al ordenamiento territorial para la aplicación en zonas periurbanas.

El objetivo es poner a disposición de los municipios las herramientas, protocolos, normas, medidas de seguridad y asesoramiento para la toma de decisiones sobre esta temática.

Finalmente, los integrantes de la comisión se comprometieron a continuar con las acciones de difusión acerca del correcto uso y aplicación de productos químicos y biológicos de uso agropecuario, a través de distintos canales y soportes.

Los que vuelven al cereal tras dejarlo

Según una encuesta, esto se da en varias zonas del país...


MAR DEL PLATA (De un enviado especial).- En la encuesta que realizó Fertilizar Asociación Civil entre 250 productores el dato relevante fue que arrojó un incremento del 42% en la intención de uso de fertilizantes en el trigo para la campaña. Sin embargo, ese dato deja entrever otras cuestiones igualmente importantes.
En rigor, la mayoría de los consultados no había abandonado la práctica de la fertilización como tal, entendiendo que no se puede hacer el cultivo de trigo con nada de fertilizante.
También allí aparecen productores que no habían sembrado trigo el año pasado y que ahora retornan al cultivo. Precisamente, hay muchas respuestas de los que piensan hacer trigo que no lo habían hecho en la campaña pasada. Ese porcentaje de productores se encuentra de la ruta nacional 5 hacia las zonas más al norte de la pampa húmeda.
"En las zonas que no estuvieron inundadas los suelos han quedado con un buen contenido de humedad. Eso es un muy buen comienzo y hasta permite buscar rindes más altos para los promedios. Son zonas donde el trigo puede crecer (la siembra). Pero las zonas inundadas nos tienen preocupados y ahí entendemos que probablemente no se pueda dar todo el crecimiento que se había proyectado hasta principios de abril, cuando empezaron las dificultades", indicó Jorge Bassi, presidente de Fertilizar Asociación Civil.
Diversificación
Para Bassi, la diversificación de cultivos "es un valor al que tenemos que volver".
"Tenemos muy buenas expectativas para el uso de fertilizantes en el trigo. Nos habíamos caído mucho y era previsible que tuviéramos un problema de proteína. Ahora están las condiciones dadas para buscar nuevas oportunidades", expresó el presidente de la entidad.

La letra chica del fallo contra Cristina. Carlos Pagni

Bonadio dispuso esa medida el viernes pasado, en la causa que se abrió por el enorme caudal de recursos que el Banco Central destinó a evitar una devaluación, mediante generosísimos contratos de futuros. Es el más técnico de los expedientes que involucran a la ex presidenta. Y el de mayor significación política. Por su contenido y por sus consecuencias.
Bonadio calculó que el kirchnerismo dilapidó $ 77.325.739.330 para mantener barato el dólar. O, dicho de otro modo, para que el retraso cambiario le estallara al sucesor. El juez interpretó que el titular del Central Alejandro Vanoli y el resto del directorio defraudaron al Estado. Si bien no montaron una estafa, incurrieron en un abuso de autoridad, al malgastar los recursos que se les habían confiado. Y explica por qué los funcionarios eran conscientes del daño que causaban.
Bonadio procesó a Vanoli y a los directores que lo acompañaron. Pero también a la señora de Kirchner y a Axel Kicillof. No es un detalle. El cargo más interesante, y el de mayor alcance, es haber eliminado cualquier límite formal a sus decisiones. Bonadio analiza las disposiciones que fueron corroyendo la institucionalidad monetaria y cambiaria. Desde la supresión de la autonomía del Banco Central hasta la selección de funcionarios por su lealtad a una facción, más que por su calidad profesional.
El fallo sienta un precedente tan saludable como riesgoso: cualquier líder que, valiéndose de un poder excepcional conquistado en las urnas, modele las instituciones a su antojo para tomar medidas imprudentes está expuesto a una sanción penal.
Los voceros de Cristina Kirchner equiparan las investigaciones contra ella con el impeachment contra Dilma Rousseff. Les parece obvio que están siendo dirigidos por Barack Obama. El desasosiego nubla la inteligencia. Porque lo que sucedió la semana pasada en Buenos Aires es muy distinto de lo que ocurrió en Brasilia. Rousseff fue removida por un juicio político. No penal.
Quienes votaron en su contra aclararon que no evaluaban un caso de corrupción, sino decisiones administrativas irregulares. En concreto: haber usado la banca pública para financiar un déficit exacerbado. Los defensores de la señora de Kirchner podrían esgrimir que los errores de su jefa no son judiciables y que, por lo tanto, tendrían que haber sido examinados, como en Brasil, por el Congreso. No por un juez penal. No se les ocurrió.
Más allá de su consistencia jurídica, el fallo del viernes es relevante para el juego del poder. Hay una curiosa simetría: el principal promotor de la causa fue Alfonso Prat-Gay, cuando no sabía que reemplazaría a Kicillof. Se abre también una incógnita. ¿Qué efectos tendrá el pronunciamiento sobre la actual administración del Central? Entre los procesados hay tres directores designados por la señora de Kirchner: Pedro Biscay, Germán Feldman y Juan Cuattromo; además del superintendente de bancos, Fabián Zampone. ¿Pedirá el kirchnerismo su remoción? Fue lo que hizo Néstor Kirchner cuando, en agosto de 2008, el entonces director Ricardo Branda fue procesado en la causa de las coimas del Senado, de la que, al final, salió absuelto. Hay una diferencia: a los cuatro amigos de Kicillof se los sancionó por hechos cometidos como directores. Nadie querrá abrir este debate. Podría arrastrar a Federico Sturzenegger, procesado por el "megacanje".
Aunque siga danzando frente a Comodoro Py, para Cristina Kirchner el esmeril judicial es demasiado pernicioso. Está deteriorando su propia base electoral. La consultora Isonomía estudió esa caída en el segmento de los que no toleran a Macri. En enero, su imagen positiva allí era del 79%; en marzo, del 75%, y en abril, del 68%. Al mismo tiempo fue subiendo la imagen negativa. ¿Adónde van los desencantados? Misterio.
El procesamiento dispuesto por Bonadio tuvo, además, otra peculiaridad. La señora de Kirchner no aparece rodeada de testaferros ni socios comerciales, como Lázaro Báez o Cristóbal López. La escoltan Kicillof y sus delegados en el Banco Central. La juventud maravillosa del siglo XXI.
Varios directores del Central pretenden que hoy la Cámara de Casación aparte a Bonadio. Para el kirchnerismo es el demonio de Comodoro Py. Es una percepción comprensible en gente mal acostumbrada: en octubre de 2011 el mismo juez sobreseyó a los secretarios privados del matrimonio Kirchner, acusados de un enriquecimiento sideral. El fiscal era Guillermo Marijuan, otro despiadado. Pero que aquella vez no apeló. Dos días antes la ex presidenta había triunfado con el 54% de los votos.
Bonadio espera a la señora de Kirchner en otro expediente: el de la sociedad Los Sauces. Ella también prefiere otro juez. Hernán Ercolini, por ejemplo, que acaba de recibir de Daniel Rafecas la causa Hotesur, de la que había sido desplazado Bonadio. Rafecas tuvo el caso nueve meses, durante los cuales no movió un papel, a pesar de la insistencia del fiscal Carlos Stornelli. En ambas causas, Los Sauces y Hotesur, se investiga si el cobro de alquileres correspondió al pago de sobornos.
Para aclararlo, haría falta que Sebastián Casanello investigue cómo se formó la incalculable fortuna de Lázaro Báez. Si fue, como le dijo Leonardo Fariña, con los sobreprecios de licitaciones amañadas. Pero Casanello sigue encapsulando a Báez en un caso de lavado de dinero muy extraño: el dinero sería blanco.
En tribunales adjudican esa posición de Casanello a sus compromisos con el kirchnerismo. Esa interpretación ahora se alimenta con una versión muy inquietante. Dos personas que visitaron a Báez en la cárcel en los últimos diez días aseguran que le escucharon detallar tres reuniones en Olivos, de las que participaron él, Cristina Kirchner, "Wado" de Pedro, el ex secretario de Justicia Julián Álvarez y Casanello. En una de ellas Báez fue acompañado por su hijo Martín. Habrían sido en agosto, septiembre y noviembre de 2015. Uno de los visitantes de Báez comentó: "Lázaro dice que hay un mozo de la residencia que tal vez recuerde que, la última vez, el juez pidió un cortado en jarrito". Quizá Macri averigüe entre sus mozos. Casanello lo molesta: Panamá Papers, gestiones de Angelici, Time Warp. LA NACION quiso comunicarse ayer con el magistrado para saber su opinión. Pero no obtuvo respuesta.
Según las mismas fuentes, Casanello prometió en la última entrevista firmar el sobreseimiento de Báez. Pero la difusión de los videos de La Rosadita con Martín Báez contando plata se lo habría impedido. La aparición de esas imágenes desata controversias. ¿Las lanzó Federico Elaskar o las tenía Antonio Stiuso? ¿Negoció Stiuso con el kirchnerismo esas grabaciones antes de irse de la ex Side? Elaskar y Stiuso tienen un amigo en común: Carlos Molinari, el ex candidato a vicegobernador de Mario Ishii y proveedor de obras públicas en la gestión de Eduardo Duhalde.
No son los únicos enigmas que administra Casanello. El abogado y colaborador de Báez, Jorge Chueco, dejó en el hotel de Iguazú donde fue capturado una carta dirigida a una tal "Querida", en la que, insinuando que se quitaría la vida, celebra que el juez y el fiscal ya no seguirán recibiendo una fortuna para demorar una condena. El texto obligó a abrir un expediente en el juzgado de María Servini de Cubría. Chueco negó lo que había escrito. Y se quejó de que le revisaran la correspondencia.
Ironías de la historia: tal vez Chueco reciba esta semana la visita de su antiguo socio Gustavo Cinosi, uno de los hombres de negocios más cercanos a Carlos Zannini. Cinosi es el titular del Sheraton Pilar, donde celebró su inolvidable boda el juez Ariel Lijo. Cinosi llega a Buenos Aires como organizador de un curso de la OEA sobre lavado de dinero para jueces federales. Cuánto que aprender...
Algunos funcionarios de Comodoro Py juran haber visto una reunión entre Casanello, el camarista Eduardo Freiler y el secretario y operador inmobiliario Jorge Pratto, hace diez días. El juez habría confesado a su padrino Freiler que en la causa Báez carece de indicios contra Cristina Kirchner. Los diputados kirchneristas pidieron, en cambio, que se impute a Ángelo Calcaterra, el primo de Macri, quien en varias licitaciones estuvo asociado a Báez. Curioso suicidio el de Héctor Recalde y sus compañeros: admiten que los Kirchner promovieron la corrupción con la obra pública.
Esa falta de autoestima es más llamativa porque uno de los que piden investigar a Calcaterra es Julio De Vido, que repartía los negocios. Como Kicillof, De Vido es el otro flanco dañado de Cristina Kirchner. Bonadio lo procesó la semana pasada por la tragedia de Once. En un primer momento, después de una gestión de Alfredo "Freddy" Lijo, lo había protegido. "Freddy" es el hermano de Ariel Lijo, un magistrado que ganó poder desde que su secretario, Juan Tomás Rodríguez Ponte, se encarga de las intervenciones judiciales de teléfonos y correos electrónicos. "Freddy", su hermano, ha sido el principal gestor judicial de De Vido. Pero el día del procesamiento prefirió estar en Miami.
Este Lijo es el esposo de María Carla Lago, la socia de Freiler en una financiera. Freiler fue sobreseído por Marcelo Martínez de Giorgi, a pedido del fiscal Ramiro González, en una causa por su fabuloso enriquecimiento. El denunciante, Ricardo Monner Sans, pidió que se anule la absolución. Alegó que Martínez de Giorgi está casado con una secretaria de la Cámara de Freiler. Y que González -que ahora enfrenta una delicadísima denuncia familiar- es profesor en la cátedra del acusado. El reclamo cayó en manos de Servini de Cubría, quien lo remitió a la Cámara Federal para sorteo. El de Freiler es un caso incómodo. Ningún juez quiere condenar a un superior.

"El dilema de Macri". Massot y Monteverde

"Macri enfrenta un dilema, de eso se trata la política", aseguran en su informe semanal los especialistas políticos Vicente Massot y Agustín Monteverde.

Decir que el gobierno se halla en una situación delicada no representa una novedad. Pero que así sea se debe menos al resultado de sus presuntas flaquezas, la falta de capacidad de sus elencos ministeriales o las indecisiones del presidente, que al peso de un ajuste cuya puesta en marcha era inevitable pero cuyas consecuencias no parecen haber sido previstas, por los ganadores de los comicios de noviembre pasado, en toda su envergadura.
Cualquiera sabía que, ni bien se aposentaran las nuevas autoridades en la Casa Rosada, resultaría imprescindible tomar una serie de medidas, de suyo impopulares. Le tocó hacerlo a Macri como lo hubieran tenido que realizar Scioli o Massa, en igual o muy parecida proporción, de haber resultado uno de ellos el triunfador en las elecciones presidenciales.
También era de todos conocida la falta de conciencia de una parte significativa de la sociedad respecto de las dificultades por venir. Acostumbrados como estaban los argentinos al modelo kirchnerista, quienes se daban cuenta de su fin inevitable eran los menos.
Cinco meses después del tránsito de una a otra administración, el ajuste se hace sentir de distinta manera, según cuál sea el sector social que se trate, pero siempre con efectos desagradables. Es que, a semejanza de cuanto sucede con las operaciones médicas, no las hay sin sangre, dolores y sufrimientos.
El macrismo dice haberse preparado para hacer frente a las consecuencias más nocivas del ajuste, si no para evitarlas sí para atemperarlas. Y lo ha hecho a su manera. Prefirió no cargar demasiado las tintas sobre el kirchnerismo.
Sea en razón de no herir la susceptibilidad del peronismo o en razón de que mirar para atrás les parecía desaconsejable a los hombres de Cambiemos, lo cierto es que nadie anticipó con claridad, desde Balcarce 50, lo que era menester hacer, aun cuando tuviera costos sociales lacerantes.
¿Qué tan importante? Por de pronto, es aconsejable ponerle un candado a los análisis catastrofistas. No hay a la vuelta de la esquina un estallido social, que sería el resultado de la desesperación popular. El Gran Buenos Aires no se levantará un buen día, harto de soportar las inclemencias del plan económico en marcha, y marchará hacia Plaza de Mayo para imponerle sus condiciones al gobierno. Puede que sea este el sueño del intendente de La Matanza pero ni siquiera como sueño resiste el análisis. Nadie quiere ni está en condiciones de desestabilizar a Macri. No pasa por ahí el meridiano de la cuestión política de nuestro país.
La prueba de fuego para unos y otros tiene, pues, fecha cierta: octubre de 2017. Perderlos no significará despedirse, antes de tiempo, de la Casa Rosada. Pero el riesgo es que —si el candidato del oficialismo llegase a quedar atrás de Massa, Randazzo, Scioli o Cristina Fernández, dentro de dieciséis meses en la provincia de Buenos Aires— la posibilidad del macrismo de continuar en Balcarce 50 luego de 2019 se acortaría.
Este es el motivo por el cual el peronismo ortodoxo y el massismo, después de apoyar sin reparos la posición adelantada por el gobierno en punto al arreglo con los hold–outs, decidieron tomar distancias y mantenerse equidistantes entre el oficialismo, al que desean vencer el año que viene, y al kirchnerismo del cual desean olvidarse.
La pulseada en que se hallan empeñados el gobierno y los partidos opositores revela hasta qué punto aquél y éstos, en su derrotero, al par que desean salir airosos están dispuestos a sentarse a negociar. Excepción hecha del kirchnerismo, ninguna de las demás corrientes políticas con asiento parlamentario o grupos de presión de momento plantean una estrategia en donde el conflicto eclipse totalmente a los acuerdos de gobernabilidad.
Aun si Mauricio Macri debiese apelar al veto, ello no implicaría necesariamente quemar las naves. Desde el momento en que anunció cómo procedería en el caso de que la ley se aprobase tal como salió de la cámara alta, el presidente quedó preso de sus palabras. Mientras retroceder sería contraproducente en términos del principio de autoridad, avanzar y cumplir con su promesa también tendría consecuencias en términos de la relación inestable con el peronismo ortodoxo y el Frente Renovador. Macri enfrenta un dilema. De eso se trata la política.

Los bonos, las inundaciones y el campo. Salvador Di Stefano

En esta semana, la provincia de Mendoza emitió U$S 500 millones a una tasa del 8,625% anual, y 8 años de plazo. Le ofertaron la friolera de U$S 2.300 millones, pero solo tomo un 22% de lo que le ofrecieron.
En Santa Fe necesitamos urgente financiamiento. La provincia vivió algo muy parecido a un terremoto, pero en este caso, la producción no quedo bajo escombros, quedo bajo agua. No hubo víctimas fatales, pero si emprendedores quebrados. Se inundaron 18 sobre 19 departamentos, y será difícil indemnizar a todos los actores de la cadena productiva, como también reconstruir la infraestructura que se llevó el agua. En muchos casos, tampoco había mucha infraestructura.
En la provincia de Santa fe se siembran 340.000 hectáreas de trigo, 3.560.000 hectáreas de soja y 410.000 hectáreas de maíz. Al menos esta fue la foto de la última campaña.
Para comenzar a sembrar trigo hacen falta unos U$S 188 por hectárea, para sembrar maíz hacen falta unos U$S 388 por hectárea y para sembrar soja unos U$S 233 por hectárea. No son los únicos gastos, pero con este monto se puede comenzar.
En total, se necesitan U$S 1.052,5 millones, para poner en marcha el sector productivo. Una cifra inalcanzable para una sola entidad financiera, y difícil para un conjunto de entidades financieras. Por regulaciones bancarias, los préstamos que se pueden otorgar, tienen límites, dado el endeudamiento del emprendedor, y las garantías que se otorgan.
Creemos que la provincia debería tomar financiamiento externo, para recomponer el capital de trabajo del sector agropecuario, y potenciarlo a futuro para que nuestra provincia crezca vía recursos naturales en una primera etapa, y agregado de valor en una segunda etapa.
Nuestra propuesta, es simple. Que el gobierno de Santa Fe emita un bono por U$S 1.000 millones para el sector agropecuario, a un plazo de 8 años con amortización al final del período, y una tasa que rondaría el 9% anual, muy similar a la tasa que obtuvo Mendoza.
Con este ingreso de dinero, constituir un fideicomiso, que permita prestarle al sector agropecuario, para poder recomponer su capital de trabajo, y potenciar su rápida recuperación económica.
El financiamiento se haría en dos etapas.
Primera etapa: Un crédito en dólares a 4 años de plazo, con tres años de gracia, a una tasa del 6% en dólares para el primer año, 7% el segundo año, 8% el tercer año y 9% el cuarto año. La provincia subsidiaria 6% de tasa, lo que equivaldría a la suma de U$S 60 millones de dólares, que equivalen a 900 millones de pesos, que es una cifra mínima frente a un presupuesto de $ 103.000 millones o su equivalente en U$S 6.867 millones. El subsidio sería del 0,87% del presupuesto, pero generaría riqueza, puestos de trabajos, y una alta recaudación tributaria, que le permitiría al Estado provincial recuperar con creces el dinero invertido.
Segunda etapa: Una vez cobrado estos U$S 1.000 millones faltan 4 años para cancelar el crédito, con lo cual haríamos una segunda ronda de financiamiento, pero afectada al agregado de valor, tratando de mejorar la rentabilidad del sector primario, procediendo a la industrialización de la ruralidad, lo que nos permitiría generar más fuentes de empleo. En los primeros 4 años, deberíamos definir que agregado de valor queremos realizar, para ir capacitando a los futuros trabajadores de dichos sectores.
La propuesta busca integrar a los actores de la cadena comercial, generar mano de obra, y terminar realizando productos que se puedan comercializar en el mercado interno, como también exportar a otros mercados.
Creemos que es momento de aprovechar al mercado de capitales. Ingresamos en una etapa de inversión económica, y la apertura financiera debe llegar a quienes más lo necesitan, transformando la producción, y potenciando a nuevos jugadores de mercado, que permitan generar más empleo calificado, con la mirada en la generación de divisas.
Muchos emprendedores tienen temores a endeudarse en dólares, pero estamos en un sector que produce materias primas que cotizan en dólares en los mercados mundiales, los precios de dichas materias primas están a la suba, y el producto que más producen, que es la soja, tiene por delante una baja de retenciones del 5% por año, en los próximos 6 años. Claramente es una propuesta de financiamiento en dólares, que en muchos casos termina teniendo tasa negativa.
Esperamos que este escrito sirva de base para debatir nuevas formas de financiamiento en la provincia, el poder ejecutivo, legisladores, organizaciones intermedias, las bolsas de comercio, son vehículos que pueden hacer realidad instrumentos financieros que lleguen al emprendedor, y lo ayuden a mejorar la producción de nuestra región, y derramen sobre todo el pueblo de la provincia de Santa Fe, con nuevos empleos, cobrando tributos, y afectando esos fondos a fines sociales.
Los sectores ganaderos, porcinos, avícolas y lechería, podrían estar incluidos en este plan u otro plan de similares características.
Fuente: Agroeducación
 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.