Importante Reunión Interprovincial en General Roca

2016/05/11


La municipalidad de General Roca publicó en facebook información acerca de una reunión realizada el martes 10 de mayo. Desde el área de prensa enviaron el siguiente comunicado:

"El día martes 10 de mayo, nuestro Sr. Intendente recibió al Secretario de Recursos Hídricos de la Provincia de Córdoba Edgar Casteló, arquitecto Daniel Busolari parte de la Secretaría de Recursos hídricos de Córdoba, Secretario de Coordinación de la Secretaria de Recursos Hídricos de Santa Fe Luis Lombo, Presidnete Comunal de Tortugas Humberto Viozzi, Miguel Majul Legislador Provincial por el Bloque Unión por Córdoba y profesionales de la Universidad Nacional de Córdoba Andrés Rodríguez, Horacio Herrero y de la Universidad de Rosario Gerardo Ricardi, Pedro Basile y Erick Zimmerman. 
En la reunión se realizó un acuerdo interprovincial donde ambas provincias trabajaran en conjunto para mejorar las condiciones hídricas, apelando al apoyo del Gobierno Nacional. Desarrollando así, un plan que tendrá tres ejes principales de acción HÍDRICO, AMBIENTE Y PRODUCCIÓN. Esta reunión fue el puntapié inicial para el proyecto de una armar una cuenca del Río Paraná."


Por su parte sabemos que participo de los encuentros el presidente del Consorcio Canalero Marcos Juárez - General Roca.

“El mundo mira nuevamente la producción agropecuaria argentina”; por A. Ramírez

No es necesario decir que desde que asumió el Presidente Mauricio Macri, se produjeron profundos cambios en la política exterior de Argentina que hizo que el orbe prestara atención nuevamente a todo lo que ocurre dentro de nuestro país.
Pero en este caso, nos referimos a que las noticias sobre lo que pasa en relación a la producción agropecuaria argentina comenzaron nuevamente a repercutir en las decisiones de los analistas, operadores, compradores, comercializadores y brokers internacionales.
Y lógicamente repercuten no tan solo las malas noticias sino también las buenas. En las últimas semanas hemos sido testigos de cómo los mercados internacionales reaccionaron a las noticias sobre los serios inconvenientes que están teniendo los productores sojeros argentinos. Ante la incertidumbre sobre cuánto será la cosecha de soja de nuestro país y que ocurrirá con la calidad comercial del poroto cosechado, los mercados internacionales comenzaron a desandar un camino de sostenimiento y por momentos firmeza en los valores de esta oleaginosa.
Y continuamos estimando que esos precios seguirán subiendo en las próximas semanas, con serias posibilidades de que se acerquen a los 450 dólares por tonelada en los mercados del exterior.
Los problemas continúan, los caminos vecinales de tierra siguen en estado calamitoso, los días son más cortos con poca presencia del sol y con mucha humedad ambiente.
Este escenario no es el ideal para aquel que con desesperación ve como su soja está madura y no puede entrar con las maquinarias a cosechar. Y todo esto el mundo lo está mirando. Hay que esperar a tener las cifras de producción cuando nos acerquemos a la finalización de la zafra, pero ya se descuenta que los guarismos estarán más cercanos a los 52 millones de toneladas, que a los 56,5 millones que todavía indica el USDA norteamericano.
Y las buenas noticias también comenzaron a sentirse y comentarse en los escritorios de los brokers internacionales. Ya todos hablan del boom de siembra que podría ocurrir con el trigo. Luego de la quita de retenciones y eliminación de las trabas burocráticas para exportar el cereal, muchos ya estiman que el aumento del área de siembra dedicada al trigo será muy importante.
Las entidades privadas y los semilleros ya se atreven a vaticinar que el aumento del área sería entre el 30 y el 40%. En el período pasado la superficie sembrada fue de 3,35 millones de hectáreas, siendo una de las más bajas de los últimos 25 años. Esto ocurrió desde que el gobierno anterior comenzó a intervenir en el mercado de trigo, generando una baja de área que disminuyó año tras año. En relación a los años 90, el área bajó más de 2,6 millones de hectáreas.

Ya los productores que cosecharon su soja están realizando los presupuestos para sembrar el trigo. Los semilleros indican que tienen gran cantidad de consultas sobre los precios y disponibilidad de semillas, dependiendo los ciclos a sembrar. Las primeras estimaciones indican que el área podría llegar a aumentar hasta un 40%, involucrando 4,8 millones de hectáreas (1,4 millones de hectáreas más que en el ciclo anterior).
Las empresas vendedoras de semillas indican que la oferta de la misma es muy importante, y que a pesar de que aumente el área a sembrarse, no habrá inconveniente con suministro de semillas de trigo.
Este aumento de área y posible aumento de producción es una noticia importantísima que los compradores internacionales ya están mirando. Especialmente los brasileños, que verían con buenos ojos que la Argentina nuevamente sea el suministrador del cereal para las fábricas de harinas del vecino país.
Lentamente todo vuelve a la normalidad, y la Argentina será (como lo fue durante los últimos 100 años) un jugador importantísimo en el sector agropecuario internacional.

El Niño 2015/2016 comenzó a disiparse, por Eduardo M. Sierra

Tal como lo sugiere su nombre, que deriva del “Nacimiento de El Niño Jesús”, el episodio de “El Niño 2015/2016” alcanzó su máximo durante la semana de Navidad.
Durante la mayor parte del verano, el fenómeno se mantuvo en estado latente, pero hacia el comienzo del otoño, retomó su actividad, en forma intensa y caótica.
Una franja de tormentas de extrema intensidad se ubicó sobre el sur de la Pcia de Corrientes y el norte de la Pcia de Entre Ríos, afectando a la cuenca inferior del Paraná, al interior de la Pcia de Corrientes y a la cuenca inferior del Uruguay.
Gran parte del área agrícola nacional sufrió precipitaciones muy por encima de lo normal, que anegaron grandes superficies de campos bajos, provocando un significativo recorte en la expectativa de producción de la cosecha gruesa.
Afortunadamente, el inicio de las entradas de aire polar observado en los últimos días de Abril puso fin a la intensa racha de tormentas observada durante las semanas precedentes, dando paso a un escenario climático mucho más moderado, aunque no totalmente exento de riesgos.
La mayor parte de los centros de previsión climática coincide en que la campaña 2016/2017 será afectada por un episodio de “La Niña”, que será potenciada por un avance de la corriente marina fría de Malvinas, determinando precipitaciones inferiores a lo normal en todo el centro y el este del área agrícola, mientras que su porción occidental experimentará valores superiores a la media.
No obstante, las amplias reservas de humedad dejadas por “El Niño”, así como su acción residual, a las que se sumará la presencia de un área con aguas calientes en el Atlántico Subtropical, contribuirán a mitigar significativamente los posibles efectos negativos de “La Niña”.
Por lo tanto, se dará una temporada en la que convivirán los rasgos residuales de “El Niño” con los rasgos crecientes de “La Niña”.

PRECIPITACIONES OBSERVADAS DURANTE FEBRERO 2016
La figura adjunta exhibe las precipitaciones (mm) ocurridas durante Abril de 2016.
Como es usual en los episodios de “El Niño”, a acción del fenómeno se concentró fuertemente sobre el sur de Corrientes, el norte de Entre Ríos y el norte del Uruguay, donde los registros pluviométricos superaron ampliamente los valores normales.
Este proceso irradió su influencia hacia la mayor parte del área agrícola, extendiendo su influencia desde los últimos días de Marzo hasta la tercera semana de Abril, saturando los suelos de humedad, produciendo el desborde de ríos interiores, anegando campos bajos, etc.
Como consecuencia, la cosecha sufrió una paralización casi total, y los cultivos perdieron rendimiento y calidad, a la vez que la ganadería y la lechería sufrieron considerables perjuicios.
Afortunadamente, el norte de la Cuenca del Paraná, el norte de la Cuenca del Uruguay y la mayor parte de la Cuenca del Paraguay observaron precipitaciones moderadas, lo cual impidió que, a los perjuicios mencionados, se sumara una creciente general de los grandes ríos.
Como sucede en los episodios de “El Niño” la Cordillera recibió algunas nevadas otoñales.

ESTADO DE LA CUENCA DEL PLATA
Situación de la Cuenca del Plata al 1 de Mayo de 2016
(Fuente Servicio Meteorológico Nacional Argentino)
Las imágenes difundidas el pasado 1 de Mayo por el Servicio Meteorológico Nacional Argentino, permiten comprobar que la Cuenca del Plata exhibe espejos de agua muy superiores a su extensión normal.
Contribuye a esto una notable persistencia de vientos del sector sudeste, que dificultan el flujo de los grandes ríos, causando inundaciones en la última parte inferior de sus cuencas.
Por esta causa, se mantiene una considerable vulnerabilidad a nuevas tormentas sobre la Cuenca del Plata, las cuales podrían reactivar rápidamente el caudal de los ríos, inundando poblaciones ribereñas y anegando grandes extensiones de campos bajos.

INUNDACIONES EN LA CUENCA DEL SALADO

Estado Hidrico de la Pcia de Buenos Aires al 30 de Marzo de 2016
(Fuente Servicio Meteorológico Nacional Argentino)
A más de ocho meses de ocurridas las precipitaciones que causaron anegamientos en la Provincia de Buenos Aires, las imágenes difundidas el pasado 30 de Marzo por el Servicio Meteorológico Nacional Argentino, continúan mostrando la persistencia de los efectos de ese intenso fenómeno.
Si bien los anegamientos superficiales se redujeron en forma significativa, los suelos se mantienen saturados de humedad con las napas muy cerca de la superficie, manteniendo una elevada vulnerabilidad a posibles tormentas localizadas.
Cabe hacer notar que la desembocadura del Río Salado en la Bahía de San Borombón es apenas visible, lo cual indica que el descenso de las aguas no se está produciendo por escurrimiento superficial hacia el Océano Atlántico, sino por evaporación y percolación hacia el perfil profundo de los suelos.
Esta particularidad se debe, en parte, a la falta de mantenimiento del curso inferior del río y de los canales aliviadores.
No obstante, la mayor causa de la misma reside en que la escasa pendiente del terreno en gran parte de la Cuenca del Río Salado hace que su flujo sea extremadamente lento, tanto en el curso del río como en los canales, lo cual impide el drenaje superficial.
Esta característica ya fue señalada por Florentino Ameghino en su obra de 1886 “Las secas y las inundaciones en la Provincia de Buenos”, en la que proponía como subtítulo “Obras de retención y no de desagüe”.
Sería hora de reconocer la sabiduría de Ameghino, y buscar soluciones alternativas que resulten más eficientes, como la construcción de reservorios locales y la protección de los humedales que actúan como moderadores de las crecientes al recibir gran parte de los excesos causados por las tormentas.
Debido a lo expuesto, la Cuenca del Salado continúa muy vulnerable a la posibilidad de tormentas durante la última parte del verano y el inicio del otoño, por lo que sería prudente tomar las provisiones del caso para hacer frente a esta posible amenaza.
OTOÑO 2016
Aunque “El Niño” está terminando su proceso de disipación, sus efectos residuales continuarán sintiéndose durante un tiempo considerable, mitigando y retardando los efectos de “La Niña” que se encuentra comenzando su desarrollo.
La mayor parte de Bolivia, el centro y el este del NOA, la mayor parte del Paraguay, el sur del Brasil, la Región del Chaco, la mayor parte de la Mesopotamia, el norte de la Región Pampeana y la mayor parte del Uruguay observarán precipitaciones abundantes a muy abundantes, con focos de tormentas severas sobre algunas zonas, y valores moderados sobre otras.
El norte y el centro-norte del Brasil, el oeste de Bolivia, el oeste del NOA, la mayor parte de Cuyo, el norte del área agrícola de Chile y el centro y el sur de la Región Pampeana registrarán precipitaciones moderadas a escasas.
El centro y el sur del área agrícola chilena y el extremo oeste de Cuyo incrementarán sus precipitaciones debido al fortalecimiento de los vientos del sudoeste, que producirán fuertes tormentas cordilleranas.
Por esta última causa, es probable que, durante lo que resta del otoño, se registren heladas intensas sobre el sur del área agrícola argentina, las cuales extenderán gradualmente su acción hasta llegar al sur de Bolivia y el sur del Paraguay.

INVIERNO 2016
Durante el invierno 2016, continuará experimentándose una buena dosis de actividad residual de “El Niño”, que provocará precipitaciones superiores a lo normal en algunas regiones, mientras que “La Niña” comenzará a hacer sentir sus efectos sobre otras.
Paralelamente, debido al avance de la estación de invierno, se notará un correlativo fortalecimiento de los vientos del sudoeste, que producirán vigorosas tormentas cordilleranas, y cruzarán la Cordillera de los Andes, enviando masas de aire polar hacia las áreas agrícolas de La Argentina, el Uruguay, llegando hasta la mayor parte de Chile, el sur de Bolivia, el sur del Paraguay y el centro del Brasil.
Este proceso producirá un escenario climático con notables contrastes.
Durante la mayor parte de la estación, la acción residual de “El Niño” mantendrá un foco con lluvias abundantes sobre el centro-oeste de Bolivia, el centro y el sur del Paraguay, en el este del NOA, la Región del Chaco, la mayor parte de la Mesopotamia, el extremo norte de la Región Pampeana, el extremo oriental de Buenos Aires, el sur el Brasil y gran parte del Uruguay manteniendo los suelos con abundante contenido de humedad.
Según es norma durante el invierno, el norte y el centro del área agrícola brasileña, la mayor parte de Bolivia, el centro y el oeste del NOA, el norte del área agrícola chilena, y el centro y el este de Cuyo recibirán precipitaciones escasas.
El centro y el sur del área agrícola chilena y el oeste de Cuyo incrementarán sus precipitaciones debido al fortalecimiento de los vientos del sudoeste.
Paralelamente, “La Niña” comenzará a deprimir las precipitaciones en algunas zonas de la Región Pampeana, afectando a gran parte de Córdoba, La Pampa, el centro y el sur de Santa Fe, el sur de la Mesopotamia y el centro y el oeste de Buenos Aires.
Es probable que se presente un invierno con heladas intensas y frecuentes, que podrían extender su acción hasta llegar al sur de Bolivia y el sur del Paraguay, manteniendo este riesgo hasta mediados de la primavera.
PRIMAVERA 2016
Durante la primavera, “La Niña irá afirmando su influencia sobre gran parte del área agrícola, mostrando algunos signos propios, como precipitaciones tempranas en Bolivia, el NOA, el oeste del Paraguay y el oeste de la Región del Chaco.
Contrariamente, la mayor parte de Cuyo y el centro y el norte del área agrícola chilena, el oeste de la Región Pampeana y el centro y el norte del área agrícola del Brasil recibirán precipitaciones moderadas a escasas.
No obstante, la acción residual de “El Niño” continuará manteniendo un foco de actividad sobre el este de la Región del Chaco, la Mesopotamia, el sur del área agrícola brasileña, el este del Paraguay, el este de la Región Pampeana, el Uruguay y la Cordillera Sur observarán precipitaciones abundantes, con valores superiores a lo normal, con focos de tormentas, por un lado, y con algunos focos de valores menores, por otro.
Fuertes tormentas cordilleranas producirán precipitaciones abundantes sobre el sur del área agrícola chilena y el bosque patagónico argentino, a la vez que impulsarán masas de aire polar hacia La Argentina.
Por esta última causa, el riesgo de heladas se mantendrá hasta mediados de la estación, afectando especialmente al sur del área agrícola.
VERANO 2017
Durante el verano de 2017 se acentuarán los rasgos climáticos propios de “La Niña”, observándose intensas tormentas sobre Bolivia, el NOA, el oeste de la Región del Chaco, el oeste del Paraguay, el centro y el norte del área agrícola del Brasil y el noroeste de la Región Pampeana.
Contrariamente, Cuyo y el centro y el oeste de la Región Pampeana observarán precipitaciones inferiores a lo normal.
Sin embargo, la acción residual de “El Niño” mantendrá un foco de precipitaciones abundantes sobre el este la Región del Chaco, la Mesopotamia, el sur del área agrícola brasileña, el este del Paraguay y el norte de la Región Pampeana.
Tormentas cordilleranas tardías provocarán precipitaciones abundantes sobre el sur del área agrícola de Chile, a la vez que impulsarán masas de aire frío hacia La Argentina, dando como resultado un verano con fuertes oscilaciones térmicas.
CONCLUSIONES

El reciente debilitamiento de “El Niño” redujo significativamente los riesgos de inundaciones y anegamientos para el final de la campaña agrícola 2015/2016, mejorando las condiciones para el avance de la cosecha, aunque las pérdidas ya producidas son cuantiosas y no podrán recuperarse.
Paralelamente, la disipación de “El Niño” abrió paso al posible desarrollo de un episodio de “La Niña”, que ha pasado a constituir la hipótesis favorecida por la mayor parte de los servicios meteorológicos del Mundo, a excepción del Servicio Meteorológico Australiano.
No obstante, las elevadas reservas de humedad dejadas por “El Niño”, así como su acción residual, mitigarán en buena medida los efectos depresores de las lluvias que suele producir “La Niña” en el este del área agrícola, minimizando sus impactos negativos.
A pesar de ello, es probable que el centro y el sudoeste de la Región Pampeana se vean expuestos a un moderado impacto negativo sobre los cultivos, a la vez que la ganadería experimentará un corte de la cadena forrajera.
Contrariamente, el NOA y el noroeste de la Región Pampeana observarán precipitaciones superiores a lo normal, con riesgo de tormentas severas, lo cual también podría producir algún nivel de impacto negativo.
A estos riesgos, se adicionará la posibilidad de heladas intensas desde mediados de otoño hasta mediados de primavera, que afectarán a la mayor parte del área agrícola, llegando a alcanzar peligrosidad sobre su extremo norte.
Todo ello, hace que sea necesario elaborar una cuidadosa estrategia para hacer frente con éxito a los desafíos que se avecinan, sacando el mayor provecho posible de la situación y minimizando sus efectos negativos.
Por Ing. Agr. Eduardo M. Sierra - Especialista en Agroclimatología

Macri promete, ¿puede cumplir?

Luis Majul
El Presidente Mauricio Macri está convencido de que en julio o agosto la inflación bajará a menos de dos puntos y que a partir de fin de año la Argentina empezará a crecer, aunque a tasas moderadas. ¿Es un nuevo acto de fe o sus predicciones tienen algún rigor científico? Ya, antes de asumir, había anticipado que el solo cambio de gobierno haría que el mundo volviera a creer en Argentina y provocar una explosión de inversiones.
Pero nada de eso sucedió. Al contrario: lo que pasó es que la economía se vio afectada por el ajuste, los tarifazos, la inflación y los despidos en el sector público. Muy pocos economistas y políticos de la oposición, en privado, son capaces de negar que los aumentos de tarifas como las de la luz, el gas y el agua fueron imprescindibles para ordenar la economía. El problema es que el conjunto de la política económica está generando más preocupación que esperanza, y el timing para decidir y comunicar, por ejemplo, la última suba del 10% en el precio de la nafta, contaminó el clima de amesetamiento de precios que empezaba a hacerse notar. "Las primeras inversiones desde el exterior comenzarán a tener impacto en la economía real recién a partir del año que viene", me dijo un banquero que prepara el papeleo de algunos fondos de inversión. Afirmó que es el tiempo mínimo que necesitan quienes deciden en el mundo para convencerse que la Argentina dejó de estar más cerca de Venezuela que de los ‘países normales’. El otro gran problema que tiene el país son los formadores de precios. "¿Por qué no abrimos las importaciones? ¿Por qué no los empezamos a multar, así comprenden que esto va en serio?" preguntó Macri a su gabinete económico, en febrero, después de la segunda o tercera aceleración de precios de los alimentos y los insumos básicos. "Porque nosotros no somos así", le respondió el jefe de gabinete, Marcos Peña. Le faltó agregar la palabra ‘intervencionistas’. De cualquier manera, la primera decepción de Macri con los hombres de negocios sirvió para activar la creación de una nueva área de Defensa de la Competencia, cuyo objetivo principal es evitar la cartelización. El problema, otra vez, es que la flamante Defensa de la Competencia se mueve más lento que la realidad. "Mientras nosotros nos organizamos, ellos siguen remarcando los precios en las góndolas", explicó la diputada nacional Elisa Carrió, quien prepara una batería de denuncias para demostrar que los hipermercados se cartelizan y alimentan la inflación por encima de los incrementos de las tarifas y el ‘sinceramiento general’ de la economía. Las últimas decisiones de los formadores de precios parecen darle la razón a la diputada. Porque desde hace diez días están empezando a vender con precios de hasta un 30 o un 40% menos, alimentos que se pueden echar a perder, como los fideos de paquete. "Estaban sobregirados, y se encontraron con que la gente dijo: ‘basta. No compro más’.
Entonces tuvieron que bajar los precios de prepo", me explicó un consultor económico. Carrió no desea transformarse en Guillermo Moreno, pero quiere hacer uso de la ley y poner en evidencia que algunos grupos económicos, al subir los precios sin justificación, están cometiendo delito. "Es mejor hacerlo ahora, mientras el gobierno conserve un alto índice de apoyo y confianza, que cuando la inflación se vuelva incontrolable, porque eso le pasó a (Raúl) Alfonsín, y después la Argentina tuvo que soportar una década de menemismo explícito", me dijo un dirigente radical que forma parte de Cambiemos y que es escuchado por el Presidente cada vez con más atención. Carrió parte de la idea básica de que a los hombres de negocios les importa un pito el futuro del país, y que no hay que esperar de ellos gestos altruistas o de apoyo, porque no forma parte de su naturaleza.
"Lo peor y lo más duro ya pasó", insiste el ministro Francisco ‘Pancho’ Cabrera, a quienes sus compañeros de gabinete critican por su presunta ‘incapacidad" para contener a los empresarios que deciden. Ahora el Presidente le encomendó que les arranque el compromiso formal de que no van a despedir a nadie durante los próximos 180 días, pero los representantes de las distintas cámaras le mandaron a decir que no pueden asumir semejante promesa frente a todas y cada una de las empresas del país. Otro inconveniente adicional que desvela a Macri son los ‘acuerdos políticos’ que reclaman los gobernadores y que todavía el ministro Rogelio Frigerio no terminó de honrar. Los mandatarios necesitan plata fresca. Y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, no la termina de autorizar, con el argumento de que el Presidente les exigió una fuerte baja del déficit de acá hasta junio o julio. Frigerio, pero también el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, insisten en que precisan girar los fondos ya, antes de que la cámara de Diputados termine aprobando la ley antidespidos y deje al descubierto la debilidad política estructural que tiene Cambiemos en el Parlamento.
El plan de obras públicas de $ 220 mil millones para salir de la recesión y que invita a las provincias y los municipios a diseñar y manejar sus propios proyectos, con la aprobación final del gobierno nacional, apunta a ‘matar varios pájaros de un tiro’. Primero, tiene como objetivo mejorar la infraestructura del país, sin privilegiar a ninguna provincia en particular, como lo hicieron Néstor Kirchner y Cristina con Santa Cruz y otros distritos amigos. Segundo, apunta a comprometer a gobernadores e intendentes, para que no saquen los pies del plato en el Parlamento y no traten de imponer proyectos que ponga en juego ‘el rumbo económico’ que proyecta el gobierno. Y tercero, pretende generar un sistema de licitaciones transparentes y verificables, donde ganen las mejores empresas o no las compañías de los amigos. "Ya no habrá más lugar para los Lázaro Báez ni los Cristóbal López", se lo oyó decir al Presidente la semana pasada. Al mismo tiempo reveló que su primo, Angelo Calcaterra, ya habría encontrado comprador para su empresa constructura, IECSA, y que su amigo Nicolás Caputo está a punto de salir de la sociedad que ganó las últimas licitaciones para refaccionar y acondicionar los establecimientos educativos de la Ciudad. Al jefe de Estado le parece injusto que sus parientes y sus amigos tengan que desprenderse de sus negocios para no alimentar el estado de sospecha que generaron los ‘empresarios’ de Néstor y Cristina.
Sin embargo, no le quedará más remedio que aceptarlo, si pretende mantener en alto las banderas de la transparencia y la honestidad. En las últimas horas, también se lo oyó quejarse por la decisión del fiscal Federico Delgado y el juez Sebastián Casanello de hacer lugar a la ampliación de denuncia del diputado del Frente para la Victoria, Darío Norman Martínez, quien pretende que Macri diga de cuántas offshore formó parte, más allá de las que se le detectaron en los denominados Panamá Papers. "Yo no tengo ningún problema en dar explicaciones a la justicia todas las veces que sea necesario. Pero espero que la vara sea igual de alta para todos. Y también espero que los fiscales y los jueces hablen más por sus fallos que para salir en la tapa de los diarios" protestó. No le gustó, en especial, que Delgado, un fiscal no tradicional, haya puesto en su boca que debe investigar si Macri quiso ocultar información o si, en todo caso "se le escapó la tortuga". "No es la manera en la que un fiscal de Estado debería referirse a un presidente, no importa el signo político al que pertenezca", precisó.

Macri ya no es el mismo que asumió

Por Eduardo van der Kooy

No me jodan con la caída de la imagen. Voy a seguir tomando las decisiones que me parezcan bien”. Mauricio Macri fue cortante, los últimos días de la semana pasada, delante de algunos ministros y asesores que le plantearon objeciones por el embrollo político que le provoca al Gobierno el rechazo tajante a la ley antidespidos.
Aquellos funcionarios parecieron detectar en ese instante dos mutaciones en la personalidad del Presidente entre la larga y difícil campaña electoral y estos primeros meses complejos de gestión. La primera: para Macri los sondeos de opinión pública eran hasta no hace mucho casi una Biblia. Ya no lo serían. La segunda: el ingeniero continúa escuchando los consejos de su equipo, también delibera, pero siempre lauda en sintonía con su forma de pensar. Como si empezara a creer bastante más en sí mismo que en los demás.
Una percepción casi idéntica recogió un periodista de rating que mantuvo con el Presidente una conversación informal. El hombre no había hecho pronósticos optimistas al producirse el traspaso del poder. Sobre todo por el peso de la herencia que dejaba el kirchnerismo. “Dijiste que no íbamos a poder levantar el cepo y lo hicimos. Dijiste que no íbamos a cerrar el acuerdo con los holdouts y también lo hicimos. Ahora me corrés con que no vamos a poder bajar la inflación. En agosto, más o menos, lo vas a ver. Espero que lo reconozcas en público”, desafió Macri.
La convicción de Macri sobre el rumbo adoptado pareciera, sin embargo, encontrar una dificultad. Los caminos políticos explorados para llegar al objetivo asomarían demasiado empedrados y riesgosos. Como si al Presidente no le importara cargar la mochila del costo sobre sus espaldas y sobrevalorara, a lo mejor, las herramientas institucionales que dispone. Su imagen pública ha descendido, según la unanimidad de los sondeos. Entre 5 y 8 puntos. Pero la expectativa social, pese al momento del severo ajuste económico, se mantendría elevada.
Esa sería la plataforma sobre la que se anclaría Macri para hacer lo que hace. Confiando en la llegada de épocas de mayor prosperidad. El deseado segundo semestre.
El interrogante que siembra temor en Cambiemos –pero que no conmovería aún al Presidente– radicaría en conocer las defensas políticas que poseería el oficialismo si aquella prosperidad se demora en llegar. O llega con menor intensidad que la prometida.
La confianza indujo a Macri a detonar una pelea de dimensión, tal vez, innecesaria. Convirtió la ley antidespidos en un reto simultáneo contra el sindicalismo y todo el arco opositor. Ni muchos de los opositores están convencidos de la eficacia de la medida en ciernes. Pero observan la oportunidad de propinarle la primer derrota política de tamaño al Gobierno.
La ley antidespidos fue sólo una salida imaginativa durante el gobierno de Eduardo Duhalde, cuando el país estaba sumergido en una emergencia. Nació en un contexto de pacto político-social que contó con el paraguas de la Iglesia. Y tuvo un estímulo inocultable: el pánico de la sociedad y los empresarios a otro desbarranco. El reglamento fue prorrogado varias veces por Néstor Kirchner, sólo como un envejecido reflejo argentino. En ese tiempo no hubo despidos y se generó empleo porque la economía comenzó a crecer, entre otras razones, por influjo de un marco internacional que alineó los planetas a favor de las naciones emergentes. Pero todo eso es historia.
El Presidente se ha tentado con llevar las cosas a un extremo. Denuncia que la sanción de la ley antidespidos atentaría contra las inversiones en la Argentina. Según su óptica, motor indispensable para el despegue económico. En ese tópico fijo tendría razón. Pero la llegada de capital externo productivo se podría concretar cuando el país gane en confiabilidad. Eso no depende, ni por asomo, de una sola cuestión. Tampoco ayudaría a generar aquel ánimo el forcejeo permanente entre el Gobierno y la oposición por una ley que, de verdad, solucionaría poco y nada.
Desde que el Senado, por amplísima mayoría, dio media sanción a la ley antidespidos, el Gobierno parece condenado a correr los acontecimientos desde atrás. Gabriela Michetti, la vicepresidenta, demoró todo lo que pudo la remisión del proyecto a Diputados. Allí, el titular de la Cámara, Emilio Monzó, desenrolló varias propuestas sobre el tema para intentar empastar la maniobra opositora. Pero otra vez el macrismo halcón le echó combustible al fuego.
El Presidente, Marcos Peña, su jefe de Gabinete, y Rogelio Frigerio, el ministro del Interior, machacaron con la inevitabilidad del veto en caso que la ley antidespidos sea sancionada en Diputados con la matriz del Senado.
El Frente para la Victoria (FpV) pidió una sesión especial para mañana. Deberá cosechar los dos tercios. El PJ anunció que en caso de existir el veto presidencial el Congreso insistirá cada semana para darle vigencia a la ley. Un recurso que poseen los legisladores. Una promesa de martirio político para el macrismo. Escalada que no parecería tener fin.
En medio de esa turbulenta escena Macri realizó otro par de ensayos, que sonaron a necesidad por la ocasión. Juntó al empresariado de primer nivel que firmó un compromiso para mantener los puestos de trabajo durante 90 días. Tres meses menos que lo que estipula la ley antidespidos. El sindicalismo se abstuvo. Ayer mismo comunicó beneficios para las pequeñas y medianas empresas, que rechazan la doble indemnización que establece la norma opositora. Habría descuentos en Ganancias para los empresarios que inviertan. También la posible devolución del IVA. Todo, destinado a bajar costos laborales. Los empresarios de las pymes recibieron tales novedades con iguales dosis de entusiasmo e incredulidad.
¿Por qué motivo? Por varios. El anuncio habría resultado tan improvisado que el ministro de Producción, Francisco Cabrera, confesó que el Gobierno debe todavía terminar de elaborar el proyecto. Esa propuesta tendrá, por otro lado, que desfilar por los laberintos de un Congreso transformado en una muestra de trincheras políticas. El macrismo sería propietario sólo de una de ellas. El resto habrían sido acaparadas por la oposición.
A Macri la batalla por la ley antidespidos le va desgranando aquella coalición parlamentaria con la cual debutó su Gobierno, que permitió el vital acuerdo con los fondos buitre. De ese armado sobresalen ahora dos pleitos. Uno, con el bloque justicialista disidente. Diego Bossio, su cabeza visible, se sumó al FpV para reclamar la sesión especial de mañana. El otro, envuelve a Sergio Massa. El diputado del Frente Renovador estaría entre la espada y la pared: queda en esta encrucijada de Macri como su posible socorrista o se termina acoplando a las demandas de los K.
La cuestión sería para él aún más enrevesada. Su bloque está virtualmente partido en tres por la ley antidespidos. El sector gremial la apoya; el empresario la rechaza y muchos de los políticos rasos pretenden simplemente sopapear a Macri. Sacarse un gusto.
Las chicanas entre Macri y Massa estarían a la orden del día. El ex intendente de Tigre avala en Corrientes una fórmula (Camau Espinola–Nito Artaza) para desbancar el año que viene al radical Arturo Colombi en Corrientes. Los socios del PRO braman. María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires, cenó hace días con Florencio Randazzo. Ex ministro de Interior y Transporte de Cristina Fernández, con quien terminó enemistado. El pejotismo apostaría a él para las legislativas del 2017. Una complicación objetiva en la carrera bonaerense de Massa. Simple devolución de favores.





Oportunidades para los que pueden verlas: en apenas una semana hubo posibilidades de ganar más de 10 u$s/tonelada con Calls de soja

Una semana atrás estaba claro que los administradores de fondos especulativos que operan en el mercado de Chicago estaban apostando por un escenario alcista para la soja.
Por entonces –miércoles 4 de mayo– había posibilidades para comprar en el Matba Calls de Soja Noviembre 2016 con un precio de ejercicio de 244 u$s/tonelada a un valor (prima) de 31,5 u$s/tonelada y con un precio de ejercicio de 264 u$s/tonelada a un valor de 15,2 u$s/tonelada. En esa jornada el contrato futuro de Soja Noviembre 2016 del Matba había cerrado en 270,7 u$s/tonelada.
Pero con el informe alcista difundido ayer por el USDA la Soja Noviembre 2016 hoy miércoles terminó con un precio de cierre de 289,5 u$s/tonelada. Gracias a ese movimiento, la ganancia bruta generada por el Call con el precio de ejercicio de 244 u$s/tonelada –que requería una mayor inversión– fue de 14 u$s/tonelada en apenas una semana, mientras que en el caso del Call de 264 u$s/tonelada la utilidad fue de 10 u$s/tonelada.
Ese mismo cálculo, pero con los valores de las primas presentes dos semanas atrás, arroja una ganancia bruta de 22 y 15 u$s/tonelada para los Calls con un precio de ejercicio de 244 y 264 u$s/tonelada respectivamente.
Al comprar una opción de compra (Call) en un mercado de futuros se adquiere el derecho –pero no la obligación– de comprar un contrato de futuro a un precio determinado (“precio de ejercicio”) durante un plazo estipulado. El precio de ese derecho se denomina “prima”.
De esa manera, si el valor del contrato del futuro subyacente sube con respecto al precio de ejercicio de la opción (tal como ocurrió en la última semana con los contratos de soja del Matba), el comprador del Call puede ejercer la opción para realizar la ganancia (que se calcula como el precio del futuro – precio de ejercicio – prima).

Inase citó a 349 grandes productores que no declararon los cultivares de soja sembrados: serán sancionados si no pueden justificar el origen legal de la semilla

Así lo informó el jefe de Gabinete de Agroindustria Guillermo Bernaudo.
Inase citó a 349 grandes productores que no declararon los cultivares de soja sembrados: serán sancionados si no pueden justificar el origen legal de la semilla
De los 700 mayores empresarios agrícolas argentinos, 349 no presentaron ante el Inase la Declaración Jurada sobre el origen de la semilla de soja utilizada en la campaña 2015/16 exigida por la resolución 187/15.
“Esos empresarios (los 349) ya recibieron una carta de citación del Inase por esa superficie 1,50 millones de hectáreas no declaradas”, indicó hoy Guillermo Bernaudo, jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria, durante un panel realizado en la jornada “A Todo Trigo” que se llevó a cabo en la ciudad de Mar del Plata.
“Esa obligación implica que deberán presentarse ante el Inase y, en caso de no poder justificar el origen de la semilla de soja de uso propio (sembrada en 2015), además de recibir una sanción monetaria, no podrán sembrar semilla de uso propio este año”, alertó.
Bernaudo señaló que, del universo total de alrededor de 14.000 productores que se estimaba que debían presentar la Declaración Jurada, un 61% cumplió con esa obligación.
“También vamos a trabajar sobre 22 comercios que, según los datos analizados, vendieron variedades de soja inexistentes; son muy curiosos los nombres de las variedades que figuran en algunas facturas (comerciales)”, explicó el funcionario.
“La reducción que es necesario hacer en los presupuestos del INTA y Senasa es muy importante, pero no vamos a reducir el presupuesto del Inase”, añadió.
Bernaudo además aseguró que en algún momento del presente mes de mayo o comienzos del mes de junio enviarán al Congreso un proyecto de Ley de Semillas que previamente será debatido en la Comisión Nacional de Semillas (Conase). “Esperamos llegar a la siembra de soja de este año con la nueva ley sancionada”, indicó.
El funcionario también adelantó que en los próximos días se aplicarán sanciones “bastante fuertes” contra empresarios que liberaron ilegalmente cultivares de alfalfa tolerante a glifosato en el mercado argentino.
“Es la primera (en mucho tiempo) que la harina y el trigo tienen cero diferencial de retenciones; lo mismo pasa con el arroz y el girasol. Se trata de paso muy exigentes de competitividad para la cultura industrial argentina. Y la competitividad (con la actual política macroeconómica) no va a ser por tipo de cambio”, explicó Bernaudo.
“En ese escenario, tenemos que mejorar la competitividad y desde el Estado nos corresponde asumir esa tarea”, apuntó Bernaudo, para luego agregar que es necesario trabajar en una reforma tributaria (“el actual sistema impositivo no favorece la competitividad”) y en la simplificación de las exigencias administrativas exigidas por los diferentes organismos estatales.
“Necesitamos que todos en el sector agropecuario trabajen en blanco”, solicitó el funcionario. “En este momento estamos con algunas tensiones en el tema de semilla de soja, pero más que lo que sucede con un solo gen de una sola empresa (por el evento RR2 PRO de Monsanto), lo que más me preocupa es el desastre que hemos hecho con el desarrollo de germoplasmas argentinos; muchas empresas (semilleras) se mantiene sólo por vocación”, aseguró Bernaudo.
“Tenemos que pedirle que blanqueen la actividad; salgamos (del uso) de la bolsa blanca (semilla ilegal) para que soluciones (al problema del reconocimiento de las inversiones realizadas por el sector semillero) sean mucho más racionales”, añadió.

Venezuela, el espejo que nos adelantaba el futuro

El sueño del populismo latinoamericano –la pesadilla, en verdad– se extingue acorralado por la corrupción.Aquí, sin ir más lejos, su crecimiento patrimonial no fue magia: había bolsos con euros, bóvedas, hectáreas y hasta un terrenito en un Parque Nacional. En Brasil, acusadores y acusados merecen la cárcel por igual, y será tarea de la democracia brasileña lograr ambos objetivos.Ecuador sobrevive con la prensa amordazada, y Bolivia ya comenzó a ser testigo de la venalidad de Evo Morales.En esta discusión no hay derechas ni izquierdas, hay caudillos y bandas que toman al Estado como un buque pirata y desde allí se lanzan sin límite posible: la foto de esta semana de miles de sillas de ruedas arrumbadas en el PAMI da una idea acabada de lo que sucede cuando a la política le ganan el cinismo y la crueldad. En Argentina vemos los intentos del relato por convertirse en uno nuevo: el de las víctimas progresistas que resistirán las presiones de la derecha a lo que dé lugar. Para disipar ese fantasma quizá sea útil volver a Venezuela, al espejo de lo que pudimos ser: el salario mínimo es hoy en Caracas de 40 dólares al mes; Maduro ha dado en el último año cuatro aumentos salariales mientras la canasta familiar pasó de 20.918 bolívares el 31 de marzo de 2015 a 142.854 bolívares hoy: un aumento de más del 582%.
Yunni Pérez tiene botellas de plástico que se utilizan para llevar el agua en el barrio llamado "El Tanque" en la barriada de Petare en Caracas, Venezuela. (REUTERS)
“A propósito de la noticia de ayer de unos militares que se robaron unos chivos para comer, hay gente cazando gatos y perros en las calles, y palomas en las plazas, para comérselos. Esto no es un chiste, es una muy dolorosa actualidad”, escribió hace unos días Ramón Muchacho, alcalde de Chacao.
La cantidad de pobres del “modelo” es del 81% según la Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (ECOVI). Más de ocho millones de personas (el 28% ) vive en la pobreza extrema, el 19% son pobres no extremos y el 34% son nuevos pobres. Sólo el 19% del país tiene las necesidades básicas satisfechas.
Los servicios públicos chavistas sólo funcionan lunes y martes para ahorrar energía, y todos los empleados del Estado, unos 3 millones, trabajan sólo lunes y martes. El gobierno sugiere que también sean dos los días de la semana en los que se puede tomar un baño.
Una mujer cocina con luz de velas en un puesto de comida en la calle, durante un corte de energía en Tinaquillo en el estado de Cojedes, Venezuela. (REUTERS)
Con el sistema de “papahuellas”, tal como llaman los caraqueños al sistema de captahuellas en los supermercados públicos, privados, farmacias y abastos, todos los compradores están registrados y sus datos se vuelcan en un sistema que le permite al cajero ver cuánto de cada producto ha comprado en las últimas semanas. El consumidor puede comprar sólo una vez por semana ciertos productos de la canasta básica.
“Será un sistema perfecto”, se entusiasma Maduro, quien ayer dio nuevos detalles sobre la instalación.
Maduro argumenta que gran parte de la crisis se debe “a conspiraciones que se hacen desde Washington para acabarnos”. Y encontró un argumento que supone persuasivo: “Si Venezuela cae, los pobres se irán por miles y millones en balsas a las costas de Estados Unidos, como sucede con los refugiados de Oriente Medio en Europa”.
En las últimas semanas el precio de las grasas y aceites se incrementó un 39,9%, el de los cereales y productor derivados un 29,1%, las frutas y hortalizas un 22,3%, los pescados y mariscos 15,9%. El jabón de baño saltó de 41 a 100 bolívares la unidad, la crema dental de 25 a 50 y las toallas sanitarias de 71 a 126. La canasta básica requiere el equivalente a 17,6 salarios mínimos.
La “revolución” bolivariana, los rostros de Chávez y Maduro, los noticieros de Telesur fueron parte central del relato kirchnerista que ahora intenta victimizarse. Hice varios viajes a Venezuela en esos años, hasta que en el último, luego de cuatro horas de detención en un subsuelo del aeropuerto, ya no pude volver. Hicimos entonces un especial de PPT que se tituló “Recuerdos del futuro”: las coincidencias eran asombrosas: dólar paralelo, cepo, corrupción, violencia callejera, grieta, persecución al periodismo.Venezuela era, para Argentina, una especie de espejo que adelantaba el futuro. Sería bueno no olvidarlo.
 Jorge Lanata

Del Ternero a la Mesa! Elaborado por De Ganados y Carnes para Chacra

Durante el mes de abril la invernada en plena zafra perdió unos centavos mientras que la hacienda en pie y carne en gancho subieron con similar magnitud. En el sector minorista los precios se mantuvieron estables frente a un consumo debilitado.



Inmuebles rurales estarían exentos de Bienes Personales

Resulta aplicable solamente a los inmuebles rurales de personas físicas que resulten ser sujetos del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta


La Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso extraordinario de la AFIP sobre un tema clave y dejó firme un fallo de segunda instancia según el cual "los inmuebles rurales de personas físicas no se encuentren alcanzados por el Impuesto sobre los Bienes Personales" en ningún caso.

En el caso Gaviglio, la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal había dicho que "no corresponde que un mismo inmueble rural se encuentre alcanzado por los dos tributos que en sustancia gravan la misma manifestación de riqueza (por Ganancia Mínima Presunta)".

La sentencia agregó que "el legislador no hizo ninguna distinción: lisa y llanamente dispuso que los inmuebles rurales de personas físicas no se encuentren alcanzados por el Impuesto sobre los Bienes Personales".

Para la Cámara, "la finalidad de la exención fue evitar la doble imposición, que integra la garantía constitucional", con relación al Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

Marcelo D. Rodríguez, de MR Consultores, explicó que a raíz del dictado de la ley 25.063 (BO del 30/12/2008), en virtud de la cual entró en vigencia la ley del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta (IGMP), se introdujo una exención en la ley del Impuesto sobre los bienes personales, destinada a evitar una doble imposición sobre los inmuebles rurales.

Así, el inciso f) del artículo 21 establece que están exentos "los inmuebles rurales a los que se refiere el inciso e) del artículo 2º de la ley del IGMP".

Ahora bien, el inciso e) del artículo 2º del IGMP establece que son sujetos del IGMP "las personas físicas y sucesiones indivisas, titulares de inmuebles rurales, en relación a dichos inmuebles".

"Una primera aproximación al tema implicaría que la exención en Bienes Personales resulta aplicable solamente a los inmuebles rurales que resulten ser sujetos del IGMP. Es decir, cuando el inmueble rural, al encontrarse arrendado o inexplotado debe tributar el IGMP, por no estar aplicado a una explotación.

A la luz de una interpretación literal de la norma, podemos concluir que éste ha sido el espíritu del legislador. Y en este sentido había fallado la Sala C del Tribunal Fiscal de la Nación en la causa González Camilo del 14/4/2009, relató Rodríguez, y añadió que el fisco había expresado su opinión en la Nota Externa 5/2006 con el mismo tenor.

Tiempo más tarde, la Sala C del Tribunal Fiscal revisó el alcance del tema en la causa Gaviglio, al entender que la exención también resulta aplicable a los inmuebles rurales en el caso de ser afectados a una explotación unipersonal, pues en caso contrario "se estaría frente a una doble imposición, que es justamente lo que el legislador quiso evitar".

Y en igual sentido había fallado la sala A del Tribunal Fiscal en la causa Molaro, precisó Rodríguez. La causa Gaviglio llegó a la Cámara a raíz de la apelación cursada por la AFIP contra la sentencia del Tribunal Fiscal.

Al perder en Cámara, la AFIP también presentó un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia, el que fue rechazado, quedando firme la sentencia de segunda instancia que benefició al contribuyente y resuelve una controversia que lleva casi 20 años para los propietarios de campos, precisó Rodríguez.

Cronista

[USDA] Máximo de año y medio para la soja en Chicago

Informe del USDA al 10.05.16
Por Paula Piccolo
 

Marcos Juárez: el impacto de las napas en un año lluvioso. Nota a Ing. Pablo Bollatti

Quien conoce los campos en los que trabaja sabe en qué lotes la napa puede ayudar o complicar el desarrollo de un cultivo. Este año, debido al incremento exponencial de las precipitaciones, habrá que estudiar en profundidad el impacto de las aguas que subyacen a los cultivos para tomar decisiones acertadas de manejo.

Sobre la meritocracia. Agustina McWhite



Desde los primeros pasos del yrigoyenismo a principios del Siglo XX, comenzó a instaurarse en el país una nueva forma de gobierno en contraposición de a las políticas gubernamentales de la “Generación del 80” basadas en las ideas del filósofo francés, Augusto Comte.
En 1880 —año que le otorga el nombre a la Generación— primaba la educación como forma de alfabetización para combatir el alto índice de iletrados que azotaba a la nación mientras que la exportación de materias primas al punto tal que se amplió el Puerto de Buenos Aires. En consecuencia se crearon los puertos en Bahía Blanca y La Plata creciendo el número de industrias y comerciantes, de esta manera el capital que ingresaba al país sirvió para aumentar la infraestructural del Estado.
Del mismo modo la creciente ola de inmigración europea trajo consigo mano de obra. La misma era necesaria para cubrir la demanda laboral de Argentina que se estaba integrando al mercado europeo. La suma de todos estos esfuerzos consolidaron las bases para que Buenos Aires se convierta en  la “gran Capital Sudamericana” y Argentina en el “Granero del mundo”.
En 1890 ciertos movimientos anarquistas y Socialistas inspirados por el marxismo cobran vuelo en y comienzan a ejercer presión para derribar las políticas de gobierno del momento. Ambas corrientes organizaron el Movimiento Obrero cuya metodología de acción era la huelga.  A su vez, nace el Movimiento Sindical Argentino que reclamaba reformas de carácter urgente en el orden social del país. Este último movimiento encontraría en la Unión Cívica Radical (UCR) un cálido espacio.
Con la venida del radicalismo a principios del Siglo XX, se instauró una forma de gobierno nacional y popular, de esta manera se conformaron los  primeros sindicatos en el país y la política de redistribución de la riqueza se asentó. Las exportaciones disminuyeron considerablemente y en consecuencia aumentó la desocupación. Del mismo modo  las principales medidas del yrigoyenismo fueron la prohibición del desalojo y el aumento de los alquileres como así también establecer al Estado como el único poder de explotación de fuentes naturales de riqueza. De esta manera el Estado adquirió una posición cada vez más preponderante en las actividades industriales incrementando su rol de intervencionista y alejándose  de las ideas de libertad.
En 1946 el peronismo, por su parte enarboló la bandera de la redistribución de la riqueza, una fiel manera de mantener el voto popular, de este modo creó las bases y condiciones del populismo latinoamericano mediante la demagogia electoral. A su vez intervino la política de importaciones y las sustituyó. Respecto a los derechos y garantías, Perón se encargó de reformar la Constitución Nacional y transformarla en una representación de su gobierno proteccionista.
Es evidente que desde el gobierno de Hipólito Yrigoyen hasta la fecha, el Estado Paternalista Intervencionista se consolidó como eje central en el desarrollo de las formas de gobierno dejando atrás, poco a poco, el progreso y aquella Argentina apodada “Granero del Mundo”. 
El empoderamiento de esa forma de gobierno condescendiente dejó sin incentivos el desarrollo profesional de los ciudadanos respecto al progreso y su fortificación mediante reforzadores positivos.
El debate en la “era Macri” se instauró (gracias a una publicidad del rubro automotor) desde una nueva visión “Meritocrática vs Paternalismo Estatal”. En este sentido es necesario desarrollar el significado del primer término. La palabra Mérito como concepto encarna el derecho de recibir un premio como resultado por el esfuerzo realizado respecto a algo, o en otras palabras, por el trabajo. El filósofo inglés John Locke decía que el trabajo es lo que introduce la diferencia de valor en todas las cosas. A su vez Locke deja claro que la capacidad del trabajo es lo que diferencia a los seres conscientes de los animales y de ahí también su gran importancia, por lo cual nada hay más meritocrático que el trabajo mismo. 
Podríamos decir, entonces,  que si el valor de las cosas se las otorga el esfuerzo, por consiguiente, el trabajo, entonces, el signo de la Meritocracia es la valoración del esfuerzo por la labor realizada en un preciso momento para alcanzar un determinado fin, que tiene como recompensa la satisfacción personal y esta última es la que conlleva al progreso. Por lo tanto si la clave está en el grado de esfuerzo individual, ¿por qué seguir insistiendo con el intervencionismo?
 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.