EL ENFOQUE PUESTO EN PRECIOS Y OBJETIVOS

2018/06/25

send email
print this page
Marianela De Emilio

Precios internacionales de soja tocando mínimos, trigo y maíz también en baja. Ingreso de divisas en nuestro país desde el FMI, tipo de cambio acelerado a la suba, inflación retrasada, y un paro general este lunes, que profundiza la sensación de inestabilidad nacional. No parece fácil enfocarse para tomar decisiones comerciales, tanto del saldo 17/18 como de la futura cosecha 18/19, y es necesario tener un esquema mental claro de lo que ocurre fuera, y las necesidades que tenemos dentro.
Lo que ocurre fuera:

Estados Unidos y China siguen enfrentados comercialmente y seguirá China reduciendo sus pedidos de soja, maíz y otros productos a Estados Unidos, lo que elevaría el stock de granos en USA, y reducción de precios sobre Chicago. El Clima en Estados Unidos sigue siendo óptimo para soja y maíz, se espera una gran cosecha 18/19 de ambos granos, y los bajos precios internacionales amenazan a productores estadounidenses con márgenes negativos. El petróleo internacional sigue a la suba, pero el anuncio de aumento de producción de los países que integran la OPEP genera expectativas bajistas en el mediano plazo. Sin embargo el etanol acompaña las subas del petróleo en el corto plazo, sustentando al alza los precios internacionales del maíz. También las carnes en el mundo se observan sustentadas al alza en el mediano plazo, lo que sostendrá la demanda de granos forrajeros al alza.
A nivel local el ingreso de divisas desde el FMI y la declaración de que somos mercado emergente, saliendo de la posicion marginal de mercado de frontera en la que estabamos, genera mejor panorama financiero y de inversiones en el mediano plazo. El tipo de cambio se devaluó aceleradamente entre mayo y junio, pero la inflación no acompaño en la misma proporción, por lo que se observa desacelerada respecto a este, y amenaza con un salto inflacionario en el corto plazo.

Enfoquémonos entonces en los granos y en los acuerdos que debemos planificar o re direccionar en el corto y mediano plazo:

TRIGO: Con precios récord históricos, el saldo de trigo 17/18 es de 4 millones de toneladas, que representa un 23% de la producción. La exportación vino acelerada este año en sus compras y embarques, pero redujo su oferta de precios en el último mes, así como la industria local también lo hizo, acordando ambos bloques en no presionar ofertas que vuelvan a picos de precios como los U$S 250/TN que se lograron la segunda semana de mayo. Las actuales ofertas de precios que alcanzan U$S 220/TN, hablando de precios pizarra en torno a $6.100/TN, y un tipo de cambio en torno a $27,5/U$S, son suficientemente buenas como para recomendar no postergar ventas, sobre todo si esto incurre en costos de almacenamiento o riesgo de pérdida de calidad comercial.
Respecto al trigo 18/19, considerando un avance óptimo de siembra que alcanza casi el 50% del área proyectada, los precios a cosecha podrían seguir un camino bajista, y se consideran los actuales precios futuros enero-marzo 2019 como interesantes para cubrir valor, entre U$S 185-190/TN. El porcentaje a cubrir podría rondar entre el 30 y 40% del volumen que se proyecta cosechar.

SOJA: Con precios que alcanzaron picos de U$S 320/TN en el disponible, aún quedan casi 8 millones de toneladas de soja vieja, 16/17, esto muestra el nivel de desacuerdo entre los altos precios y la incertidumbre local reinante. Tal como se vio más arriba, hay factores internacionales y locales que podrían empujar los precios a la baja, o al alza, ante la no previsibilidad de corto plazo, los actuales U$S 275-280/TN, permiten márgenes positivos tanto para el saldo 16/17 como para la soja 17/18, ya casi finalizando su cosecha y sin amenazas de nuevos recortes de volumen. Podríamos esperar un leve rebote de precios en el corto plazo, sin embargo, no debemos olvidar que nuestros precios son superiores a los precios estadounidenses, y que estos últimos presionan fuertemente ante expectativas de una gran cosecha. Considerar stock 16/17 y 17/18 almacenado, precios potenciales en el corto plazo, que no superan los U$S 307/TN a enero 2019, y costos que podrían elevarse en el corto plazo, para tomar decisiones comerciales vinculadas a inversiones. Respecto a la soja 18/19, que la incertidumbre del corto plazo no nos nuble la visión hacia la nueva cosecha, que se espera abundante, con superficie creciente en Argentina y Brasil, donde los actuales U$S 280-288/TN de los futuros mayo y julio 2019, ofrecen márgenes positivos y buena rentabilidad. Cubrir al menos un 20% de lo que se espera cosechar, a pesar de estar a tres meses de iniciar la siembra, estas coberturas pueden ser flexibles a la suba, recordemos o aprendamos las ventajas de las opciones de futuros, para ser más competitivos y reducir riesgo.

MAÍZ: Con un 51,3% del área 17/18 cosechada, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la exportación viene comprando a un ritmo menor que el año pasado a estas fechas, con menor número de barcos esperando cargar este cereal, y la presión de cosecha se hace sentir en los precios disponibles. De 18 millones de toneladas ya cosechadas, más de 14 millones ya fueron comercializadas entre exportación e industria, entre julio y diciembre se aceleran los pedidos internacionales de maíz a Brasil, quienes al igual que nosotros sufrieron recortes en sus maíces tardíos, por lo que se espera una reactivación del sector exportador en nuestro país a partir de julio. Con un panorama internacional sostenido al alza en el mediano plazo, creemos que los actuales precios se encuentran presionados y deberían revertirse en el corto plazo, por tanto, no se recomienda poner precio en torno a los actuales U$S 160/TN.
Respecto al maíz 18/19 con precios futuros de U$S 165/TN, tampoco se recomienda cubrir valor en el corto plazo.

CONCLUSIONES: Recordar que se espera retomar un camino de estabilidad y previsibilidad para hacer negocios. Que la incertidumbre nos desafíe a posicionarnos en objetivos claros tranquera adentro, y utilizar las herramientas comerciales disponibles para resguardar el cumplimiento de los mismos.
Para hacer buenos negocios, debemos plantear coherencia entre objetivos, planificación y decisiones, que nos lleven a buscar precios basados en la certeza de nuestras metas, y no en el miedo por la incertidumbre de afuera.

Ing. Agr. Marianela De Emilio
INTA Las Rosas
Recomiendalo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 Asociación de Productores Rurales de Marcos Juárez All Rights Reserved.